Buscar
Resultados por:
Búsqueda avanzada

Comparte
Ir abajo
Serendipia33
Serendipia33
Puntos : 814
Cantidad de envíos : 198
Fecha de inscripción : 02/11/2018

POSMODERNIDAD Y NIHILISMO Empty POSMODERNIDAD Y NIHILISMO

el Mar Jun 25 2019, 19:12
POSMODERNIDAD Y NIHILISMO

En el plano cotidiano, oímos constantemente hablar de la noción de "posmodernidad" ¿pero qué es realmente o cuáles son sus rasgos? ¿cómo es su relación con el nihilismo?

En primer lugar, la posmodernidad es un replanteamiento de la modernidad, una crítica a sus postulados y jerarquías coloniales, económicas e ideológicas. No obstante, al repensarla, comete a mi entender el fallo de borrar cualquier línea divisoria o trazar límites, unas nociones orientadoras primarias (llámese principios), frente a la zambullida en una zona de conflicto bélico y estar a merced de las bombas y desprotegidos de los extremismos.
Resulta comprensible entonces referirse a la sociedad del riesgo, el peligro inminente, el fracaso del diálogo político, un poder en la sombra, que para colmo se nos presenta como no vigilante o represor ni normativo en términos foucaultianos-La norma nos atraviesa y llevamos un policía interior que nos coarta-, sino una suerte de condición necesaria con objeto de estar integrados en el sistema.

Todo replanteamiento a mi juicio debería saber cómo mantener elementos previos salvables/rescatables (este ha sido el error de los sistemas educativos en gran cantidad de países). No cabe un barrido completo del sistema anterior, fuera de un análisis reflexivo y colocar nuevas piedras arrancando de alguna pieza servible, reutilizable ¿por qué no asentar un trasfondo ecológico en este punto, la conciencia de replantar, volver a utilizar y no incinerar, trasladada a múltiples esferas de la sociedad? Peor todavía, hay un salto a una incertidumbre enfermiza, un "pensamiento débil" y voluble por entero.

Una deriva posmoderna más adecuada, hubiera sido esa "ecologización descrita" y estudio serio de la razón ¿por qué abocarla a la instrumentalización-El fin justifica los medios- nuevamente después de Auschwitz, el Gulag y demás símbolos de la barbarie, que puede alcanzar mediante la lógica de la muerte y la técnica no autocrítica?

Mediante la supresión de la razón y el gobierno libre de las emociones en un primer género de potencia-pasivos ante el objeto- el juicio estará en manos del arrebato, el populismo y la persuasión tan abundantes. El emotivismo ha sabido bien como herir de gravedad a la "prudencia racional", tornando lo irracional como deseable y anunciador de una libertad de "emocionarse con lo establecido para ejecutar tal respuesta", que lejos de emancipar, ata y encadena al individuo al cable de los medios culturales de opresión o ideologización, un esclavo feliz de la industria cultural.

La posmodernidad ha desembocado en una sociedad banal, simbolizada con la idea del escaparate (las modas, la imitación de las tendencias para integrarse en la ideología predominante y exclusión o marginación al rechazar sus postulados) -gusto por exhibir una transparencia falaz, garante del control y alieanación de variada índole y celebradora de la muerte de la utopía. Enterrado queda el atisbo de esperanza.
Lo denominado como posmoderno abraza el nihilismo (negación de todos los principios y valores, el reducto a la nada, despojándola hasta de su función creadora. Contemple indiferentemente el jardín secarse y no solo el jardín, las masas de muertos aparecidas en imágenes compartidas y expuestas en los informativos televisivos) y conduce a todas las cosas a su finitud. Rememoria de las palabras de Wilde en el magnífico "Retrato de Dorian Gray"-"El hombre conoce el precio de todo y el valor de nada", a la entropía cosmológica y el desgaste biológico. Ilustremos como ejemplo una destrucción celular absoluta y no regenerativa.

Se totaliza el concepto de "descomposición", componiéndose poesías acerca de la porquería que entraña ser humano y su miseria de existencia hueca, vagabundeando sin ningún propósito a la puertas el suicidio, o bien recibiendo el inevitable beso del "ángel exterminador", prolongando en demasía su más que posible muerte.
De lo anterior, obtenemos el que no resulta sorprendente que hasta a la moral le aguarde un destino oscuro. Hay un sucumbir. Se prescinde de la lucha por la preservación. Hay ruinas y despojos de un tiempo atrás maldito, aunque sin pretensión de reconstrucción. El humano se ha rendido y se despreocupa porque el propio mundo en el que habita y es-está arrojado (Dasein heideggeriano) arda en cenizas ¿No advertimos una sacralización del egoísmo en su fase más depredadora?

La sentencia final podría ser la siguiente: La vida ha muerto, el individuo la ha matado y ni siquiera se preocupa por colmarla de un sentido, que le permita soportar dormir y despertarse inhalando aire. Optó por un melancólico sueño de fenecer durante el breve periodo de la conciencia.

J.B.B
Albedrío 1.0
Albedrío 1.0
Puntos : 2018
Cantidad de envíos : 805
Fecha de inscripción : 20/11/2018
http://escepticosinterinos.foroactivo.com/

POSMODERNIDAD Y NIHILISMO Empty Re: POSMODERNIDAD Y NIHILISMO

el Mar Jun 25 2019, 19:50
Creo que la posmodernidad está definida por esa crisis de valores por dos motivos: los valores antiguos se han demostrado como ineficaces y sin embargo los valores que han venido a sustituirlos son demasiado complejos e incomprensibles.

Ante esta situación el nihilismo es una postura comprensible. Cada persona se encuentra indefensa ante este nuevo mundo.

Esto se puede ver en todas los aspectos de la sociedad, desde el arte a la educación pasando por la tecnología o la justicia. Ya no hay verdades absolutas e inmutables, la autoridad está desacreditada y por lo tanto se puede caer en la tendencia a seguir modas y pensamientos mayoritarios para hacernos una idea de cómo es el mundo.

Como ejemplo de la complejidad que comento encontramos los artefactos tecnológicos que nos rodean. Hace unos años, un usuario de automóvil tenía que tener unos conocimientos básicos de mecánica y mantenimiento. A pesar de ello lo llevaba a un mecánico que era capaz de arreglarlo y tenía un conocimiento casi completo de su funcionamiento. Un aficionado a la mecánica podía arreglar gran parte de los problemas que el automóvil tenía.

Ahora el conocimiento está diseñado a partir de niveles opacos: el usuario medio no conoce cómo funciona su automóvil y el mantenimiento lo deja a los profesionales, que tampoco conocen su funcionamiento: un ordenador hace el diagnóstico. Sin conocer ese funcionamiento cambia piezas electrónicas enteras. Piezas que ya no se fabrican en una única fábrica, sino que se diseñan y fabrican alrededor de todo el mundo y se montan en uno o varios puntos y se juntan en uno o varios puntos para crear lo que llamamos coche.

Así, la fabricación, venta, mantenimiento y arreglo de automóviles está compuesto por múltiples sistemas complejos que desconocen el funcionamiento de cada una de las partes.

Este ejemplo, el del automóvil, es una simplificación, ya que al fin y al cabo produce unos artefactos tecnológicos con mejores prestaciones cada vez.

En definitiva, sin saber el porqué y el para qué se hacen las cosas, el cómo funcionan, es muy complicados valorarlas y por tanto una tendencia comprensible es caer en el nihilismo, en el que esos porqués y para qués dejan de ser preguntas relevantes.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.