Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Votación del concurso de San Valentín 2019
por J.Josef Hoy a las 13:07

» Solo una pregunta.
por psicosurf Hoy a las 2:15

» Debate concurso San Valentín 2019
por Admin Hoy a las 0:41

» Concurso de San Valentín 2019 [Publicar sólo textos aquí]
por Admin Hoy a las 0:31

» Contra la empatía como valor principal.
por Caris Ayer a las 19:13

» Cápsula del tiempo
por J.Josef Sáb 16 Feb - 12:49

» Di un animal que te guste
por Caris Vie 15 Feb - 11:52

» Oh l'amour, love, amore, amor...
por Seneg Jue 14 Feb - 18:09

» NON PLUS ULTRA
por Albedrío 1.0 Sáb 9 Feb - 18:09

» El más bello de los ruidos
por J.Josef Sáb 9 Feb - 1:53


El suicidio

Página 5 de 11. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por harec el Mar 27 Ago - 23:51

Corregidme si me equivoco, pero siempre pensé que en el suicidio intervenía una componente genética muy fuerte.
Si bien no es el único factor que lo propicia, es probable que una persona con tendencias suicidas sea el resultado de su genética unido a unos "Desencadenantes", "factores de riesgo", etc... Como puede ser un periodo muy fuerte bajo estrés, baja autoestima, escasa cercanía y apoyo de los seres queridos.
También yo diferenciaría el suicidio como un acto real, es decir la persona lo planifica de manera que no se le pueda detener, o por el contrario esa persona lo anuncia como una medida desesperada de llamar la atención.
Sinceramente creo que en un tema tan extraño como el suicidio no interviene ni el valor/cobardía, ni la inteligencia siquiera, es simplemente un componente resultado del azar de la evolución que por desgracia no ha supuesto una desventaja evolutiva para los que lo sufren.
Desde mi punto de vista si se tiene la predisposición genética y se suceden los indicadores que disparan ese comportamiento el suicidio es algo inevitable al ser un acto o comportamiento instintivo, la persona afectada por supuesto haría bien en evitar esos factores de riesgo de conocerse poderse evitar.
De todas formas aun habiendo soltando eso, me parece muy curioso el tema que habéis tratado del dolor, por un lado no tengo mucha idea de que es el dolor emocional (no he sufrido mucho en la vida, ni falta que hace la verdad), yo siempre pensé que el disparador era el estrés.
Y lo digo porque conozco una persona que lo intentó y lo consiguió, fue una autentica sorpresa ya que lo único que sufría el pobre hombre era estrés, tenía un trabajo muy prospero, y una familia que le quería, sin embargo un día puf.
Lo siento de veras los que sufráis esto, no puedo ni imaginarme cómo es que se te pase por la cabeza el matarte e incluso que se te ocurra planificarlo y pensar en las consecuencias.
harec
harec

Puntos : 2081
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 06/08/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Sergio Fisch el Miér 28 Ago - 1:58

"Nacidos en una prisión, con fardos sobre nuestras espaldas y nuestros pensamientos, no podríamos alcanzar el término de un solo día si la posibilidad de acabar no nos incitara a comenzar al día siguiente... Los grilletes y el aire irrespirable de este mundo nos lo quitan todo salvo la libertad de matarnos; y esta libertad nos insufla una fuerza y un orgullo tales que triunfan sobre los pesos que nos aplastan.

»Poder disponer absolutamente de uno mismo y rehusarse: ¿hay don más misterioso? La consolación por el suicidio posible amplía infinitamente esta morada donde nos ahogamos. La idea de destruirnos, la multiplicidad de los medios para conseguirlo, su facilidad y proximidad nos alegran y nos espantan; pues no hay nada más sencillo y más terrible que el acto por el cual decidimos irrevocablemente sobre nosotros mismos. En un solo instante, suprimimos todos los instantes; ni Dios mismo sabría hacerlo igual. Pero, demonios fanfarrones, diferimos nuestro fin: ¿cómo renunciaríamos al despliegue de nuestra libertad, al juego de nuestra soberbia?...

