Buscar
Resultados por:
Búsqueda avanzada

Comparte
Ir abajo
avatar
Sergio Fisch
Puntos : 4813
Cantidad de envíos : 2357
Fecha de inscripción : 10/06/2013
http://www.superdotados-intelectuales.org/

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Miér Jun 19 2013, 23:25
.


Última edición por Sergio Fisch el Miér Mayo 28 2014, 07:30, editado 1 vez
Elisewin
Elisewin
Puntos : 6883
Cantidad de envíos : 4072
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 55
Localización : Argentina

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Jue Jun 20 2013, 01:16
A mi eso me lo dijo un escritor español que tiene tres libros publicados, pero tal vez se refería a lo mismo que decís, que hay que realizar otras tareas relacionadas. Lo tomé literalmente.
avatar
Sergio Fisch
Puntos : 4813
Cantidad de envíos : 2357
Fecha de inscripción : 10/06/2013
http://www.superdotados-intelectuales.org/

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Jue Jun 20 2013, 09:41
.


Última edición por Sergio Fisch el Miér Mayo 28 2014, 07:30, editado 1 vez
Elisewin
Elisewin
Puntos : 6883
Cantidad de envíos : 4072
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 55
Localización : Argentina

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Jue Jun 20 2013, 13:13
No. No hay pocos lectores. Pero no debe haber muchos lectores que lean entre cincuenta y cien libros al año. Eso te lo firmo. 

¿Cuál será la relación población/número de autores publicados? ¿Y la relación población con acceso a material bibliográfico/número de autores publicados? Simple curiosidad. 

Tengo un amigo que me dice que sólo lee clásicos. Porque dice que nunca te equivocas con un clásico y hay demasiado para leer como para perder el tiempo en algo malo. A mi me gusta la narrativa contemporánea, la siento más cercana, pero no me animo con un autor que no conozca si no me lo recomiendan. 

Me gustó tu exposición y la puedo llevar al campo de la ciencia. Hoy se publican muchísimos más artículos que hace 20 años. Y por supuesto los factores de impacto bajan, y es una tortura aumentar el índice H... Porque no da tiempo de leer más y por ende no se puede citar todo lo que se publica. Se lee y cita a los conocidos. Ellos suben sus índices y los desconocidos la tenemos que remar en dulce de leche...
Elisewin
Elisewin
Puntos : 6883
Cantidad de envíos : 4072
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 55
Localización : Argentina

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Jue Jun 20 2013, 13:14
Rober, pásanos a otro hilo por favor, y luego borra este comentario. Mil gracias. Sino seguiremos contaminándote el hilo. I love you
avatar
Sergio Fisch
Puntos : 4813
Cantidad de envíos : 2357
Fecha de inscripción : 10/06/2013
http://www.superdotados-intelectuales.org/

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Jue Jun 20 2013, 22:33
.


Última edición por Sergio Fisch el Miér Mayo 28 2014, 07:31, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Sáb Oct 12 2013, 03:25
Saco a la palestra este historieta de fantasmas que dormía desde hace tiempo en la nevera.

El condado de St.Rittinger. Parte I

¡No hay justicia en este mundo!, se lamenta  nuestra protagonista, mientras aprieta entre sus puños  un trocito deshilachado de tela. Así es, querida Emily, no existe  consuelo posible cuando el azar te arranca de una forma tan atroz a tu única hija. Cruel destino para una madre y viuda de guerra.

Hoy el cielo se vistió plomizo, armonizando con el prematuro grisear de sus cabellos; la brisa de otoño, que silbaba fría entre los altos cipreses, despeinaba juguetona su melena, dejando entrever  su rostro - de belleza austera - que el curso de la vida se había encargado de curtir.

- Ha muerto un ángel - comentan entre susurros los pocos supervivientes del condado de St. Rittinger, que acompañan a Emily en su duelo. La  devastadora epidemia de peste que asola la región no tuvo reparos en segar la vida de la dulce niña. Inmunizados frente al sufrimiento ajeno,  nadie da muestras de dolor; se limitan a disfrazar su impavidez entre palabras de cortesía.

Las campanas repican en lo alto; las paladas penetran en el  suelo fértil del campo santo cubriendo con tierra el virginal cadáver de Rose.

