Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Fracaso académico en superdotados
por José Luis Hoy a las 12:21

» Concurso literario Diciembre 2017
por Osler Hoy a las 08:18

» Creo en la felicidad y no soy muy tonto ¿puedo conseguirla?
por Osler Hoy a las 08:12

» Cuando la palabra se transforman en un arma.
por Disperso Ayer a las 23:30

» Queja.
por Osler Ayer a las 16:13

» La epidemia de los opioides en EEUU
por Osler Ayer a las 16:09

» Epigenética, que vienen los mios ....
por Osler Ayer a las 15:55

» La ciencia no comunica bien.
por Albedrío? Sáb Dic 09 2017, 23:31

» Posicionamiento en Google
por Albedrío? Sáb Dic 09 2017, 14:24

» Fragmentos olvidados.
por Jorge M. L. Sáb Dic 09 2017, 13:55


Relatos y cuentos.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Relatos y cuentos.

Mensaje por Catalan ART el Dom Nov 21 2010, 20:30

He buscado pero no he encontrado ningún hilo dedicado a este tema. Vi uno de poesía. Así que creo este pos por si queréis compartir algún relato.

Yo os presento el primer relato que escribí, es una visión romántica con toques góticos de la creación, completamente ficticia, posteriormente escribí una obra de teatro sobre mi visión cínica sobre la creación. Y luego tengo mi trabajo sobre análisis de mitología.
Este relato en sí tiene bastantes fallos, pero me sabría mal corregirlo porque han pasado muchos años lo escribí con quince años y si lo reescribo rompería la esencia de aquel momento.

EL DADOR DE FORMA
EL HACEDOR DE SUEÑOS©

En un tiempo anterior al tiempo
En una era que no era una era
Cuando todo era nada
Y la nada lo era todo

