Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Aporafobia

Ir abajo

Aporafobia Empty Aporafobia

Mensaje por Osler el Dom Mayo 14, 2017 8:00 pm

Adjunto artículo para establecer un contexto para la discusión:
eldiario.es escribió:"
Los "sin trabajo"

La pobreza involuntaria es evitable". Adela Cortina


En el nuevo libro de la filósofa Adela Cortina, Aporofobia, el rechazo al pobre(Paidós), descubre un nuevo pliegue en el carácter social que marca este tiempo de crisis y cambios: la aversión a los pobres.

Cortina distingue con claridad los campos de la xenofilia y la xenofobia, según la relación que se produce entre los extranjeros y el cuerpo social, diferenciando, por ejemplo, la simpatía que despiertan los turistas, generadores de beneficios o el rechazo a los inmigrantes que "quitan" un puesto laboral. Estas diferencias, obvias, Cortina las lleva a la sutileza de que el rechazo al extranjero es una piel que puede cubrir, en realidad, la antipatía a su condición de pobre antes que hacia su nacionalidad: molesta que carezcan de recursos y vengan a complicar la vida a los que ya tienen bastantes problemas que resolver. Por eso no llama a esta actitud xenofobia, sino aporofobia. "El áporos, el que molesta", escribe Cortina.

Hay un ejemplo actual y bastante ilustrativo de la ambigüedad de esta grieta. En el Reino Unido se ha generado una cierta preocupación por la comunidad de médicos españoles residentes allí, altamente valorados, ante su posible expulsión en virtud del Brexit. Algo similar está pasando aquí con los jubilados británicos que residen en la costa mediterránea quienes, a pesar de utilizar los servicios de la Seguridad Social, generan con su residencia no pocos beneficios. Tanto españoles como británicos serenan su inquietud ante la prolongada negociación que se vislumbra hasta que, si es que finalmente se produce, los británicos abandonen la UE. El Brexit es una respuesta aparentemente xenófoba a la crisis; esta excepción marca matices en ese sentido.

Si en la raíz de gran parte del problema está el marco económico, se debería atender a sus claves. Una de ellas está en la alta producción de pobreza y la desigualdad como claramente lo indican todos los índices a mano. El economista Gay Standing, creador del término 'precariado' para denominar a la extensa población de excluidos del trabajo y del amparo del Estado del bienestar, sostiene que la socialdemocracia (Tony Blair, Bill Clinton, Gerhard Schröder) abrazó las políticas neoliberales perdiendo la agenda de la solidaridad y la acción colectiva. "Ahí se borró la diferencia con los conservadores y la legitimidad ante el creciente precariado", afirma Standing.

La contracara del pobre en este escenario es la del emprendedor, una figura que es solo funcional al relato del capitalismo financiero, ya que se utiliza para erosionar el espacio moral del desempleado: existiendo un campo económico fértil para todas las iniciativas, afirman desde los altavoces neoliberales, como lo demostraría la emergencia permanente de startups, es negligente aquel que no sea capaz de armar su propio negocio. El triunfo del individuo frente a la sociedad si es que se atiende a la máxima de Margaret Thatcher; ergo, no hay que esperar nada que pueda venir ni del Estado o del cuerpo social. A no ser la caridad. Entonces un ciudadano sin empleo puede ser susceptible de ser víctima de la aporofobia, con lo cual, los parados pasan a ser extranjeros de su propio país ya que se puede equiparar a un sin papeles con un 'sin trabajo'.

La caridad es compasión: ¿qué otra cosa se le puede dar a un parado al que el sistema no lo puede ofrecer trabajo? Esto no es nuevo. George W. Bush lo presentó en su plataforma electoral el "conservadurismo compasivo" ( compassionate conservative) como un programa de tolerancia, inclusión y multiculturalidad. La filósofa Michela Marzano explica así lo compasional: "es una emoción que va hacia uno mismo e intenta embellecer, por medio de otro, la bonita imagen que uno mismo se fabrica. La compasión, en cambio, tiende a eliminar la distancia entre el que la siente y el que es objeto de ella".

Lo compasional, entonces, es ver que se puede hacer por esa gente mientras no se hace nada; darle una limosna, en todo caso. Es decir, el acto por el cual se convierte oficialmente a un trabajador en un pobre. ¿O acaso, en el relato social, la ayuda de 400 euros no es el equivalente a una limosna? En esto Cortina es tajante: la limosna, dice, no es justicia. Y la justicia deviene del derecho, de un contrato social "en el que los ciudadanos están dispuestos a cumplir sus deberes con tal de que el Estado proteja sus derechos".

Es el Estado, el Contrato Social, la Ilustración, en definitiva la democracia, ante al capital financiero que pretende imponer un protocolo compasivo.

