Últimos temas
Buscar
Resultados por:
Búsqueda avanzada

Comparte
Ir abajo
dudainconsistente
dudainconsistente
Puntos : 2337
Cantidad de envíos : 64
Fecha de inscripción : 27/09/2013

¿Paradoja creacionista o astrofísica? Empty ¿Paradoja creacionista o astrofísica?

el Vie Dic 12 2014, 19:46
Cristiane, Cristino (kiosquero) y otros tantos:
Propuesta – explicación – simple pero no sencilla – grado de complejidad del modelo infinita –: según él, Dios creo al universo y nadie creo a Dios. Dios siempre existió.

Sidney Coleman (físico teórico) y otros tantos:
Propuesta – explicación – ni simple ni sencilla – grado de complejidad del modelo no infinita –: según él, en algún impreciso lugar y momento, en el que ni siquiera nuestro espacio-tiempo existía, existía algo denominado falso vacío. Mismo que, entre sus características indispensables contaba con: energía equiparable a la de nuestro universo, gravedad repulsiva y cierto grado de inestabilidad cuántica – y de alguna forma, coexistían con él ese y algún otro conjunto indispensable de leyes físicas que le regían –.
Falso vacío, que llevado a cierto punto, colapsa – ¿acaso debido a la inestabilidad psicológica de su/s creador/es? – transformando su espacio y energía en nuestro espacio-tiempo – vacío verdadero – y nuestra energía (espero que de forma instantánea, ahorrándonos así, otro modelo explicativo de ese estadio dinámico). Si en algo, el anterior proceso no les resulta convincente, tan solo debéis apelar al proceso fisicalista tendiente a alcanzar un estado de entendimiento instantónico, y todos esos interrogantes serán resueltos. Siendo, su posterior evolución descripta por la TBB.

De la nada, es obvio que algo surge:
No se preocupen, claro que de la nada algo surge. Esto es perfectamente lógico – incluso evidente para algunos físicos teóricos –, y para explicarlo convincentemente solo debemos aceptar unas pocas premisas, que en grado alguno son contradictorias entre sí. Ahí vamos: según parece, si tienes un universo cerrado – si el espacio-tiempo se cierra sobre sí mismo –, entonces, es un hecho matemático – ¿cargándonos las observaciones de (Ω)? Que va, si estamos en el ámbito matemático – que la energía total del universo resulta ser exactamente cero – menos mal que es un hecho matemático, que si no, pavada de manejo de datos experimentales, ¿no? –. Para tal proeza matemática, se toma la energía y la materia como positiva y la gravedad como negativa – y operado mediante la sustracción aritmética, resulta el valor numérico cero {¿acaso no resulta obvio, y en ello una perogrullada, que la nada es idéntica a la cantidad (propiamente numérica) cero? Y bue…} –. Y claro, no olvidemos comulgar con que: en mecánica cuántica, todo lo que no esté prohibido por leyes de conservación de energía, tiene alguna probabilidad de suceder.
Bien, al parecer ya contamos con todo lo necesario. Según estos supuestos, nada impide que el universo se crease espontáneamente a si mismo de la nada – si en algo, el anterior proceso no les resulta convincente, tan solo debéis apelar al proceso fisicalista tendiente a alcanzar un estado de entendimiento instantónico, y todos esos interrogantes serán resueltos –. Podrán criticar el anterior modelo, pero jamás se podrá argumentar que no es convincente, ¿verdad?
Nota: Vilenkin (cosmólogo), tomo como condición inicial una métrica espacial inexistente, denominándola nada – o sea, un estado físico sin correspondencia en relatividad general –. Ahora, me pregunto si: ¿la nada, es igual a un estado físico sin correspondencia en relatividad general?
Según Vilenkin, el universo fue creado mediante un efecto de tunelamiento cuántico de la nada, en un espacio de De Sitter. Una función de onda – forma de representar el estado físico de un sistema de partículas –, considerada como la función de onda del universo {¿será la nada lo que ondula?}, incide en una barrera de potencial {¿será una probabilidad incidente?}, siendo que al lograr atravesarla – tunelizarse – emerge nuestro universo. En síntesis, nuestro universo fue creado de la nada – si en algo, el anterior proceso no les resulta convincente, tan solo debéis apelar al proceso fisicalista tendiente a alcanzar un estado de entendimiento instantónico, y todos esos interrogantes serán resueltos –. Sugiriendo esto, que las leyes y constantes físicas de nuestro universo, son las mismas, tanto ahora como en el preciso instante de su creación – vía tunelación cuántica {¿otro componente de la nada?} – de la nada.
PD: el hacer el relato tan explícito, conlleva la intención de aumentar la probabilidad de hacer presente lo absurdo de la propuesta. ¿Creación de la nada?, y bue...

