Adulto Superdotado
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Buscar
Resultados por:
Búsqueda avanzada

Ir abajo
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty La novela en proceso de fabricación

el Mar Ene 14 2020, 23:51
Reputación del mensaje :100% (1 voto)
Hola. Como nadie me habla y me aburro mucho voy a compartir una novela que estaba escribiendo. Nadie me la va a plagiar porque no hay por donde cogerla. La idea me surgió después de leer un artículo real. En una zona no muy poblada, creo que de Escocia o Irlanda, los hombres de la zona tenían muchos problemas de infertilidad (que ningún varón se sienta aludido, por favor, ya sabemos lo suceptibles que somos aquí 😉). El caso que por la misma zona había un donante de semen que era infalible. Siempre creaba vida. Cómo había muchas parejas que recurrían a la inseminación artificial y por otro lado el donante de semen era muy efectivo, alguien en una de las clínicas se percató del problema en el futuro. Muchos niños crecerían sin saber que estaban emparentados y se reproducirian entre ellos sin saberlo. Bueno al final le dijeron al superdonante dulcemente que tenía descendientes para abastecer a todo el país y parte del extranjero y que no requerían más de sus servicios.

Y el caso, es que creo que es verdad. Hay un vacío legal que no obliga a las clínicas a explicar a los gobiernos cómo gestionan a sus donantes. Y así surgió el novelón.

Todo lo que digo a partir de aquí son paridas mías, por favor que nadie se sienta identificado ni ofendido, es solo por pasar el rato, vale?😊

Lo situó en el 2500 o algo así. Ha tenido que pasar mucho tiempo para que poco a poco la población haya buscado otras formas de reproducción.

Se ha unido varios factores para que las clínicas de reproducción sean las únicas que crean vida.

Por un lado, en un principio se volvieron muy solicitadas porque el semen de los hombres se volvió disfuncional poco a poco. Este fue el desencadenante del caos posterior. Las clínicas, en un principio, siguieron los protocolos internos habituales, pero cuando empezó a escasear el material empezó a implementar mejoras, así lo llamaron. No podían ralentizar la producción. Los superdonantes eran catalogados rápidamente y premiados por sus servicios de forma generosa.

Las clínicas, con sus superávits, habían invertido en I+D (las españolas no ☺) y habían creado placentas con impresoras 3D. No había habido manera de conciliar la vida familiar y las mujeres optan por esta vía para traer al mundo a sus crías.

Cuando los gobiernos se percataron del problema era demasiado tarde. Las clínicas habían incluso traficado en los últimos tiempos entre ellas con el semen de los últimos superdonantes de forma internacional.

Estado de la situación

La raza humana se ha degenerado de una forma nunca vista. Se piensa que esta situación solo es comparable a la extinción del Neardental por consanguinidad.

Por otro lado, el desarrollo del feto fuera del cuerpo materno ha dejado una huella sicológica no prevista en los nacidos con esta técnica. Son seres asociales con tendencia a las psicopatía.

En este clima apocalíptico nacen muchas sectas religiosas.

Los gobiernos cierran todas las clínicas y animan a la población a volver a los métodos convencionales.

La inmensa mayoría de la humanidad son dependientes.

Los estados catalogan a las personas nacidas en buen estado para la reproducción natural. Es decir, hay personas que serán procreadoras. Son mimados y reverenciados por todos aún en contra de su voluntad.

Y aquí empezaría mi novela. Ya otro día sigo, por si es un tostón y os estoy aburriendo. Besitos.
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Miér Ene 15 2020, 22:32
Como veo que ha tenido muy buena acogida sigo con mi novelón.

Presento a los personajes.

Bueno antes me gustaría hacer un inciso para comentar que, como es en el futuro, esto da mucho juego.

Por ejemplo,

Como no se pueden hacer niños de diseño porque los gobiernos lo tienen terminantemente prohibido, la gente recurre a la cirugía estética para todo y va por modas, que cambia cada cierto tiempo, por lo que la gente modifica sus facciones a lo largo de su vida, y que sólo unos pocos se niegan a utilizar.

Las sectas religiosas se vuelven virulentas y prácticamente imposibles de controlar debido al volumen de personas implicadas en ellas, las diferentes ideologías y la deriba a la radicalización de la mayoría de ellas.

La gente no conduce. Quiero decir que la gente conduce con sus vehículos de forma automática por caminos trazados. No hay accidentes de tráfico. Tú le dices a tu coche donde quieres ir y él te lleva. No tienes que hacer nada. El único problema es que si eres un delincuente y quieres ir a un descampado o empotrarte contra algo te es imposible. Tienes que hackear el coche para hacerlo.

Todos o casi todos los padres al nacer sus hijos les insertan nanorobots, no dañinos, o un microchip para tener a sus hijos controlados en todo momento. Saben que comen, donde están, que consumen, su estado de salud, si están nerviosos, estresados, cualquier cosa, hasta la edad de 21 años, que por ley deben desactivar los implantes.

Algunas profesiones han quedado obsoletas. Todas las manuales por supuesto, pero también otras. No existen ingenieros o arquitectos. Cualquier persona puede introducir en programas específicos datos básicos de como quieren su bloque de viviendas, su planta de antimateria, o su base lunar, introduciendo un presupuesto. El programa lo calcula todo de forma exhaustiva y te dice si es viable con ese presupuesto. Te indica desde el tipo de grifo que deberías instalar con ese presupuesto hasta la última nanomolecula que deberías introducir para obtener una buena antimateria. Si se quiere un diseño menos standard ya si hay que acudir a un profesional. Son los últimos ingenieros y arquitectos. El mundo los mira en la novela como nosotros miramos a los orfebres actuales.

Ya se me ocurriran más cosas. Mañana presento a los personajes. Besitos
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Miér Ene 15 2020, 23:05
También os podíais animar algun@ y comentar cómo pensáis que podría ser el mundo en el 2500. Venga, no seáis malajes 🙃
avatar
Rani
Puntos : 2150
Cantidad de envíos : 618
Fecha de inscripción : 17/01/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Jue Ene 16 2020, 12:31
Te estás haciendo autospoiler julram! Je, je... Cómo a alguien le dé por plagiarte la idea y tirar parlante... Distopías... Imaginarse un mundo en el que las cosas fueran bien sería una idea estúpida para una novela... Aunque probablemente sea más difícil... Imaginarlo digo..
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Jue Ene 16 2020, 13:28
Si. Es más divertido lo catastrófico claramente. Ya en otro hilo nos ponemos a mejorar el mundo 😘
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Vie Ene 17 2020, 03:19
Voy a presentar a mi primer personaje. Es clave para mantener a la familia a flote.

La Abuela

Ella es la persona a la que me hubiera gustado parecerme y la anciana que me gustaría llegar a ser.

Es una mujer con una mente preclara, que ve las cosas venir con muchísima antelación y se prepara para ello. Tienes unas habilidades sociales excelentes. Es una mujer que ha sufrido mucho en su vida, pero ha sabido discernir los contornos más luminosos y ha sacado lo mejor de ella en todos los sentidos posibles por el bien de su prole, que ha sido su salvación a la postre.

Ella fue procreadora. El estado la obligaba a tener un hijo como mínimo y así lo hizo.

El estado mimaba y cuidaba a las procreadoras hasta la extinción de su edad fértil. Más allá de este periodo su ayuda dependía del número de hijos que hubiera tenido. En el caso de la abuela, como no había colaborado mucho, fue exigue.

Nunca se sintió cómoda con su condición. No entendía porque su vida estaba predestinada de esa manera. No entendía porque tenía la obligación de salvar un mundo en declive, muchos años antes de ella nacer. Mientras otras procreadoras vivían felices y agradecidas por su buena suerte, ella suplicaba todas las noches a los dioses en los que no creía por su libertad.

Soñaba con labrarse un futuro fuera de toda esa red algodonada que la tenía axfisiada. Su única función era estar en perfecto estado de salud. Esto conllevaba una dieta estricta, una tabla de ejercicios especialmente anodina y control del sueño y de su ciclo menstrual exasperante.

Así paso su vida hasta los 21 años. A los 21 años fue emparejada con un jovencito con el que según la IA del programa Genesis tendría la posibilidad de tener los hijos más sanos.

El chico no era bueno ni malo. Tenían muy poco en común. En la cama que les habían preparado improvisaron lo mejor que pudieron, y después de varios intentos, una criaturita estaba en camino.

