Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Música made in Spain.
por homo divergenticus Hoy a las 10:42

» El más bello de los ruidos
por Truman207 Hoy a las 08:23

» ¿Relación entre dolor de cabeza y Superdotación?
por xero-q Hoy a las 00:19

» Qué ven mis ojos ?
por homo divergenticus Ayer a las 18:20

» La complejidad del estado moderno
por Albedrío? Ayer a las 00:10

» ¿Que conocimiento libera la conciencia del ser humano de manipulaciones externas?
por psicosurf Sáb Nov 18 2017, 15:02

» Fotos con Pipo
por eisoaleceia Sáb Nov 18 2017, 14:19

» Sobre el chat.
por eisoaleceia Sáb Nov 18 2017, 14:17

» ¿Podrìan las Matematicas probar la Existencia de Dios?
por psicosurf Sáb Nov 18 2017, 04:48

» Mi querida España
por crr Jue Nov 16 2017, 23:35


El juego de Aquiles y la tortuga

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El juego de Aquiles y la tortuga

Mensaje por Yves el Miér Mayo 07 2014, 22:13

Retomemos la paradoja de aquiles y la tortuga, DESDE seis puntos de vista,

El primero:
Aquiles le da ventaja a la tortuga, y total, que le cuesta alcanzarla hasta que por fin lo consigue, y fin.

El segundo:
A Aquiles se le va la olla, y le da tanta ventaja a la Tortuga que justo cuando Aquiles empieza la carrera, la tortuga la termina.

El tercero:
Aquiles y la tortuga ni empiezan ni terminan la carrera.

El cuarto:
Ambos contendientes empiezan a la vez. Aquiles sale disparao y bueno... la tortuga le sigue lenta pero inexorablemente.

El quinto:
Aquiles sale con ventaja.

El sexto:
A aquiles, que ha salido con una ventaja de dos pasos por delante de la tortuga, le da flato y se para cada cinco pasos suyos, dando en este momento de parón la tortuga siete pasos. (los pasos son un ejemplo, el tipo de relación es lo que cuenta)

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Todo esto tiene que ver con un juego de relojes que he soñado hoy.
El caso uno se corresponde con el movimiento en el que la aguja de los segundos está alcanzando a la aguja de los minutos (o el de los minutos al de la hora).
El caso dos se corresponde con el movimiento en el que la aguja de los minutos cambia justo a la vez que la de los segundos coincidiendo en el siguiente segundo.
El caso tres se corresponde cuando ambos están en la misma situación, la aguja de los minutos y la aguja de los segundos están en el mismo sitio.
El caso cuarto se corresponde cuando la aguja de los segundos y la aguja de los minutos empiezan a andar.
El caso quinto se corresponde cuando la aguja de los minutos se ha estropeado, y solamente funciona la de los segundos.
El caso sexto se corresponde cuando la aguja de los segundos va ralentizándose.












Yves

Puntos : 5964
Cantidad de envíos : 3721
Fecha de inscripción : 14/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El juego de Aquiles y la tortuga

Mensaje por Elisewin el Miér Mayo 07 2014, 22:54

No es justo. Ahora quién me quita la imagen de Brad Pitt (Aquiles en Troya) pedorreándose?
avatar
Elisewin

Puntos : 6030
Cantidad de envíos : 4041
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 53
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: El juego de Aquiles y la tortuga

Mensaje por Yves el Miér Mayo 07 2014, 23:08

Neo, el de Matrix.

Yves

Puntos : 5964
Cantidad de envíos : 3721
Fecha de inscripción : 14/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El juego de Aquiles y la tortuga

Mensaje por Elisewin el Miér Mayo 07 2014, 23:20

Happy
avatar
Elisewin

Puntos : 6030
Cantidad de envíos : 4041
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 53
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: El juego de Aquiles y la tortuga

Mensaje por Violento Jazmín el Miér Mayo 07 2014, 23:48

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

El de aquiles y la tortuga.