El epígrafe a uno de los capítulos del libro de Adela Cortina es el lema del Banco Mundial: "Nuestro sueño es un mundo sin pobreza". Tal como van las cosas, su lectura invita a soñar con un mundo sin bancos.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Una vez más como ya vaticinó Owen Jones en su libro Chvs: la demonización de la clase obrera, los medios de comunicación y las élites han subyugado bajo la quimera del "esfuerzo individual" la condición de la clase obrera. Pocas personas se sienten pertenecientes a dicho grupo, contenidos en ese estrato, y se puede inferir que el progreso se ha determinado por medio de un desligamiento al la clase obrera. En cierta medida lo que nos explican es que uno debe subsistir por sí mismo, sin tener que rendir cuentas al estado. Se nos pide, y se nos exige, que seamos creativos, arrojados, emprendedores natos... Se pide poco a poco que no reconozcamos en qué estrato de la pirámide apoyamos nuestros traseros. Es precisamente ese carácter egoísta de la clase baja hacia la propia clase baja la que resulta a partes iguales mísera y paradójica. Como el migrante que echa en cara a otro migrante que sea un "muerto de hambre" y que "se vuelva a su país", el obrero, el esclavo que trabaja 8 horas diarias por 350 euros, increpa al parado y le adviene de su carácter puramente parasitario.

Perder la conciencia de procedencia es perder la conciencia de pertenencia. Y si se extravían las dos, lo que nos queda es la pura competición.

Osler

Puntos : 4575
Cantidad de envíos : 1406
Fecha de inscripción : 24/05/2014
Edad : 25

Volver arriba Ir abajo

Aporafobia Empty Re: Aporafobia

Mensaje por Albedrio_baja_solicitada el Dom Mayo 14, 2017 8:21 pm

A mí no me gusta hablar en términos de clase, ya que me parece que ahora mismo hay otros agentes en la sociedad y esta es más compleja.

Lo que sí me parece claro es que con la crisis ya no se mira al que tiene algo más o mejor (sueldo o derechos) como un objetivo que sería justo implantar en nuestro ámbito laboral, sino que se les mira como fuente de unos privilegios que deberían ser eliminados. La cosa es igualar por debajo.

Por ejemplo, el funcionariado está denostado porque conserva algunos de los derechos laborales pre - crisis (que no todos) y se les critica por poder pedir bajas, excedencias, horarios fijos y exactos, derecho a conservar su puesto... etc. como unos privilegiados que parasitan el sistema de la seguridad social.

Al asalariado con contrato indefinido le pasa otro tanto de lo mismo, especialmente si cobra antigüedad, tiene prejubilaciones... etc.

Y así podemos ir siguiendo hasta los que no tiene la más mínima defensa de sus derechos laborales, que también serán criticados en sus privilegios por aquellos que no tienen ni eso.

Después la realidad es que ante una enfermedad crónica, propia o de un familiar, que requiera de cuidados el estado abandona a las personas a su sufrimiento, o penaliza gravemente a aquellos familiares que se dediquen a su cuidado.

Supongo que hay otros casos en los que los trabajadores estamos desamparados y a la desgracia personal se nos suma, si o si, una catástrofe laboral.

Ya hablar de conciliación de vida familiar y laboral es pura utopía.

Por cierto, ¿no os habéis dado cuenta de que tenéis que estar agradecidos por trabajar? Si es que es un chollazo.
Albedrio_baja_solicitada
Albedrio_baja_solicitada

Puntos : 7623
Cantidad de envíos : 2836
Fecha de inscripción : 27/09/2013
Edad : 40
Localización : Aquí

Volver arriba Ir abajo

Aporafobia Empty Re: Aporafobia

Mensaje por Osler el Dom Mayo 14, 2017 8:37 pm

De acuerdo con todo lo que has dicho. Si la realidad es más compleja cabe apremiar la necesidad de establecer unos grupos sobre los que realizar medidas de protección laboral. ¿Cómo los definirías, cómo los delimitarías y en cuál de ellos te incluirías?

Osler

Puntos : 4575
Cantidad de envíos : 1406
Fecha de inscripción : 24/05/2014
Edad : 25

Volver arriba Ir abajo

Aporafobia Empty Re: Aporafobia

Mensaje por Albedrio_baja_solicitada el Dom Mayo 14, 2017 9:35 pm

Creo que esas medidas de protección laboral no deberían ser diferentes para unos grupos o para otros. ¿Por qué unos pueden acudir a las citas médicas de su madre y otros no? ¿Hay algún grupo que no necesite cuidar a sus hijos? ¿Alguien necesita cobrar por ocho horas y trabajar 12? ¿O por 4 y trabajar 12? ¿Alguno no necesita vacaciones retribuidas? ¿A alguno le apetece sufrir acoso laboral? ¿Alguno quiere ser un autónomo que trabaja al lado de otro que hace lo mismo pero que es asalariado?