Cuando la abuela supo la noticia supo que quería, querría y protegería a ese bebé de todo lo visible y lo invisible y que no permitiría que su destino estuviera escrito antes de nacer por la calidad de sus genes. Y entonces su vida cobró sentido, tenía un objetivo y todos esos años de inopia fueron sacudidos de golpe para pensar una solución a la velocidad de la luz para salvar a su futuro bebé de una vida programada al milímetro.

En breve al feto le harían una prueba externa para saber si sería procreador o no. Ella tenía que evitarla, manipularla o contaminarla para truncar ese posible destino.

Y hasta aquí puedo leer. Buenas noches niñ@s. Besitos.
litiofago
litiofago
Puntos : 220
Cantidad de envíos : 14
Fecha de inscripción : 30/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Vie Ene 17 2020, 20:57
Hola julramsot, leyendo tus pinceladas (que me han gustado), inevitablemente me he acordado de Neal Stephenson.
Igual ya lo conoces, te recomiendo la lectura de "La era del diamante - Manual ilustrado para jovencitas "

Hará unos tres años terminé de escribir una novela, una mezcla de thriller y ciencia ficción con bastantes toques de humor.
La escribí con un amigo y para editarla y tal optamos por amazon, no sacamos mucha pasta la verdad Smile pero al menos tuvimos la satisfacción de ver nuestra obra plasmada tanto en papel como en formato electrónico (aún sigue en su página web).

Te lo comento por si te animas, nosotros después de mandar manuscritos a varias editoriales -¡qué ingenuos!-, acabamos por acudir ahí.
En fin, mucha suerte en este proyecto.

PD: Por una cuestión de privacidad prefiero no escribir el título de mi novela.
litiofago
litiofago
Puntos : 220
Cantidad de envíos : 14
Fecha de inscripción : 30/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Vie Ene 17 2020, 20:59
PD2: Se me olvidaba, nosotros registramos nuestra obra y la maquetamos.
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Vie Ene 17 2020, 21:55
Muchas gracias por el ánimo 😊. La verdad es que me siento incapaz de terminarla y haciéndolo así es divertido. La verdad es que no creo que tenga talento como novelista, pero me lo paso bien escribiendo así aquí y no molesto a nadie.

No conocía el libro ni el autor. Luego bicheo por internet y los busco.

Luego escribo más sobre la Abuela. Besitos 😘
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Dom Ene 19 2020, 01:45
Sigo con la historia.

La Abuela se sentía muy mal. Sentía que le estaba fallando a su bebé desde ya. Había tenido 21 años para ardid un plan que salvara a su hijo de una vida programada, pero había estado tan ocupada lamentándose de su propia situación, de forma completamente inútil, que no había dejado espacio para nada más.

Se dijo así misma, que nunca le ocurriría esto de nuevo. En todo lo referente a su hijo, se anticiparia ante cualquier posible situación, en este mundo, y en todos los paralelos, sopesaria muy bien todas las opciones, y estaría preparada para lo que viniera.

La única esperanza que le quedaba era que su bebé no fuera procreador. No le importaba si nacía con problemas. El gobierno no permitía niños de diseño, pero la medicina había avanzado de forma vertiginosa y casi todo tenía reparación o mejora. Y ella estaría allí, al pie del cañón, lista para la lucha.

La prueba salió mucho mejor de lo que ella esperaba pero mucho peor de lo que esperaban de ella.

Era niña, nacería sana, pero no sería procreadora porque se detectaban posibles anomalías graves en su descendencia.

La Abuela no podía pedirle más a la vida, y se grabó con letras de fuego en la mente esa conclusión, para que los recovecos de la vida no le hicieran perder la proporcionalidad y los grados de desesperación.

Esa era la mejor opción de todas y con muchísima diferencia.

Si eras madre de un hijo procreador:

Había dos opciones, que siguieras a rajatabla las indicaciones del gobierno en cuanto a cuidados, educación, deporte, descansos, etc, ...lo que era prácticamente imposible. O que cometieras alguna negligencia o error de algún tipo, aunque fuera algo banal, como dejarle por error ver unos dibujos no alineados con la metodología o que te fuera imposible hacerle dormir a tu hijo o hija la siesta. Si cometias algún error tu hijo era separado de ti. Dependiendo de la gravedad de la negligencia, para siempre o con visitas programadas.

Una madre de un hijo o hija procreador ya sabía a qué se atenia. Había quien lo llevaba mejor y quien lo llevaba peor. Como todo era compensado con mimos, halagos, lujo, condecoraciones y todo tipo de exhibiciones públicas pues había diferentes grados de desesperación en las madres.

El gobierno intentaba dar una imagen de normalidad a estas separaciones. No obstante había un movimiento que estaba cobrando fuerza en contra de toda esta obsesión por la conservación de la raza humana.

Había quien opinaba que no había derecho a maltratar a madres y a sus hijos para que la raza humana sobreviviera. Este movimiento en concreto promovía trascender más allá de la raza humana y asumir que si no era ahora, en algún momento, el universo seguiría allí sin los humanos. Opinaban que estos esfuerzos y aberraciones que cometía el gobierno, lo hacía por la idea obsesionante de que los humanos eran el principio y el fin de todo, y que si se extinguieran no quedarían testigos de la gloria de la humanidad. Opinaban, que sin necesidad de tantas medidas drásticas, la situación se estabilizaria, y quizás la raza humana evolucionaria hacia otro nivel de desarrollo.

La Abuela había sido criada en una Colmena, así las llamaban. Había sido separada de su madre a los dos años de edad, muy tarde en comparación con la mayoría de bebés. Su madre había sido muy cuidadosa, pero La Abuela tuvo fiebre dos días seguidos y había sido excusa suficiente para separarlas.

La Abuela había sido la única hija de su madre, procreadora también. Ella veía a su madre los fines de semana completos menos las siestas y las noches. Su madre siempre la abrazaba al irse como si se hubiera abierto un abismo bajo sus pies y se aferraba a ella para no dejarla caer. La dejaba con una sensación de vértigo, como una sobredosis de amor. Se preguntaba cómo sería vivir con padres. En la Colmena la vida era tan milimetrada que dejaba poco espacio a las emociones.

Mañana sigo. Besitos.
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Jue Ene 23 2020, 11:39
Hola. Voy a presentar a mi segundo personaje.

Es la hija de la Abuela. Se llama Aurora. Este personaje es el que más se parece a mí, pero vamos con matices. Bueno, que se parece a mí para su desgracia pero que no soy yo.

También me gustaría dar otras pinceladas sobre cómo sería el mundo en esa época y en esa situación.

Aunque los humanos están en una situación de dependencia el sistema sigue funcionando. Esto quiere decir que la mayor parte de las instalaciones, industrias, plantas de todo tipo, edificios, hospitales, viviendas, abastecimientos, etc. Todo funciona bien. Todo los sistemas están regidos por IAs muy poderosas y avanzadas que hace que todo siga funcionando casi a la perfección. El mantenimiento de los sistemas, instalaciones, abastecimientos, plantas industriales y de todo tipo es mínimo. Los materiales son autoregenerables, los elementos que necesitan ser sustituidos lo serán sin necesidad de humanos. Drones, minirobots, nanorobots, etc se encargarán de ello.

El problema es que, debido a las necesidades actuales de los humanos, se necesitan muchos edificios hospitalarios y humanos que cuiden de otros humanos. Aunque hay muchos avances en el cuidado robótico en humanos el sistema no puede abarcar todas las necesidades actuales. Hay muchas personas recuperándose de intervenciones y muchas personas con necesidades a largo plazo que necesitan asistencia ya. Los gobiernos han optado por habilitar cualquier edificio no prioritario para esas necesidades y da formación especializada a toda la población que se encuentre en un estado estable o no dependiente para el cuidado del resto.

Aurora está peleada con el mundo y el mundo con ella. Es una persona explosiva en todos los aspectos. Sus ataques de ira son mundialmente conocidos igual que sus muestras desbordantes de cariño.

Aurora ha adoptado cuatro hijos a lo largo de su vida. En esa época no es nada excepcional. Hay muchos niños semidependientes de padres más dependientes todavía (o inexistentes ya) que están un poco desprotegidos. El estado ánima a la población a ocuparse de esos niños con los recursos de los que cada uno disponga. Hace un seguimiento exhaustivo del bienestar de estos niños pero sin pedir más de lo que cada padre o madre adoptivo pueda ofrecer. Entiende que ese cuidado personalizado a largo plazo es algo que el estado, en las circunstancias actuales, es incapaz de cubrir.

Aurora es una madre un poco histriónica que tiene a los niños un poco atribulados. No saben por donde les va a salir la loca de su madre. Aurora adora a sus hijos. Vive y muere por ellos. Son el principio y el fin de su existencia.