PD: realmente si contínuas el desarrollo de la paradoja de aquiles y la tortuga, Aquiles sí alcanza a la tortuga.  


Sin embargo, no te toca otra que cambiar de perspectiva si quieres resolver la paradoja. No me voy a poner con el cálculo infinitesimal (a no ser que Yves me haga un resumen como si tuviera diez años), me acojo a la otra opción: la dicotomía. Pero tanto en el cálculo como en este último planteamiento, se hace trampa: miramos desde el final, el cambio de estado, nunca el proceso. Y esto nos devuelve al principio de los principios: el cuanto como discontinuidad. Ahora bien, ¿qué hay del trayecto que nos lleva a la meta? ¿No será, acaso, que no podemos percibirlo? ¿Que no lo notamos pero sí podemos adivinarlo a partir de sus efectos, de sus huellas en el tiempo?
Me gusta la forma en que lo planteas. Yo pensé cosas parecidas hace tiempo.

Pero uno se puede dar cuenta de más. Primero, que el planteamiento se hace desde una ontología de la substancia. Desde una ontología de la substancia, la realidad fundamental son cosas cuya "condición predeterminada" es el estarse quietas, manteniéndose como son. Y lo problemático desde ahí es explicar que se muevan, que cambien.

El problema de Aquiles dice: primero una cosa, luego otra. esta mediando el cambio, que es lo que lleva de una cosa a la otra. Lo primero (las cosas quietas, en una posición) parece lo normal, y lo completamente misterioso e inexplicable lo es la transición. Es la perplejidad de Parménides (si lo que es, es; y lo que no es, no es; entonces cómo lo que no es puede llegar a ser, y lo que es, dejar de ser?

Sin embargo, hay una forma de preguntarse que tiene la dificultad opuesta. Según una ontología del proceso, todo sería pura dinamicidad, transición continua ( una continuidad plena que es condición de las demás) y lo que entraña mayores dificultades es lo discreto, lo realizado; o incluso "la estrechez" que se adopta tal que el continuo se expresa como algo más reducido (p.ej. en los infinitos planos de Aquiles aproximándose a la tortuga).

te voy a dar un ejemplo de por qué la discontinuidad del espacio no funciona para resolver el quid de la cuestión. entiendes al movimiento como cambio de posición, de ahí la discontinuidad, el espacio a través de lo que algo se mueve. Introduces una substancia mayor (espacio) como debajo de las cosas movientes, a la cuál se le pudiera atribuir la quietud.

pongamos otro ejemplo, hay movimiento que jamás podrías considerar como cambio de posición. quiero mostrar que movimiento = cambio, en todo caso . Claro es que cambio también se da en una cosa que pasa a ser de otro color, por ejemplo, una fruta poniéndose pocha (¿no se podría decir acaso que pasa por todos los colores intermedios -independientemente de lo que tarde y de nuestra capacidad de discriminación de color? ) ahí tienes el problema de aquiles y la tortuga de otro modo, en el que ya no funciona la explicación centrada en el cuanto, que apuntas (aunque hay más modos de hacerlo ver)

La analogía sin embargo, al revés sería más coherente. ¿Cómo se consigue, mediante el audiovisual, que unas cosas parezca que "cambien de sitio"? Cambiando colores en píxeles.

Yo defiendo, que el misterio no es el cambio incesante, sino la concretitud específica que alcanza. El que podamos hablar de resultados, el que en un gradiente continuo, algo se pueda estacionar

Prueba a mover un dedo, déjalo quieto donde quieras y piensa: coño, ¿por qué se ha quedado justo ahí?, si las probabilidades de que no se quedase ahí, en ese punto justito y no en sus infinitos alrededores eran de uno frente a infinito (incluso dado cualquier margen de estrechez proporcionado por nuestra capacidad de anticipación y satisfacción de la misma). O sea, que las posibilidades de que algo que tienes delante en un momento no aparezca exactamente igual de como aparece, sino de modo extremadamente semejante (pero no igual), son siempre de uno frente a infinito (podría decirse que realmente no distinguiríamos entre dos cosas si fuesen similares hasta cierto punto, aunque se puede situar el continuo de posibilidades a nuestras capacidades de discernimiento sensorial, y la conclusión es la misma).


