Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


¿El CI significa algo?

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ir abajo

Re: ¿El CI significa algo?

Mensaje por homo divergenticus el Dom Oct 18 2015, 10:55

LA REIFICACIÓN DE LA INTELIGENCIA



Homo divergenticus




La palabra reificación tiene su raíz etimológica en el latín, res (cosa) y facere (hacer), literalmente “hacer cosa”, convertir una idea abstracta en una cosa concreta, con límites y secuencias, cosificar. La reificación se ha entendido en varios sentidos:



Interpretar la realidad como si fueran cosas físicas, materiales.

No conocer la naturaleza de los procesos.

Ver a los seres humanos como cosas o como si fueran cosas.

Y el sentido marxista del término alemán verdinglichung (cosificación) para referirse al proceso de alienación de los frutos del trabajo. Al reificarse estos productos se reifica o cosifica asimismo el hombre que los ha producido mediante el trabajo;el ser humano se convierte entonces en una “mercancía”.

El antropólogo Ángel Díaz de Rada en su serio y complejo libro “Cultura, antropología y otras tonterías”, da a la reificación el sentido de ignorar las interacciones, los procesos. Obviar la actividad humana que genera los productos de esa actividad.



Desde la antropología la persona evoluciona socialmente, se autoconstituye y constituye la realidad en sociedad, en un marco biopsicosociocultural, en el que las capacidades se actualizan por medio de la práctica de acciones concretas para dar forma a algo. Por medio de esta práctica llegamos a la habilidad que es la actualización perceptible de las capacidades intelectuales. Una capacidad es potencial y por tanto no es mensurable. Para poder medir una capacidad es necesaria la reificación, hacer de la inteligencia una cosa, hacerla material, ignorar los procesos y centrarnos en las estructuras. Algo parecido a fotografiar la inteligencia, fijarla, ajustarla para poder medirla.



Cuando quieres sacar una foto a un guepardo en carrera, preparas la cámara con el objetivo preciso, la velocidad de obturación adecuada y demás parámetros para sacar la foto con la mayor nitidez posible. Una vez conseguida la instantánea, tienes la imagen fija de un guepardo, pero eres consciente de que el guepardo se mueve, que la foto es como dice Diaz de Rada:” ...una ficción de estabilidad.”, la imagen no solo muestra al guepardo , sino la relación entre la velocidad del instrumento de captación (en este caso la cámara fotográfica) y el guepardo . Esto es aplicable a todo instrumento de medición, viene a ser la relatividad esencial del propio acto de medir, que en el caso de los humanos es aún más compleja por la incidencia de la cultura y la diversidad de sus manifestaciones.



La invención del cociente intelectual (C.I.) es la reificación ejemplar de la inteligencia. El intento por limitarla, cuantificarla, normalizarla , deshumanizarla . Hacer una instantánea, una foto fija, de múltiples procesos de interacción dinámica. Esta reificación tiene peligros éticos, políticos e intelectuales que pueden desencadenar racismo, estratificación por medio de jerarquías de dominio y segregaciones a los diferentes o no adaptados a lo normalizado.



Los intentos por desarrollar mediciones libres de la cultura cayeron en la reificación de la inteligencia, marginando la esencia social del ser humano y por tanto la relatividad cultural de la actualización de las capacidades intelectuales, relatividad que va mas allá de las diferencias entre poblaciones alejadas, que incluye diferencias entre poblaciones vecinas e incluso entre miembros de una misma familia, por distinciones culturales fundamentadas en el sexo y/o el orden cronológico de nacimiento, por poner algunos ejemplos. Por medio del C.I. no solo se reifica a la inteligencia, también se reifica al individuo al que se objetiviza por medio de tomar una parte como un todo, etiquetarlo dentro de unos parámetros e incluso meterlo dentro de una campana en la que, como no podía ser de otra manera, lo excelente está a la derecha, a la diestra y lo deficiente a la izquierda o siniestra. Todo esto siempre pretendiendo la mínima carga cultural por medio de situar a la ciencia como una cosa fuera de la cultura, sin relación ni interacción mutua; situando a la ciencia y al método científico como si no fuesen productos humanos, como verdades objetivas de origen divino, tal como aún sucede a las palabras y los números en algunos círculos; obviando que es la fuerza de la convención, la intensa interacción de los procesos simbólicos, lo que reifica nuestro pensamiento por medio de los números y las palabras. El lenguaje y el cálculo, tal y como los conocemos en occidente, son habilidades emergentes de la actualización de múltiples capacidades intelectuales y psicomotrices. Son el temporal resultado de milenios de evolución biopsicosociocultural del ser humano en un entorno igualmente biopsicosocioculturalmente cambiante y evolucionado. Al igual que ocurre con el lenguaje y el cálculo, ocurre con todas las habilidades y capacidades de los humanos: con el deporte, el arte, la música, la bipedestación, el habla, etc.



