Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Música made in Spain.
por homo divergenticus Hoy a las 10:42

» El más bello de los ruidos
por Truman207 Hoy a las 08:23

» ¿Relación entre dolor de cabeza y Superdotación?
por xero-q Hoy a las 00:19

» Qué ven mis ojos ?
por homo divergenticus Ayer a las 18:20

» La complejidad del estado moderno
por Albedrío? Ayer a las 00:10

» ¿Que conocimiento libera la conciencia del ser humano de manipulaciones externas?
por psicosurf Sáb Nov 18 2017, 15:02

» Fotos con Pipo
por eisoaleceia Sáb Nov 18 2017, 14:19

» Sobre el chat.
por eisoaleceia Sáb Nov 18 2017, 14:17

» ¿Podrìan las Matematicas probar la Existencia de Dios?
por psicosurf Sáb Nov 18 2017, 04:48

» Mi querida España
por crr Jue Nov 16 2017, 23:35


Sobre la existencia de la materia

Página 4 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Erasmo el Vie Ago 29 2014, 13:59

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Yo lo veo de esta manera: la materia es energía "ordenada" de una cierta manera.
Exacto.Buena definición. La materia es energía "condensada", pero deberíamos hablar con algo más de propiedad.En teorías cuánticas de campos, lo que oscila es el campo. Para ciertas oscilaciones, tendríamos su "colapso" en matería.

Erasmo

Puntos : 2265
Cantidad de envíos : 1245
Fecha de inscripción : 17/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Hamlet el Vie Sep 19 2014, 14:08

Es un tema muy interesante que formulas, casiopea. Yo he llegado exactamente a la misma conclusión que tú por mi propio camino, pero no acostumbro a exponerla en público para que no me tilden de chiflado. Aquí te expongo los razonamientos que seguí:

-La apariencia de solidez es un abstracción conveniente para el sistema nervioso (como lo es pensar en términos de frialdad o clases de sabor, por ejemplo), pero no corresponde a algo inherente a los cuerpos físicos, que nuestra observación revele (como pueda ser sus dimensiones espaciales, por ejemplo).
A nivel atómico, si digo que "toco" un cuerpo, lo sujeto en mis manos, o incluso que lo muevo, la apariencia de contacto real es ilusoria: los electrones de la palma de mi mano se acercan a los del objeto, y se repelen mutuamente. Como no pueden ocupar al mismo tiempo el mismo espacio (principio de exclusión de Pauli), la imposibilidad de fusionar mi propio cuerpo con el objeto en el mismo espacio lleva al objeto a desplazarse para ocupar un nuevo espacio. Si el objeto posee mayor masa, la energía que imprimo se reparte sobre mayor número de grados de libertad (digamos más átomos, por ejemplo), dando por resultado, que por átomo individual, la energía cinética para el movimiento en una dirección se hace menor, el cuerpo se mueve menos, y así la masa mide la inercia al movimiento (el razonamiento apela puramente a energías e interacciones, no invoca suponer una "materia" asociada necesariamente a un cuerpo, por ejemplo un átomo). La masa es una propiedad de los cuerpos, pero toda idea de pensar en una materialidad asociada a ellos no se ve justificada y se hace innecesaria.
-Si sólo me veo justificado a hablar de electrones, átomos e interacciones, busquemos dónde habita la materia allí (la existencia de su masa es algo que no negamos, pero no hemos de pensar que masa equivalga o presuponga materialidad, como no tenemos por qué pensar que el espín realmente significa que el electrón gira sobre sí mismo; simplemente, es un número asociado que caracteriza la medida de inercia, tal vez por energía altamente condensada en un punto espacial según la fórmula de Einstein). Bien: el siguiente nivel de formulación involucra la ecuación de Schrödinger; allí, se pregunta por la masa del objeto (como se pregunta por el espín si incluimos un campo electromagnético), y lo que obtenemos en una función de onda de probabilidad para los electrones del átomo o molécula. Punto. Dónde está la materialidad? Vayamos más abajo.
-Estudiemos el núcleo, tan denso: los electrones podrán ser nubes de probabilidad con un número asociado, pero aquí podremos encontrar la materia, al fin y al cabo, son el 99,999% de la masa del átomo. Y cómo procedemos? Idem: ecuación de onda de probabilidad para los nucleones. Tampoco? Vayamos a los quarks... y ya imaginais cómo acaba.
En conclusión, cuando nos ponemos de lleno a buscar el sustrato material del que hablaba Aristóteles, simplemente no aparece por ninguna parte. Encontramos distribuciones de probabilidad muy densas en puntos del espacio (como el núcleo), pero técnicamente, nunca apareció, de nuestras ecuaciones, el sustrato de materia.
Como dije, la materia es un constructo conveniente para el sistema nervioso y su organización de la experiencia sensorial macroscópica, pero si no presuponemos que algo semejante deba existir, las matemáticas, sencillamente, nunca lo van a proporcionar: es un a priori que nosotros imponemos para adecuar nuestros prejuicios sensoriales a la naturaleza, la materia está en nuestra mente, no fuera de ella (por contraintuitivo que suene). A nivel último de la realidad, lo que encontramos es al viejo Pitágoras: "todo es número", o como lo reformulan ahora en términos modernos, "información".
avatar
Hamlet

Puntos : 1918
Cantidad de envíos : 315
Fecha de inscripción : 23/07/2013
Edad : 30

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por casiopea el Sáb Sep 20 2014, 10:02

Me ha encantado tu explicación, Hamlet, es la trampa de nuestro sentido del tacto, por decirlo a grosso modo. El misterio radica, tal vez, en la cuantificación, en el salto del 0 al 1, el momento de la descarga. El resto parece un juego de equilibrio entre organismos o contrastes de fondo y figura. Ciertamente, ¿podríamos encontrar una forma de traducir dicha información a un lenguaje común que describa todo posible estado en términos energéticos? Una piedra roseta de las múltiples energías que haga inteligible cuanto percibimos de forma inconsciente, en aras de predecir sus efectos. De hecho, ¿sería posible calcularlo a partir de unas pocas coordenadas, sin necesidad de escanear todo el cosmos? Por otra parte, y dado que es tu especialidad, ¿conoces otros engaños de la mente igual de potentes, de los que cambian por completo nuestra percepción de la realidad? Y disculpa el bombardeo, el tema me puede. very happy
avatar
casiopea

Puntos : 2082
Cantidad de envíos : 733
Fecha de inscripción : 22/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Hamlet el Sáb Sep 20 2014, 12:01

Sí, claro, cientos de trucos mentales. Por ejemplo, el que explico del tacto para originar el concepto de materia es uno, pero aquí tienes otro con el sentido de la audición: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Tu cerebro construye la ilusión (sólo diríamos que es una ilusión porque nos lo están explicando, claro!) para que creas que la frequencia de los tonos asciende hasta el infinito...es muy divertido.

