Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


La naturaleza del poder en la sociedad humana

Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por Obtuso el Miér Feb 19 2014, 22:17

¿Que definen las relaciones de poder humanas? Además de la estructura social, pienso que también la economía, la tecnología, la geografía, la arquitectura y distribución de espacios en construcciones, los propios condicionamientos biológicos y hormonales que crean unas relaciones de adecuación entre el avasallamiento y la servidumbre entre individuos, reforzadas por los otros condicionamientos (o aliviadas); y también la configuración de lo simbólico (ideología, lenguaje...) y como se extiende en un momento dado. ¿Que factor creeis que es mas decisivo de entre estos (o de otros que pueda haberme dejado)? ¿Que evolución está tomando la llamada sociedad de la información en este aspecto, y que posibles conflictos entre las diferentes concepciones del poder pueden darse?

Obtuso

Puntos : 2076
Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/02/2014

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por Disperso el Miér Feb 19 2014, 22:57

Yo creo que importa todo lo que has dicho. También la personalidad que marca tu deseo o no de ser poderoso o de dejarte con más o menos ganas...

Tal vez hay uno importante. El conocimiento. No se si el conocimiento es poder, pero la falta de él nos hace fácilmente manipulables.

En la sociedad de la información ya hay una guerra soterrada, o una especie de 'carrera espaciovirtual' por extraer el máximo de información útil.

El conflicto que está llegando es que la tecnología reduce la mano de obra necesaria pero es difícil que eso se traduzca en un reparto de trabajo, lo que implica conflictos que comienzan a aflorar. Eso le gusta mucho contarlo a Santiago Niño Becerra.
Disperso
Disperso

Puntos : 4954
Cantidad de envíos : 2062
Fecha de inscripción : 11/03/2013
Localización : La parra

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por Obtuso el Miér Feb 19 2014, 23:19

SNB tiene razón sobre bastantes dinámicas sociales , por ejemplo ya se apuntan a cosas como la suavización de la política antidroga; y las voces que claman por una renta básica de ciudadanía o similares también se están haciendo oir. Sus conexiones con los arcanos astrológicos le deben dar el don de la profecía, aunque bueno; su cátedra de estructura económica también le da caché. Había cosas que ya se sabían desde hacía tiempo pero la ideología de la financiarización era demasiado agradable y estaba demasiado legitimada desde los centros de poder global para dejar advertidos a los conformistas y los "forever youngs" de la vida.

Obtuso

Puntos : 2076
Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/02/2014

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por Disperso el Miér Feb 19 2014, 23:43

Supongo que si no se nos ocurre nada la cosa está fea porque nos pasará como hace 100 años, mucha capacidad de producir y poca de comprar, que es el momento cuando todo se va al carajo.

Más nos vale a todos ir pensando cómo repartir los recursos y además sin esquilmar el planeta...

Disperso
Disperso

Puntos : 4954
Cantidad de envíos : 2062
Fecha de inscripción : 11/03/2013
Localización : La parra

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por José Luis el Jue Feb 20 2014, 09:10

.
José Luis
José Luis

Puntos : 11866
Cantidad de envíos : 7314
Fecha de inscripción : 18/08/2009

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por homo divergenticus el Jue Feb 20 2014, 10:29

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Una re-visión del "poder" desde la perspectiva de uno de los intelectuales más relevantes del siglo pasado.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
homo divergenticus
homo divergenticus

Puntos : 7592
Cantidad de envíos : 3540
Fecha de inscripción : 29/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por José Luis el Jue Feb 20 2014, 10:36

Uau, hacía mucho que no veía esa distinción entre estructuras estructurantes (activas) y estructuras estructuradas (pasivas)... Mooola
José Luis
José Luis

Puntos : 11866
Cantidad de envíos : 7314
Fecha de inscripción : 18/08/2009

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por homo divergenticus el Jue Feb 20 2014, 10:51

Si que mola y es muy importante para comprender "el poder" y la capacidad del simbolismo, por su propia idiosincracia, para fijar y delimitar convencionalmente, aunque no de manera inocente. Comprender la complementariedad de la realidad física y la simbólica en los humanos, como un mundo cambiante (estructurante) se vuelve inteligible por medio de la convención simbólica (estructurado), pero a costa de una cerrazón estructural. Ver como complementarias ambas realidades (física y simbólica) y como se co-determinan.


homo divergenticus
homo divergenticus

Puntos : 7592
Cantidad de envíos : 3540
Fecha de inscripción : 29/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por Obtuso el Jue Feb 20 2014, 11:14

Gracias Julián. Me lo leeré con tiempo.

