FASD
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Buscar
Resultados por:
Búsqueda avanzada

Ir abajo
Albedrío 1.0
Albedrío 1.0
Veterano/a
Valoración : 38
Actividad : 2947
Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 20/11/2018
http://escepticosinterinos.foroactivo.com/

La educación en EEUU.  Empty La educación en EEUU.

el Sáb Sep 12 2020, 12:40
Sería interesante que alguien que lo viviera en primera persona o a través de gente cercana nos contaran como ven las cosas.

Para mí es una gran desconocida y sólo tenía noticias de cómo funcionaba a través de las películas y series.

Aquí parece que lo explican para españoles:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

La impresión general que queda es que el motor de la educación se basa en la percepción, pero no como en España, que nadie se cree las tonterías del sistema, en EEUU todo el mundo se lo cree y eso da la apariencia de funcionar.

Igual me queda un poco largo, pero voy a intentar analizarlo por partes.
Mientras España arrastra un preocupante 30% de fracaso escolar, el sistema educativo estadounidense no tiene ese problema. “El fracaso escolar es prácticamente inexistente”, según Javier García-Velasco, agregado de educación en Miami. “En Estados Unidos todos los niños se gradúan. Lo que importa no es la nota sino el aprendizaje”, explica el representante español.

Este primer párrafo lleva a pensar si no será que le tan el papelito (titulo) a todo el mundo, es decir, que es una cuestión de bajar el nivel. Cuesta creerse que sea "el aprendizaje" siendo conocedores de las diferencias sociales que hay en ese país, inmigración, minorías...

Partiendo de la base de que ningún niño es igual, en Estados Unidos, a partir del 7º Curso (Middle School) existen tres niveles en cada curso de casi todas las asignaturas y dependiendo de las habilidades de cada estudiante, acceden a uno o a otro y pueden variar según la materia. Así todos estudian a un ritmo acorde a su capacidad de aprendizaje. “Esto es economía de la educación y una racionalización de los recursos. Si se equilibrase, habría mucho mayor porcentaje para el fracaso”, afirma García-Velasco, desde su despacho de Coral Gables.

Aquí ya chocamos con la lógica: "Ningún niño es igual, pero les agrupamos en tres grupos de igual capacidad de aprendizaje". Bueno, por lo menos lo hacen por materias.
Sabiendo como sé que lo principal para sacar buenas notas es el comportamiento muy ligado este a la importancia que le de la familia a los estudios, lo de "economía de educación y racionalización de recursos" yo lo interpreto como:
- Grupo de los buenos, muy fácil sacarles partido, casi aprenden solos. En la lógica subyacente, los recursos para los que mejor los aprovechan. Raro me parecería que los profesores con mejor currículum no fueran los que eligen primero los grupos, así que, a cierta edad y pudiendo, mejor un grupo cómodo.  
- Grupo de los mediocres: con posibilidad de movilidad al superior o al inferior.
- Grupo de los malos: inmigrantes con desconocimiento del idioma, familias desestructuradas, delincuentes juveniles, minorías étnicas con choque cultural, niños de atención a la diversidad, problemas de conducta y de socialización y, alguno que otro que, por circunstancias, se le mete ahí y de ahí no sale. Profesores que no pueden elegir otra cosa y recursos limitados "que los estropean y no los aprovechan bien".

Sobre lo del porcentaje de fracaso... yo diría que el grupo de los malos corresponderían con el fracaso, pero institucionalizado y dejándolo bien claro negro sobre blanco desde bien pronto.

Alguien me contará que este sistema no produce estigmatización social... Vamos, que, si te dicen que meten a tu hijo en el grupo de los malos, dices "Qué bien, adaptado a sus capacidades de aprendizaje". Cuesta creerlo.

A este desarrollo ha influido también, a ojos de la española Patricia Azanza, el programa ‘No child left behind’ impulsado por el expresidente George W.Bush en 2001 para ayudar a los niños más desfavorecidos. A través de un test se evalúa a los estudiantes y la calidad de los colegios y se le otorga un rating. “Si a un niño no se le da bien una asignatura, no se le deja atrás sino que se le ofrecen clases de refuerzo. O si le cuesta el idioma, le dan más tiempo para que haga un examen”, explica la cofundadora de eXpats, un club que asesora a expatriadas españolas. “De esta manera, es muy difícil que un niño repita curso. Si se presta atención en clase, se participa en ella y se hacen los deberes, todo irá bien en el colegio”, añade convencida su socia Rebeca Calvet.


Aquí la última frase es para enmarcar.
Si un niño presta atención en clase, participa en ella y hace los deberes... no necesita profesor, ponle un programa informático y que aprenda sólo. Eso no sé a quién se lo cuentan que haya pisado un aula, ese es el trabajo principal de alguien que enseña, más cuanta menos edad tiene el niño.
El que eso se diga como forma de defender el sistema educativo demuestra que hay que ser un creyente en el sistema ignorando toda realidad que lo contradiga. Parece que lo dice una española, con el cerebro lavado a conciencia, eso lo dices en una reunión de padres aquí y te sacan a gorrazos.

Cada habitante destina un 2% de sus impuestos a la educación pública, por lo que la renta media del barrio condiciona, en buena parte, la calidad del centro escolar. Por ello, Azzanza y Calvet insisten en la importancia de elegir el colegio antes que la casa, si se quiere acceder a uno de los llamados colegios vecinales, en los que depende la zona de residencia.