Paradoja: la nada parece ser algo y además inestable.
Como podrán suponer, existe respuesta para cualquier pregunta. Ahora bien, que sea coherente para quien la valora, es otra cosa. Una posible respuesta seria: la nada, es solo un constructo mental autoinconsistente. Que si además, lo comparamos con la eficiencia predictiva de los modelos físicos, podría llevarnos a concluir que tal constructo mental resulta prescindible – muerto el perro, se acabó su rabia –. O también, podríamos asumir que, nuestra nada-científica puede interpretarse como nada y alguna otra cosa diferente de nada, sin por ello dejar de ser nada. En cuyo caso, tendríamos una nada-mental – alternativa escasamente apreciada en el modelo científico y prescindible bajo el anterior análisis – y una nada-científica – en caso alguno, una alternativa de lucro potencial de algún físico teórico trasnochado –.
Bien, me resulta interesante, que en el afán de resolver problemas – en particular los paradójicos –, se suele apelar a un replanteo del mismo. Redefiniéndolo y esperando que ese nuevo enfoque – en ocasiones apelando a un replanteo improcedente (como considero que suele ser el caso de los paradójicos) – lo resuelva, o al menos, se declare – en cierto ámbito académico – como un avance significativo en pos de su solución.
Volviendo a nuestro problema paradójico, si nuestra nada-replanteada creadora, se nos presenta como algo no tan absurdo – bueno, como exprese antes, dependerá de a quién y en qué circunstancias se lo planteen –. Podríamos caracterizar, esa causa incausada – nuestra nada-científica –, como una entidad-constructo físico-matemático denominada: falso vacío – que en dicho modelo, sería una región de espacio de características singulares –, más un instantón Coleman-De Luccia – entidad-constructo físico-matemático de la teoría cuántica de campos –.
Ahora, si bien, este replanteo parece provocar un avance – al menos respecto de un no lo sé –, bajo cierto criterio, no resulta suficiente, dado que: seguimos partiendo de una región de espacio – misma que al parecer, se resiste a salir de nuestra modelización cosmogónica –. Pero qué tal si, apelamos a un nuevo replanteo, suponiendo que nuestro modelo anterior, caracterizase una entidad-constructo físico-matemático diferente denominada: instantón Hawking-Turok – de la teoría cuántica de campos –. La cual, en un contexto topológico {limitación que sería prudente no mencionar a sus creadores}, no necesita partir de un falso vacío {¿apelando a una absurdidad de grado superior?}. Debido a lo cual, sentenciamos, eso sí, en forma convincente, que: hemos eliminado la necesidad de una región de espacio preexistente {que va, ¿teniendo el concepto de minisúperespacio quien necesita una región de espacio preexistente?} – y ya que estamos, también nos cargamos el estado inicial de materia altamente excitada – {¿el absurdo tendrá límite? No lo sé, pero de seguro no será matemático}.
Nota: este modelo – teoría cosmológica cuántica –, exige aceptar la propuesta de no-fronteras – condiciones de contorno vacías (∂A=Φ) –.

PD: ¿cuántos de estos tipos de replanteos serán necesarios para declarar improcedente al primero?
Bien, espero haber esbozado correcta y entendiblemente esta singular forma de resolver problemas.

Teoría de la inflación eterna: (descripción somera)
Según esta teoría, el espacio del cosmos está compuesto de una enorme cantidad de energía con una distribución uniforme. Dicha energía, provoca que el espacio se expanda a una gran velocidad. De tanto en tanto, surgen regiones donde la concentración de energía – ¿tendrá límite el abuso que hacen del término energía? – es tal, que origina un nuevo BB – expansión métrica del espacio –. En dichas regiones, luego de un periodo de expansión métrica exponencial, la tasa de expansión se reduce significativamente, transformándose en expansión métrica lineal estándar. Evidentemente, esta teoría implica un multiverso {¿término científico para denominar la característica versera de estos físicos teóricos?} – o mejor cosmos –. Este modelo, afirma evitar el problema de la sintonía fina de ciertas constantes físicas. Por ejemplo, si el valor de la energía oscura – constante cosmológica () {aunque actualmente está en aumento (¿cambiamos a parámetro?)} – fuese solo 5 órdenes de magnitud mayor a lo que es – o sea, de 10^-35 a 10^-30 –, las estrellas no se formarían.
Anécdota: Según esta teoría, la energía oscura debe ser del orden de 10^120 superior a la que medimos actualmente. ¿Será ese, el peor error de estimación física hasta la fecha?