Que opinais sobre la configuración de la tecnología, de la infraestructura tecnológica sobre la operatividad del poder? Por favor, dadme reflexiones al respecto, y también referencias que profundicen en este papel.

Por ejemplo, que papel tenía la infraestructura hidraulica de canales en sociedades antiguas y no tan antiguas en la configuración del poder social. O por ejemplo, el trazado ferroviario en las relaciones de poder, gestión de recursos, efectos en la política a pequeña y gran escala. He leído cosas sueltas, pero no sé si habrá algún historiador o sociólogo que profundice en estas cuestiones. No sé si Wallerstein...

Estaba pensando en los efectos económicos y políticos de haber elegido el ancho de vía diferente en España del europeo (tampoco sé mucho de este tema). Pueden haber decisiones políticas detrás, pero me interesa no la causa, sino mas bien el modo en que esta infraestructura luego afecta a la configuración del poder.

Una realidad simbólica codeterminada por una física? Me cuesta entender...con lo del estructurado se refiere Bourdieu a los códigos del análisis?

Obtuso

Puntos : 2076
Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/02/2014

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por homo divergenticus el Jue Feb 20 2014, 16:09

Si, por ejemplo: esta mañana he ido a una exposición de pinturas de Sorolla, en la que se comentaba que el añil para algunos era el azul "verdadero" y para otros era el intermedio entre azul y violeta, luego el color es un constructo socio-cultural, lo material en sus procesos de interacción es interpretado símbolicamente, esto es se le referencia, se busca un punto en común. Para unos el azul "real" será el añil y para otros otro tono de azul, son dos realidades diferentes que co-existen, interaccionan y se influyen unas a las otras: la luz, pigmentación, texturas, todos materiales, interactúan con la interpretación simbólica que sirve como referencia que estructura, da fijeza, a "nuestra" realidad. Lo que nos permite interpretar una mancha de pintura, realizada por Sorolla dentro del contexto más amplio de su "obra", como un niño jugando entre las olas. Para mi ese niño estaba jugando y moviéndose entre las olas, para un inuik que desconozca el arte occidental, solo verá manchas en una tela. Si la interpretación del cuadro de Sorolla llevara implícita alguna alegoría al poder, poca influencia tendría en el inuik, el poder simbólico requiere de compartir los campos de significación, de ahí que la educación e instrucción sean elementos fundamentales y por supuesto los medios de difusión de los discursos hegemónicos entre los que se encuentra la tecnología y los medios de comunicación y transporte.
Esto siempre en referencia a los humanos, nuestra compleja realidad que trasciende lo físico, lo biológico , lo psicológico y social a través de lo simbólico que envuelve la cultura, entendida ésta como modos y maneras de hacer.

Incluso el "paisaje" tal como lo conocemos es un invento moderno
homo divergenticus
homo divergenticus

Puntos : 7592
Cantidad de envíos : 3540
Fecha de inscripción : 29/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por homo divergenticus el Jue Feb 20 2014, 16:19

Sobre lo que comentas de cómo las infraestructuras afectan a la configuración del poder, los estudios que se han realizado sobre las políticas del "desarrollo" en los países del "tercer mundo" muestran un fracaso consistente, pese al aumento del PIB y mejoras en otros índices económicos de algunos países, el desarrollo de la población ha sido muy desigual, no se planificó la distribución del desarrollo o se planificó para mantener la hegemonía de unos pocos, con el resultado del aumento de la desigualdad, tanto dentro de países pobres y ricos entre la población, como entre los mismos países. Luego deduzco que las infraestructuras siempre que sean planificadas desde arriba hacia bajo, serán herramientas de dominio hegemónico.
homo divergenticus
homo divergenticus

Puntos : 7592
Cantidad de envíos : 3540
Fecha de inscripción : 29/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por homo divergenticus el Jue Feb 20 2014, 16:28

Sobre el tema del "poder" es profundamente tratado por el posmodernismo y es fundamental su concepción de que el poder no se basa solo en la fuerza.