»Quien no haya concebido jamás su propia anulación, quien no haya presentido el recurso a la cuerda, a la bala, al veneno o al mar, es un recluso envilecido o un gusano reptante sobre la carroña cósmica. Este mundo puede quitarnos todo, puede prohibirnos todo, pero no está en el poder de nadie impedir nuestra autoabolición." Emile Cioran.

"Yo mismo a la edad de catorce años viví esto en una forma que ha influido profundamente sobre toda mi vida. Se había apoderado de mí como una obsesión insensata: tenía que tratar de representarme constantemente los límites del espacio o su falta de límites, un tiempo con principio y fin o un tiempo sin principio ni fin, y ambas cosas eran igualmente imposibles y desesperadas y, sin embargo, parecía que no había opción posible más que entre un absurdo y otro. Me encontré zarandeado entre ambos como por una compulsión irresistible, con peligro tan inminente, a veces, de volverme loco, que seriamente pensé en escapar al peligro mediante el suicidio. A los quince años encontré la solución en un libro, los Prolegómenos a toda metafísica del porvenir." Martin Buber.

"Déjenme contarles una historia, que es real, le sucedió a un amigo mío recientemente, cómo hizo para sobrevivir a la muerte de su esposa. Fue la trágica historia frecuente, él estaba felizmente casado, la esposa fue al doctor, de pronto le dijeron “tienes cáncer de mama” y murió en tres meses. Pero la gran sorpresa para sus amigos fue descubrir cómo después de la muerte de su esposa, este tipo podía hablar bastante fría, normalmente, aún de los más dolorosos momentos de la muerte de su esposa. No teníamos que simular, que evitar el tema traumático, era absolutamente normal, él podía hablar sobre todo. Entonces nos preguntamos, “¿Pero este tipo es un monstruo o qué? ¿Cómo puede tratar tan fríamente la muerte de su esposa?”.

»Pronto descubrimos el secreto. Es tan simple y ridículo que sólo porque es verdad puedo contarlo seriamente y creerlo. Nos dimos cuenta que siempre que hablaba de su mujer, de los momentos más dolorosos de su muerte, él jugaba en su regazo, con sus manos, con un pequeño hámster, la mascota de su mujer; y que este hámster era su fetiche. Funcionaba como una especie de negación simbólica de lo que estaba diciendo. Él era capaz de admitir racionalmente la muerte de su esposa, pero con el hámster bloqueaba la verdad contenida en su aceptación de esta muerte. Ustedes se preguntarán si esto es una especie de análisis salvaje muy primitivo, y cómo podemos saber que realmente esto era así. Desafortunadamente tengo la prueba, como saben, los hámsters viven por muy poco tiempo: medio año después de la muerte del hámster, el tipo se quebró y debió ser hospitalizado por un intento de suicidio.

»Así es como creo que sobrevivimos hoy a la realidad capitalista, podemos ser muy realistas, actuar con crueldad, no tener ilusiones sobre la vida social, pero cuando encontramos a alguien que dice “No tengo ninguna ilusión, puedo aceptar la vida tal como es, cruel, sin ideales”, háganle una simple pregunta: ¿Dónde está tu hámster?"
Slavoj Žižek.

"Lo que estoy diciendo no es tan absurdo: un poeta o un músico implicado en un proceso productivo —si no estuviera completamente atornillado a una universidad o a un conservatorio— nunca sabrá lo que está produciendo, antes de producirlo. Su proceso de producción lo transporta, incluso más allá de lo que él esperaba. Podríamos hacer una lista de todos los creadores que fueron destruidos por su producción, hasta el punto de llegar al suicidio o a la locura." Felix Guattari.

Otro día transcribo lo que decía Thomas Bernhard acerca del suicidio (sin la idea del suicidio, él se habría terminado matando).