Las fuerzas primigenias luchaban contra sus respectivos opuestos. De forma que se anulaban mutuamente. De hay la Nada.
Pero precisamente por ello fue posible la creación. Al seguir la ley de la polaridad, la Nada, debía tener un contrario. En su caso, el Todo.
Quien irrumpió haciendo acto de presencia desgarrando la Nada. Al surgir de lo más profundo de su todo. Armado con toda la fuerza de que es capaz de otorgar la innovación.
Y de tal magnitud fue la fuerza concedida, como grande fue el dolor que le procuró a la Nada. Causa de que ésta al desmayarse quedase sumida en los abismos de un profundo letargo.
Aprovechando, el Todo, que la Nada durmiente se hallara. Se separó de ella. Relegándola a lo más profundo de su todo.
Debido a que su completa desaparición no le convenía. Necesitado estaba de su polaridad. Con fin de asegurar su existencia. Si de ella se deshacía caería en la trampa de su propia prepotencia.
Ya que a modo de circulo, la Nada, reaparecería con tanta fuerza, que sería, él, el que quedaría relegado y durmiente.
Por lo que al necesitarla estable e inactiva, la dejó tal cual, dado que estaba en un estado ideal para su conveniencia.
Su separación, trajo consigo, siguiendo la ley de la consecuencia, una reacción en cadena dentro del interior de su todo, en la que todas las fuerzas primigenias, a modo de como él hiciera con la Nada, se separaron, y, separadas, cesaron en su lucha. Dando lugar al espacio y a una posible creación.
Esto no ocurrió, por el contrario, en la Nada, donde todo siguió igual. Inalterable en su lucha de oposiciones.
De esta forma, fue cómo todo en el Todo fue dual. Había lo positivo y lo negativo, lo claro y lo oscuro. Participando lo uno de lo otro, sin que lo uno interfiriera para eliminar a lo otro. En definitiva, se complementaban.
Quedó así el espacio partido en dos. Pero este era triste. Al hallarse en toda su inmensidad vacío, hueco y exento de todo.
El Todo, dándose cuenta de ello, sintióse vacío. Meditó la forma de compensarlo. Pensó y pensó hasta obtener la solución y descubriéndola, partió en pro de su realización hacia la Nada.
E instalándose en ella la hirió, desangró y vertió la sangre que de ella obtuvo en el interior de una calabaza. E hizo lo propio con su propia sangre. Hecho esto, regresó raudo a su reino, donde sintiéndose más seguro, se nutrió de la sustancia fruto de la mezcla, quedando gracias a ello en estado.
Pero en contra de su propósito no fue el único. Por imprudente, una ubérrima gota de su sangre cayó justo sobre donde se hallaba la herida abierta de la durmiente Nada. Dando como resultado que igualmente ella quedara fecundada.
Más, el Todo, no le dio la más mínima importancia. Poco sabía él que por repercusión el fruto de la Nada sería el artífice de su destrucción. Por lo que no hizo nada.
El Todo, por su condición de ser dual, quedó preñado de gemelos. No en cambio la Nada. En la que la ley de la oposición seguía vigente, de lo que resultaba, que todo o más bien nada, formara un núcleo compacto que se autoanulaba a así mismo. Motivo al que se debía que su matriz estuviera ocupada por un solo embrión.
Y, ocurrió, que Todo en su reino dio a luz al primer hijo nacido. Y con él todo el universo quedo iluminado y repleto de estrellas. En memoria de este acto; es por lo que al don de concebir se le otorga el nombre del primer nuevo ser el Hacedor de Luz, el Luz Bel, llámese Luz bella o Lucifer, nombre impuesto en honor de su gracia sublime y excelsa belleza.
El segundo por orden de aparición fue él surgido del vientre de la Nada. El Diablo. Tal nombre le fue dado por ser él, el poseedor de las dos lenguas, el conocedor de toda verdad y toda mentira, y, en conjunto, él que goza de la cualidad de ser la unión de todas las fuerzas, incluidas las contrarias de éstas. Siendo así tanto lo mejor de lo bueno, como lo peor de lo malo, de apariencia andrógina, pálido pero oscuro, hermoso pero terrible, y, el único, de sexualidad hermafrodita.
En último lugar vino al fin el tercer nacido. El segundo hijo, del que era hijo de la madre, a su vez que hermano y padre, el Todo.
Y el tercer hijo de nombre fue nombrado Shet. Shet en contraposición a su hermano, el representante celeste de la luz, encarnaba a la representación viviente de la materia, gracias al cual todo planeta, asteroide o luna, fueron creados.
Pero resultó ser éste igual a sus obras, amorfo y fétido. Tanto, que en apariencia era tal cual bola pútrida de carne y pelo.
Shet el Dador de Forma, por tales circunstancias sentía profunda envidia de las obras de Lucifer. Al ser éstas más hermosas que las suyas. Avergonzado, corroído y cegado por la envidia, quiso huir, pero al no conocer el camino, se perdió. Anduvo por ello así divagando por los confines limitados del espacio. Confuso y sin rumbo. Hasta que sin darse cuenta, topó o más bien fue absorbido por aquello que negaba al espacio, el ser infinito, ilimitado o eterno. Tal barrera no era otra que la Nada.
Una vez en el reino de Nada, Shet, conoció a su hermano, o mejor dicho; hermanastro, sobrino y tío, por las raras condiciones que influyeron en sus respectivos nacimientos.
Y, éste, en efecto era el Diablo, el conocedor de todo, que habló en respuesta a las preguntas que Shet le formuló.
De esta forma fue como, Shet, fue conocedor del origen y la creación, así como de la existencia de la calabaza; la que guardaba en su interior el sacro liquido resultante de la mezcla de las dos sangres más poderosas, gracias a las cuales, él mismo hubo sido creado.
Al saberlo, Shet, dio gracias otra vez por las sabias indicaciones del Diablo. Reencontró también, gracias a él, el camino que le condujo impaciente como estaba hasta al punto del que había partido. Y de hay, Shet, irrumpió donde el solió del Todo y este mismo se hallaba, aunque como ausente, absorto en la contemplación de su creación al extenderse. Hecho que aprovecho Shet para romper el anhelado recipiente; la calabaza.
E imbuido por el ansia, Shet, sin tener conocimiento de hasta que punto era ubérrima la cualidad del viscoso liquido, cometió la tamaña imprudencia de bebérselo por completo. Haciendo gala de una pantagruélica gula. No dejó tan siquiera una gota en prueba fehaciente de su existencia.
Como resultado, hinchado en sobremanera como una gran pelota, le quedó el vientre. No era para menos, portador era de más de diez mil hordas de ángeles no natos.
Una vez la vasta camada hubo nacido y aunque fuesen inferiores individualmente en comparación a los primeros nacidos a, Shet, no pareció preocuparle; pues en su conjunto eran invencibles. Lo que le proporcionaba el respaldo de la fuerza necesaria para la consecución de sus designios.
Y con ellos, utilizándolos a modo de muro infranqueable, bajó, Shet, de nuevo a la frontera que separaba el Todo de la Nada. Y entre ambos decidió que sería el lugar propicio en el que erigir su reino.
Creó con este motivo una placa inmensa en extensión, toda de materia, que cernió a modo de puerta o tapa sobre la Nada. Quedo así la Nada ocultada, quedo así conformado el Tercer Reino.
Hecho ésto, se dispuso Shet a superar la magna obra de su hermano en vía de lo cual decidió crear una criatura.
Con tal fin siguió las pautas del ritual que su padre ya hubiera instaurado; pero mezcló Shet en este caso su sangre con una gota que le pidió a Lucifer -que generoso, como le correspondía- se la concedió, sin tan solo preguntarle por el motivo de tan extraña petición.
Descendió con la gota Shet a su reino, donde la mezclo con la suya. Hecho esto, escupió, dando lugar a una semilla a la que denominó maíz. Semilla que machacó para posteriormente moldearla con forma semblante a la suya propia, y a la que por último, regó con la mezcla de las sangres vivificadoras, infundiéndole de este modo, la vida.
Pero el hombre murió. Bueno no, porque la muerte aún no había sido creada. Estaba mejor dicho congelado. Pero Shet, en su mezquindad, no llegaba a comprenderlo. Prorrumpió por ello en llanto, al no saber la razón de tal infortunado hecho. Lloró y lloró desolado al ver el fruto de su esfuerzo frustrado.
Y sus lagrimas cayeron al helarse como témpanos de hielo sobre el basto Tercer Reino, dejándolo así sepultado por placas y placas inmensas de puro hielo.
Y así llorando y creando hielo, siguió y siguió. Hasta que de tan aberrantes como eran los berridos quejumbrosos de desolación que rajaban de su garganta, Lucifer, como buen hermano que era, marchó en la dirección de la procedencia de estos gimoteos de dolor, con motivo de auxiliar a su doliente hermano.
Y al irse acercando Lucifer; Shet sorprendido, advirtió cambios en su criatura. Dándose cuenta que gracias al calor que irradiaba el cuerpo de Lucifer, su criatura al descongelarse, volvía a la vida. Y otro tanto ocurrió con las lágrimas vertidas por Shet que volvieron a su inicial estado líquido. Aquellas que, Shet, en su berrinche había vertido.
Shet viendo, presenciando esto, no pudo contener su alegría. Emitió entonces nuevos y ensordecedores bramidos en prueba de ello. Lo que turbo aún más a Lucifer, quien creyendo que Shet se encontraba realmente falto de ayuda, apresuró su marcha. Y quiso la mala fortuna que Lucifer se acercara tanto al hombre, que éste quedó achicharrado, la tierra tostada y las aguas formadas por las lágrimas evaporadas.
Quedó por ello Shet aún más confuso. Pero a tiempo estuvo de reaccionar creando una cúpula de fina materia que coloco a modo de tapadera sobre la tierra, con fin de no dejar huir el vapor de agua. Pues narcisista, como partes de sí, estimaba sus lágrimas.
Habiendo, Shet, dejado solucionado este asunto, mandó a sus ángeles al encuentro de su hermano, con órdenes de retenerlo a distancia prudente de manera que el hombre así se rehiciera de sus heridas, pero no volviera a quedar congelado a causa del frío.
Bien estuvo ya resuelto el tema, ordenó Shet, a sus ángeles que colaboraran en la creación.
Crearon así, ellos, las plantas y los animales, a los que también mediante la sangre se les infundió vida.
Mientras esto ocurría, el agua evaporada- a la que se llamó nubes- al empezar a enfriarse, creó la lluvia y esto a Shet le gusto. Pero su dicha se desvaneció cuando comprobó que los océanos no se llenaban, porque el agua al caer, se vertía por los bordes de su creación hacia el reino de la Nada.
Creó, Shet, para contrarrestar este efecto siete lunas, destinadas a ejercer su presión sobre las aguas hasta hacer que estas adquirieran forma de cataratas invertidas. De modo que el agua ya no se perdiera por las bandas.
Se sintió, viendo Shet esto, conforme y contento con su creación. Y ya exhausto se retiro a descansar.
Aprovechando la ocasión que se le brindaba apareció el Diablo, quien había estado observando escondido la creación. El Diablo se acercó al hombre bajo la apariencia de una bella mujer, sin que Shet se percatara. Y el hombre la miro con admiración y curiosidad, ya que nunca había visto una criatura igual.
El Diablo en esta forma le dijo:
- Planta esta semilla y derrama sobre ella mi sangre, la que te entrego en esta ánfora, ya que posee el don de infundir vida y es la única no mezclada que tiene el don de hacerlo. Puesto que yo soy uno y dos, la ambigüedad, no como el resto, que son uno, pero no individuales, por lo que necesitan de otro para ser dos, es decir, para crear e infundir vida.
Dicho esto, el Diablo se desvaneció. El, hombre, acatando las órdenes del Diablo plantó la semilla y la regó con la sangre. Así fue que de la tierra brotó una mandrágora con atributos femeninos, que al crecer el hombre cortó. Tomó de esta forma, la mandrágora, total apariencia de mujer quien viéndose libre de ataduras pudo moverse libremente.
La mujer que poseía el don del habla, como hija digna de quien era su padre, el Diablo el que posee las dos lenguas. Se dirigió hacia el hombre y le besó. Trasmitiéndole el don del habla con este acto. A partir de esto, ella y él pudieron hablar. Y como fue Adán la primera palabra que pronunciaron los labios de la mujer, este fue el nombre que tomo el hombre como propio. E hizo lo mismo la mujer, tomando como nombre la primera palabra que pronuncio Adán, que en su caso fue Lilit, siendo éste el nombre que a la primera mujer le fue otorgado.
Ejecutado este ritual y atraído por los cantos de jubiló de los amantes al ya no sentirse solos, Shet, al despertar, volvió la mirada hacia su creación y descubrió junto al hombre a la mujer. Ante la belleza de la cual, Shet, quedo tan extasiado, que ni siquiera se preguntó por la procedencia de un ser en apariencia tan divino, limitándose tan solo a acercarse a ella para admirarla más de cerca. Una vez estuvo a su lado le dijo Shet a la mujer:
- ¡Si correspondes a mi amor te iniciaré en los misterios!-
Propuesta que la mujer sin dudarlo aceptó, lo que a Adán le pareció mal.
Más, aunque sus venas hirviesen de ira y celos, conocedor era Adán que desde su posición nada por evitarlo podía hacer.
Aprendió Lilit aleccionada por Shet a canalizar su energía y a levitar. Y levitando fue como pudo divisar más de cerca a Lucifer, la Luz de toda luz, el iluminador del Tercer Reino.
Y ambos, al instante, al sentirse atraídos por sus respectivas bellezas, se agradaron. Lucifer lucho por ello contra sus ángeles cautores que le retenían, privándole de su libertad. Y los venció. Pudiendo así partir libre al encuentro con Lilit, quien al contacto con Lucifer quedo chamuscada y cayo herida sobre la tierra.
Todo ello lo presencio, Shet, motivo por el cual muy disgustado reto a Lucifer a un duelo. Gran lucha fue la que aconteció. Hubo polvo levantado junto a fuego y sangre, hasta que el final dio como resultado la victoria de Shet sobre su hermano.
Encerró Shet a Lucifer como perdedor que era en un gran planeta. Creado por Shet con tal fin. Planeta que debido al calor emanado por la Luz de Lucifer se prendió en llamas. Una vez ígneo quedo el planeta Shet lo colgó en el cielo a distancia prudente. Tal fue el origen del Sol, tal y como lo conocemos.
Teniendo ya prisionero a Lucifer, Shet, se dirigió a una no recuperada y doliente (a causa de sus cicatrices) Lilit, a la que sin compasión alguna por la traición que contra él había cometido, también encerró en un planeta llamado Luna. Al que igualmente con ella dentro, Shet, colgó del cielo.
Lilit acordándose del dolor que le había infringido Lucifer, al verse cerca de él no quiso que esto le pasara de nuevo, por lo que no queriendo que Lucifer se le acercara más se coloco en la otra punta del cielo.
Mientras Lucifer en venganza contra Shet, mezclo una gota de su sangre con una reseca de Shet, que extrajo de las que tras la batalla con él, le habían quedado impregnadas en los ropajes.
Y con la mezcla, Lucifer, dio forma a un gigantesco felino, al que encomendó la misión de dar caza al hombre y devorarlo para dejarlo cautivo en su vientre.
Motivo por el que, Shet, para evitarlo se vio en la obligación de lanzar contra el felino uno de los cinco planetas restantes, para frustrar en esta forma los funestos planes de su oponente.
Y ocurrió por el contrario que la gravedad lo mantuvo en el cielo dando vueltas en círculo alrededor de la tierra, causando un cambio de presión sobre Adán, que lo hizo aumentar desmesuradamente en tamaño. Por lo que al cambiar las cosas fue, Adán, quien dio caza y cazo al gran felino, que a su lado había quedado reducido al tamaño de un mero gato.
Más viéndose poderoso, Adán, hay no se contuvo e invistió por ello a Shet, en venganza por el rencor que hacia él guardaba por la ofensa aun no perdonada de haberle robado a Lilit.
Y suerte tubo Shet de que aquel planeta acabara por caer, justo cuando estaba apunto de declarase derrotado, en favor de su oponente por la solemne paliza que este le había propinado.
Pues con la caída del planeta se levanto una espesa nube de polvo, agua y sangre, por efecto de la cual Adán encogió al volver la gravedad a su estado primordial.
La caída del planeta, a su vez, propicio que las aguas y la tierra quedaran separadas, al formarse una única e informe masa de esta sustancia sobre las aguas.
Más, Shet, pese a todo ello no castigo a Adán, sino que por el contrario comprendiéndolo lo perdono.
Por lo que hubo quienes no estando de acuerdo con la magnificencia de Shet, se manifestaron en su contra y se revelaron contra él. Estos fueron los Ángeles comandados por el arcángel Ahriman, ya que ellos también habían sido heridos en el combate contra Adán y se sentían ofendidos.
Pero, Shet, mostró total indiferencia ante las exigencias de estos, sus hijos, anteponiendo el bienestar de su criatura al de ellos
Ni que decir tiene, que por tal motivo los comandados por Eloyn se sumaron a la causa de Ahriman. Juntos, sendos ejércitos, arremetieron con saña contra el indefenso Adán, quien corrió a refugiarse tras su benefactor al que rogó que le brindara su ayuda.
Shet atendiendo a sus ruegos lanzo un segundo planeta, del que modifico la ruta con motivo de que Adán adquiriera apariencia de mono y confundido así como un animal más pasara inadvertido a los ojos de los que el mal le querían.
Mientras, el Diablo, que estaba oculto presenciando todo aquello, gustoso de la discordia decidió añadir más leña al fuego.