Te recomiendo leer a:
Antonio Gramsci y su concepto de "hegemonía"
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Pierre Bordieu y su concepto de "habitus"
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Micheal Foucault y su concepto de "discurso".
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
homo divergenticus
homo divergenticus

Puntos : 7592
Cantidad de envíos : 3540
Fecha de inscripción : 29/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por Obtuso el Jue Feb 20 2014, 21:21

Hace tiempo que leí algo de Gramsci, Bourdieu y Foucault (en el caso de Bourdieu, lo descubrí en una asignatura de estructura social de libre elección), también me interesó la escuela de Frankfurt y su teoría crítica, por ejemplo Adorno y su dialéctica de la ilustración. También Wilhem Reich. Ahora estoy bastante ocupado, pero tengo que retomarlos algún día. Absorberlos mas lentamente y digerirlos mejor.

Que pensais de Thorstein Veblen? El consumo como indicador de status y el concepto de clase ociosa son fascinantes. Y su teoría de que el poder simbólico de ese consumo hace que la clase productora no solo no quiera derrocar a la "clase ociosa" sino que busque imitarla, me parece que es un medio que refuerza ese poder social de forma extraordinaria. O sea que de los chamanes de la tribu y los banquetes orgiásticos hay una constante que se repite desde la prehistoria. La barbarie camuflada de la misma forma, durante milenios.El poder en base a espejismos....solo un poco por encima de la pura fuerza bruta.

Obtuso

Puntos : 2076
Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/02/2014

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por José Luis el Vie Feb 21 2014, 11:18

¿Podrías desarrollar algo más ese concepto de clase ociosa y del consumo como indicador de status?
José Luis
José Luis

Puntos : 11866
Cantidad de envíos : 7314
Fecha de inscripción : 18/08/2009

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por homo divergenticus el Vie Feb 21 2014, 11:40

No he leído a Veblen, pero por lo que comentas me recuerda a Arjun Appadurai en "La vida social de las cosas", donde reflexiona sobre el consumo como acto simbólico y la gran variedad de estrategias dentro de las cuales, en concreto los Muria (sociedad tribal de la India) "ricos" tienden a una excesiva "parsimonia" en el consumo, ya que acumulan una riqueza que no se atreven a gastar (para evitar problemas con el resto de la sociedad tribal) y tampoco saben en que gastar. Por lo que los ricos se ven obligados a consumir como si fueran pobres, y por lo tanto se vuelven más ricos.

Esto viene a demostrar la gran variabilidad de extrategias de consumo y el diálogo del poder, que no es uni-direccional, sino con múltiples procesos adaptativos, que ,como en el caso de los muria, muestra que el poder social en una sociedad con una cosmovisión holista regula las relaciones de poder más allá de los bienes materiales.

Por otro lado Bordieu en "El Habitus y el espacio de los estilos de vida" , analiza como los estilos de vida son productos sistemáticos de los hábitus y la variedad de preferencias en el consumo, valoraciones y prácticas sociales entre los diversos espacios de estilos de vida.

No obstante me parece interesante el comentario sobre Veglen y creo tiene mucha relación con lo anteriormente expresado.

En la antropología actual el foco de atención se pone en las relaciones, interacciones y cambios en las relaciones de poder, no solo en el nivel Estado-individuo, también dentro de la familia, la escuela, el trabajo, etc., con especial atención al patriarcado, por parte de la antropología feminista, como elemento estructural desequilibrante y fundamental para comprender la discriminación, no solo de las mujeres, también de otros colectivos.