No hay lugar para la moral acá. Sólo la ética puede interrogar al suicidio. Y que alguien ande dándole vueltas a la idea de acabar con su vida, no significa que esté "haciendo planes" o a punto de "hacer una tontería": simplemente está explorando sus posibilidades. Y no hay nada más humano que explorar nuestras propias posibilidades y sobrevolar los límites de nuestra existencia.
©Sergio Fisch


Última edición por Sergio Fisch el Jue 19 Dic - 6:33, editado 1 vez

Sergio Fisch

Puntos : 4477
Cantidad de envíos : 2357
Fecha de inscripción : 10/06/2013

http://www.superdotados-intelectuales.org/

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Elisewin el Miér 28 Ago - 14:02

Suicidarse es la única forma de morir en la que casi con seguridad sufriremos menos que con la muerte natural o por alguna enfermedad terminal, de esas que primero te degradan a la mínima expresión, te hacen bolsa a vos y a toda tu familia, y luego te morís igual. Evitar la degradación es algo sobre lo que tenemos plena potestad.

Y tampoco es el dolor físico lo que lleva a pensar en eso (si fuera por eso yo me habría suicidado hace dos o tres meses, pero lo mío sabía que era algo de lo que me recuperaría) sino el pensar en que nada puede estar mejor a partir de algún momento.

He pensado muchas veces en suicidarme. Muchas más de las que querría reconocer. Por muchos motivos que vistos a la distancia todavía me siguen causando el mismo dolor y sigo cuestionándome el beneficio real de seguir viva. Una vez, en medio de una de mis tantas crisis, se me ocurrió decirle a mi marido que me sentía muy infeliz y que me querría morir y me dijo "sos una egoísta de mierda, no pensás en el dolor que les causarías a los que nos quedamos".

Es muy curioso como todo el mundo opina que alguien debería tener muchísimas razones para ser feliz y querer seguir viviendo (su situación económica, su familia, su posición social... lo que "tiene") y no es lo que uno "tiene" lo que determina si desea seguir viviendo o no. Ni la posibilidad de experimentar en el mañana algo que lo haga sentir mejor.

Y sigo por aquí porque soy muy cobarde. No encuentro ningún método que me parezca lo suficientemente definitivo, limpio e indoloro como para tomar la decisión. Seguro que son todas excusas, si hay muchísimas formas posibles de quitarse la vida... pero tirarme de un 7mo piso (como el padre de mi amiga, ese que conté antes) no creo que me animara a hacerlo. Esos segundos antes de golpear el piso deben ser aterradores. Además sufro de vértigo :D

No sé. Si alguna vez llego a una situación límite creo que sería de los que se quitan la vida. Y quizás sea genético. Provengo de una familia con una enorme cantidad de suicidas.

Cada vez que leo a Cioran y a Bernhard reflexiono mucho sobre este tema recurrente en su producción. Gracias por compartir esas citas, Sergio. No he leído nada de Buber, Guattari o Žižek.
Elisewin
Elisewin

Puntos : 6540
Cantidad de envíos : 4068
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 54
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Sergio Fisch el Miér 28 Ago - 14:11

Te recomiendo una novela local: Los suicidas, de Antonio Di Benedetto (el de Zama).

Yo ya lo decidí hace mucho: Mi forma de suicidarme será dejar todo, todo, e ir a ayudar a algún hospital u orfanato. Ofrecerme como voluntario para lo que sea, a cambio de algo de comida, agua y un catre (o un baúl). Adiós cultura, pretensiones, computadoras, lenguaje C, ¡todo! Matarme sería convertirme en una especie de Kwai Chang Caine (pero incapaz de dar patadas voladoras, claro).
©Sergio Fisch


Última edición por Sergio Fisch el Jue 19 Dic - 6:34, editado 1 vez

Sergio Fisch

Puntos : 4477
Cantidad de envíos : 2357
Fecha de inscripción : 10/06/2013

http://www.superdotados-intelectuales.org/

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por matorral el Miér 28 Ago - 14:20

El sentido de al vida humana es superar el dolor. Superarlo significa no ser su esclavo. Y dolor significa primero lo que lo provoca: las tendencias bajas. La victoria del Bien es nuestra cosa.