Teoría del Big Bang: TBB (descripción somera)
Asumido un comienzo de expansión métrica – teorema de singularidad de Hawking – de nuestro universo a partir de lo que Lemaître denomino – átomo primitivo/huevo cósmico –, este modelo, describe sus interacciones físicas posteriores. A grandes rasgos, podríamos dividirlo en tres periodos:
1) Periodo de la gran unificación: previo a los aprox. 10^-43s.
2) Periodo de inflación cósmica: entre aprox. 10^-34s y aprox. 10^-4s.
3) Periodo de expansión lineal estándar: desde aprox. 10^-4s hasta aprox. 10^18s – la actualidad –.
Este modelo, no está exento de problemas, como ser:
- Condiciones iníciales.
- Problema del horizonte.
- Problema de la aparente curvatura nula.
- Constante cosmológica.
- Asimetría entre materia y antimateria.

Inflación cósmica: (descripción somera)
Se denomina así, al conjunto de propuestas físico-teóricas que intentan describir las interacciones físicas entre los aprox. 10^-34s y los aprox. 10^-4s posteriores al BB; con la intención de resolver el denominado: problema del horizonte. Es decir, modela el periodo de expansión métrica exponencial, y cuya hipotética partícula elemental/campo se denomina inflatón.
Según este modelo, el periodo de inflación exponencial duro aprox. 10^-30s. Incrementando el tamaño de nuestro universo desde aprox. unos 10^-35m hasta aprox. 10^-4m o 10^25m (tamaño aproximado actual de nuestra galaxia) – aumentando entre un orden de 10^30 a 10^60 veces (según diferentes ajustes teóricos) –.

Falso vacío: concepto de la teoría cuántica de campos, relacionado con el de vacío cuántico, que alude a una región metaestable en el espacio – aunque estable clásicamente – que parece estar vacía – es decir, desprovista totalmente de materia –, pero que en realidad contiene en su interior alguna forma de energía a nivel de fluctuaciones cuánticas.
Siendo su característica singular, poseer una (pr=p*c^2: presión negativa) donde (pr: es la presión) y (p: la densidad).

Instantón:
En el contexto físico-matemático, se trata de una solución autodual (caso de las ecuaciones de Yang-Mills (F()=±*F^())) – por tanto su tensor energía-momento es idénticamente nulo –, que posee las siguientes cualidades destacables:
- Buen comportamiento – ausencia de singularidades – en todo S^4 {nota: el instantón Hawking-Turok, no está completamente ausente de singularidades}.
- Carga topológica – integral de densidad (F()**F^()), en todo S^4 – cuantificada.
Su nombre deriva de que la solución está concentrada en una región de S^4. Se ha asociado este tipo de soluciones a la existencia del efecto túnel entre estados de vacío topológicamente caracterizados en teorías estáticas Yang-Mills acopladas a un campo Higgs en espacio Minkowski.
Básicamente, es un objeto clásico con una interpretación mecano-cuántica. No se le considera partícula, sino la representación de una transición mecano-cuántica entre dos estados físicos de un sistema físico – manifestación del fenómeno conocido como: efecto túnel –. Uno de los ejemplos más sencillos de un sistema con un efecto instantón, es el de una partícula situada en un potencial de dos pozos.
Síntesis: o sea, estos instantónes, transforman ecuaciones de campo. Más precisamente, transforman ecuaciones de campo del espacio de Minkowski, en ecuaciones de campo del espacio Euclidiano – con una probabilidad finita, aunque infinitesimal –.