Intervino por ello otra vez bajo la piel de una mujer. Seduciendo en ese estado a otros tantos ángeles, que envidiosos los unos de los otros por él o ella se pelearon. Así fue como el inicial gran ejercito de Shet quedo dividido. Ahriman el primer insurgente de los ejércitos de Shet aprovechándolo decidió combatir contra él y hacerse con su trono de este modo.
Shet, que al estar atento, advirtió la dantesca amenaza que sobre él se cernía se adelanto a ella. Y resguardando a Adán dentro de uno de sus puños con motivo de que este mal alguno no sufriera, atrajo a los rebeldes lo más que pudo hacia la tierra y cuando estuvieron lo suficientemente cerca, justo donde el diablo merodeaba, Shet, arrojo el planeta de menor tamaño de los que le quedaban pendidos del cielo. Que cayo con tal velocidad que al impactar contra la tierra la atravesó dejando tras él un túnel que daba justo a la Nada.
Y de la Nada como si de un agujeró negro se tratara surgió una gran fuerza succionada, que engullo irremediablemente gran parte de las aguas de aquel reino, las antiguas lagrimas de Shet (las que formaban el mar salado por ser las lagrimas como en conocimiento de todos saladas al paladar), que fueron absorbidas en primer lugar pues no ofrecían resistencia.
Y tras ellas lo fueron los rebeldes que ya no pudieron resistirse, no en cambio fue ese el caso de él Diablo, que no noto en ningún momento pese a estar justo al lado mismo del abismal túnel que conducía a la Nada, la influencia de la absorción, por ser hijo de quien era. El Diablo el nacido de la Nada y por tanto conocedor y cómplice de sus misterios.
Una vez fueron absorbidos todos los rebeldes, Shet, se apresuro rápidamente a tapar el cráter mediante otro planeta.
Pero no contento con ello y por miedo a que los rebeldes osasen volver, Shet, mando a la placa de materia a la gran extensión de estratos de tierra y roca (que constituían aquel tercer reino sobre el cual Adán y el mismo se hallaban), se cerniese sobre sí. Quedaron de este modo confinados los rebeldes y la Nada, en el interior hueco del Tercer Reino al adquirir, este, apariencia esférica.
Metamorfosis por la que la placa de tierra enorme que sobresalía de las restantes aguas, tomo la forma de continentes al dividirse a causa de la fricción provocada.
Fue así, también, al ser engullida la Nada en el interior del tercer reino, que el espacio pudo ser al fin como lo conocemos, infinito e ilimitado.
Mientras que el agua que debido a la absorción de la Nada había sido extraída de el tercer reino, no quedo por el contrario atrapada dentro de este, sino que más bien lo atrapo a él, al cernirse por efecto de la gravedad sobre toda la extensión de la bóveda celeste. Fue así como se esdevino un mar en el cielo.
La Luna, para no topar con el Sol se coloco el la banda opuesta de la esfera, en la que estaba el Sol. Hacia él aun sentía un profundo rencor. Por ello, Lilit (la Luna), bajo el nombre truncado de Laila pasó a significar Noche. De esta forma fue cómo apareció el Día y la Noche, la Luz y las Tinieblas.
Más el Sol por amor, sigue intentando acercarse a la Luna, motivo por el que ambos siempre están uno como perseguidor, la otra como perseguida, desplazándose en la cima de los cielos alrededor del nuevo reino esférico.
Mientras en el Tercer Reino quiso, Shet, al verse libre de sus enemigos que Adán restituyese su primordial apariencia. Pero e aquí que, Shet, cometido otro error, el cual pagaría caro al volver de nuevo a manipular los asteroides restantes, por equivocación hizo que Adán fuese dotado de nuevo de un cuerpo de gigante.
Cosa que hizo, que al sentirse Adán otra vez poderoso arremetiese de nuevo contra su creador y sus ayudantes, por el dominio de aquel reino.
Más entre los Ángeles los hubo quienes en la lucha que se formo no quisieron intervenir, prefiriendo quedar indiferentes de cuanto a su padre le ocurriera.
El resto, valientemente, lucho contra Adán. Más eran pocos tras la traición de unos y la indiferencia de otros. Y ni siquiera Shet podía hacer nada por detenerlo. Dado que a Shet al último asteroide que quedaba colgando del cielo Adán le había sido barrado el paso. El propio y gigantesco Adán que no estaba dispuesto de nuevo a perder todo su poder.
Por lo que al final Shet desistió. Rendido, mando por ello retirarse a sus tropas y decidió huir con ellas al cielo, por ser este el único lugar donde los gigantescos brazos de Adán no le daban alcance.
Se abrieron a la orden de Shet las puertas del cielo de par en par. Por lo que por ellas hacia el tercer reino entraron las aguas del cielo, formando un gran torrente de agua a modo de cataratas gigantescas que volvieron a llenar aquel reino de nuevo de agua.
Cuando la última gota de agua hubo atravesado por fin las compuertas del cielo, quiso Shet aprovechar la ocasión y huir con sus ángeles al Reino del Todo, jurando en su huida no volver nunca jamás al maldito Tercer Reino.
Los Indiferentes, por su parte, viendo a estos partir no quisieron quedarse allí abandonados, por lo que siguiendo el ejemplo de su padre y hermanos, decidieron huir tras ellos.
Más Shet ceso en su huida para acercarse a ellos, y una vez los tubo enfrente les secciono las alas por haberle traicionado. En ese modo (con las alas cercenadas), cayeron los Indiferentes desde lo alto de el cielo al duro suelo, donde sin alas se sintieron atrapados, al no poder reemprender el vuelo y abandonar el Tercer Reino.
Fueron, de este modo, los Indiferentes abandonados por Shet a su suerte. Quienes sintiéndose abandonados se apenaron; y apenándose cayeron en una profunda depresión; y volviéndose en este estado para contemplar su solitud y el vacío que se había producido en cada uno de ellos, por estar aun latente el recuerdo de su destierro fijaron sus miradas en Adán y tomando la palabra se dirigieron a él, con voz profunda, resonante pero firme y le dijeron:
- ¡Acércate y contempla! ¡Acércate y mira! ¡MIRA! ¡Nuestros ojos rojos por tu causa!
Y Adán sumiso obedeció volviéndose para contemplarlos, de modo que hasta él llegaron sus imágenes y presencio como aquellos ángeles por sus ojos destilaban ríos de sangre. Adán visionando tal acto macabro tuvo la férrea premonición de que no era una buena señal el ver a ángeles llorando sangre.
Aterrado por este hecho quedo, pese a su mayor estatura y fortaleza, Adán, al comprender que algo grabe sucedería presto, por lo que en acto de cobardía y sumisión ante ellos se arrodillo suplicándoles perdón. Más todo lo que intento fue en vano. Lo que le hizo recordar mientras ante él continuaban los ángeles rajando un incesante raudal de sangre que los ángeles poco piadosos son.
Y tanta fue la cantidad que sangre que de los ojos de los ángeles broto que todo el Tercer Reino, en toda su extensión, quedo anegado, sumergido sin remisión. Adán presto adquirió la apariencia de un cetáceo para no sucumbir ante las amargas lágrimas. En esta forma, Adán profirió agudos y desgarradores gritos de auxilio.
Por lo que algo inesperado ocurrió, el cielo retumbo por entero abriéndose sus puertas de nuevo, el Tercer Reino se estremeció y sus cimientos fueron removidos por completo.
Tal fuerza sublime era el furor de Shet al invadirlo todo.
Si, Shet, que pese a su juramento había vuelto. Al haber visionado desde lo lejos a su criatura en acto suplicante. Lo que hirió a Shet como es lógico profundamente en su ego de creador.
Y Shet estando cerca se dirigió a los que lloraban con voz de trueno y los hirió por medio del verbo, como si de agujas afiladas se tratasen, al decirles:
- ¡Vez y contemplar!
Y los Indiferentes vieron y contemplaron.
- ¡Vez y contemplar, mi creación, por vuestros llantos desbastada!
Y vieron y contemplaron, lo que por su causa, había sido por ellos desbastado.
- ¡Vez y contemplad! Pues por lo que contempláis ¡Yo os condeno, a sufrir y padecer! Sean extintas de vuestros ojos por tanto las lagrimas ¡Pues condenados, os condeno, a ser por siempre los esclavos de Adán! ¡Condenados, quedáis así, a velar por él!
- ¡Y así vez y contemplar, mi ira!
Dicho esto mando, Shet, a la tierra abrirse, engullir la sangre y nutrirse de ella, como si de una esponja enorme se tratase.
Y los Indiferentes, con sus ojos carentes en lágrimas, por el poder del verbo de Shet, vieron, como por el mismo motivo todo lo que este ordenaba al acto era cumplido. Viendo así, pronto, como el reino que había sido desbastado por ellos por la creciente marea roja que habían provocado sus lágrimas, secarse, en contra de sus voluntades. Ateridos quedaron por todo ello, los Indiferentes, al comprobar el inmenso poder de Shet, ante el cual, eran ellos, los que tomando el relevo a Adán, los que se arrodillaban, pidiendo su clemencia y favores. Más para ellos no hubo clemencia alguna. Pese a ello, siguieron inclinados, mostrando así sus mutiladas alas, que inexistentes, al ya no poseerlas, les hacían ser parecidos a Adán. Aunque por designio supremo y expreso de Shet, eran ya, menos que Adán. Eran simplemente los meros esclavos de este.
Shet, viéndolos arrodillados, pero sin sentir compasión alguna, y sin variar, con aquella característica voz de trueno, se digno a proferirles estas últimas palabras:
– ¡Esta es mi criatura! La que cree con mis propias manos, por lo que hacia ella tengo un deber, el de velarla y procurarle el bien. Más ahora yo he de partir y ese deber os lo transfiero a vosotros. Habréis de acatar sus ordenes como si fuesen las mías propias ¡Pues a ser sus esclavos, como os recuerdo, os he condenado!
Dicho esto, Shet, arrojo el último asteroide que colgado aun quedaba del cielo. Recupero así Adán, por fin, su primordial apariencia.
Volvió por ello Shet, a cruzar satisfecho las compuertas del Cielo. Que tras, él, esta vez se cerraron ya para siempre. Al tercer reino ya jamás volvería.
Acordándose, Adán (una vez partió Shet) de Lilit. Sintió añoranza y deseo. Por lo que ordeno a los Indiferentes proporcionarle una mujer. Estos, como obligados que estaban por el castigo que se les había impuesto y al no tener más remedio, acataron sus órdenes. Agarraron y amarraron, con tal motivo al Diablo contra una roca. Procurándole tras ello una bestial paliza logrando así hacerle derramar sangre de las brechas de carne entreabiertas que le procuraron. Una vez tuvieron la sangre del diablo en las manos, regresaron los Indiferentes ante Adán y regaron las espinas de una rosa. Que modelaron dándole forma de mujer. Este fue el modo en que Eva fue creada. Y la nueva creación se unió a Adán, al que dio gran descendencia. Se creo de esta forma la raza de los hombres.
Entre tanto, ocurrió, que el Diablo se libero y huyo profiriendo gritos de venganza. Huida en la que la sangre que de sus heridas se vertía fue a mezclarse con semillas de muérdago, belladona y hiedra, que habían esparcidas por el suelo. Dando como resultado la aparición de los cuervos, gatos, serpientes y lobos. Los últimos precisamente, enemigos naturales de los hombres.
Pero como por aquel entonces la muerte no existía. Pronto lo hijos de Adán fueron una plaga. Hasta que la muerte fue creada a modo de sueño por venganza del Diablo. Quien creo así mismo el sueño, que paso a formar el Cuarto Reino. Reino en el cual se instalo el Diablo, truncando su nombre por el del Hacedor de Sueños y creo las sombras para que se adhirieran a los hombres, como símbolo de que algún día sus vidas a él le pertenecerían. Desde entonces, han sido muchos los nombres que al Hacedor se le han dado entre ellos, el Rey del Cementerio, el Emperador de los Helados, Azrael el Ángel de la Muerte, el Cuarto Jinete o el Gran Indiferente, al referirse, con ello, tan solo, a su faceta de Muerte, pues tiene muchos más. Como los que causan pavor en los pequeños corazoncitos de los niños, al estremecerse en su espanto que más adelante serán mencionados.
E instaurado el Sueño y la Muerte, aparecieron el Tiempo y la Vejez, como repercusión de las dos primeras. Por ello también se le conoce como el Gran Impasible, el Voraz y a la que Nadie Vence. El Tiempo y la Vejez aparecieron debido a que en cuanto un hombre entra en el Cuarto Reino, es decir; queda dormido, el Hacedor de Sueños poco a poco le absorbe la energía vital, hasta que al final esta se agota y el sujeto muere.
Los Indiferentes no pudieron hacer nada por evitarlo, dado que de tanto vivir entre hombres olvidaron y la ignorancia es el peor mal que existe. Al olvidar su procedencia divina, perdieron precisamente su esencia divina, volviéndose así vulgares hombres que como hombres murieron y muertos se reencarnaron en perros. Pudieron así, en esta forma, seguir con su condena, ser por siempre más los esclavos del hombre.
Y no teniendo ya el Hacedor que preocuparse por los Indiferentes libero a Lilit de la Luna, quedo esta por ello vacía como un pellejo quemado colgante del cielo. Pellejo que llenan los Ladrones de Lagrimas, hijos de Lilit con las lágrimas que robaran a los niños. Siendo, cada una de estas lagrimas robadas, un sueño que ya a su antiguo poseedor jamás se le cumplirá. Lagrimas con las que durante catorce días llenan la luna, siendo precisamente debido a la magia que entrañan los sueños robados el motivo por el que brille fosforescente la luna.
Luna a la que una vez repleta, el Hacedor, convocaba a sus hijos, los lobos, para que estos se unan a él, en el banquete de nutrirse de las lagrimas que en ella hay contenidas.
Convite al que para acceder los lobos deben trepar a la Luna. Lo cual solo pueden lograr trepando mediante el hilo hile una hiladora a las doce de la noche sin utilizar una vela. Los lobos que no son afortunados y no la encuentran, tienen que resignarse y buscar un punto alto desde donde aullar a la luna. Los que lo logran trepaban por el hilo hasta alcázar la luna hincan sus colmillos en ella para succionar el preciado liquido. En esta forma, los lobos, pendidos de un hilo se nutren de lágrimas durante catorce días tras los cuales la Luna se seca. Por contra los lobos acaban tan gordos, que por su peso el hilo se rompe al no resistirlos más, caen así de nuevo a tierra. Al tiempo la hiladora después de haber estado gravemente enferma durante los catorce días del banquete, caídos los lobos, muere. Pues tal hilo no es otro que su cordón de plata. Las hiladoras muertas por este medio quedan reducidas a ser esclavas en el reino del Hacedor condenadas a hilar sus telares los sueños. Telares confeccionados con uno de los cinco elementos, formas o esencias en los que queda reducido un hombre tras caer muerto; la Memoria que es como un archivo de las vivencias de la persona es uno de ellos. En efecto, este de los cinco restantes, es el material del que están hechos los sueños, al confeccionarse con el hilo los enormes telares tejidos con Memorias vividas.
Las otras esencias son; el Eco que es como una especie de resonancia que queda perpetua en la tierra; la Sombra que volvía al Cuarto Reino; el Cuerpo que se podría en la tierra y el ultimo y definitivo; el Alma que una vez libre de los otros cuatro podía volver a reencarnarse.
Los telares una vez confeccionados son quemados por las sombras que vuelven al Cuarto Reino, en unas grandes piras y chimeneas donde quedan reducidos a simple arena. Arena que mezclan unas con otras, dando como resultado esa cierta incoherencia de los sueños. Al quedar mezcladas distintas memorias vividas.
Arena, por tanto, provocadora de sueños incoherentes que el mismo Hacedor se encarga de portar en un saquito, por lo es llamado por los hombres el Hombre Arena o el Hombre del Saco.
Arena, que tras tomar la forma de cuervo, arroja, mediante su vuelo nocturno en los ojos de los niños. Por ello al despertar nuestros grandes ojos de infantes se hallan llenos de legañas. Pero si no estas durmiendo cuando el llegue el Hacedor te arranca sin compasión de cuajo los ojos y de ellos se nutrirá ante tus cuencas oculares vacías.
A los mayores no los menciono. Pues estos carecen de la facultad de soñar, reduciéndose a ser sus legañas solo pedazos de su fantasía descompuesta y esperanzas perdidas.
Así es, así a sido y así será, hasta que su Reino, el Cuarto Reino, que crece cada día, más y más, le otorgué al Hacedor el suficiente poder para atravesar la materia del Tercer Reino y acceder así a donde cautiva se halla la Nada.
Y así ha sido y así será, hasta que el Sol sea devorado por un Lobo Negro de Ojos Blancos de Ángel, que preñado al consumirlo de él quede. Engendrado así será de nuevo Lucifer en su primigenia apariencia, libre de sus cadenas y ataduras. Y arda todo el Tercer Reino consumido por las llamas al contacto con él.
Será entonces el tiempo en el que el Hacedor retornara del interior del Tercer Reino como el Lobo de Ojos de Ángel, portando en sus entrañas a su madre la Nada. A la cuál allí dentro habrá devorado, quedando en consecuencia de ella preñado, por ser esta la única manera de que la Nada, cruce las fronteras que hasta ahora la retienen. Y así el hijo una vez fuera, en el Todo, dará a luz a la madre en forma de un gigantesco huevo, del que surgirá una monstruosa serpiente que devorara el huevo, a su hijo que la había devorado, al reino en llamas y así continuando con un largo etcétera, hasta finalizar devorando al Todo y así misma, comenzando por su cola y finalizando por su lengua. De modo que todo volverá a ser Nada.