También cobra interés los procesos de resistencia al poder y al cambio, así como las nuevas formas de relaciones que surgen de estos procesos.

Un tema apasionante y muy complejo con múltiples niveles y relaciones.
homo divergenticus
homo divergenticus

Puntos : 7592
Cantidad de envíos : 3540
Fecha de inscripción : 29/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por Obtuso el Sáb Feb 22 2014, 19:48

.


Última edición por Obtuso el Sáb Feb 22 2014, 19:50, editado 1 vez

Obtuso

Puntos : 2076
Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/02/2014

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por Obtuso el Sáb Feb 22 2014, 19:49

Copio un texto:

Para Veblen, las sociedades se dividen irreparablemente en clases. Si bien existen varias de ellas dentro de un grupo extenso, por lo general adquieren una tendencia bipolar a constituirse en dos principales: la productiva-técnica y la ociosa. Además, existe una vinculación directa de la producción económica con el paso de la historia; en los orígenes de la vida social nómada y sedentaria podemos observar una carencia de la emulación pecuniaria. Veblen lo explica de la siguiente forma, “durante aquella fase primitiva de desarrollo social en que la comunidad es aún habitualmente pacífica, acaso sedentaria, y no tiene un sistema desarrollado de propiedad individual, la eficiencia del individuo se demuestra de modo especial y más consistente en alguna tarea que impulse la vida de grupo. La emulación de tipo económico que se produzca en tal grupo será, sobre todo, emulación en el terreno de la utilidad industrial” (Veblen, 1974:24).

A la vez, que una sociedad pasa del “Estadio de Salvajismo” cambian las condiciones de vida aumentando los incentivos de emulación. La actividad de los hombres adquiere un “carácter de hazaña” y se reemplaza la productividad por el premio, los botines, el honor y los trofeos. Llevado esto mismo al trabajo, Veblen distingue el “trabajo productivo” de los “servicios”. Pero ¿cuál es la influencia del ocio más específicamente?. Una clase ociosa surge (resumidamente) de la concatenación de diversas variables. En primera instancia, existe una sustitución e incorporación del principio de propiedad; esto significa asignarle al acto consumista (ostentación de riqueza) un aspecto de transferencia simbólica. Veblen, lo escribe muy claramente “la posesión de la riqueza confiere honor; es una distinción valorativa (individuos dictintion)” (ibid: 32).

Por otro lado, la propiedad comienza como forma de botín en un sentido de “trofeo”. La organización comunal “primitiva” poco a poco fue dando lugar a organizaciones más complejas. Los individuos comenzaron a enfrentarse con otros grupos que les eran hostiles. La propiedad reposaba sobre el principio de guerra y en consecuencia se daba una comparación entre los poseedores y los despojados. A esta etapa, Veblen la denomina “propiedad comunal”; es decir, la propiedad como institución descansaba sobre una simbología distintiva del grupo. Pero, cuando los hombres adquieren la riqueza o la posesión individual gana mayor peso como forma de reconocimiento y estima. La riqueza en cierta manera, confiere honor a quien la posee y éste último, se legitima en ella. Sin embargo, ¿cuál es más específicamente el papel del ocio?.

Veblen, comienza su capítulo III diciendo “el efecto inmediato de una lucha pecuniaria como la que se ha escrito esquemáticamente sería – de no estar modificada su influencia por otras fuerzas económicas u otras características del proceso emulativo- hacer a los hombres industriosos y frugales” (ibid: 43). La eficiencia es en las clases productivas (inferiores) una forma también de distinción social. Pero en los estratos superiores se da una especie de “suciedad ceremonial” en la que “todas las personas de gusto refinado sienten que ciertos oficios –que convencionalmente se consideran serviles- llevan unida con inseparabilidad una cierta contaminación espiritual. Se condena y evita sin titubear un instante las apariencias vulgares, las habitaciones mezquinas (es decir, baratas) y las ocupaciones vulgarmente productivas” (ibid: 45).