El preferido de Aurora, por más que ella lo niega, es el pequeño Apolo. Lo adoptó recién nacido. Es un niño delicado en todos los aspectos. Ha estado desahuciado muchas veces, pero de todo ha salido. Tiene una personalidad muy frágil. Necesita amor y cuidados infinitos.

(Me gustaría comentar que en un principio, en la idea de la novela que tenía en la cabeza, este niño iba a morir, pero ya no. Me parecía que para que la novela tuviera una profundidad y una dimensión trascendente necesitaba que ocurriera algún tipo de desgracia sin retorno. Ahora me parece lo contrario. Me parece un recurso fácil que esto ocurra para sacar las zonas más oscuras de los personajes. Bueno de todas formas ya no me apetece que se muera Apolo y punto. Total, como la estoy escribiendo yo y tampoco voy a ganar el premio Planeta, con lo dificil que es ganarlo Laughing , pues eso. Estar tránquilos que no se va a morir Apolo ni ninguno de los personajes principales, y nadie creo)

Después sigo con Aurora y con sus hijos.

Besitos
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Vie Ene 24 2020, 11:40
La hija mayor de Aurora se llama Perséfone. La adoptó con 8 años. Fue rescatada de una de las muchas sectas religiosas que se multiplicaban sin que el gobierno pudiera hacer nada por controlarlo.

Ese nombre no se lo dio Aurora. Le fue dado por la mujer que la cuidó hasta los 8 años.

La mujer que cuidó a Perséfone era una alta sacerdotisa de la secta. Era la encargada de hacer los sacrificios. Cuando nació Perséfone decidió que ya había sacrificado bastante y la ocultó en un sótano. La cuidaba de noche y la ocultaba de día. Perséfone no tuvo contacto con nadie que no fuera esa mujer, ni vió nunca la luz del sol, ni jugó nunca en el exterior. No obstante, los sicólogos que hicieron una evaluación de Perséfone llegaron a la conclusión que tenía una personalidad bien construida, una cultura y conocimientos por encima de la media de los niños de su edad, y que no parecía tener ningún transtorno más allá de que todo le parecía nuevo, extraño e inquietante.

Físicamente había sido bien alimentada. Su piel era pálida y traslúcida, y sus ojos no soportaban la luz sino era muy tenue. Los médicos no supieron determinar si ese problema era ocular o una intolerancia personal debido a los muchos años en el sótano.

Aurora tuvo una paciencia infinita con Perséfone. Intentó seguir los consejos de los sicólogos hasta que ya no pudo más y tomó su propia estrategia. Los sicólogos le aconsejaban que expusiera a Perséfone poco a poco a la luz solar y al exterior. Una noche salieron las dos en coche para dar una vuelta. Esto si agradaba mucho a Perséfone. Se sentía segura dentro del coche y podía observar el exterior. Ese día se acercaron a una playa para ver el amanecer. Aurora la animó a que saliera del coche. La niña lo hizo a regañadientes. Cuando el sol salió Perséfone lloró aterrada diciendo que se incendiaba el mundo. Estuvo temblando tres días. Aurora no se separó de ella y le prometió que nunca más la obligaría hacer nada que no quisiera. A partir de ese momento Aurora aceptó que Perséfone era un ser nocturno y feliz en su oscuridad y que no había nada malo en ello. Cosas peores habría. Por las noches salían con el coche por aquí y por allá. La niña disfrutaba de lo lindo, y cuando volvían la Abuela siempre les tenía preparado un sabroso tentempié. Perséfone le explicó el método de estudio que seguía con la sacerdotisa y Aurora lo intentó seguir lo mejor que pudo. De todas formas el acceso a internet y el contacto continuo con el robot dron que Aurora compró para Perséfone facilitó muchísimo el asunto. Este robot era su cuidador, su instructor, su consejero y algo parecido al primer amigo que tuvo la niña. Perséfone, con el tiempo, hizo amigos por internet que tenían una franja horaria diferente. Y pasado el tiempo se hizo inseparable de una vecina de su misma edad.

Con el desfase horario que trajo consigo Perséfone poco a poco se fueron adaptando. En invierno era mucho más fácil porque a las 4 de la tarde era de noche y era a la hora que se despertaba Perséfone como un torbellino. En verano era un poco más complicado, pero manteniendo la casa a oscuras podían conseguir que Perséfone saliera del cuarto bunquer que tenía sobre las 4 también.

Perséfone nunca llamaba a Aurora mamá, a no ser que fuera por error. A Aurora no le importaba. Entendía que Perséfone era fiel a su cuidadora durante sus primeros 8 años. Esa mujer ahora estaba en la cárcel pero había sido todo su mundo. Preguntaba mucho por ella y Aurora no sabía que decir, hasta que Perséfone dejó de preguntar.

La relación entre Aurora y Perséfone era bastante buena, y con los años, a pesar del carácter tan impulsivo de Aurora, fueron muy buenas amigas. Se respetaban y se querían. La Abuela siempre mediaba en los grandes conflictos y hacía que todo fluyera más fácil y mejor.

Cuando Perséfone tenía 10 años avisaron a Aurora y a la Abuela del Hospital sobre dos gemelas con problemas que necesitaban cuidados y ayuda inmediata. Ellas serían los siguientes miembros de la familia.

Otro día sigo. Besitos.
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Lun Ene 27 2020, 14:01
Hola. Voy a seguir presentando a los personajes.

También me gustaría comentar que la Abuela y Aurora tienen un secreto, pero que no es malo. Ya lo iré contando.

Las gemelas habían nacido prematuras de una madre polidrogadicta. Eran sietemesinas. En esa época esto no era ningún inconveniente. Habían nacido por cesárea. Su madre falleció a los pocos días pero no debido a la cesárea. En aquella época había unas drogas muy sofisticadas pero muy dañinas. Las gemelas presentaban una hiperactividad extrema que los médicos no se atrevían a tratar con más medicación debido al estado de las pequeñas. Esta hiperactividad les provocaba la necesidad de ser alimentadas casi constantemente. El Hospital pidió ayuda sobre todo por ese motivo.

Aurora les puso el nombre de Iris y Arke. Eran unos bebes muy particulares. Mientras tomaban el biberón no paraban de moverse, patear, pellizcar y arañar. Tenían una psicomotricidad superdesarrollada. Al mes de nacer podían mantenerse sentadas. A los dos meses ya podían balancearse y coger objetos. A los tres meses ya podían gatear. A los cuatro meses se mantenían en pie. A los cinco meses andaban. A los seis meses corrían.

El primer mes de vida de las niñas fue muy duro para todo el mundo. Aurora se pasaba el día y la noche en el hospital alimentando a las dos tragonas. La Abuela se encargaba de Perséfone que estaba impaciente por ver a sus hermanas. Sólo la palabra hermana le llenaba de alegría, orgullo, de pertenencia al mundo, de ganas de jugar y de abrazar. No podía esperar.

Al mes los médicos no sabían si dejar que Aurora se las llevara a su casa. Era más por precaución hacía Aurora que hacía las niñas. Los médicos eran recelosos con ellas. No sabían cómo iban a evolucionar. No les parecía normal ese desarrollo motor tan avanzado. Aurora firmó un documento que decía que se llevaba a las bebes bajo su responsabilidad y se comprometía traerlas al Hospital todas las veces que fuera requerida.

Las bebes solo querían estar con Aurora. Cuando llegaron a casa tanto Perséfone como la Abuela intentaron alimentarlas, calmarlas, dormirlas, abrazarlas, jugar con ellas, pero todo fue inútil. Las bebes eran de alta demanda pero solo querían se atendidas por Aurora y lo hacían saber. Fué un poco decepcionante para Perséfone sobre todo, pero la Abuela le explicó que los bebes eran así, que luego cuando crecieran un poco ya se volverían más sociables.

Aurora no daba abasto. Estaba agotada después del mes del Hospital. Dormía cuando dormían las bebes, que lo hacían poquísimo. La Abuela se encargaba de toda la logística y Perséfone seguía intentando conectar con sus hermanas.

Los biberones aumentaron de tamaño, al igual que los pañales y las bebes y poco a poco se volvieron más tratables. Ya se dejaban cambiar el pañal por la Abuela de vez en cuando y dejaban que Perséfone jugara con ellas cuando las bañaban.

Estos primeros seis meses la economía familiar se resintió mucho. Aurora trabajaba de freelance. Era ingeniera. Hacía proyectos extraños de todo tipo. Algunos eran caprichos de gente pudiente y otros eran cálculos singulares para plantas novedosas.