Por eso un Samurai debe quitarse la vida... cuando, siendo ya digno, por un momento se le ofrece la posibilidad de seguir vivo pero sin honor. Esa vida sería la victoria del dolor, de la cobardía... del mal y las bajezas.

Lo siento Elisewin; pero a ti te toca vivir y pelear. Esa una misión compleja... pero también da la felicidad. No hay descanso sin integridad y sin cumplimiento del deber. Si murieres siendo indigna no creas que hallarías la paz o la nada...


Última edición por matorral el Miér 28 Ago - 14:22, editado 1 vez
matorral
matorral

Puntos : 3603
Cantidad de envíos : 1331
Fecha de inscripción : 25/07/2013
Edad : 38
Localización : Barcelona. Cuando pueda iré a morir al bravo Aragón.

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Willy el Miér 28 Ago - 14:21

Insisto, y ya por última vez que no quiero ser cansino ni pesao:

Si uno tiene la necesidad de acabar con su vida debe ahondar en la causa de su infelicidad. Por favor, practiquen la introspección porque la raíz del problema en la mayoría de los casos está en su interior, no en el exterior. No es lo exterior lo que le hace a uno infeliz, es uno mismo el que no está sabiendo cómo fluir con lo que le rodea.
La infelicidad no es imposible, por eso el suicidio no es una opción, porque si existe la posibilidad de ser feliz, hay una razón más que suficiente para vivir.
Por favor, pidan ayuda si sienten que vivir les supone un esfuerzo, porque no están viviendo, no están experimentando lo que es vivir de verdad y por eso sienten que vivir, o eso que creen que es vivir, no merece la pena.

Willy

Puntos : 10451
Cantidad de envíos : 6307
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Elisewin el Miér 28 Ago - 14:26

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Te recomiendo una novela local: Los suicidas, de Antonio Di Benedetto (el de Zama).

Yo ya lo decidí hace mucho: Mi forma de suicidarme será dejar todo, todo, e ir a ayudar a algún hospital u orfanato. Ofrecerme como voluntario para lo que sea, a cambio de algo de comida, agua y un catre (o un baúl). Adiós cultura, pretensiones, computadoras, lenguaje C, ¡todo! Matarme sería convertirme en una especie de Kwai Chang Caine (pero incapaz de dar patadas voladoras, claro).
Buenísima Zama, la leí el año pasado. Los suicidas no la he buscado con detenimiento pirat pero me interesa. Hace un tiempo me recomendaron también una de Arto Paasilinna "Delicioso suicidio en grupo" pero es en onda comedia (me lo recomendaron por eso, seguro, porque se lo toma en solfa) y lo dejé por la mitad por absurdo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Lo siento Elisewin; pero a ti te toca vivir y pelear. Esa una misión compleja... pero también da la felicidad. No hay descanso sin integridad y sin cumplimiento del deber. Si murieres siendo indigna no creas que hallarías la paz o la nada...
Por eso no lo he hecho ya, te lo aseguro. En el momento en que lo haga será porque no quiero llegar a la indignidad. Lo haré antes.
Elisewin
Elisewin

Puntos : 6540
Cantidad de envíos : 4068
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 54
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Elisewin el Miér 28 Ago - 14:36

Sergio, me olvidé de comentar... si yo estuviera en condiciones físicas de hacer todo eso que para vos sería tu suicidio, posiblemente te seguiría los pasos, siempre me he referido a situaciones límite, donde uno no puede ser útil para el resto de la humanidad ni para sí mismo.
Elisewin
Elisewin

Puntos : 6540
Cantidad de envíos : 4068
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 54
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Sergio Fisch el Miér 28 Ago - 14:38

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:No es lo exterior lo que le hace a uno infeliz, es uno mismo el que no está sabiendo cómo fluir con lo que le rodea.
No puedo estar de acuerdo con eso, Willy. Pero eso no significa que el suicidio esté en mi agenda (ya expliqué qué haría yo llegado el caso).