Esta necesidad de ostentar bienes los cuales toman un sentido simbólico, llevan indefectiblemente al “consumo conspicuo”. Precisamente, éste es uno de los valores más presentes y distintivos de la “clase ociosa”. Los individuos que forman parte de la clase ociosa se interesan por las cuestiones teóricas y abstractas, en cierta forman establecen ciertos códigos y normas de modales para adoctrinar a las clases productivas. Por otro lado, en su afán de ostentación prefieren practicar ocupaciones relacionadas a la educación, la guerra, los deportes, el gobierno y los quehaceres religiosos. Por tanto para Veblen, conforman en general a este grupo: gobernantes, deportistas, clérigos, militares e intelectuales. En este sentido, el ocio para el autor no significa otra cosa que “pasar el tiempo sin hacer nada productivo: 1) por un sentido de la indignidad del trabajo productivo, y 2) como demostración de una capacidad pecuniaria que permite una vida de ociosidad” (ibid: 51).

Este párrafo ilustra magníficamente el sentido que Veblen dio a su teoría; la que luego fue precisamente tergiversada por los intelectuales y aplicada a los turistas. En principio, Veblen no se refirió en ninguno de sus textos a los turistas como exponentes ejemplares de la “clase ociosa”. En primer instancia, esto se debe a que podríamos decir que los turistas son “momentáneamente ociosos” en el sentido por el cual deben reinsertarse en la producción cotidiana. Segundo, la posibilidad de practicar turismo es precisamente un código que revela una pertenencia a un grupo productivo. Al margen de cualquier especulación personal, es posible que ciertos grupos al no estar ocupados cotidianamente se dediquen a viajar por el mundo en forma de “eternos viatores”; pero obviamente esto sugiere una idea de minoría. El turismo popular o masivo como hoy se conoce parece estar lejos del sentido de clase ociosa del propio Veblen. Por otro lado, se omite la descarnada y elocuente explicación del autor sobre los intelectuales; estos sí como verdaderos exponentes de lo que se comprende por una “clase ociosa”.

En su apartado XIV titulado el saber como expresión de la cultura pecuniaria, el economista estadounidense afirma “los hábitos mentales formados de este modo bajo la guía de profesores y tradiciones académicas tienen un valor económico –un valor por lo que afecta a la utilidad del individuo- no menos real que el valor económico similar de los hábitos mentales formados sin esa guía bajo la disciplina de la vida cotidiana” (ibid: 369). Los intelectuales al igual que los políticos buscan constantemente la distinción pecuniaria a través de cánones específicos como la disciplina y el saber. El esquema educativo se convierte, entonces, en una forma reproductiva de la “clase ociosa”. Continua el autor, “es en el saber, y de modo más particular en el saber superior, donde más patente resulta la influencia de los ideales de la clase ociosa; y como el propósito que aquí nos guía no es el presentar una exhaustiva recolección de datos que muestre el efecto producido por la educación por la cultura pecuniaria, sino el de poner de manifiesto el método y tendencia de la influencia ejercida por esta clase ociosa sobre la educación” (ibid: 369-370).

En los inicios, el saber “primitivo” era monopolizado por los sacerdotes bajo pautas de transmisión ritualista-ceremonial. El interés particular, estaba vinculado a una especie de intersección transaccional entre las divinidades y los hombres. Uno daba una ofrenda para recibir a cambio protección y/o benevolencia por parte de los dioses. Este conocimiento le dio a esta clase un poder tanto sobre el vulgo como sobre los señores feudales. “el elemento del saber es aún, y ha sido en todo tiempo, un elemento muy atractivo y eficaz para la finalidad de impresionar y aun de engañar a los ignorantes; y a los ojos del analfabeto total la posición del sabio se valora, en gran parte en términos de su familiaridad con las fuerzas ocultas” (ibid: 371-372).