Solución instantón:
La idea, es calcular la amplitud de probabilidad de que una partícula se quede en mismo mínimo o cambie de un mínimo a otro. Dado que, la energía que posee la partícula se presupone inferior al máximo del potencial. Esto, solo sucedería por medio del efecto túnel.
La solución instantón, nos indica la transición de una partícula en el potencial de un mínimo a otro. Es decir, nos indica la excitación – a este tipo de excitación se la denomina partícula en teoría de campos, por ej.: una molécula se excita al absorber un fotón – de esa partícula. O sea, cuando cambia de mínimo de potencial, se exista por medio del instantón. Y siendo, que dicha excitación sucede en cierto instante de tiempo, se la denomina: instantón. Además, dado el principio de conservación, deberíamos considerar existente a su anti-partícula – anti-instantón (I) –, que vendría siendo el instantón que recorre la dirección opuesta. Por último, si el instantón está confinado a tiempos infinitesimales, significa que deben existir soluciones aproximadas de la ecuación estacionaria que involucra pares instantónes-anti-instantónes – físicamente representaría que la partícula (excitación del campo), rebota de un mínimo a otro –.

Motivación del empleo de instantónes en el problema cosmogónico:
Aceptada la teoría de la expansión métricas del universo, un tiempo de expansión métrica finito – al menos del presente ciclo de expansión métrica – y el teorema de singularidad de Hawking, en base a observaciones científicas. Se deduce que, en los instantes iniciales de su expansión métrica la mecánica cuántica debió ser dominante – y en consecuencia, la ecuación de onda de Schrödinger –. Asumida tales suposiciones, se buscó lo que luego se denominó: función de onda del universo. Que sumado, a que, en relatividad general, el campo gravitatorio se describe como deformaciones del espacio-tiempo – específicamente, como una modificación de la métrica –. Es decir, un campo gravitatorio evoluciona de una configuración a otra. En cosmología, es común restringirse a métricas que correspondan a espacios homogéneos e isótropos – ej.: métrica de De Sitter –. A ese espacio de configuraciones de la relatividad general, se le denomina: minisúperespacio (mSE).
Aplicada la mecánica Hamiltoniana en el espacio-tiempo de la relatividad general, obtenemos la ecuación Wheeler-De Witt (ψ=0) – específicamente una constricción de Hamilton –. Donde, el estado Hartle-Hawking – propuesto como función de onda del universo –, es una solución válida de dicha ecuación.
Entonces. Asumida, una expansión métrica exponencial de nuestro universo en sus primeros estadios – inflación cósmica –, podríamos considerar la métrica de De Sitter como un modelo descriptivo de dicha fase – obviamente, dado que una métrica de De Sitter, posee una integral de caminos de Feynman convergente (por estar constituida en S^4) pero no posee singularidad inicial, por sí sola, no podría dar cuenta de las observaciones –.
Consecuentemente, en cosmología cuántica canónica – aunque no exclusivamente en ella –, la interacción entre los conceptos de minisúperespacio y efecto de tunelamiento cuántico, constituyen un modelo descriptivo valido de la emergencia y posterior evolución universal. Dicho universo, poseería una singularidad inicial para (t=0) y comportamiento tipo De Sitter para (0t10^-4s) – comportamiento invalido en relatividad general, por no ser una solución exacta de las ecuaciones de campo de Einstein –.
En cosmología cuántica canónica – al igual que en mecánica cuántica –, se emplea la herramienta matemática integral de caminos de Feynman, para calcular la probabilidad de transición entre dos específicas configuraciones espaciales – sumando las probabilidades respecto de todas las geometrías espacio-temporales intermedias posibles –. Aunque, en la práctica se utiliza una aproximación semi-clásica, se asume que, la mayor parte de las geometrías 4-dimensionales dadas en la integral de caminos de Feynman contribuyes escasamente a dicha integral; debido a lo cual, son ignoradas. Dejando así, un pequeño grupo de geometrías 4-dimensionales de contribución significativa – las denominadas instantónes –.
- Instantón Coleman-De Luccia: (I.C-DK)
Según este modelo, la transferencia cuántica de la energía en el universo primigenio, procedió vía la formación de núcleos de burbujas – nucleación (analogía del comienzo de un cambio de estado) – alojadas en un falso vacío, cuya energía en descomposición se transcurrió hacia el vacío verdadero. En este modelo, sorprendentemente se puede llegar a consignar que el interior de cada burbuja corresponde a un universo abierto y potencialmente infinito, en el cual puede darse una inflación cósmica.
Nota: esta propuesta, consiste en la integral de caminos de Feynman, que resulta de la suma de una geometría tetradimensional, con una inicial y otra final tridimensionales.