Las palabras del párroco se unen a la macabra melodía del último adiós.- Rest in peace, que tu alma descanse en paz tierna criatura...

- ¡Abre los ojos, Emily! Te has quedado sola – advirtió el silencio - ¿Por qué no vuelves a casa? El viento arrecia meciendo su débil figura, que cae al suelo desecha en un mar de lágrimas.

Nadie me espera – musitó la dama –, enjuagando sus lágrimas con la manga del largo vestido negro, tan desgastado como su alma. Comenzó a llover y un relámpago iluminó el cielo al tiempo que un torbellino de emociones se adueñaba de su ser.

Elevó su voz, como nunca antes había hecho; despojándose de los grilletes de una vida de mansedumbre y penitencia, exigió justicia aporreando con rabia las puertas del cielo…

- ¡Tú, Dios castigador! ¡Bastardo al que me enseñaron a rezar! ¡¿Cuál fue mi pecado para tamaño castigo?! -. Se estremeció de ira y el aire faltaba en sus pulmones, pero su voz retumbo de nuevo entre la lluvia…

- Dios de los cristianos, que juegas con la vida y la muerte…  ¿¡Que terrible destino me aguarda?! ¿Esperar que la espada de Damocles caiga sobre mí y ponga fin a esta absurda existencia? Criatura del averno, que abandonaste a tu hijo en la cruz… Tierra yerma – balbuceó-.

Tras un instante de vacilación, arremetió con energía renovada. -¡Maldito impostor! ¡Reniego de ti y de tu infinita misericordia! ¡Embustero!  

Ebria de un salado elixir, hundió sus rodillas en el barro, exhausta por el maremágnum de emociones. Sintió que quería morir… - Removería las entrañas de la tierra si pudiera volver a abrazarte, hija mía-.

Nadie recuerda ya el tiempo que permaneció allí, paralizada, apoyada sobre la fría losa de piedra; con la mirada perdida, mientras su corazón se marchitaba lentamente en su pecho.

Los tardíos rayos de sol sacaron a Emily de las profundidades; trató de levantarse, pero no supo; un inmenso dolor inundaba cada centímetro de su cuerpo. Pensamientos oscuros visitaron su mente… Algo más tarde, acudieron a ella los instintos del cuerpo: sintió hambre y frio, anhelo el calor de una estufa y el  sabor de una sopa recién hecha.

Decidió volver a casa; con suerte, una pulmonía acabaría con su sufrimiento en pocos días…

El camino de regreso se hizo más corto que de costumbre - no por la ligereza de sus pasos -, sino por la amargura de regresar al lóbrego caserón que un día llamó hogar. Bandadas de aves migratorias llenaban el cielo con sus graznidos.  Ojala pudiera volar junto a ellos - pensó Emily - observando el horizonte anaranjado de un otoño que amenazaba eterno.
Elisewin
Elisewin
Puntos : 6883
Cantidad de envíos : 4072
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 55
Localización : Argentina

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Sáb Oct 12 2013, 03:43
Me suena ese relato :D
avatar
Invitado
Invitado

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Sáb Oct 12 2013, 03:52
El condado de Rittinger Parte II

El sol ya se había puesto cuando la luz proveniente de la vivienda despertó a la dama de sus ensoñaciones. ¡Ladrones! – exclamó –. Con cautela, se aproximó a la repisa de una de las ventanas tratando de vislumbrar a los desaprensivos que, con seguridad, estarían desvalijando la casa al amparo de la noche.  No les culpo – suspiró – atravesamos malos tiempos…

Lo que allí vio, enloquecería al más cuerdo de los hombres; sin duda, habría hecho enmudecer al más firme orador... No fue problema para Emily, que se precipitó hacia la puerta.

Con la dificultad de unas manos entumecidas por el frio, abrió por fin la cerradura...

¡Oh, Rose cariño! ¡Estás aquí, vida mía! – sollozó la mujer–. La niña, que calentaba su tez - rosada por la calidez de la madera ardiendo-, se giró sorprendida; y destilando la más deliciosa de las sonrisas, corrió a abrazar a su madre.