Para Veblen, el saber es un producto de un estrato vicario el cual deviene de los sacerdotes. Esta posición privilegiada de intermediarios entre lo divino y lo profano, les dio ciertos atributos ostensibles y plausibles de valoración económica por los cuales se alejaron del trabajo productivo. En su búsqueda del “significado”, los intelectuales (y también los sacerdotes) se constituyeron en una verdadera clase ociosa. La liturgia universitaria, recurre a diferentes objetos fetiche para legitimar su régimen como ser las togas, las tesis, la colación de grado, la ortografía, el birrete entre otras. Estos elementos rituales distinguen el saber superior del técnico. Mientras el primero se relaciona con una forma de consumo ostentoso, la primera se aboca a la producción tecnificada. Por otra parte, la complejidad del ritual en los claustros universitarios es otro hecho que marca la presencia de un grupo ocioso. No se educa para producir, sino que se educar por el sólo fin de hacerlo.

Desde otra perspectiva, Veblen nos ayuda a comprender la función de la erudición y la ortografía (como regla impuesta del lenguaje) en la reproducción de los intelectuales. En efecto, las reglas sintácticas y gramaticales dan sentido al lenguaje y a través de ella ubica a los eruditos en una posición de control y hegemonía sobre el resto. No basta con escribir y dar sentido a la escritura, sino hay que hacerlo de determinada forma. En otras palabras, es la propia gramática la que da sentido a la escritura. No es extraño ver a las “clases privilegiadas” de cualquier sociedad invertir verdaderas fortunas en la educación de sus hijos; como así tampoco ver la influencia de los  de los sectores religiosos en la historia de la educación universitaria. De esta manera, la clase ociosa no sólo mantiene el control de los medios productivos, estéticos y de consumo; sino también de los educativos. “El caballero ocioso verdaderamente bien educado debe ver y ve el mundo desde el punto de vista de la relación personal; y es el interés cognoscitivo en la medida en que logra alcanzar expresión en él tiene que tratar de sistematizar los fenómenos sobre esa base. Así ocurre con el caballero de la vieja escuela, en quien los ideales de clase ociosa no han sufrido ninguna desintegración; y esa misma es la actitud de su descendiente actual, en la medida en que es heredero de todo el conjunto de las virtudes de la clase superior” (ibid: 390-391).

Si bien la Ciencia ha tomado contacto con el mundo industrial, su génesis para Veblen es parte inherente de la clase ociosa en el sentido impuesto del reconocimiento por mérito (cuya expresión máxima es el currículo vitae). Los científicos (al igual que los intelectuales) adquieren un valor y estatus específico dentro del grupo social. Pero lo que marca, quizás, con mayor elocuencia su pertenencia a este grupo, no es su accionar sino las formas de relación que en él imperan. En efecto, los científicos no tienen desarrollada la idea de comunidad en el sentido industrial; sus hallazgos son individuales como así sus formas de cooperación e integración. “así, pues, los hábitos mentales impuestos por la vida industrial moderna han encontrado expresión y elaboración coherentes como cuerpos de conocimiento científicos teóricos que se ocupa de la secuencia causal de los fenómenos, a través de esos grupos de hombres – investigadores, sabios, hombres de ciencia, inventores, especuladores – la mayor parte de los cuales ha realizado su obra más importante fuera del abrigo de las instituciones académicas” (ibid: 393).

De esta manera, las humanidades modelan el sistema de consumo egocéntrico por medio de valores como la “belleza” y el “bien”; pero es en la excelencia (como forma honorífica) en donde los intelectuales tienen mayor influencia. La posibilidad de categorizar los saberes con términos como “bajo”, “medio”, “alto”, “superior” e “inferior” está fuera de toda lógica industrial. Al respecto, Veblen sostiene “todos estos epítetos son honoríficos o humillantes; es decir, son términos de comparación valorativa que, en último análisis, entran en la categoría de lo que contribuye a dar y mantener una buena reputación o a quitarla; es decir, corresponden al conjunto de ideas que caracteriza el esquema general de la vida del régimen de status” (ibid: 399).