Últimamente pienso mucho lo siguiente; creo que Kant ya dijo algo parecido, pero el caso es haber llegado yo mismo, por mis razonamientos, a la conclusión: el proceso de percepción del mundo no es un acto pasivo, sino totalmente activo, "constructivo". Os lo explicaré:

Igual que tenemos la noción errónea de que la memoria es algo así como un banco de datos donde archivamos los documentos, perfectamente inalterados desde la última vez que los buscamos (y coincidiendo con el episodio "real" en cuestión), los sacamos para su relectura y los depositamos donde estaban inalterados (atención: toda la metáfora anterior es falsa punto por punto), algo parecido sucede con la memoria.

Después de observarme con atención a mí mismo percibiendo el mundo (como si tuviera una muñecas rusas dentro de mi cabeza, percibir atentamente mi propio proceso perceptivo), creo que lo que ocurre es algo así: primero llega una impresión muy tosca de los sentidos al cerebro. Después, el cerebro elabora una hipótesis, comparando (a nivel inconsciente, e hiper-rápido) la información de la modalidad sensorial correspondiente (vista, oído, etc, no importa) con aquello que ya almacenado, y busca un "matching", una comparación. Es una heurística para acelerar la percepción; como oír "gali..." e inmediatamente piensas "galimatías" (el mejor "match"); terminas de oír la palabra, o la percepción sensorial que fuere, y contrastas, si la mejor predicción inconsciente "encaja"; si bien, has ahorrado una eternidad de milisegundos a la perceción, lo cual evolutivamente es útil (saber que hay un león ahí lo más rápido posible, digamos), y si no, te ves forzado a reelaborar tu hipótesis. No pasa algo parecido con la gente que tiene dificultad de audición, que confunden las palabras, pero ellos sinceramente afirman haber "oído" otra? (semáforo por megáfoono, digamos). Ellos no mienten, realmente: la información que llega al cerebro era tosca, y el cerebro la transformó en el mejor match que tenía; cuando tenemos audición normal podemos hacer la última etapa, la de autocorrección, pero esto es lo que falla en estas personas. Otro tanto nos ocurre cuando en la penumbra, o a lo lejos, creemos haber reconocido la cara de un conocido por la calle, e incluso lo saludamos... nos acercamos más, y vemos que "cachis!... pero si yo juraba haber visto a mi amigo fulano!!". A qué os ha pasado?

Yo lo comparo con el proceso de caminar, fijaos bien, el percibir es como el caminar. Lo que quiero decir no es únicamente que si queremos desplazarnos debemos activamente movernos (y que si queremos percibir debemos activamente hacer una heurística inconsciente), sino que punto por punto, es lo mismo: uno pone el pie sobre el escalón, porque ha hecho un cálculo inconsciente de que es el mejor movimiento dada la superficie (el objeto a percibir en este caso, pero por el cerebelo), entonces, recibe un input que nos dice si nuestra predicción es buena (porque sentimos estabilidad o inestabilidad); si notamos estabilidad, todo bien, si no, corregimos el movimiento (modificamos la percepción de qué clase de superficie hay bajo nuestros pies). Veis el paralelismo con mi teoría de la percepción? Es claro. Esto quiere decir que el cerebro va por el mundo como dando palos de ciego (porque NO sabe qué hay afuera, debe inventarlo desde dentro y corregirlo, por eso la percepción se crea internamente, y se afina; no se recibe pasivamente como suponemos). Sea para percibir o para caminar, sigue la siguiente heurística: elabora una primera hipótesis de qué hay afuera, entonces recibe un input que le dice si ha acertado, corrige, y repite; por iteraciones, gradualmente, ajusta en lo mejor posible la percepción, pero NUNCA percibe "realmente" de forma directa, sino que va afinando sus propias conjeturas.

Como veis, no hace falta estar ciego, cuando los sentidos van bien también ocurre, porque la perceción ocurre no en los sentidos, sino en el cerebro! Por eso es tan fácil manipularla, nunca percibimos la realidad directamente, sino nuestra representación interna, nada más.


avatar
Hamlet

Puntos : 1918
Cantidad de envíos : 315
Fecha de inscripción : 23/07/2013
Edad : 30

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por izurdesorkunde el Sáb Sep 20 2014, 16:36

Castelló, en una charla comentó cómo si se lanza una pelota a un lateral y una cámara graba los movimientos oculares de las personas que lo observan, se descubre que miran al sitio en el que esperan (de modo inconsciente, según el método que has explicado) vaya a estar , vamos, que nuestra mirada se adelanta al movimiento, basándonos en nuestra experiencia previa de situaciones equiparables o similares.
avatar
izurdesorkunde

Puntos : 7607
Cantidad de envíos : 4532
Fecha de inscripción : 10/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Hamlet el Dom Sep 21 2014, 11:55

Claro. En realidad estamos haciendo inferencias predictivas constantemente... como cuando empezamos a responder una pregunta que nos hacen y aún no nos han terminado si quiera de preguntar, porque ya barruntamos por dónde van los tiros.

Percibir involucra siempre a nivel inconsciente una inferencia probabilística que se adelanta por nosotros, aun con retazos de información sensorial mínimos, lanza la mejor hipótesis (ayudándose de la memoria), nos hace percibir esa hipótesis, y posteriormente la contrasta o corrige (si lo ve necesario, mediante cuán bien explica nuestra hipótesis perceptiva el input sensorial). Percibir es una interacción bidireccional arriba-abajo, o sea, entre consciente e inconsciente. Y técnicamente, como dije, nunca percibimos al objeto en sí, percibimos nuestra mejor hipótesis de qué es el objeto; en cierta manera nos percibimos a nosotros mismos, pues distintas personas (o especies animales) lanzarán distintas "mejores hipótesis" sobre qué es lo que tienen en frente, reflejando cómo están cableados sus cerebros. Pensemos en críticos de arte ante un cuadro abstracto, a modo de ejemplo de discrepancias frecuentes entre humanos.

Fijaos en esto: si el mismo objeto es presentado en varias ocasiones, cobra un cariz distinto... cada nueva percepción es ligeramente distinta (ahora os explico en qué sentido). No os ha pasado nunca, que si escucháis una obra musical, o veis una película, repetidas veces, llega un momento final en que parece que la duración temporal se acorta, que parece que se ha quedado en nada? Cuando inicialmente parecía que la canción (o la película), la primera vez, duró una barbaridad... por qué pasa esto? Por la teoría que os presento, se explica muy bien: como percibir no es un acto de recepción pasiva, sino de construcción activa, con cada nueva percepción, reconstruimos el objeto a percibir con mejor detalle, y más rápido, haciéndolo en último lugar prácticamente "de memoria". En efecto, ya que la memoria ha sido nutrida repetidamente con el objeto, la única vez "difícil", y por tanto lenta, de percibir algo nuevo, es la primera vez que se hace. Para las siguientes, el trabajo duro ya está hecho, y ahora se hace mano de la memoria tanto para rescatar cómo percibimos la primera vez, facilitándonos esta nueva percepción, como para predecir con mejor acierto cómo sigue el argumento (cómo suenan los siguientes compases, cómo son las siguientes escenas; si se los tiene mejor en memoria, se puede usar para "refinar" mejor nuestra hipótesis).
Es por eso que cuando se ve una película después de varias veces, y no a la primera, se llegan a claves del argumento que la primera vez pasan desapercibidas: los detalles son mayormente ignorados, por necesidad, la primera vez, pues la mente está saturada de trabajo con la percepción de la trama general; la siguiente vez, como ya puede reconstruir con facilidad la trama general, la percepción se puede permitir enforcarse en los detalles. Idem con la música, por ejemplo, al escuchar una ópera.