- Instantón Hawking-Turok: (I.H-T)
Según este modelo – propuesto por Hawking-Turok –, el instantón hace emerger un universo abierto potencialmente infinito – semejante al propuesto por Coleman y De Luccia –, pero sin el requisito de un falso vacío ni de un estado de excitación para la materia inicial.
La desventaja de esta propuesta radica en que estos instantónes tienen singularidades espacio-temporales en aquellos lugares en donde la curvatura del universo se hace infinita – singularidades, en donde dejan de funcionar las leyes de la física conocidas –.
Nota: esta propuesta, consiste en eliminar las geometrías tridimensionales de la integral de caminos de Feynman, y sólo emplear una geometría tetradimensional, que al final se empareja con las geometrías tridimensionales – inferido del estado Hartle-Hawking –.

- Función de onda de Vilekin: (función de onda del universo)
Supongamos que el universo comienza en el estado simétrico de vacío, y es descrito por una métrica cerrada de Robertson-Walker: (ds^2=dt-a^2(t)[ dr^2/(1-r^2)+r^2dΩ^2]). Asumido (ἁ=da/dt), la solución de la ecuación evolución: (ἁ^2+1=8/3Ga^2), resulta ser un espacio de De Sitter: (a(t)=H^-1cosh(Ht)) donde (H=(8G/3)^1/2) y (a(t) su factor de escala). Dicha configuración, describe un universo que se contrae en (t0), alcanzando en (t=0) su tamaño mínimo (a(min)=H^-1), y se expande para (t0) – comportamiento análogo al de una partícula rebotando frente a una barrera potencial en (a=H^-1) –. Asumido el efecto de tunelamiento cuántico – en la modelación del surgimiento de nuestro universo –, éste ha surgido {y bue…} con un tamaño finito (a=H^-1) y velocidad (ἁ=0). La versión euclidiana de la ecuación evolución es: (-ἁ^2+1=H^2a^2), y su solución instantónica: (a(t)=H^-1*cos(H*t)), describe una 4-esfera S^4 – dicha solución está definida solo para valores de (abs(t)/(2H)) –.
Síntesis: el instantón: (a(t)=H^-1*cos(H*t)), puede interpretarse como la descripción del efecto de tunelamiento cuántico (surgimiento de nuestro universo), en un espacio de De Sitter: (a(t)=H^-1cosh(H*t)) de la nada – de acuerdo a este especifico instantón – {Y bue++…}.
Así que ya saben, cuando alguien les pregunte: ¿cómo de la nada surgió algo – el cosmos –? Tan solo deben mostrarles ese último par de ecuaciones y señalándolas acotar enfáticamente: [así].
En dicho modelo, el espacio-tiempo, es representado en forma de cono de punta redondeada – punta hacia abajo –. La diferencia entre el espacio – eje horizontal del cono – y el tiempo – eje vertical del cono –, disminuye conforme nos acercamos al BB. En cuya coordenada temporo-espacial – específicamente dentro de la región instantón –, el tiempo adquiere las propiedades del espacio – transformando la coordenada temporal (-t) en la espacial (+ict), mediante la herramienta matemática denominada: continuación analítica o Rotación de Wick –.

Cambios significativos en nuestro cosmos – modelo instantónico –:
Dado que, considero que la nada no puede dejar de serlo, ni algo puede convertirse en nada, es que modelo cronológicamente un intervalo temporal: (-+) – obviamente me estoy cargando el problema de un pasado infinito –.
- (FV+CI+LyC)[x, -0]LyC({I.C-DL/I.C-DL})[0](VV+LyC)[x, 0+].
- (mSE+CI+LyC({I.H-T/I.H-T}))[x, 0]  (VV+LyC)[x, 0+].