Los avances en las técnicas e instrumentos de observación como la tomografía por emisión de positrones, que han posibilitado el fijarnos no solo en las estructuras, sino también en la actividad e interpretar los procesos del cerebro, han desvelado la naturaleza emergente de las habilidades cognitivas. La emergencia es la trascendencia o integración de las reglas locales hacia la coherencia global o auto-organización, un sistema cognitivo que funciona no a partir de reglas y símbolos, sino a través de la interconexión dinámica intensa entre sus componentes simples. Cada componente opera en su ámbito local, pero como sistema está constituido como una red. Hay una cooperación global que emerge espontáneamente cuando los estados de las neuronas participantes son mutuamente satisfactorios. En dichos sistemas no se requiere una unidad procesadora central que guíe la operación. Esto es lo que se denomina propiedades emergentes o globales, dinámica de red, redes no lineales, sistemas complejos e incluso sinergia. Los procesos emergentes se dan dentro de un contexto biopsicosociocultural en el que mutuamente se codeterminan.



Cuando hacemos test de inteligencia para la medición del C.I., el resultado lo que nos indica es una actualización de determinadas habilidades para una tarea determinada en un contexto determinado y con unos criterios de valoración también determinados por factores sociales, políticos y culturales. Este punto es importante por la discriminación en el acceso a la educación al que se somete a muchas personas debido a la subjetividad, en la mayoría de las ocasiones llevada por intereses bastardos, de los criterios de medición de las habilidades y valoración de las capacidades, siendo históricamente discriminados en Occidente las mujeres, los pobres, los étnicamente diferentes y los políticamente oprimidos por invasión o conquista. Para ello se han utilizado múltiples recursos fundamentados siempre en conceptos abstractos que son reificados a conveniencia de los que ostentan el poder con la finalidad de ser árbitros y jueces de un juego cuyas reglas les sean beneficiosas para sus intereses particulares, la reificación como proceso es útil para la comunicación y el lenguaje, nos ha permitido grandes avances en el conocimiento, la reificación es una habilidad secuencial-lineal, útil en entornos cerrados y en procesos altamente predecibles como uniformador de criterios, conservador de las reglas y predeterminador de los procesos analíticos y secuencial lineales.



Siguiendo la premisa de que un patrón complejo es más fácil de abordar si se divide en unidades más pequeñas vinculadas con experiencias familiares llegamos al proceso que se denomina como chunking o troceamiento del significado en pedazos (Schank y Abelson, 1977). Estos troceamientos se pueden ejercer sobre palabras, dígitos, posiciones de ajedrez, caras, situaciones, aprendizajes, etc. Pero para elaborar una dimensión global del significado ya elaborado y conocido se realiza otra operatoria que consiste en la construcción de estructuras más complejas, de chunkings conceptuales ligados a otros mediante relaciones dinámicas. Esta es una capacidad sintética inversa que, apoyándose en conocimientos previos más sencillos y utilizando las claves de sus articulaciones, produce nuevas formas de conocimiento más complejas, amalgamas conceptuales (Fauconnier y Turner, 2002). Este proceso se encuentra en los procesos de categorización, razonamiento e inferencia, creatividad, imaginación, expresión lingüística etc.

Este proceso cognitivo se conoce como crosmodalidad y es una apertura a espacios de significación donde se re-crean significados, emociones, ideas etc., además de producir efectos y resultados novedosos como emergencias que serán posteriormente utilizadas para sucesivas integraciones conceptuales cada vez más abstractas y comprimidas. Como podemos apreciar, estos procesos son incuantificables por su propia naturaleza holística y son fundamentales para el desarrollo de habilidades intelectuales complejas.