Veis? Mismo objeto, pero cada nueva percepción es distinta: distinta temporalidad, distintos detalles, o incluso, reelaboración de las primeras percepciones. En conclusión: Percibir es una especie o tipo de aprendizaje, que como todos, el cerebro memoriza y automatiza. Es un proceso de arriba (consciente) a abajo (inconsciente): tiende a que a cada nueva presentación, lo transfiera más hacia abajo, a que sea todo el trabajo hecho de forma inconsciente (en ese momento, ya se ha convertido puramente en una memoria de instrucción perceptiva). El objetivo de la percepción es minimizar los esfuerzos que ocurren a nivel consciente, para que todo él ocurra de manera efectiva e inconsciente, cuando una mínima chispa que los encienda, ya se pone en marcha toda la asociación sin esfuerzo (la primera nota de aquella canción, basta para que ya la reconozcamos y sepamos cómo va entera). Qué ganamos así? El percibir es un ejercicio mental, si se automatiza, el consciente queda libre para ocupar su atención en otros menesteres, y además, ahorra energía (usar el consciente consume mucha energía, de ahí que la gente no le guste pensar; es más fácil el inconsciente, que es ir por la vida en modo piloto automático). Si se le presenta un input sensorial repetido, simplemente contesta "esto ya lo he automatizado", y puede dedicarse a otras tareas sin tener que gastar un extra de tiempo y energía a cada ocasión.
avatar
Hamlet

Puntos : 1918
Cantidad de envíos : 315
Fecha de inscripción : 23/07/2013
Edad : 30

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Erasmo el Mar Sep 23 2014, 19:25

Es que la definición de materia es:

"Materia es todo aquello que tiene localización espacial, posee una cierta cantidad de energía, y está sujeto a cambios en el tiempo y a interacciones con aparatos de medida"

Erasmo

Puntos : 2265
Cantidad de envíos : 1245
Fecha de inscripción : 17/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Morgana el Mar Sep 23 2014, 21:38

En el libro de física y química de mi hijo de 1º de bachillerato todavía se sigue diciendo que toda la materia tiene masa
avatar
Morgana

Puntos : 4769
Cantidad de envíos : 2450
Fecha de inscripción : 30/09/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Hamlet el Miér Sep 24 2014, 17:26

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Es que la definición de materia es:

"Materia es todo aquello que tiene localización espacial, posee una cierta cantidad de energía, y está sujeto a cambios en el tiempo y a interacciones con aparatos de medida"

Bien. La materia es más un concepto de psicología que de física. La definición de materia como aquello que posee un sustrato masivo, tipo aristotélica, es muy querida para el sentido común, pero no aguanta un análisis, si lo examinamos en profundidad. Hay que ir a la génesis del concepto, a cómo el cerebro organiza la experiencia del tacto con "cuerpos sólidos", para entender que es sólo una ilusión: tenemos percepción directa de la interacción sujeto-objeto (mi mano que aprieta el guijarro; el guijarro que, por la ley de acción-reacción, siento sobre mí), pero nunca tenemos percepción de un "sustrato": esto es una abstracción mental.

Imaginaos el siguiente experimento mental: un niño nace y vive toda su tierna infancia, por tanto sus primeras interacciones con el mundo (sus primeros experimentos "de física"), con todo el sistema nervioso anestesiado, como cuando se va al dentista, pero en la totalidad del cuerpo, sin sensibilidad (aunque digamos que conserva el movimiento). Ninguna sensación en las manos, como si fueran una masa de chicle adherida al cuerpo. Acaso pensais que esta hipotética persona desarrollaría la misma intuición de materia o masa que tenemos nosotros? Os lo digo otra vez: está fabricada por el cerebro.

Vayamos a la misma fuente: la experiencia directa de los sentidos nos dice simplemente que una interacción, una fuerza clásica newtoniana, está teniendo lugar: introducir ahí nuestra noción de materia, derivada de la "rigidez" del cuerpo, compuesto por algo real, internamente, es pura imaginación: nuestra idea de materia jamás ha sido, rigurosamente hablando, experimentada, sino abstraída. Luego, lo olvidamos y lo damos por sentado el resto de nuestra vida. La famosa idealización del sólido rígido en mecánica e ingeniería, tan querida por los físicos, no sólo resulta matemáticamente cómoda, sino asequible al intelecto: no hay mucha diferencia con la concepción abstracta que elaboramos cuando niños; si coincide la física con la intuición psicológica, si se encuentra una correspondencia, la mente se siente cómoda, a gusto... pero, ay, tal comodidad no implica de facto veracidad.
avatar
Hamlet

Puntos : 1918
Cantidad de envíos : 315
Fecha de inscripción : 23/07/2013
Edad : 30

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por casiopea el Miér Sep 24 2014, 21:34

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Es que la definición de materia es:

"Materia es todo aquello que tiene localización espacial, posee una cierta cantidad de energía, y está sujeto a cambios en el tiempo y a interacciones con aparatos de medida"

Bien. La materia es más un concepto de psicología que de física. La definición de materia como aquello que posee un sustrato masivo, tipo aristotélica, es muy querida para el sentido común, pero no aguanta un análisis, si lo examinamos en profundidad. Hay que ir a la génesis del concepto, a cómo el cerebro organiza la experiencia del tacto con "cuerpos sólidos", para entender que es sólo una ilusión: tenemos percepción directa de la interacción sujeto-objeto (mi mano que aprieta el guijarro; el guijarro que, por la ley de acción-reacción, siento sobre mí), pero nunca tenemos percepción de un "sustrato": esto es una abstracción mental.

Imaginaos el siguiente experimento mental: un niño nace y vive toda su tierna infancia, por tanto sus primeras interacciones con el mundo (sus primeros experimentos "de física"), con todo el sistema nervioso anestesiado, como cuando se va al dentista, pero en la totalidad del cuerpo, sin sensibilidad (aunque digamos que conserva el movimiento). Ninguna sensación en las manos, como si fueran una masa de chicle adherida al cuerpo. Acaso pensais que esta hipotética persona desarrollaría la misma intuición de materia o masa que tenemos nosotros? Os lo digo otra vez: está fabricada por el cerebro.

Vayamos a la misma fuente: la experiencia directa de los sentidos nos dice simplemente que una interacción, una fuerza clásica newtoniana, está teniendo lugar: introducir ahí nuestra noción de materia, derivada de la "rigidez" del cuerpo, compuesto por algo real, internamente, es pura imaginación: nuestra idea de materia jamás ha sido, rigurosamente hablando, experimentada, sino abstraída. Luego, lo olvidamos y lo damos por sentado el resto de nuestra vida. La famosa idealización del sólido rígido en mecánica e ingeniería, tan querida por los físicos, no sólo resulta matemáticamente cómoda, sino asequible al intelecto: no hay mucha diferencia con la concepción abstracta que elaboramos cuando niños; si coincide la física con la intuición psicológica, si se encuentra una correspondencia, la mente se siente cómoda, a gusto... pero, ay, tal comodidad no implica de facto veracidad.