No hay duda… el cielo nos ha dado una segunda oportunidad. Sobraron las preguntas; estorbaron las explicaciones: Lo único importante ahora, es que su hija estaba de nuevo junto a ella y nada ni nadie volvería a arrebatársela.

– Tengo hambre, mamá –. Esa noche hicieron galletas.

El otoño, liviano como la hojarasca, dio paso a las primeras nevadas de  invierno. Emily, que había recuperado la vitalidad de su juventud, retiraba afanosa la nieve apelmazada entre los esqueletos de las rosaceas en el jardín; dentro, Rose, quitaba el polvo a los macizos muebles del salón.

Más tarde, madre e hija, se encargaron de apilar  pequeños fardos de leña seca. Las casas grandes son muy frías en estas fechas.

Nada parecía capaz de alterar la renovada estabilidad familiar; pero como en la peor historia de medianoche, un sollozo infantil revoloteó sobre la balsa de aceite. Terribles pesadillas despertaban a la señora cada noche; - creyendo a su hija enferma – mantenían a la atenta madre expectante hasta la llegada del alba.

El temor se desperezó cual minino; creyó ver al demonio de la enfermedad agazapado en algún lugar de la casa, insidioso, dispuesto para atacar... Las dudas saboteaban una y otra vez su confianza: ¿Y si toda precaución había sido en vano?

Cada mañana preguntaba a su hija si se encontraba bien… todo parecía indicar que así era, pues la niña lucía alegre y lozana. - ¿Llorabas anoche, cariño? – tratando de averiguar –, a lo que Rose contestaba con una negativa.

Fue ese amanecer del mes primero, cuando su temor se materializó en cristalina certeza. Su descanso se vio turbado por un llanto intermitente de naturaleza indescriptible; pareciera la súplica agónica de un cautivo que clama libertad…

Los fantasmas se arremolinaban a los pies de su cama - vaporosas y ágiles proyecciones de la culpa -, condensándose en forma de gotitas de sudor al entrar en contacto con su piel caliente.

Haciendo acopio de valor, se incorporó del húmedo lecho, tanteando primero el suelo, que crujió - como es natural de la madera vieja – bajo el peso de su cuerpo. Juraría que aquel enfermizo ronroneo- extinto por momentos-, emergía como sustancia cenagosa del mismísimo inframundo.
avatar
Invitado
Invitado

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Sáb Oct 12 2013, 04:46
El condado de Rittinger Parte III

Con esta y otras cábalas, trataba Emily - con poco éxito-, ya no solo de adormecer su miedo y alentar el espíritu… ¡Trataba de acallar voces internas! Que resonaban como tambores aborígenes desde la parte más primitiva de su conciencia - llegando a eclipsar aquel débil lamento -.

Eran demasiadas las noches de tormento, demasiado lo vivido ya, como para hacer oídos sordos…

El estrecho distribuidor, cobraba matices mágicos iluminado por la claridad azulada del crepúsculo. La mística luz de las primeras horas del día, se colaba antojadiza entre las cortinas del único ventanuco que alumbraba el largo pasillo dibujando sombras provenientes de otros mundos.

Camino cabizbaja unos pocos metros, escrutando sus pasos… el sonido pareció disiparse entre los cantos de las avecillas madrugadoras. Emily se detuvo y jadeo violentamente, reanudando la respiración contenida.

Se irguió como animal salvaje que paladea el aire de la estepa con glotonería; su pecho se hinchó cual fuelle, bajo aquel camisón macilento que recordaba el hábito de un mártir; su pelo ya completamente blanco, enmarcaba un rostro minado por mil pecados…

De repente, melodías de Hamelín sumieron su ser en un baile desenfrenado de articulaciones rotas. Manos invisibles zarandeaban y agitaban su cuerpo, que se retorcía golpeándose contra ambas paredes. El miedo ya no era tal, y de su boca brotaron sonoras carcajadas. Danza de ultratumba o tétrica comparsa de borrachos…

Su vista se tornó borrosa y el ambiente cobró tintes de frenopático; el suelo se fundió con el techo, adquiriendo un aspecto de túnel mal alumbrado. Cayó al suelo y gateó frenética hasta plantarse delante de la habitación de su hija: como rata a su ratonera.