FIN

“El Dador de Forma. El Hacedor de sueños”©
Elena Catalán Muñoz 1993
avatar
Catalan ART

Puntos : 2706
Cantidad de envíos : 115
Fecha de inscripción : 17/11/2010
Edad : 39
Localización : Barcelona

http://www.verbogeometrico.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Invitado el Lun Nov 29 2010, 20:12

En lo personal me ha encantado. Yo comencé a componer a los 13 años y de hecho continuo haciéndolo. Te invito si no es mucha molestia a visitar mi página web si te apetece. En caso de ser así te pasaré el link.
Siempre podemos compartir ideas y debatir acerca de nuestros escritos si estás de acuerdo.

Suerte

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Catalan ART el Mar Nov 30 2010, 08:38

Hola, gracias por tu respuesta a mi relato.
Me comentas que tienes una web pero no encuentro el enlace a ella.
avatar
Catalan ART

Puntos : 2706
Cantidad de envíos : 115
Fecha de inscripción : 17/11/2010
Edad : 39
Localización : Barcelona

http://www.verbogeometrico.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por izurdesorkunde el Dom Mayo 18 2014, 00:08

FÄBULA

Erase un ganso que estaba convencido de sus cualidades como bailarín. Inicialmente no se atrevía a mostrarse en público, pero decidió un buen día, tras mucho practicar en privado, aprovechar cada ocasión que se presentara para mostrar sus habilidades a todo animal con el que se cruzara en su camino hacia la laguna del bosque.

El primer animal que encontró fue el búho, siempre tan observador y erudito. Le pidió que esperara un momento, porque quería mostrarle algo, e inició su baile.
Tras acabar su espectáculo, le rogó diera su opinión. El búho, suspirando, le dijo que sería muy recomendable que se dedicara a otros menesteres, porque estaba claro que aquello no era lo suyo. El ganso se sintió sumamente ofendido, le dijo que no le parecía que hubiera sido justo con ella, le dio la espalda y siguió su camino, enfurruñado. Pensó, para sus adentros, que el búho sabría mucho de libros, pero que no parecía fuera un buen consejero en cuestiones artísticas.

Un poco más adelante, se topó con el alegre y dicharachero mono, siempre dispuesto a hacer monerías y saltos acrobáticos. Le pidió pues, que fuera espectador por un rato, y éste accedió encantado. Bailó con ganas y dedicación, y antes de acabar su baile, irrumpió el mono batiendo palmas y gritando a voz en grito "¡bravo!, ¡un hurra para esta descomunal artista!" mientras hacia piruetas varias saltando de rama en rama.

El ganso paró, miró con fijeza al mono, y sin decir palabra prosiguió cabizbajo su camino. Un gorrión , que lo había visto todo desde su privilegiada rama, revoloteó sobre su cabeza y le preguntó porqué no había agradecido semejante ovación, y porqué se mostraba triste y circunspecto. Le miró, compungido, el ganso y le dijo: "He decidido no volver a bailar". "¿Porque?" preguntó el avecilla. "Puse en duda la opinión negativa del erudito, pero que el animal con menos luces me aplauda con tanta efusión solo puede significar que lo estoy haciendo realmente mal" .
avatar
izurdesorkunde

Puntos : 7698
Cantidad de envíos : 4563
Fecha de inscripción : 10/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por izurdesorkunde el Dom Mayo 18 2014, 00:59

Probemos ahora con un RELATO CORTO:

Llevaba observando desde hace rato a aquella dama, embutida en aquel vestido estampado y vaporoso. Se paseaba, ufana, por la concurrida avenida, sobre aquellos finos zapatos de tacón, ora por una acera, ora por la otra. Le acompañaba, solícito, un agradable joven que le acariciaba el oído con suaves susurros.
Desde la terraza de aquel bar había apreciado que ella parecía ser vulnerable, hipersusceptible incluso, ya que ante un comentario bienintencionado de un transeúnte sobre un detalle de su indumentaria se había mostrado burda. Como si ese comentario hubiera sido frustrante y no fuera capaz de encajarlo. Imaginó, como solía habitualmente hacer, distintas historias personales que explicaran ese proceder. De semejante ejercicio mental solía obtener buenas ideas que solía plasmar en su sempiterno bloc de notas, material que solía revisar cuando se disponía escribir un nuevo libro. Era su fuente de inspiración.

En determinado momento la pareja entró a un bar un poco alejado de donde se encontraba, y al rato salieron en alegre conversación. Se pavoneaba ostensíblemente, pero la gente con la que se cruzaba apenas le prestaba atención, salvo contadas excepciones, que se giraban para mirarla una vez les hubieran rebasado. En seguida se dio cuenta de que algunos de los que se giraban le dirigían sonrisas burlonas. Se preguntó a que se debería. Cuando en su paseo se acercaron, llegando a su altura, se percató de lo que sucedía. Llevaba el bajo de la falda enganchado en su cintura, mostrando lo que debería estar oculto.
Sintió lástima por la mujer. Se preguntó porqué nadie le advertía, porqué algunos se giraban y seguían su camino, riéndose de su inocente situación. Porqué su acompañante, que le seguía cual fiel escudero, callaba. No lo entendía. Quizás, al ser forastero, carecía de información necesaria para comprender las razones profundas de ese comportamiento. Pero se sentía incómodo, de modo que cuando, en su continuo desfile, volvieron a pasar por delante, se levantó, se dirigió hacia ella y le dijo en voz baja que tenía la falda recogida en la cintura y que por favor se lo pusiera bien.

La reacción fue, aparentemente, inesperada. Se giró, muy ofendida, y le dijo, en voz alta, que con qué derecho le decía esas cosas, y que si tenía huevos, lo dijera en alto. La estupefacción del escritor fue mayúscula, y recordó aquella vez en la cual intentó ayudar a una persona en una situación límite, sin que ella le hubiera pedido ayuda, y recibió un trato degradante que le causó problemas de ansiedad. Había jurado no volver a ofrecer ayuda a nadie que no lo pidiera, no había cumplido su promesa y se volvía a repetirse la historia.

Mas no pudo pensar mucho más, porque el grácil acompañante de la dama le echó en cara su falta de humanidad, de tacto y de habilidades sociales, recriminándole que le hubiera llamado la atención, mientras ella lloraba sofocadamente. Algunos curiosos se habían arrimado al ver la escena, y lanzaban miradas y comentarios reprobadores al aturdido escritor.

Regresó a su asiento, en aquella terraza bañada por el sol del atardecer, enfrascado en sus pensamientos, mientras los curiosos regresaban a sus quehaceres, y la pareja a su paseo, con la vaporosa falda estampada arremangada en la cintura.
avatar
izurdesorkunde

Puntos : 7698
Cantidad de envíos : 4563
Fecha de inscripción : 10/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Elisewin el Lun Mayo 19 2014, 19:57

Es que ya lo dice el refrán "ayuda no pedida nunca es bien recibida".
avatar
Elisewin

Puntos : 6053
Cantidad de envíos : 4042
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 53
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por izurdesorkunde el Mar Mayo 20 2014, 00:15

Ese es mi error. Sería más fácil y cómodo no hacer nada, dejar que una persona que baila al borde del escalón pronunciado siga su baile sin avisarle, incluso algunos creen que es mejor animarle a que siga acercándose al borde y que gire con mayor rapidez, pero eso me parece una crueldad, ver el riesgo y callar, o aplaudir la escena. Si llega a caer, ¿le ayudarán? ¿se reirán de ella? ¿despotricarán del escalón?.