Al final, llego a que lo presentado particularmente -en cada momento- ya es en si mismo milagroso, no solo que cambie después.
avatar
Violento Jazmín

Puntos : 1948
Cantidad de envíos : 256
Fecha de inscripción : 15/04/2013

Volver arriba Ir abajo

Aquiles y la tortuga 2

Mensaje por casiopea el Jue Mayo 08 2014, 07:11

Yo me adscribo a Heráclito, supongo, puesto que nada queda parado justamente ahí, sólo nos lo parece a nosotros, La Tierra se va moviendo alrededor del Sol. ¿Por qué tenemos la ilusión del estatismo? Supongo que para tener tiempo de procesar el cambio y poder actuar, es como si nos quedáramos en standby mientras el cerebro procesa. Si no fuera así, no podríamos responder, nos quedaríamos quietos, contradiciendo las leyes de la naturaleza. Ahora bien, cuando no hemos de actuar, cuando sólo observamos, es el cambio lo que buscamos incesantemente, no las cosas realizadas. Así pues, depende de si estamos actuando hacia afuera o hacia adentro.  hmm .
avatar
casiopea

Puntos : 2082
Cantidad de envíos : 733
Fecha de inscripción : 22/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El juego de Aquiles y la tortuga

Mensaje por Yves el Jue Mayo 08 2014, 13:06

La cuestion importante en Heraclito es la siguiente: el rio fluye, pero a la vez permanece.

Si solo hubiese cambio (una cosa por otra), no podrias notar el cambio. Para que algo cambie, algo tiene que quedar de ello. Imagina que solo tienes dos fases: linea, no linea.

Si tu dibujases una linea y a medida que la fueses dibujando fuese borrandose, no linea, no podrias tener jamas la posibilidad de notar que ha variado algo, pues aunque siempre estes dibujando, ese dibujo se borra al instante, y no puedes volverlo a retocar.

De hecho en Alicia en el Pais de las maravillas hay un perro que a medida que va pintando con la cabeza va borrando con su cola. El sigue, pero pierde todo su trabajo.

He buscado otros dos ejemplos que tenia lewis carroll sobre lo mismo, pero no los he encontrado.

Solo cambio es olvido.

Lo dificil realmente no es la cuestion del cambio, ya que este queda continuamente reestablecido por si mismo, como en la paradoja de aquiles y la tortuga. Lo dificil esta en el hecho de la permanencia: que el cambio quede una y otra vez. En el hecho de que hay, y que siempre hay. Que algo dura.

Y no puedes medir cuanto dura, porque a todos los efectos lo esta haciendo desde siempre.

Ahora, que hay un prejuicio logico aqui que deberia ser puesto en relevancia: muchos de nosotros hemos podido pensar que la realidad se creo en los origenes y despues simplemente siguio. Que nosotros nacimos y simplemente continuamos viviendo. Pieza de barro ya creada a la que le suceden las manos del escultor de vez en cuando.

Aceptemos ahora algo distinto: que ni siquiera en el pensamiento podemos decir desde cuanto tiempo llevamos aqui. A todos los efectos no ha habido momento alguno en el que dejasemos de estar presentes. Somos lo dado por supuesto. No puedes decir: mis origenes se hallan en el principio de los tiempos porque no tendria explicacion de porque sigues aqui.

La explicacion a porque sigues aqui tiene otro matiz por completo diferente. Sigues aqui porque eres efectuada a cada momento, disparada como tu.

Las piramides duran dos minutos y duran cinco minutos, pero el caso es que aunque las midas, la medida siempre se acaba antes que las piramides.




Yves

Puntos : 5964
Cantidad de envíos : 3721
Fecha de inscripción : 14/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El juego de Aquiles y la tortuga

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.