Resistencia al cambio:
Al principio, la propuesta de Lemaître tropezó, no sólo con críticas, sino con una abierta hostilidad por parte de científicos que reaccionaron en ocasiones violentamente. Varios científicos, incluso Einstein, veían con desconfianza la propuesta de Lemaître – aun siendo una hipótesis científica seria –, dado que en su opinión, podría favorecer a las ideas religiosas acerca de la creación.
Nota: Nature 127 (09/05/1931): {pos reconocimiento de Einstein-De Sitter}
Lemaître publica un artículo titulado: el comienzo del mundo desde el punto de vista de la teoría cuántica:
Sir Arthur Eddington señala que, filosóficamente, la idea de un comienzo para el actual orden de la Naturaleza es repugnante para él. Preferiría inclinarme a pensar que el estado actual de la teoría cuántica sugiere que el comienzo del mundo fue muy diferente del actual orden de la Naturaleza. Los Principios termodinámicos, desde el punto de vista de la teoría cuántica, pueden expresarse de la siguiente manera: (1) La cantidad total constante de energía se distribuye en cuantos discretos. (2) El número de cuantos distintos es cada vez mayor. Si nos remontamos en el tiempo tenemos que encontrar cada vez menos cuantos, hasta encontrar toda la energía del universo comprimida en unos pocos o incluso en un único quantum.
Now, in atomic processes, the notions of space and time are no more than statistical notions ; they fade out when applied to individual phenomena involving but a small number of quanta. If the world has begun with a single quantum, the notions of space and time would altogether fail to have any meaning at the beginning; they would only begin to have a sensible meaning when the original quantum had been divided into a sufficient number of quanta. If this suggestion is correct, the beginning of the world happened a little before the beginning of space and time. I think that such a beginning of the world is far enough from the present order of Nature to be not at all repugnant. It may be difficult to follow up the idea in detail as we are not yet able to count the quantum packets in every case. For example, it may be that an atomic nucleus must be counted as a unique quantum, the atomic number acting as a kind of quantum number. If the future development of quantum theory happens to turn in that direction, we could conceive the beginning of the universe in the form of a unique atom, the atomic weight of which is the total mass of the universe. This highly unstable atom would divide in smaller and smaller atoms by a kind of super-radioactive process. Some remnant of this process might, according to Sir James Jeanss idea, foster the heat of the stars until our low atomic number atoms allowed life to be possible. Clearly the initial quantum could not conceal in itself the whole course of evolution ; but, according to the principle of indeterminacy, that is not necessary. Our world is now understood to be a world where something really happens ; the whole story of the world need not have been written down in the first quantum like a song on the disc of a phonograph. The whole matter of the world must have been present at the beginning, but the story it has to tell may be written step by step.
- [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ... 706b0.html

[ Liturgia fisicalista de la rama trasnochada ]
Repetimos, ante cualquier interrogante cosmogónico – tantas veces como sea necesario –, el específico credo del astrofísico-trasnochado, con la intención de provocar en nosotros el estado de entendimiento instantónico – iluminación cosmogónica – buscado. Siendo ese específico credo: paradigma astrofísico – en este caso: específicas correspondencias matemáticas –, y como tal, plausible de ser usado para denostar otros modelos descriptivos/explicativos. Que así sea.

Credo del astrofísico-trasnochado: yo, quien entre otras cosas, no me preocupa saber ¿qué es lo que ondula?, ni ¿cómo lo-separado, en ocasiones, está unido a pesar de la distancia?, creo que: transcurrida una cantidad – propiamente numérica – infinita de tiempo, un específico grupo de condiciones iniciales, junto a un específico grupo de leyes y constantes físicas, que regían un específico espacio-tiempo – representado por una específica entidad-constructo físico-matemático de la teoría cuántica de campos denominado: falso vacío –, causaron inexorablemente, hace aproximadamente trece mil setecientos veintitrés millones de años (UTC), su transformación, representada mediante el efecto de tunelización cuántica – analogía de un comportamiento no-clásico –, a través de una específica barrera potencial – representada por una específica entidad-constructo físico-matemático de la teoría cuántica de campos denominado: instantón Coleman-De Luccia –, en un específico espacio-tiempo – vacío verdadero – y energía. Siendo ese, el paradigma físico reinante – en este caso: específicas correspondencias matemáticas –, y como tal, plausible de ser usado para denostar otros modelos descriptivos/explicativos. Es paradigma astrofísico – al menos, hasta que otro lo desplace –. Que así sea.

Credo potenciado del astrofísico-trasnochado: yo, quien entre otras cosas, no me preocupa saber ¿qué es lo que ondula?, ni ¿cómo lo-separado, en ocasiones, está unido a pesar de la distancia?, creo que: hace aproximadamente trece mil setecientos veintitrés millones de años (UTC), cuando ni el espacio, ni el tiempo existían, de alguna forma existían un específico grupo de condiciones iniciales, junto a un específico grupo de leyes y constantes físicas y el minisúperespacio – representado por una específica entidad-constructo físico-matemático de la relatividad general – de la nada. Mismas, que causaron inexorablemente, su transformación – convirtiéndonos en una específica nada-transformada –, representada mediante el efecto de tunelización cuántica – analogía de un comportamiento no-clásico –, a través de una específica barrera potencial – representada por una específica entidad-constructo físico-matemático de la teoría cuántica de campos denominado: instantón Hawking-Turok –, en un específico espacio-tiempo – vacío verdadero – y energía. Es paradigma astrofísico – al menos, hasta que otro lo desplace –. Que así sea.