Otro día explicaré por qué no subscribo esa clase de planteos.

Sergio Fisch

Puntos : 4477
Cantidad de envíos : 2357
Fecha de inscripción : 10/06/2013

http://www.superdotados-intelectuales.org/

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por matorral el Miér 28 Ago - 15:01

Pues mira Willy... ahora voy a ponerme yo insistente.

Un suicida puede tener mucha razón, tal y como está el mundo. No conocemos el deber particular de nadie... y el suicidio puede ser un deber. Y en esto incluyo a gentes deprimidas.

Si nos fijamos bien veremos multitud de casos en que uno escoge la auto-destrucción mental a la indignidad. Situaciones de esclavitud... de las que una persona no puede salir. Por ejemplo... para no entrar en casos traumáticos: todo el movimiento de las sectas. Hay un perfil de persona generosa e inocentona que pasados unos años en esta mierda de sociedad... optan por la enajenación mental que ofrece la secta. Y no es una salida sin honor, no; son dignos por no desear la ignominia que otros aceptamos. Pero es su caso, no el de quienes tenemos una mente más analítica. El deber de mi vecino y el resto de la Providencia no me corresponde conocerlo.
matorral
matorral

Puntos : 3603
Cantidad de envíos : 1331
Fecha de inscripción : 25/07/2013
Edad : 38
Localización : Barcelona. Cuando pueda iré a morir al bravo Aragón.

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Willy el Miér 28 Ago - 15:02

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:No es lo exterior lo que le hace a uno infeliz, es uno mismo el que no está sabiendo cómo fluir con lo que le rodea.
No puedo estar de acuerdo con eso, Willy. Pero eso no significa que el suicidio esté en mi agenda (ya expliqué qué haría yo llegado el caso).

Otro día explicaré por qué no subscribo esa clase de planteos.
Cuidado, en la frase anterior pone "en la mayoría de los casos". Obviamente, siempre hay excepciones.

Willy

Puntos : 10451
Cantidad de envíos : 6307
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Elisewin el Miér 28 Ago - 15:20

Tengo una amiga que siempre me dice que no hay ninguna situación que amerite que uno termine con su vida, ni una enfermedad terminal que te vaya destrozando al punto que ya uno no sea uno mismo, ni problemas personales, porque siempre queda lugar para que se produzca un milagro divino que modifique esa situación. Por supuesto, ultracatólica ella.
Me río mucho cuando me dice esto, porque en milagros no creo...
Y ya tengo pedido por escribano que si caigo en coma y necesito asistencia mecánica para vivir, que pasada una semana me desenchufen, que no quiero terminar con todas las reservas económicas de mi familia. Le había dicho 48 horas pero me dijeron que esperara una semanita. Así que le voy a dar una semana de tiempo al milagro. :D
Elisewin
Elisewin

Puntos : 6540
Cantidad de envíos : 4068
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 54
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Milden el Miér 28 Ago - 16:15

Willly, la infelicidad no es la única causa de suicidio.

No hay que ser infeliz para suicidarse, aunque pueda parecer el motivo más 'lógico' para explicar un intento de suicidio (Sin que lo justifique)


Pueden ser razones incluso espirituales: "Mi labor ha terminado, con felicidad y plenitud me despido"

Milden
Milden

Puntos : 2568
Cantidad de envíos : 318
Fecha de inscripción : 04/03/2013
Localización : Dónde vuestra merced así lo desee.

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Willy el Miér 28 Ago - 16:44

Milden, si sabes de alguien de alguien que se encuentre en ese estado por favor preséntamelo, me gustaría conocerlo. Sin ánimo de hacerle cambiar de opinión, simplemente por charlar con él.