Te has explicado de maravilla. Ahora cabe preguntarse por qué se mantiene el mito en el seno de la comunidad científica, si saben que dicha continuidad material no tiene sentido alguno.
avatar
casiopea

Puntos : 2082
Cantidad de envíos : 733
Fecha de inscripción : 22/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Hamlet el Miér Sep 24 2014, 23:34

Imagino que es por convención e inmediatez en la comunicación. Nuestras intuiciones del mundo, aunque la mayoría falsas, existen porque son útiles, funcionales, sea bien para organizar nuestra experiencia sensorial (en la manera en que la procesa el sistema nervioso humano),  o para comunicarnos con otras personas.

Te pongo un ejemplo más: la frialdad. Otra idea como la de materia: ese concepto tampoco existe como tal en el "mundo externo", si no en relación a ciertas sensaciones que recibe el cerebro. De dónde sale este concepto? No de la física: ésta nos dice que los cuerpos poseen una magnitud llamada temperatura, que se puede medir objetivamente con un aparato (el termómetro); aunque esta magnitud pueda ser numéricamente muy baja, no nos dice que algo así como la frialdad exista en la naturaleza. Entonces, de dónde se origina realmente? Nuevamente, del contacto e interacción sujeto-objeto, tras ser interpretado por el cerebro: sentimos que al tocar objetos cuya conductividad térmica es muy buena, puesto que somos animales homeotermos, y nuestra temperatura (unos 37 grados) es en la experiencia ordinaria superior a la temperatura ambiente (a la que tienden todos los objetos en nuestra habitación), un flujo de calor, de energía térmica, emanará cada vez que toquemos un material como un metal, digamos, cucharón de plata: puesto que el organismo está perdiendo energía como resultado de aguantar el cucharón de plata en la mano, ello significa que la cuchara "está fría".  

Otro caso es al introducir el puño dentro de una cubitera: el hielo absorbe calor por una cuestión de un simple gradiente térmico (entre nuestro brazo y un cuerpo a una temperatura muy inferior); esa sensación de "absorber" calor de un animal homeotermo (cual vampiro que en vez de sangre nos chupase la energía calorífica) significa, tras ser interpretada por el cerebro, que el hielo es un cuerpo "frío", etc.

Lo que observamos con este ejemplo del frío, es al cerebro que en vez de incluir su propia contribución a la existencia del flujo de calor para interpretar el fenómeno, hace recaer todo el peso de la acción en su interacción sobre el objeto externo, y por tanto, le pone un calificativo: el objeto es "frío". Os parece que eso es, metafísicamente, legítimo? Y sin embargo es como funcionamos y como comunicamos nuestras percepciones: el cerebro tiende al prejuicio del "locus externo" en la percepción: siempre atribuye todo el peso al "afuera", se olvida sistemáticamente de su propio papel, identifica la percepción del objeto con el objeto en sí.

Recapitulando, todos estos trucos e ilusiones perceptivas se basan siempre en la misma asunción tácita: el cerebro imagina que la información nerviosa que le llega es, tal cual, la representación fidedigna del exterior, sin "contaminación" ni alteración alguna por el mero hecho de tener que pasar del mundo real externo al medio interno biológico. Y sin embargo, lo que realmente sucede es que lo que llega al sistema nervioso central está ya hiper "masticado" y digerido: es el resultado de una base física externa MÁS todo nuestro preprocesamiento nervioso interno (donde se incluyen también nuestros receptores sensoriales). El cerebro hace a la cognición y la percepción lo que el aparato digestivo a los alimentos: en su forma original, resultan imposibles de asimilar: deben pasar, forzasamente, por toda una cadena extensísima de procesos antes de poder ser correctamente asimilados por el organismo, y así usarlos.

Nosotros nunca observamos la realidad externa, por una razón muy sencilla, pero profunda; el lenguaje de las señales de nuestro cerebro, y el del mundo externo son inherentemente diferentes. Nosotros percibimos el mundo, creemos que lo que vemos es lo que luce ahí, lo que oímos lo que suena realmente, lo que olemos... todo equivocado. Por qué? Porque el lenguaje de señales que entiende nuestro cerebro son los impulsos eléctricos, y lo que se da allá afuera definitivamente NO sigue el mismo tipo de lenguaje. La luz, por ej., contiene la información visual, pero es una señal electromagnética: dásela al cerebro y no sabe qué hacer con ella, como si le das un texto chino. Otro caso, los sonidos que llegan... allá afuera hay variaciones de presión en el aire, NO hay señales eléctricas, cierto? Luego allá afuera no hay ni sonidos ni música, sino dentro de nosotros. Todo lo que el cerebro puede manejar son señales eléctricas: así, para interpretar la realidad, ha de hacer forzosamente una conversión, una modificación (hasta qué punto altera? lo ignoramos), del lenguaje de las señales del mundo externo (moléculas, luces, ondas sonoras) al lenguaje bioeléctrico que entiende y "habla" propiamente el cerebro (dando por resultado el sabor, la visión, el sonido, etc.).
La razón de este engaño está en lo mismo que lo que os contaba con el frío: nosotros suponemos que lo que percibimos debe estar allí, que es imposible que percibamos algo que no exista de facto afuera, en una palabra, nos ignoramos por entero a nosotros mismos (la conversión que hacemos de las señales energéticas externas a las señales bioeléctricas internas; toda la "traducción", todo el filtrado, es convenientemente ignorado, al fin y al cabo, no conocemos otra cosa para comparar, no nos podemos desembarazar del cerebro para percibir). Pero imaginad, poneos en su lugar: cuál sería el punto de vista del cerebro, ahí oscuro encerrado dentro de su cráneo, ignorante de toda su conversión inconsciente interna... no diría este órgano, bajo su punto de vista, precisamente las opiniones erradas que os contaba? Que la "película" de la realidad que se monta en el cine de sus neuronas es lo que realmente hay? Recordad: el cerebro no puede salir fuera y echar una mirada a la realidad como tal...
avatar
Hamlet

Puntos : 1918
Cantidad de envíos : 315
Fecha de inscripción : 23/07/2013
Edad : 30

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por casiopea el Jue Sep 25 2014, 06:53

Y aún existe una codificación de la codificación, el lenguaje, que nos ayuda a comunicarnos con otras mentes en un plano simbólico. Ahora que se está avanzando en nuevas aplicaciones de la ingeniería biónica, si consiguiéramos conectar varias mentes directamente, es decir, en el plano biológico, sin mediación del lenguaje oral o escrito, sino a través de dicho código de impulsos eléctricos, ¿se ampliaría nuestra visión de las cosas? Si fuéramos añadiendo las configuraciones cerebrales de muchas personas, ¿conseguiríamos algo parecido a una panorámica del mundo? ¿Seríamos capaces de superar el instinto de supervivencia, la mera reactividad al medio, y tendríamos una especie de visión "desde fuera" del yo? ¿Una sublimación de nuestro cuerpo? ¿O caeríamos, tan sólo, en otro laberinto más grande?
avatar
casiopea

Puntos : 2082
Cantidad de envíos : 733
Fecha de inscripción : 22/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Erasmo el Jue Sep 25 2014, 09:19

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Es que la definición de materia es:

"Materia es todo aquello que tiene localización espacial, posee una cierta cantidad de energía, y está sujeto a cambios en el tiempo y a interacciones con aparatos de medida"

Bien. La materia es más un concepto de psicología que de física. La definición de materia como aquello que posee un sustrato masivo, tipo aristotélica, es muy querida para el sentido común, pero no aguanta un análisis, si lo examinamos en profundidad. Hay que ir a la génesis del concepto, a cómo el cerebro organiza la experiencia del tacto con "cuerpos sólidos", para entender que es sólo una ilusión: tenemos percepción directa de la interacción sujeto-objeto (mi mano que aprieta el guijarro; el guijarro que, por la ley de acción-reacción, siento sobre mí), pero nunca tenemos percepción de un "sustrato": esto es una abstracción mental.