Por ejemplo, los edificios hoy en día no se diseñaban por ningún arquitecto o ingeniero. Había un programa con una IA que recogía toda la información del terreno, de los edificios colindantes, de los suministros cercanos y de la estética que podría encajar en esta zona. No había ningún bloque de viviendas igual a otro, y los nuevos tenían siempre alguna mejora respecto a los anteriores. La IA aprendía de sus posibles errores o mejoraba en base a los anteriores. Todos los edificios estaban diseñados contra todo: terremotos, incendios, huracanes, sunamis, etc. Estos edificios eran creados por robots, que tenían incorporadas impresoras 3D, sin ningún tipo de intervención humana. Estos robots eran de diferentes tamaños, según las necesidades de la obra en ese momento, pero no eran mastodónticos.

El mismo robot que se encargaba de hacer el movimiento del terreno para colocar los cimientos, era el mismo que acto seguido imprimía toda la cimentación necesaria. El material impreso para la cimentación variaba a la vez que se subía de nivel igual que se hacía en el resto del edificio. Un pilar no estaba construido con el mismo material en toda su estructura, variaba según el nivel.

Aurora se encargaba por ejemplo de diseñar edificios con reminiscencias antiguas. Por ejemplo, los balcones, terrazas y salientes exteriores en los edificios habían desaparecido. Las ventanas en los edificios modernos podían ocupar toda la fachada, veías el exterior desde el interior pero no veías el interior desde el exterior, pero no había acceso al exterior. Globalmente se había acordado que este tipo de elementos eran potencialmente peligrosos y se habían eliminado de toda la faz de la tierra.

La renovación de aire en los edificios era completamente artificial. No es que el aire exterior estuviera contaminado. Este problema de la humanidad estaba completamente superado. Había nanomoléculas en el ambiente que neutralizaban toda molécula dañina o que superara los niveles de CO2 exigidos, tanto en el exterior como en el interior. En el interior además había nanomoléculas que neutralizaban los malos olores y refrescaban el aire.

Aurora realizaba estos tipos de diseño a gusto del cliente buceando en archivos antiguos, que ya prácticamente eran casi inexistentes.

Estos seis meses no pudo dedicarse a nada más que no fueran las bebes. A Perséfone también la tenía un poco abandonaba, pero la niña parecía no tenérselo muy en cuenta debido al estado deplorable en que se encontraba Aurora. Las ojeras eran de un azul púrpura y había adelgazado de forma evidente. Aurora le sonreía y le explicaba que luego sería más fácil. Y así fué.

Aurora durante estos seis meses había intentando de forma intermitente contratar niñeras para que le ayudaran un poco con las dos alien Smile, pero salían un poco espantadas del comportamiento y de la actividad extrema de las niñas. Cuando estaban despiertas nunca estaban quietas, había que tener mil ojos con ellas y siempre reclamaban atención. Cuando estaban durmiendo eran otras dos lagartijas que había que vigilar porque en el momento que se despertaban no había barrote de la cuna que se les resistiera.

A los seis meses Aurora decidió que era hora de comprar dos dron robots guardianes como el de Perséfone. Había intentado que el robot de Perséfone ayudara con las bebes pero se quedaba bloqueado. Como siempre estaban en peligro y no sabía a cual de las dos atender primero se quedaba atrapado en su programa clamando seguridad. De su boca solo salía CUIDADO, CUIDADO.

Cuando se les asignaron sus robots correspondientes Aurora observo algo muy curioso. Las bebes hacían que los robots las alcanzaran al vuelo, las ayudaran a trepar y se comportaran con ellas como algo parecido a un entrenador personal. Las niñas parecían divertirse mucho, reían y parecía que luego dormían más horas seguidas.

Al día siguiente llegó el Entrenador. Aurora ya le había explicado la situación por si no estaba interesado en este tipo de trabajo. El Entrenador nada más llegar las cogió en brazo y las lanzo al techo de tal manera que Aurora creyó que si las niñas sobrevivían lo mataría. Las niñas rieron a carcajadas y se encariñaron con él de inmediato. El Entrenador acto seguido dijo que las dos salvajes necesitaban ir a un parque a entrenar. Aurora no reaccionaba, así que la Abuela le indicó que había un parque infantil comunitario en la vivienda y que podría llevárselas allí. Aurora los podría observar desde la ventana (que era toda la pared exterior de la vivienda). El Entrenador, las aliens con sus drones y la Abuela bajaron al parque. Las niñas se fueron tan tranquilas con él sin mirar atrás. Aurora no lo podía creer. Cuando Aurora, por primera vez en seis meses, estuvo sola sin las niñas no supo que hacer. Al rato miró por la ventana y vio asombrada como las bebes parecían que intentaban imitar los movimientos que hacía el entrenador. Estaba tan agotada que no podía razonar. Optó por ir a dormir al cuarto de Perséfone con ella.

Perséfone estaba durmiendo como solo los niños pueden. Perséfone no era una niña muy agraciada pero a Aurora siempre le había parecido angelical. Su rostro, así dormido, inspiraba paz. Aurora empujo un poco a Perséfone para hacerse un hueco en la cama. La niña gruñó un poco y Aurora la abrazó como cuando era más pequeña, con su brazo bajo la cabeza de la niña y le dió muchos besitos para compensarla por todos esos meses de abandono. Perséfone no se despertó pero sonrió en sus sueños. Aurora se sentía muy feliz a pesar de todo, y le parecía que todo saldría bien y que todos los problemas se solucionarían. Y así, abrazada a su hija, durmió como no lo había hecho en años.

Otro día sigo. Besitos. Saludos
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Vie Ene 31 2020, 12:24
Aurora le estaba gritando al holograma de un cliente en su despacho. Los gritos de ambos, sobre todo los de Aurora, se escuchaban desde el salón. A la Abuela le parecía que su hija estaba a punto de perder otro cliente. La Abuela se preguntaba como, con tan poca diplomacia, su hija conseguía seguir en el negocio. Parecía que estaban discutiendo sobre la idoneidad de algún tipo de sensor.

Las bebes habían entrado en la fase de los terribles dos años por la puerta grande. Uno de los drones había tenido que ser reparado al chocar contra el otro dron, intentando que una de las niñas no se matara. Las casas en aquella época eran minimalistas, pero a pesar de todo, las niñas se las arreglaban para destrozar algo. Aurora estaba llena de arañazos y moratones de bregar con ellas en sus berrinches. Algunas veces Aurora sentía unas tremendas ganas de estamparlas contra la pared. Parecía no obstante que se iban civilizando poco a poco.

El Entrenador era ya como parte de la familia. Entraba y salia a su antojo. No había un horario claro establecido porque el hombre tenía otras actividades deportivas que atender y un gimnasio que regentar. Como Aurora últimamente estaba casi siempre en números rojos, parecía más bien que el Entrenador había adoptado a la familia, más que la familia lo hubiera contratado a él.

Perséfone tenía 12 años y se había vuelto supersociable. Había insistido en apuntarse a un instituto nocturno y de repente la ropa y el tipo de peinado era superimportante para ella. No obstante los gustos de Perséfone se diferenciaban bastante de los usuales. Muchos niños y niñas de su edad ya se habían sometido a cirugía para mejorar su aspecto. Ella sin embargo ni se lo había planteado. Tenía una personalidad muy fuerte y madura. La mujer que le cuido hasta los 8 años le hizo saber lo preciosa que era, al igual que Aurora, y aunque para otras personas no lo fuera tanto, ella no tenía ningún tipo de complejo porque su estética no se adecuara a la belleza romana que ahora se llevaba. El aspecto físico en el 2500 era otro tipo de moda. Cada ciertos años variaba. En ese momento el último hito de la moda facial eran caras cuadradas y muy simétricas en los varones, y caras ovaladas y muy simétricas en las féminas, inspirándose en la belleza romana de la antigüedad. Aunque la IA que generaba esos aspectos nunca repetía dos rostros iguales, debido a que los usuarios elegían opciones muy parecida, los rostros eran todos bastante semejantes. Esto provocaba que el rostro de Perséfone llamara la atención, para algunas personas de una belleza indescriptible y para otras personas desagradable.