Es mejor prevenir que lamentar. Pero siempre hay personas que anteponen su libertad a todo lo demás.
avatar
izurdesorkunde

Puntos : 7698
Cantidad de envíos : 4563
Fecha de inscripción : 10/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Elisewin el Mar Mayo 20 2014, 00:21

Moriran libres. Como William Wallace, les sacaran las tripas y gritaran "freedom".
avatar
Elisewin

Puntos : 6053
Cantidad de envíos : 4042
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 53
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por izurdesorkunde el Jue Jun 12 2014, 16:04

CUENTO ATEMPORAL y rematerializado

Caminaba absorto en sus ideas. Miraba al suelo sin ver, tal era su estado de concentración. Pensaba en la carta de aquel amigo suyo que le contaba sobre una tercera persona, que afirmaba sin rubor que era luz, pero no iluminaba la oscuridad en la noche, a la que le importaba un bledo los demás y pensaba que tenía todo el derecho del mundo de decir lo primero que se le ocurriera, aunque no pudiera aportar ninguna  fuente fidedigna o contrastada que lo corroborara, y que sentía que no se le dejaba vivir si los demás imitaban su proceder y empezaban a decir lo primero que se les pasaba por la mente. ¿Quién osaba discrepar de sus ideas? Solo un borracho o un loco se atrevería a semejante irreverencia. A lo más, solo seria admisible para alguien que se hiciera pasar por orate o beodo. Para el resto, la ignominia.

Su amigo Julián se quejaba de esa actitud tan ciega. Porque hay dos reglas para vivir en sociedad:
- vivir y deja vivir.
- No esperar de los demás lo que no se está dispuesto a hacer o dar.
“Soy increíblemente feliz con poder aprender, digo lo que veo, como otras personas, y a lo más imito” escribía.
“Para mi lo que hagan los demás me importa, porque no vivimos en una isla desierta y lo que hagamos o nos hagan influye en el conjuto, para bien o para mal, lo queramos o no. Sí alguien quiere comerse los mocos con palillos chinos que lo haga en privado, no en un sitio público, no mientras estoy comiendo en el mismo recinto. Por civismo. Sería un puntazo que fueramos capaces de mirar más allá de los límites de nuestra mismidad”.

Se paró.

Miró al frente y observó los narajos cargados de fruta, sintió la brisa de la mañana en sus rizos y percibió el trinar del ruiseñor sobre el matorral. Si, era cierto, la belleza estaba ahí fuera, en la sonrisa del niño, el aroma del espliego y el dulzón de la miel. También estaban, es cierto, los gritos de la vecina del quinto, el olor de cañerias atascadas y el amargor del pomelo. Pero solo de ese modo se pueden apreciar y estimar más los primeros, más aún cuando en tu casa son estas tres últimas sensaciones las que se dan más a menudo. Por eso acudia cada día más al campo a pasar las horas muertas, en vez de vegetar en esa casa, que en tiempo fue hogar, pero que ya poco le aportaba y apenas mostraba alicientes. Si con casi 50 años aún no había emigrado a otro barrio eran por esos pocos vecinos que aún perduraban y que merecían la pena.

A pesar de que cada vez eran menos.
avatar
izurdesorkunde

Puntos : 7698
Cantidad de envíos : 4563
Fecha de inscripción : 10/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Yves el Dom Jun 22 2014, 12:46

Vaya, impresionante relato el de Catalán Art. Me he quedado totalmente abstraída. Luz bel, hijos de Lucifer. Muy interesante y muy bonito.

Yves

Puntos : 5985
Cantidad de envíos : 3721
Fecha de inscripción : 14/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por DB_BajaSolicitada el Mar Oct 21 2014, 15:34

ENTREVISTA DE TRABAJO EN SISTEMA DUAL


Via Lactea, sistema solar dual, planeta tercero por la izquierda, barrio Virgen de los Desamparados. Calle del olvido sin numero, planta primera. Seleccion de personal Martinez y Asociados. Hall de espera. Señorita Mari Puri. Lima que recorre sus uñas, chicle que vaga por entre sus dientes.

-Olaaahh, tenia cita verdad ? El senor Ferrandez verdad ? Para la entrevista verdad ? Pase, pase, segunda puerta a la derecha, el señor Asociados le esta esperando.
-El senor Fernandez ?
-Quién si no ?
-Pase y siéntese por favor.
-Gracias.
-Bien...Cuénteme algo sobre usted.
-Mi padre solia pegarme con un tubo de goma mientras mi madre bebia Ginebra. Me refugiaba en mi habitacion donde leia, lloraba, soñaba, planeaba mi muerte...
-Tengo aqui su curriculum. Veo que estudio sociologia, como es que se postula para un trabajo como comercial ?
-Me gusta aprovecharme de las debilidades ajenas y el trabajo de comercial me permite mentir, engañar y distorsionar la realidad como mas me convenga.
-Normalmente para estas posiciones se suele pedir una formacion en economicas, empresariales, tal vez derecho...
-Son carreras neutras, sin alma, no conocen de las contradicciones del ser humano...Ademas hay que estudiar mucho.
-Muy bien, empezamos ya si le parece...Senor Ferrandiz, diria usted que es proactivo ?
-A qué se refiere ?
-Se anticipa a los problemas ? Prefiere prevenir o reaccionar ?
-Si prevengo algo modifico su desarrollo posterior y si reacciono ya es demasiado tarde para arreglar nada. Qué cree que es mejor ?
-En una entrevista de trabajo no existe mejor o peor, son conceptos morales que quedan a extramuros de nuestra contabilidad trimestral.
-Entiendo.
-Qué opina de los equipos de trabajo multidisciplinares ?
-No me gusta compartir el espacio con otras personas, me entran nauseas incontrolables. En general desprecio a mis companeros de trabajo, pagaria por no verlos...Prefiero trabajar al aire libre, oler los rayos del sol, saborear el viento, descalzarme, notar la tierra bajo mis pies y orinar sobre algun hormiguero.
-Se siente comodo con liderazgos compartidos con un reparto de tareas en base a las capacidades de cada uno y donde se aprovechan los flujos asimetricos de informacion ?
-Cuando me entero de algo que pueda ser util o provechoso para el resto de mis colegas de trabajo, lo oculto y disfruto viendo como se retuercen ansiosamente en su ignorancia.
-No esta mal, es conveniente guardarse siempre algun as en la manga. Hableme de su capacidad de resiliencia.
-No soporto que me ignoren y jamas olvido una afrenta...No me sobrepongo al mas minimo desprecio y siempre juro vengarme en tiempo y lugar adecuados.
-Digame sus 5 fortalezas y 5 debilidades.
-No tengo debilidades.
-Vamos, vamos, todo el mundo tiene alguna debilidad senor Ferrando, yo por ejemplo no consigo desconectar del trabajo cuando vuelvo a casa.
-Eso es porque usted carece de vida interior, si hubiese algo de amor en su vida olvidaria el trabajo tan pronto saliese por la puerta de su despacho.
-Pero gano un paston y eso es lo que todos queremos, no es cierto ?
-Si...La verdad es que me gustaria ser rico pero no quiero trabajar para conseguirlo.
-Lo ve ? Aqui tenemos un debilidad, le falta coherencia, usted no adecua los medios a los fines.
-La coherencia es para los que no saben soñar ni imaginar.
-Siga, siga, vamos bien...
-Uhmm...Veamos...Cuando alguien me contradice siento ganas de aplastarle la cara contra una viga maestra para despues patearle el higado...Esto es una debilidad o una fortaleza ?
-En entornos financieros avanzados seria una fortaleza pero usted esta aplicando para gestor punto de venta en grandes y medianas superficies. Gran parte de su trabajo consistira en tender puentes de comunicacion, en crear relaciones duraderas en el tiempo con sus partners.
-Siempre acabo enfadandome con quien aprecio o me cae bien y luego le odio para siempre.
-Hablemos de sus fortalezas. Qué cree que puede aportar a la empresa contratante ?
-Mis poesias, llevo años escribiendolas, son de tematica pastoril, evocan miedos profundos y atavicos, la decrepitud fisica y mental del ser humano, mis estrofas son como gritos desgarrados en una ciénaga, carne putrefacta en...
-No, no, me referia a qué capacidades empresariales le adornan. Usted me esta hablando de sus hobbies, ya llegaremos a eso.
-Me gustaria matar a alguien si es a eso a lo que se refiere. Algo con mucha sangre, que tuviese lugar en algun callejon mugriento o en la parte de atras de alguna nave industrial sucia y destartalada.
-Oh, no creo que vayan a pedirle eso, de momento empezaria con una cartera de clientes que luego usted se encargaria de ampliar.
-Ya veo, bueno, me gusta la gente, capto sus miedos y angustias,  intuyo sus vicios y perversiones, comprendo sus sufrimientos mas intimos, su  agitada desesperacion vital...
-Muy bien, vamos llegando a algo, buena inteligencia interpersonal, eso se valora mucho hoy dia. Qué mas ?
-Soy ambiguo en todo momento, no me comprometo jamas...Uhm...Retuerzo el sentido de mi discurso hasta hacerlo incomprensible y asi la gente piensa que soy mas listo de lo que soy.
-No esta mal, habilidades lingüisticas desarrolladas, siga por favor.
-Pienso que la mentira es solo otra faceta de la verdad...Tengo aversion por la realidad... Tambien me gusta inventar insultos que hieran y humillen profundamente. Gongora y Quevedo...
-Si, ya sé, son marcas de queso en aceite, conozco bien el sector alimentario. Bien, de momento su perfil podria encajar pero solo estamos a mitad de camino. Se siente bien para proseguir ?
-Me gustaria beber agua por favor, empiezo a marearme...Debo tomarme una pastilla...
-Estimulante o muy estimulante ? Je je je.
-Es Haloperidol, si no lo tomo empiezo a convulsionar.
-Cada uno aguanta el tiron como buenamente puede, senor Ferrer, yo esta mañana he tomado mi Ketamina con Red Bull y ya ve, listo para trabajar hasta las 11 de la noche y mañana tengo que levantarme a las 5 pero  ningun problema. Cuando llego a casa siempre despierto a mis hijas y aunque lloran un poco al principio, luego lo pasamos estupendamente jugando a la Play hasta las tantas, las quiero tanto...
-Mi mujer me dejo por el chico del gorrito de lana que nos traia la compra a casa. A mis padres no los veo desde hace años y con el resto de mi familia no me hablo.
-Eso quiere decir que tiene usted gran disponibilidad. Lo ve ? Otro tanto a su favor.
-He pasado los 4 ultimos años encerrado en casa, casi sin salir, viendo pornografia a todas horas y jugando al poker online.
-Bravo !! Hogareño, costumbres recogidas y competencias informaticas...
-Tambien suelo acosar a una niña en Facebook, ya consigo que se desnude para mi sin amenazar con matar a su perrito.
-En qué banda salarial se suele usted mover ?
-Entre cincuenta y cien mil euros anuales, no aceptaré ni un centimo menos.
-Posee movilidad regional, nacional... ?
-Duermo en mi coche desde hace un mes y me caliento recogiendo perros abandonados que me sirven de brasero al prenderles fuego. Por la mañana, si todavia viven, los ahuyento a palos. No me importa tener que pernoctar fuera varios dias a la semana.
-Donde se ve usted dentro de 5 y de 10 años ?
-No sé...En Tailandia tal vez, recogiendo a niños de la calle y ofreciendoles un hogar seguro y confortable en un entorno de respeto y comprension.
-Perfecto, nos gusta presentar candidatos con un perfil solidario. Yo mismo he apadrinado a un niño con sindrome de Down.
-En serio ?
-Oh, ya lo creo, lo tenemos encadenado en casa, sentimos que ya forma parte de la familia aunque nos han aconsejado la castracion quimica cuando llegue a la adolescencia, espero que nos la pague la asociacion de Mongolicos. Senor Ferrand, pienso incluirle en la terna final. Qué le parece ?
-Creo que no lo lamentara, estoy dispuesto a adaptarme lo mas rapido posible.
-Fantastico, le llamamos en un par de dias. Le deseo buena suerte.
-Solo existe la mala suerte, la buena, es pura aleatoriedad.