El todo emerge de la interacción de las partes, de la diferenciación e integración de sus componentes. Las capacidades intelectuales no deben ser criterio de discriminación ni identificación parcial de las personas. Podemos evaluar sus habilidades, siempre teniendo bien presente que, tanto los criterios de evaluación como las propias habilidades, se codeterminan con el entorno biopsicosociocultural del evaluador en relación con el evaluado, en un entorno determinado, podríamos decir que experimental y por tanto instantáneo, una fijación abstracta que debemos interrelacionar con otros procesos y estructuras complejos para poder dar coherencia tanto a procesos como a estructuras cognitivas. Este conocimiento nos permitirá en cierta medida salir del utilitarismo de la inteligencia y por añadido de las personas con altas habilidades, reificados como altamente capaces, abrir perspectivas a patrones divergentes de los establecidos y comprender la especialización como un proceso integrado dentro de otro proceso más abarcador que incluya a la persona con todos sus deseos y necesidades, entre ellos el más importante, la posibilidad, como todo ser humano, de poder actualizar sus capacidades en un entorno social en el que debemos fundamentar nuestros esfuerzos respetando y promoviendo la diversidad e integración de las personas.



Renombrar las cosas es dominarlas, el lenguaje en su proceso de construcción de una realidad significativa, selecciona formas apropiadas y significativas dentro de un contexto politicosocial específico, concreto, creando un entorno material-simbólico que denominamos realidad. La reificación de la inteligencia o, lo que viene a ser lo mismo, el proceso de desarrollo y construcción del concepto de Inteligencia ha progresado dentro del entorno político y social del eurocentrismo, entendido como un etnocentrismo local y europeo que se ha expandido e impuesto progresivamente mediante la conquista, la invasión y la persuasión de la ideología y práctica del sistema capitalista globalizado. Una perspectiva concreta, construida por las clases dirigentes y grupos dominantes, que incluye una particular manera de comprender, difundir e imponer ciertas ideas, prácticas y valores de lo europeo como identidad clasificadora, práctica y moral, anegando todos los dominios de la subjetividad: el cuerpo, la personalidad, lo íntimo, los deseos, anhelos, emociones...y el concepto de Inteligencia.



El eurocentrismo tiene su base en la Grecia Clásica con la fundación de la denominada civilización occidental (de ahí el occidentalismo europeizado), tras la interrupción de la época Medieval continúa con el Renacimiento y toma renovadas fuerzas tras la Contrarreforma, propulsada por la filosofía racionalista y la ciencia empirista, consagrándose en la Ilustración. Con la Modernidad, el impulso objetivizador se extenderá y continuará hasta nuestros días. La Modernidad define una nueva forma de reflexión, un conocimiento experto ligado a la mejora de “ciertos procesos humanos”, pretendiendo construir un sujeto racional intencional, controlador y manipulador de la naturaleza; un individuo androcéntrico, que ignora a las mujeres; adultocentrico e individualista, ya que la razón reside en los individuos adultos y no en la colectividad; racionalista e instrumental, primando la relación entre costes y beneficios de la acción orientada a fines concretos; ignorante del cuerpo, los sentimientos y emociones. Un individuo lineal y teleológico basado en el progreso y la mejora continua, con pretensiones de universalidad.



El pensamiento eurocentrista simplifica binaria-mente el mundo, y de esta simplificación no escapa la Inteligencia, en un intento de discriminar binaria-mente a los individuos mediante un cociente intelectual que mide las supuestas capacidades intelectuales y creando un límite que discrimina entre individuos en razón a la inteligencia como capacidad universal reificada y eurocentrista. Capacidades que personalmente recomiendo denominar habilidades, por su condición social determinante y por responder al prototipo ideal e ideológico de las clases dominantes europeas y/o occidentales.



El psicólogo estadounidense Lewis Terman, pionero y reconocido por haber editado el primer test de inteligencia extensamente aplicado en los Estados Unidos (las escalas de inteligencia Stanford-Binet), también fue un reconocido eugenésico y un menos reconocido eurocentrista de tomo y lomo que luchó por la esterilización forzosa en California y dejó las siguientes aclaratorias declaraciones:



Deficiencias de alto grado o marginales [...] son muy, muy comunes entre las familias hispano-índias y mejicanas del suroeste, y entre los negros. Su torpeza parece ser racial, o al menos inherente a las líneas familiares de las que provienen. [...] Los niños de estos grupos deberían ser segregados en clases separadas. [...] No pueden manejar abstracciones, pero se les puede formar como trabajadores eficientes. [...] Desde un punto de vista eugenésico, suponen un grave problema debido a su reproducción inusualmente prolífica. #



Terman es un destacado ejemplo del eurocentrismo cosificador binario y utilitarista que tanto daño ha provocado y que continúa limitando el desarrollo de una educación fundamentada en la diferenciación y la integración de las personas (no individuos) en codeterminación con su entorno biopsicosociocultural .