Willy

Puntos : 10451
Cantidad de envíos : 6307
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Milden el Miér 28 Ago - 17:43

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Milden, si sabes de alguien de alguien que se encuentre en ese estado por favor preséntamelo, me gustaría conocerlo. Sin ánimo de hacerle cambiar de opinión, simplemente por charlar con él.
¿A un suicida de felicidad o a alguien que considere que "Pueden ser razones incluso espirituales: "Mi labor ha terminado, con felicidad y plenitud me despido""?


Mi abuelo dice que cree haber tenido una vida plena, que ha cumplido con todas sus labores y está en paz...dice que el único motivo por el que sigue vivo es por miedo a causarle daño a los demás al morirse, pero él es feliz, y está en paz, no teme a la muerte...e incluso la haría llegar antes si todos sus familiares lo entendiesen, pero sabe que probablemente el único que lo entiende soy yo (Y creo que sólo a mi me lo ha contado)...así que sigue viviendo, no con angustia, está en paz, simplemente dice "Bueno, si me quieren vivo seguiré vivo ¡Pero yo ya estoy pronto para marcharme!"...y digo que es una persona feliz y sumamente activa a pesar de tener casi 80 años...incluso trabaja de lo que más le gusta...sin embargo piensa que ya ha cumplido con lo suyo.

Saludos.
Milden
Milden

Puntos : 2568
Cantidad de envíos : 318
Fecha de inscripción : 04/03/2013
Localización : Dónde vuestra merced así lo desee.

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Bob Taranti el Jue 29 Ago - 0:30

Bueno willy, sabes que tengo una idea que no sé cómo se vaya a desarrollar en el futuro, sobre mi propia partida. Es que aunque suene despreciable, desprecio la vejes. Todos me dirán, que todos iremos hacia allá, y precisamente es por eso que no soporto verme así, y llegue a pensar que era mejor terminar yo mismo con mi existencia cuando eso llegue.

Lo más raro de esa idea, es que me gustaría que fuera en un auto deportivo, a 300 kilómetros por horas, saltar por un risco de al menos 1000 metros de altura, y acabar emocionadamente una vida, la mía. No sé si fue que vi demasiadas películas o qué, pero lo cierto es que no deseo verme anciano. Conozco muchos que le agradaría llegar a los 100, pero a mí eso no me acusa el mismo efecto.

Que podrías decirme al respecto..
Bob Taranti
Bob Taranti

Puntos : 2468
Cantidad de envíos : 414
Fecha de inscripción : 21/08/2013
Edad : 30
Localización : Aquí

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Sergio Fisch el Jue 29 Ago - 1:29

Milden, ¡lo hubieras dicho desde un principio! Saludos a tu abuelo

PD: Decíle a tu abuelo que espere, que todavía no se mate, que yo tengo una carta para mis padres, a ver si él se las puede alcanzar... :roll: 

Sergio Fisch

Puntos : 4477
Cantidad de envíos : 2357
Fecha de inscripción : 10/06/2013

http://www.superdotados-intelectuales.org/

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por matorral el Sáb 31 Ago - 16:14

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[apunte de matorral. Ahora le tocaba a Sócrates tomar el veneno. Por su tramposa condena a muerte]

Le preguntó entonces Cebes:

-¿Cómo es que dices, Sócrates, por un lado esto de que no es lícito ejercer violencia sobre si mismo y por otro que el filósofo estaría deseoso de seguir al que muere?

-¿Y que, Cebes, no habéis oído hablar, tu y Simmias, de tales cuestiones, habiendo sido discípulos de Filolao?

-Con claridad, al menos, no, Sócrates.

-Pues también yo hablo sobre esto de oídas. Así que lo que buenamente he oído decir no tengo ningún inconveniente en repetirlo. Es más, tal vez sea lo más apropiado para el que esta a punto de emigrar allá el recapacitar y referir algún mito sobre cómo pensamos qué es esa emigración. Y ¿qué otra cosa se podría hacer en el tiempo que falta hasta que se ponga el sol?

-Entonces, Sócrates, ¿en qué se basan los que dicen que no es lícito darse muerte a sí mismo? Porque yo, como tú me preguntabas hace un momento, ya le oí decir a Filolao, cuando vivía con nosotros, y a algunos otros, que no se debía hacer eso. Pero algo definitivo sobre ello jamás se lo he oído a nadie.