DB_BajaSolicitada

Puntos : 1267
Cantidad de envíos : 101
Fecha de inscripción : 16/10/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Yves el Miér Dic 03 2014, 21:34

No se quien es DB, pero... Buen relato. Relato hastiado.

Yves

Puntos : 5985
Cantidad de envíos : 3721
Fecha de inscripción : 14/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Brisa el Jue Dic 01 2016, 10:06

Espero que les guste!! Gracias a Nuria por su imaginación.

Rigor Mortis  

Toy Costello
Encorsetado. Así me siento entre cuatro tablas de pino tallado, con el dichoso traje de
mil rayas de las grandes ocasiones - que ya no se lleva pero siempre está de moda -
porque debe de ser la indumentaria que más me ha caracterizado. Lamento la elección
(¿fue mi mujer? ¿el de la funeraria?) mientras maldigo la capa de maquillaje que, con el
efecto del engrudo, estira mis facciones sin piedad.
Heme aquí en la humilde ermita de mi pueblo, expuesto ante familiares y amigos
prestos a darme el último adiós. Atisbo un puñado de caras conocidas pero solo alcanzo
a identificar las de las primeras filas, todas en un silencio sepulcral roto por momentos
por suspiros lastimeros, por el sorber de las fosas nasales.
El padre Severiano, el testigo de mi enlace hace 40 años, desde el altar acomete el rito
de encomendación. Siento un alivio inmenso ante el fin de todas estas pompas. Ayer en
el velatorio, confieso, sentí que no aguantaría todo el trajín de gente, creí que me
incorporaría de mi incómodo cajón para decir “basta”. Y espantar a todos.
Eso hubiese estado “bien chistoso”, como dice la buena de Yanira. Así me decía cada
vez que casi no llegaba al baño para orinar mientras ella me llevaba en volandas por el
pasillo. Era “chistoso”, decía ella también cuando me lo hacía encima. Lo decía para
que se me pasara el embarazo pero la situación no era precisamente de chiste para un
hombre que todavía tenía la cabeza en su sitio a pesar del tumor, para un señor maduro
que, al menos, quería mostrarse más decente ante una mujer, aunque fuera una asistenta.
El padre Severiano ataca el adiós final y pronto empezará el desfile de gente hasta mi
gélido cuerpo. Descubro que, con un pesar recargado, se acerca mi socio el primero, el
accionista de esa gran empresa que fundé. Viene a mí vestido (sorpresa) con un traje de
mil rayas igual que el mío, por eso de honrar la figura del muerto. Con un pañuelito
color ciruela se enjuga la frente mientras tiene la cara de prometerme que la empresa,
2
nuestro gran gigante de los textiles, seguirá por los buenos cauces que yo marqué. “Y un
carajo”, pienso yo. Ya sé bien que él y mi hijo van a vender una parte del negocio a un
todopoderoso chino. No lo hicieron cuando yo estaba en vida, pero ahora ya no soy un
obstáculo. La indignación que siento está por encima de la inflexibilidad de mi boca, así
que logro alzar el labio en señal de desprecio hacia el cobarde de Bernardo. Por no
luchar hasta el final por eso que tanto me costó a mí levantar. Le rodea fraternalmente
los hombros el propio Amancio Ortega recién llegado desde su terruño. Estar en mi
funeral es un detalle de su parte, ya quisiera el iluso de mi socio llegarle a la suela del
zapato a este gallego, aunque haya sido un rival para los intereses de la empresa.
Y para no quedarse desmarcado del tejido empresarial, se arrima también a
continuación mi primogénito, al que pagué caras universidades norteamericanas y MBA
por doquier para que estuviera más preparado que su padre. De poco sirvieron mis
desvelos y todo el dinero invertido. Hace ya muchos años que arrojé la toalla con
Rodolfo. Le concedí un puesto ejecutivo en una línea de negocio de calzones y
camisetas masculinas, solo para que tuviera algo por lo que luchar, siendo yo consciente
de su inconsistencia. Eso sí, cochecito caro por aquí, viajecito secreto con la secretaria,
camisas de precios exorbitantes con siglas bordadas, chalets en la sierra y descansos en
Puerto Banús. De eso sabe un rato mi hijo y también es experto en dry gin. A juzgar por
sus ojos acuosos, Rodolfo se ha debido calzar dos o tres cubatas antes de misa por hacer
más llevadero el dolor. Con voz pastosa me dice que siente no haber dado la talla y casi
me revuelvo en mi ataúd para darle un pescozón, pero me enternezco y prefiero enviarle
un gesto muy mío, un gesto que me sale redondo: elevo la ceja en señal de advertencia.
Ándate con ojo, chaval, que el tiburón de Bernardo no acabe despedazándote ahora que
vais a ser socios. No creo que Rodolfo sea perspicaz para captar señales de alarma, y
menos en la ceja de un muerto, pero mi intención era también avisarle de la arpía de
3
secretaria que tiene. Esa trepadora que justo ahora besa las mejillas de la legítima mujer
de Rodolfo, falsa moneda. La devoradora y mi nuera, que es casta y miope, están
fundidas en un abrazo.
Empieza a divertirme la escena. Me pongo a tararear una de mis cumbias preferidas, las
cumbias de Yanira. Después de muerto, ¿es que a uno lo van apreciar? La tremenda
Yani limpiando los desechos de un cuerpo corroído por la enfermedad, ordenando mis
enseres por la habitación, con ese pompis respingón que se lo bailó todo. Vamos a
gozar la vida si el mal trago es de aguardiente, así canta siempre cuando la emprende
con el plumero, ella, que había gozado de las mieles por un corto espacio de tiempo y,
más intensamente si cabe, de la amarga tiranía del amor.
¿Cuál será el siguiente de la lista? Parece que mi benjamina se suelta del abrazo de su
esposo para venir hasta mí. Charito, la niña de mis ojos que me salió rana, igual que su
hermano mayor. Primero fueron dos tallas más de pecho (“casi como la Pamela
Anderson, papi”) y después nalgas protuberantes y turgentes, la nariz más chatita,
gimnasio, centros de estética exclusivos (“papi, lo que sea para borrar este complejo de
parecerme tanto a ti, tu herencia”). Rellenar aquí y allá insultando todo aquello que le
dio la madre natura, mientras su cabeza seguía vacía. Tuve que asumir que no sacaría
mucho provecho de Charo y le hice hueco en el departamento de nuevos diseños para
que estuviera entretenida. También vino llorando el patán de su marido cuando clausuró
su tienda de nutrición para culturistas, el día que le tuve que buscar un puesto de
responsable de tienda, cuidando mucho de que no fuese la de Serrano o la de Goya, que
son las joyas de la corona.
Charito, hoy estás deslumbrante gracias a los ultravioletas, ¿en qué clínica de
adelgazamiento estabas mientras tu padre se moría? Pone carita de niña compungida.
4
“Papi, te echaré de menos”. Sí, pero no has sido capaz de visitar mi habitación que
huele a pústulas. A Charo le voy a poner morritos, a ver si me esfuerzo con tanta
tirantez en el rostro, voy a fingir esos mismos morretes que me ponía ella ante cualquier
adversidad para secuestrar a su papi y, de paso, su cartera. A ver si capta la ironía.
Eres la nena consentida, eras toda mi ilusión, juegas con mis sentimientos, tienes la
razón. Canturreaba despreocupada Yanira a la hora de preparar el caldo y las tortillas de
huevo y atún en aquellos largos días de soledad compartida, solos con nuestro folclore y
nuestros platos criollos.
Rosario, aguarda, que no me olvido de ti. Te llevo observando desde el principio de la
ceremonia y no has levantado cabeza, no has dirigido los ojos hacia mí ni un segundo.
Empeñada estabas en una misa de cuerpo presente, pues aquí me tienes. Ahora te
aproximas a decirme adiós con el pañuelo de encaje negro y unas gafas oscuras como
las que usan las celebridades en la puerta de embarque de los aeropuertos.
Trasmites un dolor adusto pero ni sombra de culpabilidad, Rosario. Te viniste abajo en
cuanto tuviste un primer diagnóstico del mal que se alojaba en mí. Evasión. Escape.
Cualquier razón valía para irte al campo o a la playa, tú, que fuiste siempre tan pía con
tus obras de beneficencia y mercadillos para menesterosos. Pero no pudiste ser solidaria
en la enfermedad de tu marido después de 40 años de matrimonio, y algunos más de
noviazgo. Era demasiado duro acompañar a una llama que se extingue. Hacía falta
mucho valor.
A ti no sé qué gesto te voy a dedicar hoy, Rosario. Será que ya no estoy enfadado (“no
se enoje, don”, me decía Yani), será que ya no me afecta tu indiferencia tras haber
traspasado la franja. Fíjate que en todos estos meses de dura lucha se me ha olvidado
incluso que eras la señora de mi casa. Te voy a dedicar un aleteo de nariz. Venga, voy a
5
ensanchar un poco los agujeros de mi narizota, que sé que odiabas verme de esa guisa
cuando nos enfadábamos antaño. No se te ha pasado por alto el arrumaco, ¿verdad?, te
has quedado blanca como una sábana. Los muertos no gesticulan, por eso retrocedes,
horrorizada y gritando. Te tienen que llevar fuera de la ermita, te ofrecen agua y tú
gimiendo de terror. Mi muerte te ha debido de trastornar, sin duda, y los más allegados
hacen piña para arroparte.
Con todo este revuelo que se ha formado fuera, casi paso por alto que se acerca por el
pasillo una silueta oronda. Roza con sus dedos regordetes el borde de mi jaula de pino
como queriendo alcanzar mis manos entrelazadas. Yanira, ¿me traes una nana de adiós?
Parece que estás tarareando como cuando en mis noches en vela me cuidabas al pie de
la cama, como cuando la morfina no podía con las sacudidas del tumor y tú me recitabas
el cancionero de la otra orilla, para calmarme.
Cuando mi lucidez me lo permitía, también me referías los desmanes de tu marido,
consciente eras ya de que no me podías ocultar los morados de los brazos y el cuello,
esas secuelas de un sinvergüenza, el resultado de la cobardía de un bandido hacia un ser
más débil. Ocurría cuando el marido se te presentaba a altas horas cansado de
“rumbear” por los tugurios. Ocurría cuando el muy haragán se negaba a levantarse para
traer dinero a casa porque le apretaba el “guayabo” a la mañana siguiente.
Ahora me canturreas una cancioncilla que suena a dulce epitafio después del servicio
que rendiste en mi hogar, después de prestarte a cuidarme en casa (“soy enfermera antes
que asistenta”) y yo no me lo creía del todo. Viendo lo que vi, ahora sí creo que fuiste el
mejor - el único- lenitivo a mi alcance. Has venido hasta mi pueblo natal (“yo también
tengo eso, señor, mi pueblo se llama Cali”) para despedirte y te estoy inmensamente
agradecido.
6
Reinó el respeto en todo este tiempo. Se multiplicaron las caricias tuyas para
desentumecer mis extremidades en esa larga postración. Cuidados maternos diarios
hacia un enfermo imposible muchas veces, avejentado, olvidado por su propia estirpe y
bastante amargado. “Mi madrecita nos dormía así cuando éramos unos pelaos, unos
críos como dicen acá” y susurrabas esas estrofitas, entonabas esos poquitos acordes que
recordabas de tu pobre madre y que cantarás a ese niño que vas a traer al mundo dentro
de un mes, ese crío que será de tu marido o quizás mío, de uno de los dos seguro,
tampoco importa.
Siempre me han llamado pesetero pero, mira, no hay oro en el mundo para pagar lo que
obraste en la última etapa de mi vida. Para otras travesías más amables ya estuvieron los
demás a mi lado. Por eso, he torcido mi voluntad a última hora. He tomado una decisión
que nadie conoce, que tú ignoras todavía. No me contemples con infinita lástima ahora a
mí, ni te lamentes por quedarte sin trabajo. Te vas al paro, pero no desamparada. En
cuanto madure esa fruta en tu vientre (tu “guayabita”), tiempos mejores vendrán.
He hecho algún cambio. Nadie lo va a comprender pero juro que mi mente gozaba de
toda la cordura, un arreglo de última hora, una cortesía hacia ese niño creciendo dentro
de ti para que, sin demorarte demasiado, pongas tierra de por medio con él y te escondas
en tus selvas de la Amazonía. Vete. Yo te advertía: “apártate de la mano que se levanta,
que no te merece”. Y tú retrucando: “Los hombres son toditos así, mugre que no mata...
pero usted, don, usted me trata igual que si fuera una hija”.
Hija no, Yanira. Yo te miraba con los ojos del adolescente al que, en el despertar de la
hombría, le pilla por sorpresa la reacción del cuerpo (el mío, ya lo viste, aletargado pero
no acabado) cada vez que le regalabas un movimiento de caderas. Eso no es de ser un
padre.
7
Este arreglo va a gustar muy poco a los míos, pero estoy allanando el camino para que
cambies el destino porque lo tuyo no ha sido precisamente una vida de vino y rosas, tú,
la inmigrante persuadida de un mundo mejor (“aquí tampoco se le regala nada a nadie,
don”).
No te muevas de mi vera. Quédate un “ratico” más, que se han ido todos y estamos
solos tú y yo. “Ahoritica”, como dices tú, me van a llevar a un lugar del que saldré
hecho un puñado de ceniza. Observa bien que te estoy guiñando el ojo y no te asustes,
es un guiño amigo, una señal de confianza que tú has comprendido bien. Por eso sonríes
y frotas tu vientre rebosante de felicidad.
Te dedico unos versos que pueden gustarte más o menos que las estrofas de tus
cumbias, chalupas y bullerengues. El castellano suena más sobrio y más seco, y yo
tampoco he sido un hombre ilustrado pero me enternezco con cuatro versitos. Escucha
bien a este poeta sevillano:

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.
Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas en alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
8
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

Gracias, Yanira.

                                                       Nuria García González (Madrid).
avatar
Brisa

Puntos : 1764
Cantidad de envíos : 612
Fecha de inscripción : 19/05/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Osler el Jue Dic 01 2016, 20:23

Me ha parecido un cuento muy original, narrado con la fluidez y la ternura idóneas, realmente hermoso. No sé quién es Nuria García pero no me importaría leer más cosas suyas.

Osler


Puntos : 3718
Cantidad de envíos : 1313
Fecha de inscripción : 24/05/2014
Edad : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Brisa el Lun Dic 05 2016, 10:03

@Osler escribió:Me ha parecido un cuento muy original, narrado con la fluidez y la ternura idóneas, realmente hermoso. No sé quién es Nuria García pero no me importaría leer más cosas suyas.

Me alegro de que te haya gustado.
avatar
Brisa

Puntos : 1764
Cantidad de envíos : 612
Fecha de inscripción : 19/05/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Brisa el Jue Jul 27 2017, 20:00



                                                                                                                   Hoy me ha dado por teclear  Smile espero que os guste.

SEXO, DROGAS Y SENTIRSE BIEN

Mi nombre es Alex y acabo de nacer, es martes y he recibido como bienvenida a la vida un buen cachete, pero aparte de eso… todo es maravilloso… Papa, Mama e incluso tengo un hermano mayor que me protegerá siempre.

Ser bebé es muy divertido, al menos para mí si lo es. Puedo pasar todo el día descubriendo cosas emocionantes y al mismo tiempo recibo amor y cuidados.
Varios años he disfrutado de momentos inolvidables como cuando me burlaba de mi hermano por hacerse pipi en la cama… es que ¡era inevitable no reírse!
Pero todo cambio, papa se marchó. A partir de ese momento, decidí que siempre estaría cerca de ella y que sería su protector por siempre. Esos ojos amoratados del mar de lágrimas derramado y la eterna tristeza habían enturbiado su rostro llevándose su luz.

Años pasaron, en los que yo y el mundo nos batíamos como en el día de mi venida al mismo. Porque no sé si el problema es mío o es de los otros, pero siempre hay problemas.
Mi hermano cada año es más capullo y nuestra relación se puede definir como un profundo fracaso. Pero me quedan mis amados animales, la tierra y el cielo desde donde él me guarda.
Sí porque ella, no resultó ser tan agradecida como yo esperaba. Tras toda mi dedicación en cuerpo y alma para protegerla, jamás aceptó que yo fuese un poco distinto, estoy seguro.

¿Por qué tuvo que buscar otro hombre?

Y para colmo, hoy tengo que ir a ese estúpido trabajo, donde he de soportar las ofensas de esos parásitos inmundos, necios e insaciables revienta cojones. ¡Diablos! que ganas me dan de reventarles el cráneo con un extintor!  Se acercan a mí con esa sonrisa de psicópatas reprimidos, como si nada sucediese y yo no me diese cuenta de su complot y sus burlas...

De ese modo, nadie más sufriría de su insultante trato.

Para colmo ya no me queda ni tabaco, pues nada esta noche salgo y lo reviento! Sí, está decidido.    
¿Qué hora es?
Son más de las dos del medio día!
¡Genial! no he ido a currar y además me levanto al lado de una dama de la noche. Voy a pirarme de aquí antes de que despierte y tengamos que aguantar estúpidos silencios llenos de tensión.

Y así, de puta en puta, paso el tiempo… Las noches eran mágicas y llenas de colores en las que yo era el rey… oh! Siii… Todos querían ser mis amigos y nos lo pasábamos estupendamente. Ya no me ahogaba cuando tenía que empezar una conversación y esos necios incluso me caían mejor.




Quiero morir… Mama! Por favor … por favor… ven a buscarme, estoy aquí, por favor ven… Ven!!!!!  Este suelo esta frio y sucio. Quiero estar en tus brazos como en aquella primera vez.

En aquel suelo frio y rodeado de árboles con los pantalones bajados y hechos un nudo podía sentir como estos apretaban mis tobillos, podía sentir que la sangre ya estaba seca en las piernas y mi virilidad completamente amoratada.  
Volví a despertar y como si de un sueño se hubiese tratado… decidí enterrarlo en lo más profundo de mí. En aquel lugar donde se tapa con tierra todo, en lo que ya no habrá jamás, un retorno.

Intente dormir durante incontables noches y en la mayoría de ellas, ya por desesperación de mirar al techo, lo dejaba por imposible y me iba a la calle.
Allí en mis esquinas rutinarias me sentaba solo o con alguna de mis putas preferidas dejando que la esperanza cabalgara por mis venas…
Un día conseguí dormir, lo curioso fue que al despertar, estaba en un psiquiátrico.
Allí conocí a mucha gente de puta madre, a los cuales, los cabrones al mando los tenían bien jodidos con tanta mierda que nos daban. Conocí a una chica, me enamore de ella, era increíble pero nuestro amor no era posible, yo estaba demasiado loco.  Hablando de locura, me emparanoie con que la había dejado preñada… ¿oh… quizás no fue una paranoia? No lo sé.

Todos los años siguientes fueron bastante tristes y cargados de decepciones para todos los  que formaban parte de mi familia biológica.  Circule de centro en centro y por muchas opciones que hubo en nada pude adaptarme.
Las peleas con mi madre, hermano y mi padrastro fueron de lo peor. Cuando veían que les vendía las cosas como la tele o los teléfonos móviles jaja… se ponían de una ostia que no veas jaja…

Una tarde mi madre entró en casa y me pillo con… bueno robándola y empezamos a discutir. Ella se puso muy pesada y no sé de qué manera o como pudo suceder, pero la empuje contra la pared. Yo no quería hacerlo pero su insistencia y violencia verbal, supongo que me enervo tanto que me supero y perdí el control. Esos ojos que juré proteger estaban ahí de nuevo mirándome con la misma tristeza que el día de mi juramento, pero además pude ver miedo y que yo me reflejaba en ellos… allí estaba yo mirándola de un modo tan distinto y lejano que no sabía quién era ese hombre.

La calle se volvió mi hogar y transite por varios lugares sin ningún destino fijo, convirtiéndome en un ciudadano del aire. En algunas ocasiones me refugie en casa de mi abuela, ella me daba de comer e incluso me instale periodos cortos con ella. Los albergues para peregrinos tampoco estaban mal, para ducharme muchas veces recurrí a algunos pabellones de deporte y con el tiempo incluso conseguí una paga por invalidez, mi madre me ayudó a conseguirla. Al fin y al cabo fue mi madre hasta el final.
Una noche recibí una llamada que me descoloco un poco. Me llamo un familiar, concretamente una prima que vivía lejos. Dijo que quería verme y tal. En principio no me apetecía una mierda. Pero accedí a verla, supongo que no solo por curiosidad.

Nos reunimos, en el muro de un parque que me quedaba cerca. Mientras la esperaba, mi mente iba a... no sé, ¿qué tal la velocidad de la luz? No paraba de divagar todo el tiempo.
Por momentos empezaba a recordar cuando éramos pequeños y jugábamos juntos. Era muy mona y divertida esa pequeña muñequita, ¿Cómo será ahora?
De lo mejor... cuando recorríamos el rio que había cerca de la casa de los tíos, pasábamos el día entero buscando y atrapando animalillos para verlos de cerca. Que veranos tan buenos, de lo poco que me alegraba de la ausencia de mi padre en aquellos tiempos. ¿Y qué querrá exactamente? Decía que solo quiere verme y estar conmigo nada más.