Imaginaos el siguiente experimento mental: un niño nace y vive toda su tierna infancia, por tanto sus primeras interacciones con el mundo (sus primeros experimentos "de física"), con todo el sistema nervioso anestesiado, como cuando se va al dentista, pero en la totalidad del cuerpo, sin sensibilidad (aunque digamos que conserva el movimiento). Ninguna sensación en las manos, como si fueran una masa de chicle adherida al cuerpo. Acaso pensais que esta hipotética persona desarrollaría la misma intuición de materia o masa que tenemos nosotros? Os lo digo otra vez: está fabricada por el cerebro.

Vayamos a la misma fuente: la experiencia directa de los sentidos nos dice simplemente que una interacción, una fuerza clásica newtoniana, está teniendo lugar: introducir ahí nuestra noción de materia, derivada de la "rigidez" del cuerpo, compuesto por algo real, internamente, es pura imaginación: nuestra idea de materia jamás ha sido, rigurosamente hablando, experimentada, sino abstraída. Luego, lo olvidamos y lo damos por sentado el resto de nuestra vida. La famosa idealización del sólido rígido en mecánica e ingeniería, tan querida por los físicos, no sólo resulta matemáticamente cómoda, sino asequible al intelecto: no hay mucha diferencia con la concepción abstracta que elaboramos cuando niños; si coincide la física con la intuición psicológica, si se encuentra una correspondencia, la mente se siente cómoda, a gusto... pero, ay, tal comodidad no implica de facto veracidad.


Te has explicado de maravilla. Ahora cabe preguntarse por qué se mantiene el mito en el seno de la comunidad científica, si saben que dicha continuidad material no tiene sentido alguno.

Aclaro por partes.No se que significa "la comunidad científica", pues no existe como ente. Luego aclaro que no es un "mito", sino que los físicos saben más que de sobra que el 99% del átomo está vacío.Con lo cual saben más que de sobra que la materia es discontinua.La mayoría de la gente si que "cree" que es continua y no alberga vacíos, tal y como afirmaba Newton. Hamlet deja claro que es una "idealización" de los físicos que sirve para explicar mejor a sus alumnos casos como el sólido rígido, u otros casos, pero siempre sabiendo que es sólo una aproximación a la realidad (que por cierto hace cálculos muy aproximados, y mucho más fáciles de calcular). Desde la época de la relatividad general, ya nos queda clara la identificación entre masa y energía, pero siempre teniendo en cuenta, que masa y materia son 2 cosas distintas (el fóton es material, pero no masivo). Ya Einstein introdujo el principio de equivalencia, según el cual la masa inercial (la que se introduce en la segunda ley de Newton F=mxa) es igual a la de la Ley de gravitación universal (F=mxg).

Erasmo

Puntos : 2265
Cantidad de envíos : 1245
Fecha de inscripción : 17/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Hamlet el Jue Sep 25 2014, 17:56

En efecto, el cerebro funciona como un transductor de las señales que recoge de los sentidos (digamos, degustar un dulce, por ej.) y los traduce al único lenguaje que él entiende, el de las señales bioeléctricas. En este proceso, no meramente se convierte una señal de un lenguaje otro (como traducir del alemán al español, pero el texto que se adapta, al menos idealmente, es el mismo), sino que es mucho más complejo; la propia señal traducida cuenta con características que no existían previamente, en el mundo exterior, sino que son aportadas inconscientemente por nosotros.

Más espeluznante aún, si tiene huecos, lagunas en la información que le llega, simplemente los "rellena" él mismo, con una especie de interpolado o mejor aproximación: pero nunca nos confiesa su propia actuación! Como todo buen mago, se guarda con recelo revelar el secreto de sus mejores trucos.

Ejemplo: todos sabemos, es un hecho fisiológico, que necesariamente parpadeamos varias veces por minuto para hidratar y limpiar la córnea. Pregunta: cuántas veces lo notáis, de todos los minutos que tiene el día?, por mera estadística, se diría que al menos una, aunque fuese al azar, verdad? Respuesta: generalmente, nunca en absoluto! Porque el cerebro "completa" por vosotros los instantes en que no le llegan datos, simplemente inventa la mejor solución en función del contexto (a menudo, valiéndose de la memoria), y nos la cuela sin mediar palabra. Estos "insertos inventados" en la conciencia, esta solución chapucera de relleno de huecos ocurre continuamente (ocurre con varios sentidos, de hecho).

Pero seamos justos, imaginad lo contrario: sería muy disfuncional vivir así,... pero también supondría vivir más próximos a la realidad auténtica, menos al engaño: el cerebro, si tiene que elegir, se decanta siempre por el engaño, no porque ése sea su objetivo, sino porque su única máxima es la funcionalidad, y ésta nada tiene que ver con la búsqueda de la verdad (no, el cerebro definitivamente no evolucionó para eso).

Así, refinando mi metáfora, más que un traductor, el cerebro sería más bien una combinación entre eso y un comentarista, que subrepticiamente añade, modifica, a veces tergiversa la traducción, pero no nos dice qué es lo que ha modificado, tan sólo nos da la versión final, y así nos crea la ilusión de que lo que entra en nuestra conciencia es lo que había "fuera". Tal cosa es lo que ha "sucedido" en la realidad externa (cómo cotejar sin la intervención de un cerebro qué pasó de veras, a modo de control?; qué porcentaje de la versión final se debe al propio cerebro, no al suceso en si? mi opinión es un un 99%), y que además, nos ha sido presentado de forma totalmente fiel.

Como os explicaba, el cerebro es el mayor mago del mundo, sus trucos de prestidigitación nos pasan totalmente inadvertidos, nos vende una realidad que no es tal, pero nos tiene embobados y convencidos. El cerebro es especialmente sobresaliente para hacer dos cosas: una, para inventar o fabricar fantasías, dos: para creerse sus propias fantasías. Menudo peligro es que el mismo órgano de "interpretación de la realidad" haya de ser también el mismo que se encarga de los sueños, las mentiras -empiezo por uno mismo en esto-, la imaginación, el fantasear!. Qué crédito tendrá afirmar haber sido testigo de un milagro o suceso sobrenatural?