No sé a qué corresponde un distrito. Supongo que algo parecido a lo que aquí llamamos barrio. Así que "la calidad" depende del dinero que tengas. Eso no lo acepta en España ni los más ultraliberales.
La cara que se cuenta pone en evidencia la lógica cruz que no: hay guetos que se fomentan desde el sistema educativo. Si no tienes dinero para irte a vivir a un barrio bien... tus hijos van a ir al colegio "La cueva del terror".


Esto sí que me parece que puede ir bien... bien para los de siempre. Así que esas escuelas siguen seleccionando, no se cuenta que pasa con los que no pertenecen al pueblo elegido.

“A los 14 años, cuando deben elegir la especialización, la mayoría de los alumnos tiene muy claro qué quiere porque desde pequeños les han potenciado sus habilidades e inquietudes. Saben para lo que son buenos”, afirma Calvet, que cree que esta actitud es la que impulsa a un niño a estudiar.
Llamadme negativo... pero uno no cree en la bruja Lola. ¿"Desde pequeños"? ¿Saben lo que se le va a dar bien a los niños "desde pequeños"?

Supongo que los que "les potencian" son gente que, como se dice después, están superformados y motivados y son capaces de ver el futuro.
Nada, que estoy haciendo el tonto intentando trasmitir la idea de que hay que trabajar con lo que se tiene en el momento y que el futuro ya lo veremos cuando llegue, que la vida da muchas vueltas y hay que trabajar día a día. ¿Tendrán los americanos máquinas del tiempo? ¿Alguna técnica pedagógica secreta? ¿Un ordenador cuántico que sabe lo que el niño será?

“Están mucho más motivados que los españoles, trabajan casi el doble de horas que en España, asisten continuamente a cursos de formación y tienen una carrera profesional en la que pueden ir ascendiendo y ganando más dinero”

Apostaría a que yo vivo mejor que los profes americanos, no gano mucho pero no tengo ninguna gana de trabajar más, aunque me pagaran... y me gusta lo que hago.
Por cierto, eso de "trabajan el doble de horas", como si fuera algo positivo... si yo trabajo 37 horas a la semana, esos señores trabajan 72 horas a la semana, o lo que es lo mismo, 10 horas al día, contando fines de semana. De nuevo los americanos muestran una superioridad, física y mental, cercana a lo sobrehumano.
Para quien no haya dado nunca clase, que sólo piense estar un mes haciéndolo, que se imagine delante de un grupo de chicos explicando lo que sea. Es un trabajo que cansa y no es algo que se haga bien cansado.  

De nuevo suena a fantasía lo que cuentan. Profesor estresado, profesor quemado.

“Es una delicia ver que los profesores son capaces de detectar el talento de cada niño y le otorgan un reconocimiento con diplomas o nombramientos”

Lo mismo que pasa en la vida real, te dan una medallita y un carguito y ala. El niño, claro, no tiene ni idea de que toca bien la flauta hasta que no le dan el certificado en multifotocopia y le nombran "Flautista de la semana".

Otro de los principios que les intentan inculcar es la solidaridad. A través de un programa de horas comunitarias, los estudiantes deben realizar unas tareas obligatoriamente con un fin benéfico en alguna de las ONG´s adscritas al colegio con las cuales limpian playas, acompañan a un niño con problemas físicos a una clase de vela o ayudan a la venta de animales abandonados.

Hombre, no sé cómo funcionará, pero solidario eres cuando lo haces porque quieres.
Ya los ejemplos que ponen, llamadme quisquilloso, pero es una crítica que hago sobre las ONGs en general (más bien como que no tengan entre sus objetivos), que lo suyo es que ese trabajo lo realicen profesionales (gente que cobra). Menores haciendo gratis un trabajo que debía ser remunerado... ese concepto de educación es nuevo.

En Florida, donde trabajan los tres entrevistados, uno de los aspectos que más sorprende a los españoles es la inexistencia de recreos en algunos colegios. Si bien es cierto que tienen un pequeño descanso a media mañana, tras la comida no tienen tiempo para jugar o descansar. “La razón es evitar que los niños se hagan daño y los padres no puedan demandar al colegio. Se cubren las espaldas”, explica Rebeca, quien considera que esto crea una sociedad que solo busca defenderse de las demandas y consigue perder naturalidad. En el consulado interpretan la ausencia del recreo de otro modo: “Con esta medida intentan evitar el bullying, algo con lo que están obsesionados”, añade el representante de España. En algunos colegios privados, está permitido que hagan un seguimiento del perfil de Facebook de los alumnos, revisen sus móviles y les expulsen sin previo aviso si tienen un mal comportamiento.

Los derechos humanos, del niño y demás tonterías están por debajo de aparentar que se solucionan problemas.

Así que, quitando el recreo al niño no le pegan en el cole.... ya le esperan fuera.

El niño está más protegido en este país, les enseñan a hablar en público, les crean autoestima, les motivan y el método de estudio no se basa en memorizar”
Protegido, protegido y no importar los acuerdos internacionales en materia de derechos humanos… no sé, no sé.
Mi conclusión es que el método de estudio se basa en la fe. En eso de ponerse delante del espejo todas las mañanas y darte ánimos a ti mismo. Si lo piensas (o te convences) es que es real.

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.