Con múltiples entusiastas seguidores de la medición de la Inteligencia reificada, con fines utilitaristas y discriminatorios, que pretenden conservar un estatus de élite intelectual universal desde su situación en puestos de responsabilidad político-social, se me antoja un deber de responsabilidad el intentar comunicar y extender nuevas perspectivas integradoras dentro del concepto abstracto de inteligencia que permitan el desarrollo de las personas mediante la actualización de sus capacidades, que si bien son universales, son sin embargo actualizables en un entorno que las condiciona.



Bibliografía

Díaz de Rada, A. Cultura,antropología y otras tonterías.Editorial Trotta. Madrid 2010

Ferrater Mora, J. Revisión actualizada: Terricabras, J. M. Diccionario de Filosofía. Editorial Círculo de lectores 1994

Ramirez Goicochea, E. Etnicidad, identidad, interculturalidad. Teorías, conceptos y procesos de la relacionalidad grupal humana. Editorial Universitaria Ramón Areces 2011

Velasco Maillo, H.M. Hablar y pensar, tareas culturales. Temas de antropología lingüística y antropología cognitiva. Universidad Nacional de Educación a distancia. Madrid. 2009



Webs

- [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
homo divergenticus
homo divergenticus

Puntos : 7418
Cantidad de envíos : 3540
Fecha de inscripción : 29/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿El CI significa algo?

Mensaje por Albedrio_baja_solicitada el Dom Oct 18 2015, 12:14

Creo que tengo que volver a leerlo, homo divergenticus, pero así, con una par de lecturas dire:
AMÉN
Albedrio_baja_solicitada
Albedrio_baja_solicitada

Puntos : 7443
Cantidad de envíos : 2836
Fecha de inscripción : 27/09/2013
Edad : 40
Localización : Aquí

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿El CI significa algo?

Mensaje por Willy el Dom Oct 18 2015, 12:20

Gracias homo Smile

Willy

Puntos : 10498
Cantidad de envíos : 6311
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿El CI significa algo?

Mensaje por izurdesorkunde el Dom Oct 18 2015, 12:28

Un artículo recién salido del horno, por si alguno le interesa:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

y otro artículo interesante:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Me parece interesante, relacionado con lo último que se está comentando:

"Pfeiffer, precursor del modelo tripartito, entra a considerar la alta
capacidad desde 3 enfoques diferentes, que no son excluyentes, sino complementarios entre si. Considera alta capacidad a estos tres grupos de estudiantes:

- Los estudiantes con alta inteligencia. Suelen tener puntuaciones de CI en el 2-10% superior en comparación con otros niños de la misma edad.
- Los estudiantes de alto rendimiento académico. Suelen tener puntuaciones de CI, entre 110-120.
- Los estudiantes con alto potencial. Estos son los más difíciles de identificar. Pueden no rendir de manera excepcional en los test de capacidad o pruebas de rendimiento, sus resultados a veces se encuentran en valores en torno a 110-115. Sin embargo, hay algo acerca de estos niños que transmite una alta capacidad latente y subdesarrollada. Son “diamantes en bruto”. La identificación es especulativa y predictiva, el diagnóstico se guía por observaciones, ensayos e información contextual. Refleja una predicción, la predicción de que, si el estudiante recibe un programa para alumnos de alta capacidad integral e intensivo, entonces el estudiante llegará a equiparse con cualquier de los otros dos grupos.
(Para ampliar este punto recomendamos leer “¿Por qué no me ves?“ sobre los “superdotados invisibles”)"

Por lo tanto, el CI es necesario para identfiicar al primer grupo, pero no es suficiente si se quiere detectar a otras personas. Necesario pero no suficiente. ¿Qué opináis de lo dicho?
izurdesorkunde
izurdesorkunde

Puntos : 9976
Cantidad de envíos : 5417
Fecha de inscripción : 10/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿El CI significa algo?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.