Sabéis a qué he dedicado mucho tiempo recientemente? A la magia, los vídeos de magos e ilusionistas, pero yo no los veo simplemente por entretenimiento, los veo desde las lentes de un estudioso de la neurociencia (yo no tengo en mi vida muy bien delimitada la distinción: estudio lo que más me gusta, y realmente esta ciencia, más que cualquier otra, te cambia profundamente la manera en que te ves a ti mismo, las personas y el mundo). Pues bien, la gente disfruta hablando de lo hábiles que son los ilusionistas, que hacen trucos para distraer nuestra atención y hacernos creer un espectáculo de ilusiones: si lo consiguen, es porque conocen muy bien (al fin y al cabo, han tardado siglos en desarrollar su arte), todos los puntos flacos de nuestros sistemas de percepción y atención -creedme, son muchos: a veces hasta te ríes de la facilidad extrema de algunas ilusiones notables.

Los traigo a colación porque los magos ponen de relieve mejor que nadie que el cerebro no está hecho para encontrar la "verdad", sino para creerse su fantasía de que lo que él interpreta es la realidad. Yo respondo a la gente que si los trucos de los magos funcionan no es porque se aprovechen con mala intención de ellos, es porque el cerebro asume con ingenuidad el prejuicio de que construimos la realidad de forma fehaciente, y ellos simplemente exhiben lo errado de esa asunción presuntuosa por nuestra parte. El mago es una especie de Sócrates, nos expone los límites de nuestra ignorancia e infundada arrogancia, el limitado alcance de nuestras nociones sobre el mundo, y de ahí que a algunos caiga mal, que lo vean como un tramposo o un estafador, porque, como Sócrates, en el fondo les demuestra que no son tan "inteligentes" como ellos creían ser: uno se siente "tonto" por haber picado, y doblemente tonto si encima no descubre cómo ha picado.

Antes os he explicado yo mismo dos trucos de magia que hace el cerebro, la materia y el frío (todas las ideas que os expuesto he llegado yo absolutamente solo, pero no es fácil porque si las compartes para ver si tienes razón la gente empieza a pensar que estás chiflado sólo por cuestionarte el tema). Con este par, os he revelado dónde estaba el "secreto" de la ilusión. Imaginad la cantidad de ilusiones que todavía nos queda por descubrir... ahora estoy bosquejando un tercero, pero no lo tengo listo porque es el más difícil, creo que el tiempo también es otra ilusión del cerebro, que no existe fuera, pero aunque intuyo que es así, no tengo una línea de razonamiento irrefutable, como antes os he dado. En fin...

P.D: casiopea, estoy al corriente de tu post sobre crear una mente de enjambre colectivo. Mañana te contesto, quería terminar de elaborar mi metáfora del traductor...

avatar
Hamlet

Puntos : 1918
Cantidad de envíos : 315
Fecha de inscripción : 23/07/2013
Edad : 30

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por BB_Baja_Solicitada el Jue Sep 25 2014, 22:32

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:

Así, refinando mi metáfora, más que un traductor, el cerebro sería más bien una combinación entre eso y un comentarista, que subrepticiamente añade, modifica, a veces tergiversa la traducción, pero no nos dice qué es lo que ha modificado, tan sólo nos da la versión final, y así nos crea la ilusión de que lo que entra en nuestra conciencia es lo que había "fuera". Tal cosa es lo que ha "sucedido" en la realidad externa (cómo cotejar sin la intervención de un cerebro qué pasó de veras, a modo de control?; qué porcentaje de la versión final se debe al propio cerebro, no al suceso en si? mi opinión es un un 99%), y que además, nos ha sido presentado de forma totalmente fiel.


Me imagino que ya lo conoces, pero te dejo un documental sobre los colores. Me gustó porque hablaba bastante de la interpretación que hace el cerebro de los colores y de las diferencias entre culturas.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Un día que cambié de Telecinco al Discovery...
avatar
BB_Baja_Solicitada

Puntos : 2250
Cantidad de envíos : 490
Fecha de inscripción : 07/02/2013
Edad : 41

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por m_bajasolicitada el Vie Sep 26 2014, 10:38

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Castelló, en una charla comentó cómo si se lanza una pelota a un lateral y una cámara graba los movimientos oculares de las personas que lo observan, se descubre que miran al sitio en el que esperan (de modo inconsciente, según el método que has explicado)  vaya a estar , vamos, que nuestra mirada se adelanta al movimiento, basándonos en nuestra experiencia previa de situaciones equiparables o similares.

Basado todo ello en las neuronas de espejo :

Hay tres tipos de neuronas espejo, las somatosensoriales que se activan con estímulos táctiles, las bimodales que se activan con estímulos táctiles y visuales que están dentro del campo receptivo táctil y las trimodales que también se activan por estímulos auditivos. Así se explica que podemos sentir que nos tocan solo al ver que se acerca la mano. La proximidad ya es un contacto (espacio-visual) por anticipación de la zona del cuerpo que se va a tocar (A. Berthoz). Es esta anticipación que permite al cuerpo definir el espacio que le rodea, localizando sus propios órganos como los brazos, la boca...asi como los objetos, mas o menos móviles, visualmente próximos a él. El cortex motor prefrontal no solo posee representación de los movimientos de la boca, sino también de la mano (lo que explica porque los niños se ponen la mano en la boca).

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Quizá una de las habilidades más llamativas de las neuronas espejo sea la de leer el pensamiento y anticipar el futuro. "Permiten leer la mente de los otros porque te ayudan a entender sus intenciones", explica Iacoboni, líder del equipo que hizo el descubrimiento. De hecho, lo que parecen realmente activar estas células no es la acción en sí, sino su objetivo. Todo esto ocurre de forma inconsciente, no es necesario ningún esfuerzo, nuestro cerebro interpreta y responde a las intenciones sin que nos demos cuenta.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
m_bajasolicitada

Puntos : 2466
Cantidad de envíos : 1142
Fecha de inscripción : 25/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por m_bajasolicitada el Vie Sep 26 2014, 10:45

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Yo lo veo de esta manera: la materia es energía "ordenada" de una cierta manera.
Exacto.Buena definición. La materia es energía "condensada", pero deberíamos hablar con algo más de propiedad.En teorías cuánticas de campos, lo que oscila es el campo. Para ciertas oscilaciones, tendríamos su "colapso" en matería.

Aquí una explicación fácil, aunque a ti se te entiende muy bien :

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
m_bajasolicitada

Puntos : 2466
Cantidad de envíos : 1142
Fecha de inscripción : 25/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por izurdesorkunde el Vie Sep 26 2014, 11:43

"Ocurre a menudo que imputamos a los demas creencias, deseos, expectativas e intenciones propias dado que gran parte de nuestro comportamiento social depende de la capacidad de comprender lo que los demás tienen en mente."

Ocurre a menudo, sí, y podemos meter la pata hasta el fondo. Porque los demás no tienen porqué tener ni las mismas crreencias ni deseos, ni expectativas ni intenciones ni necesidades que nosotros. Ahora mismo es lo que le está ocurriendo, me temo, a un forero. No somos simples pelotas sin voluntad propia.