Entonces, la hegemonía creada por estos centros de “excelencia” educativa es para Veblen una forma de crear sentido y transmitir códigos específicos de honor y estatus. El privilegio, es considerado por esta clase como el criterio principal de distinción y diferenciación entre los hombres. Una dicción “elegante” sea en lo oral como en la escritura es necesaria para distinguir al erudito de quien no lo es. En otras palabras, y concluyendo esta excelente obra “el lenguaje clásico tiene la virtud honorífica de la dignidad; provoca atención y respeto porque es el método de comunicación acreditado dentro del esquema general de la vida de la clase ociosa, ya que comporta una clara sugestión de que quien lo emplea ha estado exento de toda ocupación industrial. La ventaja de las locuciones acreditadas consiste en que favorecen una buena reputación, y la favorecen porque son complicadas y anticuadas y sugieren, por ende, un derroche de tiempo y la exención del uso y de la necesidad de emplear un lenguaje directo y vigoroso” (ibid: 406).

Hemos hasta aquí, trascripto y explicado el pensamiento de Veblen con respecto al papel de los intelectuales como estamento reproductivo de la clase ociosa; y pensamos, haberlo hecho de la forma más objetiva posible. En este sentido, La Clase Ociosa se conforma como una obra obligada para todos aquellos que incurran en temas de educación y trabajo. Pero además, simplifica, explica y describe con lujo de detalles, la influencia que los intelectuales han tenido a lo largo de los años en diferentes sociedades. Específicamente, para el caso del turismo sugerimos una re-interpretación de Veblen a la luz de aquellos que también lo estudiamos (ociosamente). Es erróneo trasladar el concepto de “clase ociosa” a los turistas, y en ese acto quedar impunes de toda responsabilidad; proyección podría convertirse en un vocablo oportuno para este caso

Obtuso

Puntos : 2076
Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/02/2014

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por homo divergenticus el Lun Feb 24 2014, 15:29

Gracias obtuso, por el texto.

Hay dos sesgos evidentes que detecto en el escrito: el sesgo evolucionista y el utilitarista, este último con connotaciones marxista en referencia a la productividad.

Pero con todo, me parece muy interesante, sobre todo la parte que comenta la ortografía, la gramática y la sintaxis como funciones de exclusividad. Como "disléxico" doy fe de dicha función de exclusión. Shutup 

También me parece muy interesante que un economista introduzca los procesos simbólicos en sus análisis, por lo general la economía formal suele pasar por alto este tipo de procesos, y cuando se tienen en cuenta suele ser con el sesgo utilitarista como en este caso.

homo divergenticus
homo divergenticus

Puntos : 7592
Cantidad de envíos : 3540
Fecha de inscripción : 29/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por Obtuso el Lun Feb 24 2014, 17:14



Julián, también a mí me intereso mucho Veblen por eso que dices (no se me dán bien la gramática, la sintaxis ni tampoco escribo muy claro; a veces ni al hablar Smile ). Además un poco porque la economía como disciplina me ha dado la impresión de estar demasiado centrada en modelos formales matematizados y dejando de lado la realidad de las relaciones humanas y tomando a las personas como mónadas aisladas que efectuan sus decisiones sin estar condicionadas por el entorno o el contexto social.Ahora sé que últimamente está mas en boga un enfoque mas multidisciplinar con otras ciencias sociales, así con la psicología social por ejemplo.

A que te refieres con el sesgo evolucionista exactamente? El sesgo marxista es claro, el texto está copiado de la página web de eumed, una página de ciencias sociales, y el enfoque marxista me ha influido bastante. También, este economista tenía un contexto peculiar, nació en una comunidad de inmigrantes noruegos en EEUU relativamente aislados, en una especie de comunidad agrícola preindustrial, y esto le influyó mucho, en parte también el enfoque de marx. Aunque a Thorstein Veblen le influyó algo Marx, se dice que el era mas que nada una especie de socialista moderado; y fué miembro destacado de una corriente del pensamiento económico norteamericano del siglo XIX llamada "institucionalismo americano", que por otra parte era mainstream en su época, por decirlo así. Pienso que si tuvo cierta influencia de Marx, pero sin salirse enteremante del cauce de la academia de la época debió estar algo sesgado hacia el darwinismo...