Así que no creo que se tengan que establecer grupos ¿en base a qué criterio? supongo que después trabajos concretos necesitarán sus peculiaridades (no sé, bomberos o policías o controladores aéreos, maquinistas...) que requieran de algún tipo de flexibilidad para poder dar el servicio, pero si es necesario salir de la norma general habrá que compensar de alguna forma para mantener las condiciones laborales en condiciones saludables, humanas y dignas.  

Ahora una misma persona puede ser empresaria unos años, asalariada otros, funcionaria la siguiente, autónoma, desempleada, parada,... ¿cómo establecer los grupos? Supongo que en todas esas situaciones los hijos seguirán siendo suyos, la pareja también, y las personas dependientes de ella no cambiarán. Es fácil que no se le cure la ciática por cambiar de ser autónoma a funcionaria (aunque el caso contrario si se ha dado - ya se sabe que los autónomos nunca se ponen enfermos).

Y es que la aporofobia, al igual que otros tipos de discriminaciones no tienen sentido, entre otras cosas porque en cualquier momento podemos ser nosotros los excluidos por otros motivos igual de arbitrarios ... e incluso nadie dice que por ese mismo motivo.  

Parece que la sociedad moderna nos facilita la empatía con estas personas ya que en cualquier momento podemos terminar nosotros igual… y sin embargo se dan movimientos contrarios: no queremos extranjeros que nos quiten el trabajo… no pasará mucho tiempo en que seamos nosotros los que pensemos en emigrar.
Albedrio_baja_solicitada
Albedrio_baja_solicitada

Puntos : 7623
Cantidad de envíos : 2836
Fecha de inscripción : 27/09/2013
Edad : 40
Localización : Aquí

Volver arriba Ir abajo

Aporafobia Empty Re: Aporafobia

Mensaje por Disperso el Dom Mayo 14, 2017 10:57 pm

Yo creo que tiene mucho de miedo a mirar y saber que podemos acabar igual.
Disperso
Disperso

Puntos : 4960
Cantidad de envíos : 2062
Fecha de inscripción : 11/03/2013
Localización : La parra

Volver arriba Ir abajo

Aporafobia Empty Re: Aporafobia

Mensaje por Albedrio_baja_solicitada el Lun Mayo 15, 2017 12:44 am

Ya se sabe que lo que no se ve no ocurre. Tampoco lo que no se quiere ver. ¿O eso es una fantasía?
Albedrio_baja_solicitada
Albedrio_baja_solicitada

Puntos : 7623
Cantidad de envíos : 2836
Fecha de inscripción : 27/09/2013
Edad : 40
Localización : Aquí

Volver arriba Ir abajo

Aporafobia Empty Re: Aporafobia

Mensaje por Osler el Lun Mayo 15, 2017 9:37 am

Pues yo creo que sí que tiene que haber medidas de protección laboral diferenciadas atendiendo a las necesidades. Por ejemplo los discapacitados deberían tener unas condiciones laborales más flexibles quizás en cuanto a rendimiento laboral. Está bien establecer unas condiciones generales para todo el mundo, como las medidas que recoges en tu hilo. Pero después hay que proteger a los más desfavorecidos. Me río de los derechos de los becarios, por ejemplo, a los que por no pagar no pagan ni el transporte hasta el trabajo.

INFORME OXFAM DESIGUALDAD EN ESPAÑA 2016
Otra muestra de esa evolución es que en el 2007, el 10% más rico disfrutaba en España de una renta 10 veces superior a la del 10% más pobre. En el 2015, esta diferencia era de 15 veces. Y otra manera de ilustrarlo: las personas pertenecientes al decil con más renta acumulaban cerca de una cuarta parte de la renta nacional (24,8%), casi lo mismo que el 50% más pobre (26,3%). Por su parte, el 10% más pobre debe conformarse con apenas "un alarmante 1,7%".
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Y si bien la realidad es compleja, los hechos no lo son. Los pobres paulatinamente, o no tanto, tienen menor poder adquisitivo. Los ricos se lucran, lo peor es que legítimamente (creo que yo también podría ser un empresario como Florentino Pérez, sobre todo si me pagan el pastizal que voy a invertir funcionen las cosas o no) porque el poder legislativo y la administración están copados por sus amiguetes.

Pero bueno, cuanto más se diluya la conciencia sobre las diferencias del decil en el que estamos mejor. Así nadie se queja.

Osler

Puntos : 4575
Cantidad de envíos : 1406
Fecha de inscripción : 24/05/2014
Edad : 25

Volver arriba Ir abajo

Aporafobia Empty Re: Aporafobia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.