A menudo se dice: "Haz con los demás lo que te gustaría hicieran contigo". Me parecía una frase muy acertada... hasta que leí esta:
"Haz con los demás lo que a los demás les gustaría que hicieran con ellos". Para conseguirlo es necesaria la comunicación directa. Las neuronas espejo se quedan cortas.
avatar
izurdesorkunde

Puntos : 7607
Cantidad de envíos : 4532
Fecha de inscripción : 10/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Willy el Vie Sep 26 2014, 17:18

Otia me has dejao pensativo. No sé si lo dices por alguna ida de olla de las mías en las que he podido llegar a dar a entender eso de que "somos simple pelotas sin voluntad propia", aunque no era mi intención... Embarassed Embarassed

Willy

Puntos : 9657
Cantidad de envíos : 6144
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por izurdesorkunde el Vie Sep 26 2014, 18:00

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Otia me has dejao pensativo. No sé si lo dices por alguna ida de olla de las mías en las que he podido llegar a dar a entender eso de que "somos simple pelotas sin voluntad propia", aunque no era mi intención... Embarassed Embarassed
No te autoflageles sin razón. No van por ahí los tiros.

Lo que pasa es que somos tan diferentes... y tan complejos... que el extrapolar lo que pasa en nuestro interior (cómo funcionamos) a otros suele dar lugar a falsas conclusiones. Unos somos introvertidos, otros extravertidos. Visuales frente a kinestésicos, padres/madres familia con sobrecargas personales y profesionales ante jóvenes en paro y soledad. Lo que valdría para uno no vale para otro, lo que haría uno no lo haría otro. Hace falta mucha capacidad empática-y conocimiento de la situación del otro- para ser más certero en las deducciones.
Y además ahi están nuestra historia personal y nuestro subconsciente (con su inconfesable-inaceptable conscientemente- sombra) distorsionándolo todo.
avatar
izurdesorkunde

Puntos : 7607
Cantidad de envíos : 4532
Fecha de inscripción : 10/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Willy el Vie Sep 26 2014, 18:28

Ah si, claro, of course. Por eso he dicho "una ida de olla de las mías" Laughing Que me da por ponerme en plan profeta Laughing


Willy

Puntos : 9657
Cantidad de envíos : 6144
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Willy el Sáb Sep 27 2014, 09:21

La próxima vez, no obstante, te invito a que me lo hagas saber de una manera más directa. Pienso que es más "sano", por lo menos para mí Smile

Willy

Puntos : 9657
Cantidad de envíos : 6144
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por casiopea el Dom Sep 28 2014, 09:55

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:

Antes os he explicado yo mismo dos trucos de magia que hace el cerebro, la materia y el frío (todas las ideas que os expuesto he llegado yo absolutamente solo, pero no es fácil porque si las compartes para ver si tienes razón la gente empieza a pensar que estás chiflado sólo por cuestionarte el tema). Con este par, os he revelado dónde estaba el "secreto" de la ilusión. Imaginad la cantidad de ilusiones que todavía nos queda por descubrir... ahora estoy bosquejando un tercero, pero no lo tengo listo porque es el más difícil, creo que el tiempo también es otra ilusión del cerebro, que no existe fuera, pero aunque intuyo que es así, no tengo una línea de razonamiento irrefutable, como antes os he dado. En fin...

P.D: casiopea, estoy al corriente de tu post sobre crear una mente de enjambre colectivo. Mañana te contesto, quería terminar de elaborar mi metáfora del traductor...


La ilusión del tiempo resulta difícil de concebir. Sobre la materia y el frío, en realidad, sustituimos materia por energía y frío por ausencia de calor. Pero no hay nada que sustituya al tiempo en sí. Otra cosa sería cómo lo percibimos. Ciertamente, la memoria es un constructo mental muy poco fidedigno, repleto de invenciones que utilizamos para rellenar huecos, para dar a la historia (destruida por el paso del tiempo) cierta coherencia. Sin tiempo, en términos absolutos, no habría cambio, ni discontinuidad, no habría movimiento, ni dialéctica, no habría nada. Y la nada no puede concebirse a sí misma, así que cualquier intento de razonar dicha posibilidad es completamente fútil. Ahora bien, nuestra percepción del tiempo está claro que depende mucho de nuestro estado interno. Y debido a esa visión subjetiva del mismo, debemos cuantificarlo a través de ciertas convenciones sociales, para ponernos de acuerdo, para coincidir en un mismo punto y en un mismo momento. El tiempo aparece como la única dimensión continua, la que produce esa sensación de indivisibilidad en las demás cosas. El hilo que nos permite juntar todas las fotografías, que confiere a la realidad la idea de película, de transición. Sin el tiempo, la realidad se fragmentaría.

Es cierto que nuestra mente centra su atención en el momento presente, el cual se convierte en un punto lúcido en movimiento. Atrás queda una visión borrosa de lo ya acontecido y el futuro, sin existir, aparece en nuestra mente en función de las experiencias previas con el fin de anticiparlo. Me parece curioso que todos vayamos al unísono, que no haya efecto ralentí, de "delay" (o lo contrario) entre nosotros. ¿Sería posible que se diera, efectivamente, dicho efecto, pero que nuestra convención de símbolos, a través del reloj, nos impidiera experimentarlo?
avatar
casiopea

Puntos : 2082
Cantidad de envíos : 733
Fecha de inscripción : 22/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por m_bajasolicitada el Dom Sep 28 2014, 12:51

Pero es que tenemos un reloj interno -el núcleo supraquiasmático- mediado por el estímulo lúmínico -sobre todo en su rango azul, aunque también en el naranja- que a través de la melanopsina disminuye la actividad de la melatonina pineal. A ritmo libre, es curioso, nuestro reloj interno marca los ritmos circadianos, no 24 sino a 25 horas Shocked


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


El ser humano tiene ritmos circadianos, como el ciclo vigilia-sueño, con periodos de algo más de 24 horas y es gracias a la interacción con señales temporales exógenas (zeitgebers) (siendo la luz la más importante) lo que nos hace ajustarnos a los ciclos de 24 horas de luz-oscuridad ambiental, con el adelanto de fase de aproximadamente una hora cada día. En este TSRC no son capaces de realizar este ajuste por alteración en la percepción de la luz ambiental, teniendo un adelanto de fase diario. [Lu et al; 2006,Martinez et al; 2010,Okawa et al; 2007,Sack et al; 2007b,Waller et al; 2008].


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]




Ritmos biológicos y salud, pero que futuro, bueno ya hablaremos más del tema en el hilo de la pineal, que nos estamos apartando del tema y luego nos llaman dispersos ...
avatar
m_bajasolicitada

Puntos : 2466
Cantidad de envíos : 1142
Fecha de inscripción : 25/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Hamlet el Dom Sep 28 2014, 13:36

Casiopea, te doy mi propia visión. La ilusión del tiempo es de hecho muy fácil de concebir, tenemos ejemplos a montones, tan sólo hemos de buscar.