Abrazo el pomo de la puerta - cubierto por la fina pátina -, asiéndolo con ambas manos. Sirviéndose de su propio peso, tiró de la manilla, que giró junto a un chirrido de bisagras herrumbradas.

Una masa de aire corrupto golpeó a Emily con muda bofetada, sumiéndola en la más sentida de las arcadas. El hedor a podredumbre que despedía aquella habitaciónl, aparto su rostro transportándola a la realidad más reactiva: la náusea.


Última edición por NERD! el Sáb Oct 12 2013, 13:04, editado 2 veces
avatar
Invitado
Invitado

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Sáb Oct 12 2013, 04:55
El final se hará esperar un poco más. :D

Aconsejo que mientras leeis el relato visioneis este video de fondo, el cual me sirvió de inspiración en su momento para construirlo.

https://www.youtube.com/watch?v=mCRa7S8O-tU&NR=1


@Elisewin escribió:Me suena ese relato :D
:D 
María
María
Puntos : 5316
Cantidad de envíos : 1724
Fecha de inscripción : 11/05/2010
Localización : Al otro lado del espejo

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Mar Oct 22 2013, 19:55
¿Falta mucho? Smile
avatar
Invitado
Invitado

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Mar Oct 22 2013, 20:05
A ver si este finde...
Elisewin
Elisewin
Puntos : 6883
Cantidad de envíos : 4072
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 55
Localización : Argentina

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Jue Oct 24 2013, 12:33
Ya estás tardando...
avatar
Invitado
Invitado

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Sáb Nov 09 2013, 20:28
El condado de St.Rittinger. Final

Tras la aclimatación de los sentidos, se adentró en el cuarto con una sonrisa en el rostro;  el cuerpo de su hija reposaba sobre su lecho, tan frío como siempre.

Sin apartar la mirada de la niña, se sentó al borde de la cama, retirando con delicadeza algunos restos de tierrilla seca de las sabanas. No quisiera despertar a la criatura de su sueño eterno.

Dar vida a un nuevo ser es uno de los actos más simples y hermosos que existen en la naturaleza; miles de hombres y mujeres han tenido hijos sin plantearse necesariamente, si responde a un deseo inconsciente o a una necesidad física de la materia; cuando el reloj biológico se pone en marcha, en el momento que la mujer desea ser madre – si brota el sentimiento de tener un hijo –, poco importan estos detalles...

Con la fecundación se materializa el deseo inicial y la respuesta parece acotarse; en ocasiones, esta hambre parece saciada, dando pie a pensar que únicamente se trata  de la satisfacción fisiológica de la mujer, sin esperar nada más...

Es durante el embarazo, cuando comienza a gestarse el verdadero vínculo hacia el ser que crece en su interior, el amor hacia la carne de su carne; temiendo incluso el momento de desprenderse de ella…

Durante esta deliciosa odisea, también se proyectan nuestros sueños – ambiciones y proyectos -, sobre la figura del niño y su futura crianza, contribuyendo a hacer menos doloroso el momento inminente del parto.

Borrascosa reflexión para una mujer que solo desea prorrogar al máximo el momento de desprenderse del hueso de su hueso, siendo el cadáver de la criatura que creció en su interior, una actualizada proyección de si misma.

Un largo embarazo antinatura, que culminará con su propia muerte física; el perenne sentimiento de un cuerpo cuya único consuelo es conservar lo que antes fue suyo… Dos almas muertas compartiendo el vientre oscuro de la habitación .

Arropándola – Emily -, se despidió de Rose con un beso en lo que ahora solo era un cráneo. ¿Quién somos para juzgar el amor de una madre?


Última edición por NERD! el Sáb Nov 09 2013, 20:39, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Sáb Nov 09 2013, 20:33
Me gustaría que compartierais vuestra opinión sobre el global del relato; para aprender y esas cosas... bounce 
Elisewin
Elisewin
Puntos : 6883
Cantidad de envíos : 4072
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 55
Localización : Argentina

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

el Dom Nov 10 2013, 18:15
Sos un gran ensayista. Smile
(Ese final es un ensayo...)
Contenido patrocinado

Hilo propio: Mis relatos. - Página 2 Empty Re: Hilo propio: Mis relatos.

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.