Perséfone había investigado su pasado por internet. Aurora no supo como bloquear esta información. Le parecía que si no era por internet algunos de sus amigos virtuales o reales se lo espetaría en algún momento. No supo como gestionarlo. Como la niña sabía lo nerviosa que se ponía Aurora con este tema una tarde reunió el valor suficiente para hablarlo con la Abuela. La Abuela y ella se fueron a dar un largo paseo. Lo que Perséfone más le costaba digerir era lo que la mujer que le cuido había echo antes de que ella naciera. La Abuela habló sin tapujos. Le contó todo lo que sabía que había ocurrido según el informe policial sin entrar en detalles escabrosos. Le contó que eso es lo que le hace una secta a las personas. Anulan toda capacidad de raciocinio y los convierten en cuasiatomátas. Le ilustro sobre el esfuerzo mental que tuvo que hacer la mujer que le cuidó para romper con todo para salvarla. La Abuela intentó transmitir a Perséfone como era la vida de esa mujer, según lo que esta mujer y otros habían relatado a la policía. La mujer que la cuidó había nacido en esa secta y había sido educada en sus creencias y sometida a todo tipo de ultrajes. Le hizo ver que aunque los sacrificios que esta mujer realizó antes de ella naciera eran actos horribles, sin ningún tipo de justificación, esta mujer tuvo que rebelarse contra todo en lo que creía, que era todo su mundo, para salvarla de tanto como la quiso. Perséfone después de esta conversación se sintió mucho mejor. La Abuela le dijo que hablarían sobre ese tema siempre que ella quisiera sin tapujos. La Abuela le dijo a Perséfone que no se sintiera culpable por nada. Que esa mujer fuera una especie de monstruo para el mundo no significaba que Perséfone con el tiempo se fuera a convertir en nada parecido. La Abuela le dijo que la mujer que ahora estaba en prisión había hecho un buen trabajo con ella. Esto dejó a Perséfone un poco descolocada. Le había querido muchísimo, la había alimentado con esmero, había jugado con ella, la había educado sin ningún tipo de mentalidad sectaria y en fin, había conseguido que se sintiera feliz y segura durante 8 años. No todos los hijos pueden decir lo mismo de sus padres. La Abuela intentaba decirle a Perséfone que en el mundo no hay casi nunca colores blancos y negros y que eso hace muy difícil a veces catalogar el mundo. Le dijo que no dejara que su pasado, que ella no había elegido, definiera su futuro. Desde ese día Perséfone cambió un poco sus gustos estéticos. Llevaba dos años vistiendo con colores cada vez más oscuros. Para su primer día de instituto le robó a Aurora un chaleco amarillo y se puso los pantalones vaqueros más gastados que tenía. ( En el 2500 los jóvenes siguen adorando los pantalones vaqueros, y mira que son incómodos Smile )

La vecina Calíope, de 12 años, y ella eran inseparables. Calíope era una procreadora, de madre procreadora de una familia muy influyente. Calíope vivía en una colmena. Pasaba algunos fines de semana en casa de los padres, sobre todo los que festejaban eventos, donde exhibían a la niña como parte de la colección de la familia. Calíope era profundamente desgraciada. Había sido la sexta y última hija de su madre. Cuando ella nació su madre estaba agotada física y psicológicamente de tanto crío. La madre de Calíope tenía una personalidad extraña. Quería a sus hijos, pero ella tenía cierta devoción enfermiza por su marido y un sentido de rivalidad tan grande que le impedía querer a sus hijos como lo hacen las buenas madres. Con Calíope tenía una relación extraña. La niña era de una belleza inmaculada, y el padre, viendo que la madre la trataba con cierta displicencia, intentaba compensarlo con mimos y regalos que no hacían nada mas que empeorar la situación.

Otro día sigo, besitos
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Lun Feb 03 2020, 14:33
No me puedo resistir Smile . Voy a seguir escribiendo la novela chorra en tiempo real porque me resulta muy divertido. Total tampoco molesto a nadie.

La Abuela estaba preparando un tentempié para Iris y Arke para que se lo llevarán a la piscina. Era su primer día y estaban muy graciosas con sus bañadores y con sus gorritos. Aurora las había vestido y les estaba terminando de preparar la ropa para luego. Tenían 4 años. El Entrenador iba a venir luego a por ellas para llevarlas a su gimnasio que incluía piscina y cursos para niños. Las niñas se habían vuelto muy cariñosas y tratables. Estaban para comérselas. No las habían llevado antes a dar clase porque entre los dos y los tres años habían estado un poco asilvestradas e intratables. Aurora temía que les pasara algo en la piscina, a ellas o a otros niños por culpa de las niñas. Ella y el Entrenador no obstante habían jugado con ellas en el agua, tanto en la piscina como en el mar, y ya nadaban y buceaban bastante bien.

A Iris y Arke, en una de sus revisiones hospitalarias, les habían hecho unas pruebas neuronales y el diagnóstico es que eran superdotadas. En esa época no había que pasar ningún test. Sólo con observar la actividad cerebral a través de una magnetoencefalografía moderna, se extraía mucha e importante información. Se observaban enfermedades como la esquizofrenia o depresión. Las niñas eran claramente superdotadas.

En aquella época los superdotados se habían vuelto muy poderosos en la sombra. En el 2020, un comandante español superdotado, el comandante Danielton creo una revolución y un hito en la historia de la superdotación. Durante décadas este colectivo había intentando que el resto de la sociedad los entendiera, los respetase, los quisiera y no los excluyera con resultados bastante tibios. Los superdotados eran temidos y apartados por el resto de la sociedad en casi todos los niveles. Los gobiernos los tenían abandonados. Los catalogaban para luego no ofrecer nada que mejorara su situación. No había ninguna ayuda estatal para este colectivo. La sociedad no entendía que los superdotados, además de gran capacidad de aprendizaje, que conllevaba una necesidad urgente de inversión en cursos, talleres, etc, tenían unas debilidades sicológicas y emocionales que los hacían más vulnerables. Lo que propuso e hizo el comandante fue organizarlos. Danielton, desde diferentes plataformas, arengaba a este colectivo a unirse, protegerse y apoyarse más allá del sentimiento individualista intrínseco al ser superdotado. Danielton proponía buscar la solución desde dentro. L@s superdotad@s empezaron a crear empresas. Lo hicieron de forma silenciosa y anónima. Conseguían que no transcendiera que esas empresas estaba vinculada con la superdotación. Solo contrataban a superdotad@s. Parte de las ganancias obtenidas se destinaban a ayudar a las nuevas generaciones. El grupo Anonymous, donde muchos de sus componentes también lo eran, fueron de una ayuda trascendental para que este colectivo se empoderara, se organizara y pudiera avanzar.

Días después de las pruebas neuronales de las niñas Aurora recibió un vídeo por correo. En el vídeo invitaban a las niñas a unirse de forma gratuita a un colegio para superdotados. No era gubernamental, era un colegio privado financiado por superdotados. Aurora después de sopersarlo durante unos días con la Abuela, el Entrenador, pedirle ayuda a Persi y Cali para que lo investigaran por internet, aceptó. El colegio estaba cerca de casa y era pequeño. Ofrecía control parental. Las aulas y los patios de juegos tenían un circuito CCTV instalado lo que permitía a los padres saber como se encontraban sus hijos en todo momento.

En el 2500 lo local le había ganado el pulso a los recursos centralizados de forma abrumadora. La IA que diseñaba los nuevos edificios, a la vez que lo hacía, creaba pequeñas plantas de tratamientos de agua, donde los residuos obtenidos se usaban para abono, y el agua salía con una calidad tan alta que era usada para riego. La generación energética era local. Sistemas de energías renovables de diferentes tipos se combinaban para abastecer con creces las necesidades locales.

Otro día sigo, besitos.

avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Jue Feb 06 2020, 14:49
Hola. Hoy voy a escribir muy poco porque tengo poco tiempo.

Persi y Cali tienen 16 años. Se han vuelto un poco gamberras y malhabladas. Son muy payasas y ocurrentes. En algunos de los bares que frecuentan le han propuesto que hagan al tipo de actuación cómica o que compartan sus conversaciones etílicas con el resto de la sala. Ellas alguna vez han cedido a cambio de más copas y han conseguido hacer reír a la gente un rato. Son graciosísimas. Una hace chistes sobre su turbio pasado en un sótano y la otra sobre la gloria de la procreación.