Escala de complejidad explicativa: (otra licencia del autor)
§  Grado de complejidad de modelo no infinita: causas impersonales (pre-personalidad).
§  Grado de complejidad de modelo infinita: causas personales (pos-personalidad) – dicen por ahí que la complejidad de Dios es infinita –.

. . . [ Síntesis final ] . . .

Tomando en consideración lo antes expresado, es mi opinión actual: que todo intento por resolver esta paradoja cosmogónica – aceptadas las premisas, definiciones, reglas de inferencias y demás componentes del sistema lógico que así la derivan –, terminara, en el mejor de los casos, en un replanteo improcedente. O sea, en un improcedente intento de declararla resuelta, declarar cierto avance o incluso declararla inexistente, mediante el cambio de algunas premisas, definiciones, reglas de inferencias o algunos otros componentes del sistema lógico en que se la derivo inicialmente. Lo cual, resulta ser erróneo, debido a que: obviamente no se estaría resolviendo el problema inicial – paradoja cosmogónica –, sino una modificación conveniente e improcedente.
m_bajasolicitada
m_bajasolicitada
Puntos : 3166
Cantidad de envíos : 1142
Fecha de inscripción : 25/07/2014

¿Paradoja creacionista o astrofísica? Empty Re: ¿Paradoja creacionista o astrofísica?

el Sáb Dic 13 2014, 10:44
Chico, como te lo has currao Happy
avatar
Willy
Puntos : 11403
Cantidad de envíos : 6665
Fecha de inscripción : 29/04/2010

¿Paradoja creacionista o astrofísica? Empty Re: ¿Paradoja creacionista o astrofísica?

el Sáb Dic 13 2014, 14:59
"trece mil setecientos veintitrés millones de años (UTC)" Laughing Laughing
Elisewin
Elisewin
Puntos : 6792
Cantidad de envíos : 4072
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 55
Localización : Argentina

¿Paradoja creacionista o astrofísica? Empty Re: ¿Paradoja creacionista o astrofísica?

el Sáb Dic 13 2014, 19:02
Y con esa precisión.

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

dudainconsistente
dudainconsistente
Puntos : 2337
Cantidad de envíos : 64
Fecha de inscripción : 27/09/2013

¿Paradoja creacionista o astrofísica? Empty Re: ¿Paradoja creacionista o astrofísica?

el Dom Dic 14 2014, 21:13
Erasmo, no sé si entendí correctamente su pregunta. Con eso en mente, responderé que: creí hacerlo en este y otro post afines. Intentando ser más preciso, diré que: no me es posible – ni creo que lo sea en un futuro o a otras personas –, construir un modelo cosmogónico sin acarrear inconsistencias. Es decir, sin ser replanteos improcedentes.

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

dudainconsistente
dudainconsistente
Puntos : 2337
Cantidad de envíos : 64
Fecha de inscripción : 27/09/2013

¿Paradoja creacionista o astrofísica? Empty Re: ¿Paradoja creacionista o astrofísica?

el Dom Dic 14 2014, 22:36
Quizás, lo que usted no logra entender o comprender, es que yo no estoy criticando la mecánica cuántica. Pero si estoy criticando el uso, a mi entender, inapropiado de este modelo, como explicación del origen del cosmos – más precisamente, dar cuenta de: o una causa incausada, o una causa primera –. Y de paso, intento hacer presente lo peligroso que puede resultar su empleo para denostar otros modelos cosmogónicos.

PD: considero su, a mi entender, confusión como algo no inusual. Quizás, deberíamos recordar que: solo son modelos, y hasta nuevo aviso: provisorios. Además, dado que no creo que cada uno realice cada experimento confirmando cada afirmación que expresemos, ni conozcamos en profundidad cada modelo implicado en ellas; quizás deberíamos no ningunear lo que en principio creemos entender de otros – ya que incluso, podría darse el caso de que lo mal interpretamos –. Y por último, deberíamos intentar no confundir el modelo, con lo modelado.
Contenido patrocinado

¿Paradoja creacionista o astrofísica? Empty Re: ¿Paradoja creacionista o astrofísica?

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.