-Pues es menester no desalentarse -dijo-, porque tal vez lo podrías oír. Sin embargo, quizá te parecerá extraño que sea ésta la única cuestión simple entre todas y que jamás se presente al hombre como las demás. Hay casos, sí, e individuos para quienes mejor les sería estar muertos que vivir, pero lo que tal vez parezca chocante es que para esos individuos, para quienes vale más estar muertos, sea una impiedad el hacerse ese beneficio a sí mismos, y tengan que esperar a que sea otro su bienhechor.

Entonces Cebes, sonriendo ligeramente, exclamó, hablando en su propia lengua:

-Sépalo Zeus.

-En efecto -prosiguió Sócrates-, desde este punto de vista puede dar la impresión de algo ilógico. Sin embargo, no lo es y tal vez tenga alguna explicación. Y a propósito, lo que se dice en los misterios sobre esto, que los hombres estamos en una especie de presidio, y que no debe liberarse uno a sí mismo ni evadirse de él, me parece algo grandioso y de difícil interpretación. Pero lo que sí me parece Cebes, que se dice con razón es que los dioses son quienes se cuidan de nosotros y que nosotros los hombres, somos una de sus posesiones. ¿No te parece así?

--A mí, sí -respondió Cebes.

-Y tú, en tu caso -prosiguió-, si alguno de los seres que son de tu propiedad se suicidara, sin indicarle tu que quieres que muera, ¿no te irritarías con él?; y si pudieras aplicarle algún castigo, ¿no se lo aplicarías?

-Sin duda alguna -respondió Cebes.

-Pues bien, quizá desde este punto de vista no sea ilógica la obligación de no darse muerte a sí mismo, hasta que la divinidad envíe un motivo imperioso, como el que ahora se me ha presentado.

-Esto sí -dijo Cebes- es a todas luces verosímil. Pero lo que decías hace un momento de que los filósofos estarían dispuestos con gusto a morir eso, Sócrates, parece un absurdo, si está bien fundado lo que acabamos de decir: que la divinidad es quien se cuida de nosotros y que nosotros somos sus posesiones. Pues el que los hombres más sensatos no sientan enojo por abandonar esa situación de servidumbre en la que tienen por patronos a los mejores patronos que hay, a los dioses, no tiene explicación, porque no cabe que el sabio crea que él cuidará mejor de sí mismo al estar en libertad. En cambio, un hombre insensato posiblemente creería que debe escapar de su amo, sin hacerse la reflexión de que no debe uno huir de lo que es bueno, sino, al contrario, permanecer a su lado lo más posible; de ahí que huyera irreflexivamente. Pero el que tiene inteligencia es muy probable que deseara estar siempre junto a quien es mejor que él. Y según esto, Sócrates, lo lógico es lo contrario de lo que se decía hace un instante: a los sensatos es a quienes cuadra sentir enojo por morir; a los insensatos, en cambio, alegría.

Al oírle, Sócrates me dio la impresión de que se alegraba con las objeciones de Cebes; y dirigiendo la mirada hacia nosotros, dijo:

-Siempre, es verdad, está Cebes rastreando algún argumento, y nunca se muestra dispuesto a aceptar al pronto lo que se diga.

-Pero el caso es, Sócrates -dijo Simmias-, que a mi también me parece que esta vez Cebes no dice ninguna tontería. Pues ¿por qué razón unos hombres, sabios de verdad, huirían de amos que son mejores que ellos y se apartarían tan a la ligera de su lado? Y me parece que es a ti a quien apunta Cebes en su razonamiento, porque con tanta facilidad soportas el abandonar no sólo a nosotros, sino también a unos amos excelentes, según tú mismo reconoces, a los dioses.

-Es justa vuestra observación -replico-, y, según creo, lo que vosotros queréis decir es que yo debo defenderme contra ella como si estuviera ante un tribunal.