En fín, este autor es muy entretenido de leer porque su "sistema" de pensamiento, es por decirlo así divergente del corriente entre otros economistas. También me parece que le debió influir algo Durkheim, aunque no estoy seguro.

Obtuso

Puntos : 2076
Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/02/2014

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por homo divergenticus el Lun Feb 24 2014, 19:36

Por el sesgo evolucionista refiero a lo que comentas posteriormente sobre el darwinismo, pero siguiendo a Spencer en el evolucionismo cultural. Es decir, la creencia en una evolución secuencial-lineal y teleológica, en que la cúspide de la evolución se sitúa en la sociedad occidental y todas las sociedades han de pasar por los mismos periodos que la occidental.Este sesgo también lo tomó el marxismo, ya que el propio Marx realizó un esquema y clasificación de las sociedades con los fundamentos evolucionistas y la propia ideología marxista lleva implícita esta teoría evolucionista eurocentrista, al igual que tampoco se libra del sesgo del patriarcado.

Sobre lo que comentas de la economía estoy de acuerdo, no se si has leído algo de Polanyi, te lo recomiendo, es quien "incrusta" la economía en la cultura y la sociedad, tras su teoría parece que el paradigma de la economía formal ha perdido su fuerza, aunque aún mantiene una fuerte resistencia.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

El texto es largo, pero es una jojojoya
homo divergenticus
homo divergenticus

Puntos : 7592
Cantidad de envíos : 3540
Fecha de inscripción : 29/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por Obtuso el Lun Feb 24 2014, 23:47

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] Te suena Vico? Es un autor que vivió entre el siglo XVII y el XVIII y que tiene una particular concepción evolucionista .



Si, Marx en sus actitudes ante el colonialismo inglés lo demuestra; aunque creo que se puede hacer una interpretación flexible de su paradigma, creo recordar algo sobre el modo asiático de producción propio de civilizaciones que necesitaban una organización muy centralizada de la agricultura.


Me suena que a Polanyil o ví citado en algún lugar como el que teorizó sobre como la propia sociedad crea sus propias "defensas" cuando el sistema económico crea una situación disfuncional.

Al hojearlo se me cgae la baba. Gracias


Obtuso

Puntos : 2076
Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/02/2014

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por homo divergenticus el Mar Feb 25 2014, 12:22

Si, el Vico mola, leí sobre él cuando estudiaba filosofía hace ya años, gracias por refrescarlo, es un pensador innovador en su época con cierta perspectiva holística.

Marx lo entiendo como una persona brillante, un pensador muy complejo y sistemático y de los más influyentes en la historia occidental, toda crítica desde nuestra perspectiva no deja de ser ventajosa y es comprensible que me produzca cierto rubor, pero mi intención crítica es complementar sus teorías. Si, Marx con el desarrollo del modo asiático de producción dejaba una puerta abierta a otro posible desarrollo evolutivo.

El problema radica en que en el desarrollo de una teoría sistemática evolucionista se tiende a la generalización y al estudio de las sociedades como sistemas cerrados. Por ejemplo se entiende a las sociedades pre-industriales como atrasadas, estancadas, cerradas. Pero la antropología moderno nos muestra lo contrario. Por ejemplo los yanomamo y los piaroas de la selva amazónica venezolana son considerados pueblos en aislamiento voluntario o en contacto inicial. Estos pueblos han contactado con occidentales y criollos, pero voluntariamente se han retirado a zonas de difícil acceso para salvaguardar su cultura e integridad identitarias. No son primitivos aislados en lugares remotos desde siglos sin contacto con otros pueblos, son sociedades seminómadas que restringen el contacto voluntariamente sobre todo con criollos y occidentales, no con otras sociedades tribales.
Parecido es el caso de los kung sam del Kalahari, no son sociedades fósiles, son sociedades dinámicas con historia, aunque por el momento parecemos ignorarlas.
homo divergenticus
homo divergenticus

Puntos : 7592
Cantidad de envíos : 3540
Fecha de inscripción : 29/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La naturaleza del poder en la sociedad humana Empty Re: La naturaleza del poder en la sociedad humana

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.