La Abuela es la que se pone nerviosa ahora con esta situación y no sabe muy bien como lidiar con las dos tunantas. Aurora lo tiene todo bajo control. Entiende que es una fase por la que tienen que pasar. No son muy malotas después de todo. Persi solo sale de bares cuando viene Cali, que es sólo algún fin de semana al mes, y solo es en esta ocasión cuando se desmelenan un poco. Aurora tiene un estricto control de horarios, para que el hecho de que Persi se haya vuelto tan sociable, y su horario nocturno, no emborrone su hoja de servicios. Muchos amig@s de Persi vienen a casa por la tarde, sobre las 16, luego se van al instituto sobre las 18 y algunas veces vienen de vuelta con ella un rato a casa sobre las 23. A las 23:30 están todos fuera de la vivienda. Si hay alguien que siga ahí después de esa hora nadie puede venir a ninguna hora durante una semana, incluida Cali. Algo parecido pasa con las salidas nocturnas. Si se sobrepasa las 2 de la madrugada no hay salidas nocturnas en un mes o dos, según el calentón que se coja Aurora. Persi y Aurora tienen alguna pelotera con este tema de vez en cuando. Aurora entiende que ser madre implica ser odiada por tus hijos puntualmente y no se altera ni da su brazo a torcer ni un milímetro. Siempre termina con la frase; Dentro de diez años te darás cuenta de la buena madre que he sido ( y después se dice entre dientes, no me lo creo ni yo

Calíope se inunda de alegría cada vez que puede pasar el fin de semana en casa. Está exhultante cuando abre la puerta y dice: Ya he llegado¡¡. La frialdad de su recibimiento depende mucho del humor de su madre. Su madre nunca la ha besado o abrazado, todo el cariño recibido por su madre ha sido buscado por Calíope. Es ella siempre la que se acerca a besar o abrazar. Los herman@s de Calíope tienen una relación dispar con ella. Algunos no viven allí por lo que solo los ve en los eventos, y tiene una relación más relajada con ellos. En la casa vive la hermana mayor y el hermano que nació antes que ella. La hermana mayor es fiel a su madre en todos los sentidos. Hace y dice todo lo que su madre espera de ella. Su madre tiene devoción por esa hija. Con el hijo que vive en la casa tiene un trato parecido al que tiene con Cali.

Al rato de estar en su casa Calíope empieza a sentirse fisicamente mal. Le molesta el esternón y se le hace un nudo en la garganta. Le parece que no pertenece a ningún sitio, que realmente no tiene ningún sitio a donde volver y siente que empieza a perder pié. Así, que en cuanto ve que su salida de la casa no va a crear un conflicto, se escaquea y se va a casa de Persi.

Nada más entrar, Persi le suelta alguna parida sobre la colmena que la hace reír. Aurora la besa en la frente, las dos niñas chicas le trepan por las piernas y la Abuela le da un abrazo de oso. Al rato de estar allí a Cali se le empieza a calentar el alma, y el fantasma del vacío interior se queda esperándolo en su casa. La Abuela es la única que entiende con que tiene que lidiar Cali. No solo por el hecho de que sea una procreadora como ella, y sabe lo aburrido, monótono y sin sentido de una vida en la colmena, sino porque ha sabido calar a la madre de Cali y todo la situación relativa a su familia. Aurora para esas cosas es muy torpe. La madre de Cali parece una persona agradable. Le cae mucho peor el padre, que es un arrogante. La Abuela le ha tenido que explicar a Aurora de forma pormenorizada los diferentes tipos de madres que hay y a que categoría podría pertenecer la madre de Cali. La madre de Cali es una buena persona pero que no sabe lidiar con ciertos sentimientos. El problema de Aurora es que le parece imposible que una madre sienta cierta envidia por su hija. Aurora le ha dicho a la Abuela que si en algún momento ve algo parecido en ella que la avise y la abofetee si hace falta. La Abuela le ha dicho que con que Aurora no abofetee algún cliente se da por satisfecha.

Laboralmente Aurora está mucho mejor y ya ha levantado cabeza. Se ha asociado con otra amiga de profesión y están aprendiendo a deshacerse de clientes indeseables. El problema que tenían las dos es que muchos clientes se acercaban a ellas para intentar hacer sistemas e instalaciones menos estrictas que las normativas vigentes para abaratar costes sin tener en cuenta el peligro que conllevaba. Los softwares oficiales para diseñar plantas o instalaciones convencionales, que puede usar cualquier persona, siguen una estricta legislación que implica el uso de unas mínimas calidades de todos los elementos implicados. Muchos clientes de Aurora intentaban hacer instalaciones cuasiconvencionales, que por algún componente de la instalación podrían legalmente calificarse como no convencionales, para tener excusa de no usar los softwares oficiales y luego presionar a Aurora para usar elementos menos restrictivos, más baratos y menos seguros. Y ahí era cuando Aurora perdía los nervios, tiempo y dinero.
Su amiga y ella se han centrado en instalaciones que bajo ningún concepto son convencionales y antes de empezar el proyecto hacen firmar a los clientes un documento donde se salvaguarda la seguridad de la instalación.

Otro día sigo, besitos.
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Dom Feb 16 2020, 23:05
Al Entrenador le da miedo Aurora. Es una mezcla de miedo a sus reacciones explosivas y el saberse atrapado en su aura. La primera vez que la vio ya le deslumbró. Aurora físicamente no destaca en absoluto. El Entrenador tiene un físico imponente y ha estado con mujeres explosivas. Ha estado con muchas mujeres en su vida, pero ninguna dejó mucha huella en él. Él es un hombre sensible y ha estado con muchas, pero que sentían lo mismo por él. Si hizo daño a alguien fue por un error de cálculo. No es enamoradizo en absoluto, y eso le peso durante mucho tiempo.
Aurora lo deslumbra por su fuerza vital. Sólo con que ella entre en una sala a él le parece que la llena de movimiento, de vida, de estrés, de obligaciones, de risas, de incertidumbre, de misterio, de lo impredecible. Le parece que todo es más divertido con ella. Hasta la tarea más absurda resulta entretenida o al menos irrepetible de algún modo con ella allí.
Durante esos primeros seis años de amistad, de convivencia, de ejercer de padres, de disgustos y alegrías, él ha sido incapaz de acostarse con ella.

Cuando las niñas cumplieron 4 años, que ya Aurora se pudo relajar un poco, ciertos días del mes, Aurora lo miraba cómo si se le fuera avalanzar. Él en esos momentos se excusaba y se iba porque le entraba el pánico. Le daba miedo por muchos motivos, pero el miedo más profundo, el que venía de las fosas abisales, era el de que Aurora lo desechara luego como a un consolador y le destrozara el corazón.

Pero a los seis años de conocerse hubo un tsunami que hizo que fuera el, el que se acercara a Aurora. A los seis años de conocerse vino al mundo Apolo. Apolo nació desahuciado, pero llamaron a Aurora para que el pequeño tuviera algo de cariño antes de lo inevitable.

Cuando Aurora volvió ese día del hospital, después que los médicos insistieran para que se fuera a descansar, el Entrenador vio una fragilidad en su aura que lo atemorizó más que cualquier otra cosa. Aurora, que era esa fuerza vital que lo envolvía todo, estaba desaparecida. Sólo había una mujer común ahogada en llanto. El Entrenador se abrazo a ella, más para que volviera Aurora, que para consolarla. Pero al hacerlo Aurora se abrazo a él aún más, y él no pudo hacer otra cosa que besarla.

Otro día sigo. Besitos 😘
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Mar Feb 25 2020, 13:01
El primer año de vida de Apolo fue un año durísimo para todos.

Sobre todo para Apolo. Su pequeño cuerpo fue sometido a cientos de operaciones y tratamientos. Pero él se aferraba a la vida con la misma fuerza que asía con su manita la mano de Aurora.

Aurora adoraba a ese niño como a ninguna otra criatura viviente. Ese año pudo haberse perdido en esta encrucijada de la vida, pero allí estuvo la Abuela para poner orden.

El Entrenador se mudó a la casa de Aurora. La idea de ambos es que él se encargaría de las niñas pequeñas mientras Aurora prácticamente viviera en el Hospital. La Abuela los sentó a los dos y les habló alto y claro sobre las consecuencias que esto traería. La Abuela, con esa mente preclara, vaticinó que la familia se descompondría si lo hacían así. Las niñas necesitaban a su madre, pero sobre todo Persi, que estaba en una edad muy difícil, y se encontraría en tierra de nadie. Aurora tenía cuatro hijos y todos necesitaban cuidados y la atención de su madre.

Las niñas pequeñas, que cada día asombraban más al mundo, no sobrevivirían sin secuelas sicológicas después de un año entero de abandono de su madre.

Persi, que estaba entrando en la edad adulta, y sentía como su misión salvar a Cali o hundirse con ella, necesitaba una persona de autoridad en su vida.

Y quedaba Aurora, que después de un año entero viviendo en un Hospital, la dejaría tocada y hundida. Sería una sombra de lo que ella fue, y ya no tendría ni energía para cuidar de Apolo cuando saliera del Hospital.