Como voy a hacer para estar con ella ¿tendré que llevar toda una conversación superficial y totalmente previsible? O ¿quizás me va tocar improvisar mucho o me voy a bloquear y no me saldrá ninguna palabra? Puede que sea una zorra que viene aquí a echarme más mierda que no necesito… ¡no!..mmmm…  a lo mejor la envía alguien… ahora todo está en saber si son de los buenos. Lo sabré en cuanto la mire a los ojos. Porque los ojos son los que guían a la gente y como al igual que yo que soy un visionario puedo guiar, porque el que ve, será el guía. Encontrare la respuesta que esta, está, a través de sus ojos. Mierda! Allí se acerca una chica y… sí, es ella. Se acerca cada vez más. Distingo ya su…

Que sonrisa más preciosa tiene, al observarla cautelosamente realizando un registro automático de toda su esencia, pude leerla y al verla irradiada por esta hermosa luz que desprende el sol en esta hora, me parece un ser verdaderamente lleno de inocencia. Aunque distraído por su gesto risueño, lo siguiente ya fue clavar mi mirada en sus botones verdes, que aunque no los busques mirar ellos te encuentran. Estuvimos hablando un rato, ella lo hizo más que yo claro. Parecía una ratita y seguía tan parlanchina como recordaba. Lo que más me impacto de nuestro encuentro fue cuando me dio un abrazo, hacía mucho tiempo que nadie lo hacía de ese modo. Algo esperado fue tragar la pregunta ¿Cómo lo llevas? Aunque, según salió de su boca, lo sentimos los dos…pero en una mirada cómplice se explicó todo sin palabras y ya solo tuve que hacer un ruido para pasar a otra cosa.

La hora de que se marchara llegó y entre él despedirse me dijo, que siempre podría hablar con ella cada vez que lo necesitase. Yo en ese momento, sentí que dentro de mí algo se aceleraba y sentí una fuerte presión en el pecho.



Pero todo eso ya quedo atrás y yo sigo en mis rutinas… de puta en puta y en mis rincones favoritos.
Esta noche he quedado con un colega para mover unos kilos y ganar pasta fresca, que me gastaré en más sexo, drogas y sentirme bien. Nos reuniríamos a la madrugada, en el barrio menos frecuentado del casco viejo de la ciudad. Allí hay un piso, prestado por los contactos del asunto, que nos permitirá organizar todo. El maromo se presenta tarde, nada que no me hubiese imaginado. Pero no importaba su retraso, pues yo ya tenía todo calculado. Cuando el gilipollas este apareció con el material salí de entre las sombras y le di un par de ostias que lo dejaron inconsciente y me pirare a esconder todo.

Después regresé como si nada jajaja… lo desperté y seguí él plan. Yo no debía parecer sospechoso del robo bajo ningún concepto. Y de hecho supe lavarme las manos bien de aquel asunto. El pavo apareció con un tiro en la cabeza dos días más tarde. Me dijeron que fue un ajuste de cuentas. Pero se lo merecía ese hijo de puta fue el cabecilla de quien ideo lo de dejarme tirado en medio de aquel puto bosque con el ano destrozado y  lleno hemorragias internas. Llevaba planeando mi venganza desde que tuve fuerzas después de aquello.

Después vendí esa mierda y estuve una temporada a cuerpo de rey. Tenía dinero, putas y una buena estabilidad como había previsto. Caminaba por las calles mirando todo, los coches pasar y me gustaba observar cómo se comportaba la gente entre ellos, ver como se miraban, se reían, peleaban, se ayudaban,… Disfrutaba de cada segundo de la mágica naturaleza. A veces  tumbado en el suelo mirando el infinito imaginaba que podía volar. Y que nada importaba más que simplemente un instante de paz.
Todo esto pareció que ocurrió tan despacio y tan deprisa a la vez… ya casi tenía treinta años y me había convertido en un anciano atrapado en un cuerpo joven.
El dinero se fue terminando pues mis necesidades para divertirme, eran mayores a las ganancias y se desequilibró la balanza.
Y de nuevo me quede en uno de esos rincones para seguir quemando los días.
En una ocasión caminé varias calles porque alguien me seguía, iba escondiéndome entre los coches agachado intentando esconderme y me di cuenta en medio de una plaza llena de gente, que estaba tirado en el suelo, sudando y gritando cosas que ya no recuerdo bien, mientras me balanceaba abrazado a mis piernas.

Tocar fondo es algo que la gente dice que te ayuda a volver a la superficie y encontrar una salvación a tus problemas. Yo sin querer ofender, me gustaría saber cómo se puede salir del fondo del mar cuando alguien se hunde a más nudos de los que se debería estar, sin bombona de oxígeno.

Mi prima recibió una llamada mía en la cual le dije vuelve a llamarme a este número, no me falles por favor, tu no me puedes fallar,… Ella nunca supo que quise decirle pues esa llamada de una forma borrosa y extraña no se pudo producir.

Pero un tiempo más tarde un martes cualquiera, ella recibió otra llamada que le hizo saber de mí.
Tienes que saber que… tu primo ha muerto. AL conocer la noticia de que yo había sufrido un ataque al corazón y tras colgar el teléfono. Ella sentada en el banco del  porche que deba a la parte de atrás de la casa, se quedó en silencio, mirando al vacío, en un sentir profundo y en ese instante el canto de un pájaro llamo su atención, ella lo miro y el hecho a volar y fue entonces cuando supo que al fin yo era libre.
avatar
Brisa

Puntos : 1764
Cantidad de envíos : 612
Fecha de inscripción : 19/05/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Brisa el Dom Oct 01 2017, 16:17

SUSPIRÓ


Nació para morir.
avatar
Brisa

Puntos : 1764
Cantidad de envíos : 612
Fecha de inscripción : 19/05/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Piére Sâtre el Lun Oct 02 2017, 16:01

Cuántas veces había tenido la libertad en sus manos, sin saber que hacer con ella
avatar
Piére Sâtre

Puntos : 537
Cantidad de envíos : 221
Fecha de inscripción : 12/09/2017
Edad : 36
Localización : desperdigao

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Albedrío? el Mar Oct 03 2017, 08:03

Yo también tengo un precio

No soy una persona diferente a las demás. Quiero decir que yo también tengo un precio. Vamos, que por dinero haría lo que fuera. Por suficiente dinero. No sé por qué creo que si alguien llegara a ofrecerme lo suficiente como para hacerme dudar, subiría mi caché hasta que se me quitaran las dudas. Soy un fanático de la inflación individual.
avatar
Albedrío?

Puntos : 6199
Cantidad de envíos : 2474
Fecha de inscripción : 27/09/2013
Edad : 38
Localización : Aquí

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Albedrío? el Lun Oct 09 2017, 13:57

Pues resulta que hoy con esto del alcohol he pedido en un bar “un mundo mejor”. Yo iba a pedir cuatro cervezas, que de principio es lo que me dijeron mis amigos. Pero me ha salido lo otro. Por un momento he echado mano a mi cartera, como tantas veces, no siendo que tuviera que ir corriendo al cajero de la esquina a sacar el dinero. No se si será cuantificable el tiempo ni la ansiedad que me provocaron esos milisegundos de duda. Al final el camarero dijo “¿Qué?” y yo repetí: “cuatro cervezas” (ahora puse un cuatro en mi mano y antes una sonrisa en mi cara). Aún así creo que hoy he aprendido dos cosas: a pedir un mundo mejor siempre que me pregunten que qué quiero y a llevar suficiente dinero en la cartera.
No puedo evitarlo, pero cada vez aguanto peor la incertidumbre.
avatar
Albedrío?

Puntos : 6199
Cantidad de envíos : 2474
Fecha de inscripción : 27/09/2013
Edad : 38
Localización : Aquí

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Willy el Lun Oct 09 2017, 15:03

Levantó una ceja como quien acaba de escuchar algo interesante.
- ¿Qué? - preguntó desafiante.
- Cuatro cervezas - respondió aquél tipo.

Suspiró y meneó la cabeza de un lado a otro con gesto desilusionado mientras servía las bebidas. "Ya me lo dijo el oráculo..." - murmuró para sus adentros - "...muchos llegarán que se echarán para atrás incluso antes de empezar".

Y con un bufido de resignación, se dispuso a limpiar la barra.

Willy

Puntos : 9702
Cantidad de envíos : 6156
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Albedrío? el Sáb Oct 21 2017, 23:52

La princesa y el enano. Oscar Wilde

Había una vez una princesa que vivía en un palacio muy grande. El día que cumplía trece años le hicieron una fiesta muy grande con trapecistas, magos, payasos…Pero la princesa se aburría. Entonces apareció un enano muy feo que daba rincos y hacia piruetas en el aire.
– Sigue saltando, por favor.- Pidió la princesa.
Pero el enano ya no podía más. La princesa se pusó triste y se fue a sus aposentos. Al rato el enano se fue a buscarle, convencido de que ella se iría con el a vivi al bosque.
– Ella no es feliz aquí, – pensaba el enano- yo la cuidaré y la haré reír siempre.
El enano recorrió el palacio en busca de la princesa, pero al llegar a uno de los salones vi algo horrible. Ante el había un monstruo con los ojos torcidos y sanguinolentos y las manos peludas. El enano quisó morirse cuando se dió cuenta de que era el reflejado en el espejo. En ese momento entro la princesa.
– Ahh, estás ahí, ¡qué bien! Baila otra vez para mi. – Dijó la princesa
Pero el enano estaba tirado en el suelo y no se movía. El médico de la corte se acerco a él y le tomó el pulso y dijó:
– Me temo que ya no bailará más para vos, princesa.
– ¿ Por qué? – Preguntó la princesa
– Porque se le ha roto el corazón.
Entonces la princesa contestó:
– De ahora en adelante que todos los que venga a palacio no tengan corazón.
avatar
Albedrío?

Puntos : 6199
Cantidad de envíos : 2474
Fecha de inscripción : 27/09/2013
Edad : 38
Localización : Aquí

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Albedrío? el Mar Nov 07 2017, 21:15

El hombre que contaba historias
Oscar Wilde
________________________________________
Había una vez un hombre muy querido de su pueblo porque contaba historias. Todas las mañanas salía del pueblo y, cuando volvía por las noches, todos los trabajadores del pueblo, tras haber bregado todo el día, se reunían a su alrededor y le decían:
-Vamos, cuenta, ¿qué has visto hoy?
Él explicaba:
-He visto en el bosque a un fauno que tenía una flauta y que obligaba a danzar a un corro de silvanos.
-Sigue contando, ¿qué más has visto? -decían los hombres.
-Al llegar a la orilla del mar he visto, al filo de las olas, a tres sirenas que peinaban sus verdes cabellos con un peine de oro.
Y los hombres lo apreciaban porque les contaba historias.
Una mañana dejó su pueblo, como todas las mañanas… Mas al llegar a la orilla del mar, he aquí que vio a tres sirenas, tres sirenas que, al filo de las olas, peinaban sus cabellos verdes con un peine de oro. Y, como continuara su paseo, en llegando cerca del bosque, vio a un fauno que tañía su flauta y a un corro de silvanos… Aquella noche, cuando regresó a su pueblo y, como los otros días, le preguntaron:
-Vamos, cuenta: ¿qué has visto?
Él respondió:
-No he visto nada.
avatar
Albedrío?

Puntos : 6199
Cantidad de envíos : 2474
Fecha de inscripción : 27/09/2013
Edad : 38
Localización : Aquí

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos y cuentos.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.