En primer lugar, empiezo con "Me parece curioso que todos vayamos al unísono, que no haya efecto ralentí, de "delay" (o lo contrario) entre nosotros". Esto es falso! Lo demostró con un experimento donde un grupo de participantes hacían puenting:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
De hecho, cuando el cerebro está en una situación de extremo riesgo, como mecanismo de defensa natural, los sentidos se afinan -se activa el periférico simpático- y el cerebro pasa a procesar muchos más bits, por segundo, de lo normal (son unos 200 bits por segundo por el consciente en condiciones normales). Por tanto, cuando relatas el evento, como en tu memoria cuentas con un excedente de bits para la duración del suceso, la forma de darle sentido a aquello es que tu cerebro estima que el evento duró mucho más de lo que lo hizo realmente, cronómetro en mano. O en otras palabras, si se atribuye más duración a un evento de lo que el resto de personas suponen -quienes no vivieron aquella experiencia límite-, se puede hablar, justamente, de "efecto ralentí".

Vaya otro ejemplo, un experimento que yo mismo he comprobado (lo vi en una serie de TV): pide a un grupo de personas jóvenes que cuenten, mentalmente, un minuto, y anota su puntuación. Luego repite con un grupo de gente mayor. Los resultados de ambos grupos son sistemáticamente diferentes: los jóvenes se quedan cortos, mientras que los viejos se pasan. Por qué pasa esto? Ellos no mienten, su cerebro realmente experimenta el tiempo a distinto ritmo, a nivel biológico. La explicación es que al ser viejos, nuestros relojes internos biológicos están ralentizados en comparación con una persona joven, activa, con más gasto metabólico. En consecuencia, los viejos tienen realmente la percepción de que los años pasan muy rápido (el mismo tiempo se les hace más corto), mientras que los jóvenes nunca presentan tal queja. Otro ejemplo de que el tiempo viene de adentro, y de que hay de hecho un "delay" temporal entre nosotros...

Te doy un tercero, de niños, parece que el espacio de tiempo entre los 5 y los 8 años es una eternidad, mientras que de mayores (esto lo confirmo por mis familiares, yo tengo 26), 3 años se van absolutamente que vuelan. Por qué? Porque de niños estamos constantemente aprendiendo cosas nuevas, creando nuevas sinapsis en el cerebro; de los 5 a los 8 años, yo por ejemplo pude haber aprendido:a nadar y bucear, a atarme los cordones de los zapatos, leer y escribir, montar una bicicleta, primeras experiencias de inglés, etc. Demasiado! Sin embargo, una persona de 70 a 73, jubilada, no creo que aprenda tanto, y dirá que el tiempo se le escapa... por tanto, el niño tiene razón cuando te dice que ha pasado una eternidad: usa su cerebro para responder -no tiene otra cosa-, haciendo que la misma duración temporal se vuelva un chicle que nuestro cerebro puede dilatar a nuestro favor. Todos tenemos días que hemos gastado en balde y otros que hicimos tantas cosas que pareció una semana: no necesitamos hacer un viaje relativista como la paradoja de los gemelos, el secreto para ganar tiempo es aprender. Aquí un vídeo que me acabo de encontrar con Eagleman hablando al respecto:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Finalmente, "El tiempo aparece como la única dimensión continua, la que produce esa sensación de indivisibilidad en las demás cosas. El hilo que nos permite juntar todas las fotografías, que confiere a la realidad la idea de película, de transición. Sin el tiempo, la realidad se fragmentaría." Esto también es neurocientíficamente cuestionable. En primer lugar, la sensación del tiempo como una entidad continua es otra ilusión: el cerebro realmente hace como una cámara digital, porque no puede llegar a la percepción en tiempo real de la realidad. La percepción en tiempo real quiere decir que entre un acontecimiento y su registro el tiempo de procesado es cero: nope! Pasa una eternidad de milisegundos entre ver una cara y reconocerla. Por tanto, puesto que el cerebro requiere un tiempo de procesamiento entre un estímulo y la recepción del siguiente, la conciencia no puede operar en modo analógico o continuo (no sólo eso, además siempre vivimos en el pasado). Entonces, por qué parece que es así? De nuevo, es una ilusión, pero creo que tiene una explicación matemática: por el teorema de Nyquist-Shannon. Dado que la velocidad de sampleo del cerebro debe ser muy alta (repito, no puede ser infinita, el cerebro requiere un tiempo mínimo para procesar cualquier estímulo) en comparación con la velocidad de variación de las cosas (la pelota que se mueve, la rueda que gira, etc.), el cerebro está capacitado para hacer una "reconstrucción" de los huecos, un interpolado que le permite recuperar la señal original. Pero ojo! Esto lo consigue el cerebro por sus propios trucos y tejemanejes internos, no porque perciba el mundo realmente en continuo: de ahí la ilusión temporal: el tiempo nace de dentro, lo creamos nosotros, es el cerebro quien lo impone. De hecho hay una patología en que un área del cortex visual está dañada (la que relaciona movimiento con vision), que da como resultado que los pacientes perciban el mundo como si de una sucesión de viñetas de comic se tratara, lo cual es evidente una distorsión de la temporalidad...

Otro ejemplo, bien es sabido que la luz viaja más rápido que el sonido, sin embargo, si vas un concierto, incluso si estás a una distancia muy considerable del escenario, no te parece que haya un delay entre la música y el movimiento, parece que va al unísono. Trucos temporales del cerebro! La física nos dice que realmente, la corteza visual se ha debido poner en marcha muchos milisegundos (para el cerebro, eso es algo perfectamente detectable) antes que la corteza auditiva. Entonces por qué se ven simultáneos? Por congruencia, el cerebro juega a nivel inconsciente con las temporalidades y le presenta al consciente ambos estímulos al mismo tiempo por aquello de que infiere una conexión causal entre ellos; nos dice el inconsciente "como debe ser así como sucedió en el escenario, te lo presento como preferirías verlo, aunque no es esto lo que yo he recogido, te lo he cosido jugando con los tiempos". Haz este experimento: se podrá negar aún que no hay "delay" temporales y que para el cerebro el tiempo es algo absolutamente plástico, que el tiempo -al menos como él lo percibe-, lo está creando él mismo!?

Mi teoría es, lo mismo que con las ilusiones de calor o materia, aunque el tiempo, quizá, se pueda poner en correspondencia con cierta física, el caso es que tal como él lo está percibiendo de facto, él mismo es el responsable, él lo crea e introduce, de nuevo para dar un orden adaptativo a la experiencia sensorial. Quizá el tiempo sea una categoría kantiana: son nuestros lentes intrínsecos para la percepción del mundo, pero eso no quiere decir que exista fuera de nosotros. Cómo me demostraríais que el tiempo existe sin observador? No vale decir porque mido con un reloj qué tiempo pasa, por ejemplo, para que ocurra una reacción química: no es el tiempo el que pone en marcha el movimiento y el cambio -el tiempo no es una fuerza dinámica ni una energía-; es al revés, el movimiento y el cambio ocurren y nosotros (el cerebro, interpretando el mundo) damos cuenta de ello inventando el tiempo. No hay tiempo afuera, hay eventos.

Aunque yo he llegado a esta conclusión por introspección y neurociencia, hay algunos físicos que por sus propios caminos, en otra ciencia, han concluído lo mismo (Einstein mismo decía que era una ilusión persistente). Mirad:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


avatar
Hamlet

Puntos : 1918
Cantidad de envíos : 315
Fecha de inscripción : 23/07/2013
Edad : 30

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la existencia de la materia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.