Así que la Abuela elaboró un estricto horario para los tres adultos de la familia que tendría que ser cumplido a rajatabla. La Abuela era una mujer rondando los 60 años, que en esa época una persona con esa edad era completamente funcional y capaz. Los tres adultos pasarían tiempo con los cuatro hijos de la familia todos los días en algún momento del día. Se turnarían en ciclos rotativos, días, tardes y noches, y ningún niño de la familia se sentiría abandonado, y nadie perdería la alegría de vivir por sobreexposición a un Hospital. Apolo los necesitaba a todos con energía y buenas vibraciones.

Y así lo hicieron, y aunque hubo momentos durísimos, cuando Apolo parecía que se iba, todos juntos estuvieron allí, al pié del cañón.

Y al año Aurora compró una cuna de última generación, que prácticamente era un Hospital flotante, porque la cuna levitaba. Todo en esa cuna estaba diseñado para el cuidado extremo y bienestar del niño. La cuna parecía más bien una capsula espacial de hibernación que una cama. Por sus microporos se pulverizaban todos los medicamentos necesarios. Mientras el niño dormía se sanaba, descansaba, se hidrataba, se recuperaba, y avisaba de cualquier anomalía, por pequeña que fuera, y la solución más inmediata.

El precio de la cuna ascendió a lo que hubiera sido la compra de una segunda vivienda, pero al año pudieron llevarse a Apolo a casa, con frecuentes visitas al Hospital. Apolo, se hizo a la casa enseguida, porque como estaba acostumbrado a estar con Aurora, la Abuela y el Entrenador, no se sintió extraño en ningún momento. Apolo, por desgracia, no sería un niño completamente sano, y había que tener mucho cuidado con bacterias oportunistas que en cualquier momento lo atacaban y hacían que Apolo diera un paso atrás en su recuperación. No obstante lo peor había pasado, y después de ese año Aurora no tuvo que llorar más por la posible perdida de su niño adorado.

Apolo tenía un carácter dulce y amable y estaba dispuesto a ser cogido y abrazado por casi cualquiera. Sus hermanas, que al principio se tenían que acercar al él con mascarillas y escrupulosamente limpias, se sintieron encariñadas con él de inmediato.

Otro día sigo, que es que no se me ocurre que más escribir hoy. Besitos

avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Miér Feb 26 2020, 14:39
Cali había vuelto de la colmena a pasar el fin de semana. No había pasado por su casa. Había venido directamente a casa de Persi y había pedido quedarse a dormir. Últimamente era algo habitual en sus visitas de fin de semana. Estaba muy desmejorada. La colmena hacía la vista gorda con todo lo referente a Calíope porque su padre era muy buen benefactor de la colmena y donaba grandes cantidades de dinero. Esto no ayudaba para nada en la integración de Cali allí, donde era acosada y denigrada por sus compañeras.

Persi estaba muy preocupada con Cali. Sus salidas nocturnas se volvían cada vez más peligrosas e impredecibles.

Este fin de semana la Abuela fué quién les prohibió a las dos salir con la excusa que a la mañana siguiente tenían un plan dominguero con las niñas y Apolo.

Eran las 9 de la noche. Estaban todos en el sofá viendo una película holograma 3D de animación para niños pequeños. El ambiente era distendido y alegre. Las niñas y Apolo ya habían cenado. Apolo se estaba quedando dormido en los brazos de Aurora, y las dos niñas estaban saltando y jugando en el sofá sin ver la película en ningún momento pero sin permitir que nadie viera otra cosa Smile . Estaban jugando de esa forma tan misteriosa que lo hacían. Eran telépatas. 100% entre ellas y parcialmente con el resto del mundo. Cuando jugaban, se reían y gritaban, pero sin intercambiar palabra alguna. El Entrenador vino de la cocina para llevarlas a la cama y contarles un cuento.

Aurora aprovechó para poner a Apolo en su cuna cápsula. Apolo tenía dos años. Aurora estaba mucho más relajada. Se había borrado del programa de adopción porque decidió que cuatro hijos eran más que suficientes y que su cuota de ayuda al mundo estaba más que finiquitada. Ella solo tenía que llamar a la cuna y la cuna venía levitando hasta su posición. Y mientras acomodaba a Apolo en su cuna, Aurora empezó a hablar, según su punto de vista de forma amable, pero lo hizo más bien con esa falta de tacto y diplomacia que la caracterizaba Facepalm .

- Cali estamos muy preocupados por tí. Persi nos ha dicho que te pasas un poco en las salidas.

Cali y Persi estaban las dos con la boca abierta.

- Sabemos que la relación con tu madre no es buena. La Abuela me ha explicado que esto se debe a que tu madre te tiene envidia y cierta rivalidad hacia tí.

Ahora era la Abuela la que se había quedado con la boca abierta.

- Ahora que ya sois mayores creo que ha llegado la hora de contaros el secreto que la Abuela y yo guardamos.

Esto ya lo habían comentado anteriormente la Abuela y ella. La Abuela, que presagiaba que nada bueno iba a ocurrir a Cali si no encontraba esperanza o salida a su situación, y que arrastraría a Persi con ella, ya había avisado a Aurora de que el momento estaba próximo.

La Abuela intervino en ese momento antes de que a alguien le diera un infarto o que Cali saliera huyendo de allí.

Si dirigió primero a Cali. Se sentó a su lado, le cogió la mano y le comentó que lo que iba a escuchar iba a aliviar un poco su carga. Sentía profundamente que su relación con su madre no fuera fácil. Le animó a que hablara más del asunto y que también intentara comprender un poco a su madre. El problema con su madre no era suyo en absoluto. Su madre se había visto socialmente forzada a tener un número de hijos, mayor al que casi cualquier persona se sentía capaz de gestionar. Y para más inri esos niños les habían sido arrebatados muy pronto, con solo derecho a verlos fines de semana, con todo el desequilibrio que esto producía en cualquier familia. La Abuela le dijo que Cali era una persona que se merecía más cariño y atención del recibido, pero que las cosas habían venido así. La Abuela le dijo que esa pata de su vida siempre andaría un poco coja y lo que tenía que hacer era aprender a vivir con ello. Cuando ella fuera mayor, cuando cumpliera los 21 años podría elegir con quien vivir ó con quién no, y podría empezar a rodearse de gente que la quisiera y la apoyara, sin abandonar a su familia real por completo, porque tampoco lo merecían. La Abuela le ofreció que se viniera a vivir con ellos. Era una más de la familia.

Cali se quedó un poco pensativa y callada. Le contestó a la Abuela que a los 21 años tendría que quedarse embarazada de cualquier indeseable y que si venía a vivir sería con un bebé dentro, que posteriormente le sería arrebatado. La Abuela le dijo que estarían encantados, pero que eso estaba por ver. Y empezó a hablar de su secreto. Y Cali sintió que había una salida, o por lo menos un alivio de su luto interior, y la vida le pareció más vivible y menos terrorífica.

Otro día sigo. Un saludo.
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Vie Feb 28 2020, 17:10
Para que todos se sintieran más cómodas, y para que las niñas pequeñas no se enteraran, con sus oídos al menos, se fueron al cuarto bunquer de Persi. Los drones trajeron pizzas y bebidas. El niño Apolo estaba en su cuna, en modo insonorizado, junto a Aurora.

La Abuela se remontó al día que le hicieron la prueba a Aurora, para saber si sería procreadora. Les explicó lo angustiada que estaba. No quería que la separaran del bebé. Entonces ocurrió el milagro y resultó que Aurora no sería procreadora. Pero no era cierto. Cali estaba intrigadísima. A Persi, a sus 18 años le resultaba bastante difícil, por más que lo intentara, ponerse en el pellejo de Cali. Se intrigaba más por la intriga que Cali mostraba, que por la historia de la Abuela en sí.

La Abuela le explicó que cuando Aurora tenía 10 años, y la Abuela vivía ya lejos de la colmena y de todo ese mundo, contactó con ella la Directora del centro donde ella se crió. Le dijo que era urgente y que necesitaba absoluta discreción.

La Directora la citó en un lugar apartado y le puso rápidamente en antecedentes.

Ella, la Directora, había manipulado las pruebas de Aurora. Aurora era una niña que tendría hijos sanos en su madurez si lo deseaba. El problema era que si no querían poner en peligro toda la operación LIBERTAS, sería muy conveniente que no tuviera hijos propios.

El Estado en esa época, aunque no quería más miembros de la sociedad dependientes, al estar obsesionado con el número decrecientes de nacimientos, y el estado lamentable de la raza humana, no esterilizaba a nadie. Simplemente se desentendía de los nacidos no óptimos para la procreación sana.

