Buscar
Resultados por:
Búsqueda avanzada

Ir abajo
Pabloski
Pabloski
Puntos : 3999
Cantidad de envíos : 273
Fecha de inscripción : 02/07/2010
Edad : 35
Localización : Del primer mundo, cerca de Júpiter

Breve Manifiesto.  Empty Breve Manifiesto.

el Miér Oct 14 2015, 22:50
La vida no es fácil, nada fácil. Es justamente todo lo contrario: es caóticamente difícil.

Vivir no es empeñarse en tener un trabajo digno, tener una bonita casa y hacer una familia. Eso no es vivir; eso es subsistir.

Quien llega a fin de mes con lo justo para solventar sus gastos, sobrevive. Quien llega a fin de mes con sobrado relajo, también subsiste; aunque para el sistema sea fecundo, exitoso y ficticiamente, viva.

A quien le sobra la plata debido a su éxito laboral, es pieza importante en el engranaje de un sistema, pero es solo eso.
El que gana mucho dinero, no solo tiene capacidad de ahorro, de darse las vacaciones que quiere. Puede resolver urgencias económicas y también, les puede brindar trabajo a otras familias. Se convierte por lo tanto, en alguien próspero para el sistema.

Un sistema es un conjunto de principios, reglas e ideas consensuadas, para que así, ejecutemos, pensemos y sintamos dentro de un parámetro consensuado y restrictivo de posibilidades.

La humanidad sobrevive porque está condenada a ser parte de un sistema para su supervivencia.

Se llega a ser hombre; no se nace hombre. Y solo un sistema le permite al hombre llegar a serlo.

El sistema permite domar y apaciguar al hombre. El sistema es coercitivo, pero también produce la pseudo-libertad.

El hombre no alcanza nunca la libertad; solo puede optar por la pseudo-libertad…

Quien dice que “le ganó al sistema”, no es que está más allá del sistema. Igualmente está dentro de éste, pero desde otra posición.
Subsistir no es vivir, y vivir implica además subsistir.

No tengo claro qué es vivir, aunque sé que el vivir se alimenta considerablemente de la conciencia social. La conciencia social no es poner un voluntariado o ayudar a la gente.

Conciencia social es desprenderse en algo del egoísmo. Y el egoísmo es parte constitutiva del hombre.

Si quieres hacer una familia, es por biología, es por conciencia social, pero también es por egoísmo. Si no quieres hacer una familia puede ser también por biología, puede ser por conciencia social y puede ser también por egoísmo.

¿De qué manera me desprendo en algo del egoísmo? En otras palabras, ¿Cómo puedo acercarme un pasito más a las fronteras del vivir? Lo que responde a esta pregunta, tiene que ver con lo primero de lo primero: la preocupación. Luego viene la ocupación.

Sin pre-ocupación, no hay ocupación.

Me preocupan las hambrunas, la pobreza, la falta de educación, las guerras….

¿Vivo mejor que el que está en guerra, que el que pasa hambre o el que no tiene educación? No. No vivo mejor. Sólo subsisto mejor.

Mientras la comida, la educación y la paz, sean bienes de no-abundancia, el hombre seguirá siendo el lobo del hombre. Y si fueran bienes de abundancia, el hombre seguiría siendo lobo.

Las guerras también son psicológicas. También son mentales. ¿Quién dice que hay más paz que guerra en el mundo?

La paz es aparente, hasta que un “terapeuta” hace de ti una regresión hipnótica. Entonces te das cuenta que no hay paz.
A través del inconsciente vemos por la ventana que de los somos: egoístas, lobos…

Lo contrario al amor no es el odio. Es el egoísmo. El amor nos hace sublimes…

El amor escasea…

El amor se construye. Se construye gracias al sistema. Aunque el sistema te presione constantemente a no amar.
La vida no es fácil, nada fácil. Es justamente todo lo contrario: es caóticamente difícil.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.