La operación LIBERTAS tenía como único y último objetivo la desaparición de las colmenas y la no separación de madres e hijos. Las personas que componían ese movimiento entendían que había otras necesidades y situaciones que había que arreglar en la sociedad, pero estaban centradas solo en el tema de las colmenas.

La operación LIBERTAS necesitaba de mucho recorrido para que tuviera éxito. El poder reside en el pueblo. El pueblo unido nunca será vencido. Pero ese pueblo necesita organizarse. Necesita mucho tiempo en el secretismo para alcanzar una cuota de poder asimilable a los estados y sus ejércitos, para no provocar escabechinas o incluso un paso atrás en sus objetivos.

Otro día sigo. Besitos
homo divergenticus
homo divergenticus
Puntos : 7977
Cantidad de envíos : 3588
Fecha de inscripción : 29/11/2012

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Vie Feb 28 2020, 17:35
Una distopía machista en la que las mujeres no parecen tener muy claro que son victimas del machismo...apasionante, me recuerda al Cuento de la Criada, lo conoces?
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Vie Feb 28 2020, 18:23
Hola. No, no lo conozco. Muchas gracias por comentar algo sobre la novela. Me hace mucha ilusión. Yo creo que sí son conscientes del machismo que las domina, pero no pueden hacer nada de momento. Se están organizando para parar tanta insensatez. Un saludo.
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Sáb Mar 07 2020, 02:14
La Directora contactó con la Abuela para manipular una prueba parecida a la que le realizaron a Aurora cuando era un feto.

Esta manipulación debía hacerse antes que los datos se volcaran en el sistema. Una vez volcados era imposible hacer nada. Era imposible hackearlo. Había que estar presente en la prueba para introducir la información manualmente.

La Abuela tenía que hacerse pasar por personal sanitario en una Colmena donde la Directora no tenía a ninguna infiltrada. Era una misión muy peligrosa y la Directora se lo hizo saber.

El razonamiento de la Abuela para aceptar la misión fue el siguiente:

Ella había disfrutado de su hija durante 10 años, mucho más que la mayoría de las mujeres que conocía. Se dijo que en el peor de los casos Aurora viviría a partir de su detención con su padre. Si las pruebas no hubieran sido manipuladas Aurora hubiera vivido toda su vida en una Colmena, que era muchísimo peor que seguir su vida bajo la custodia paterna. El padre de Aurora la adoraba y Aurora era muy feliz con él. La Abuela llegó a la conclusión que la no separación de una madre y su bebé compensaba el riesgo y las posible consecuencias para Aurora.

El día de la misión la Abuela tomó un tren de recorrido continuo donde era muy difícil llamar la atención debido al volumen de pasajeros. No estaba nerviosa porque había sopesado mucho los pros y los contras y su decisión de participar en esta locura era firme. Todo fue como la seda. Esa fue la primera colaboración de la Abuela en la operación Libertas. Luego vendrían muchas más.

Persi y Cali miraron a la Abuela y les pareció que había una luz diferente envolviéndola.

La Abuela les sonreía y las abrazo. Había salvado de la separación a muchas familias, y muchas otras misiones que ya les iría contando.

Lo importante es que la operación estaba muy avanzada. Tenían infiltrad@s a todas las escalas. El partido opositor, en contra de Las Colmenas y de toda esa obsesión por la supervivencia de la raza humana a toda costa, estaba tomando la delantera.

El final estaba próximo.

Otro día sigo.
Besitos Smile
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Sáb Mayo 16 2020, 00:29
Reputación del mensaje :100% (1 voto)
Hola. Hace mucho tiempo que no escribo por falta de tiempo y de internet Smile

Aurora había participado con la operación LIBERTAS en su juventud, pero debido a su carácter explosivo había sido relegada a otro tipo de colaboración, más de tipo logístico, para no poner en peligro el movimiento.

El momento del fin se aproximaba.

Un día, el 14 de Junio del 2517, fue el elegido por el movimiento mundial LIBERTAS, para hacer una operación internacional y sopesar su fuerza. De forma secreta, algunas colmenas masculinas, de todos los países, se iban a coordinar, para que sus integrantes abandonaran de forma no violenta los edificios y volvieran de forma ordenada a las viviendas de sus padres.

Llegar a este punto no había sido nada fácil. Había costado años y años. Había infiltrados en todos los estamentos y en todos los estratos. Todos estaban sobre aviso. Padres, policías, políticos, personal de las colmenas, etc

Iban a ser la punta de lanza del movimiento. Si esto salía bien el fin de las colmenas se podría rozar con los dedos.

Y fue todo un éxito. El día J, a las 18:30, todos los miembros de algunas colmenas masculinas de todos los países salieron de forma ordenada de sus recintos. Se habían ofrecido voluntarias muchas de esas colmenas, pero la organización las había elegido siguiendo una estrategia segura. Habían elegido colmenas no muy pobladas con sus miembros más envejecidos. En las colmenas normales había miembros de todas las edades hasta los 21, momento en que tenían que salir a procrear. Habían elegido colmenas donde la mayoría de sus miembros eran casi adultos y habían dado instrucciones de proteger y cuidar de los niños pequeños por parte de los mayores.

Y llegó el momento y todos salieron. El personal de seguridad de las colmenas no infiltrados reaccionaron de forma desigual. En algunas colmenas hubo cargas y heridos pero en la mayoría el personal de seguridad, influidos por el personal infiltrado no hizo nada.

Cuando las colmenas avisaron a la policía para pedir ayuda esta se desentendió en la mayoría de los casos argumentando que no estaba dentro de sus competencias o atribuciones capturar niños. La policía que se presentó en el lugar de los hechos poco pudo o quiso hacer.

El ejército más de lo mismo.

Los reporteros de las noticias estuvieron alli antes de que empezarán a salir avisados por el movimiento.

Y el movimiento comprobó su fuerza, y eran muy fuertes, porque vieron en las encuestas que se realizaron posteriormente, que el fin de las colmenas era un clamor silencioso. Y si no se cerraban habría una rebelión popular.

Y los gobiernos de todos los colores, que no querían perder el poder de ninguna manera, empezaron a hablar de las cosas que el pueblo quería escuchar. De como iban a cerrar las colmenas y de lo injusto que había sido está situación para todos y bla, bla, bla. Y de repente pareciera como que los gobiernos habían sido obligados a abrir las colmenas, más que haber sido ellos las que las impusieron a los pueblos por el bien común, y bla, bla, bla.

Otro día sigo.
Besitos
avatar
julramsot
Puntos : 595
Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 01/12/2019

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

el Mar Mayo 26 2020, 01:03
Caliope no podía creer la suerte que tenía. Mientras se cepillaba el pelo frente al espejo no podía parar de sonreír. Su colmena había cerrado. No podía creer su suerte. Su futuro era suyo. La sensación de libertad lo impregnaba todo.
Estaba en casa de Persefone. Se había dado un largo baño y se disponía a cenar en familia. La abuela no las dejaba salir a ella y a Persi. El ambiente estaba muy revuelto. El nuevo gobierno estaba tomando el control, pero había muchas facciones fieles al antiguo régimen que se les estaba resistiendo.
La relación con su madre había empeorado. El cierre de las colmenas había sido un cataclismo en la mente de su madre. Por un lado, por la evidencia de la injusticia vivida. El lavado de cerebro del gobierno había dado sus frutos, pero ahora las heridas escocian más. Y por otro por la visión de esa hija con toda una vida por vivir. Le resultaba insoportable la presencia de Cali.
Cali se sentía tan feliz y tan libre que ni siquiera la actitud de su madre hizo mella en ella.
La Abuela ya lo tenía todo previsto. En un mes Cali sería mayor de edad, cumpliría los 21. La Abuela lo había organizado todo por ella y así se lo había hecho saber. Todos los cambios que iban hacer era para que ella tuviera el fresh start que se merecía y para que nada lo enturbiara.
La Abuela opinaba que necesitaban mudarse, y así lo hicieron. Se mudaron por la misma zona a un lugar un poco más grande, con la colaboración de la vivienda del Entrenador, que ya era la pareja oficial y oficiosa de Aurora y padre oficial de la familia.

La Abuela le había dado mucho tiempo a Cali para decidir sobre su futuro, pero como no se decidía, Aurora la había apuntado a un curso de pintura al que tenía que asistir si o si.

Otro día sigo.
Besitos
Contenido patrocinado

La novela en proceso de fabricación Empty Re: La novela en proceso de fabricación

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.