-Exactamente -dijo Simmias.

-Pues ¡ea! -agregó-, intentaré defenderme ante vosotros más convincentemente que ante los jueces. En efecto, ¡oh Simmias y Cebes!, si yo no creyera, primero, que iba a llegar junto a otros dioses sabios y buenos, y después, junto a hombres muertos mejores que los de aquí, cometería una falta si no me irritase con la muerte. Pero el caso es, sabedlo bien, que tengo la esperanza de llegar junto a hombres que son buenos; y aunque esto no lo afirmaría yo categóricamente, no obstante, el que he de llegar junto a dioses que son amos excelentes insistiría en afirmarlo, tenedlo bien sabido, más que cualquier otra cosa semejante. De suerte que, por esta razón, no me irrito tanto como me irritaría en caso contrario, sino que tengo la esperanza de que hay algo reservado a los muertos: y, como se dice desde antiguo, mucho mejor para los buenos que para los malos.

-¿Y entonces qué, Sócrates -dijo Simmias-, tienes la intención de marcharte quedándote tu solo con esa idea en la cabeza, y no nos harás participar de ella a nosotros también? Pues es algo común a todos nosotros, según me parece, ese bien; y a la vez tendrás tu defensa, si logras convencernos de lo que dices.

-Está bien, lo intentaré -dijo-. Pero, antes que nada, preguntemos a Critón, que está ahí, qué es lo que da la impresión de querer decirme desde hace rato.

-¿Y qué otra cosa va a ser, Sócrates, sino que desde hace tiempo me está diciendo el que te va a dar el veneno que conviene advertirte que hables lo menos posible? Pues asegura que al charlar se acaloran demasiado, y que no se debe poner un obstáculo semejante al veneno, pues si no, hay casos en que se ven obligados a beberlo hasta dos o tres veces los que obran así.

-Mándale a paseo -le respondió Sócrates--. Que cuide tan sólo de preparar su veneno para darme doble dosis, o triple incluso, si es preciso.

-Ya me suponía yo tu respuesta, pero hace un buen rato que me está molestando.

-Déjale -replicó-. Y ahora es a vosotros, los jueces, a quienes quiero ya rendir cuentas de por qué me parece a mí natural que un hombre que ha pasado su vida entregado a la filosofía se muestre animoso cuando está en trance de morir, y tenga la esperanza de que en el otro mundo va a conseguir los mayores bienes, una vez que acabe sus días. Y cómo puede ser esto así, oh Simmias y Cebes, voy a intentar explicároslo.

-Es muy posible, en efecto, que pase inadvertido a los demás que cuantos se dedican por ventura a la filosofía en el recto sentido de la palabra no practican otra cosa que el morir y el estar muertos. Y si esto es verdad, sería sin duda un absurdo el que durante toda su vida no pusieran su celo en otra cosa sino ésta, y el que, una vez llegada, se irritasen con aquello que desde tiempo atrás anhelaban y practicaban.

Entonces Simmias, echándose a reír, exclamó:

-¡Por Zeus!, Sócrates, a pesar de que hace un momento no tenía en absoluto ganas de reírme, me has obligado a ello. Pues creo que, si el vulgo hubiera oído decir eso mismo, lo hubiera estimado muy bien dicho respecto de los que se dedican a la filosofía. Y con el vulgo estarían de completo acuerdo nuestros compatriotas en que verdaderamente los que filosofan están moribundos. Y dirían, además, que a ellos no se les escapa que son dignos de padecer tal suerte.

-Y dirían la verdad, Simmias, salvo en lo que a ellos no se les escapa eso. Porque efectivamente les pasa inadvertido de qué modo están moribundos, en qué sentido merecen la muerte, y qué clase de muerte merecen los que son filósofos de verdad. Hablemos, pues, entre nosotros mismos -añadió-, y mandemos a aquellos a paseo. ¿creemos que es algo la muerte?

-Sin duda alguna -le replicó Simmias.

-¿Y que no es otra cosa que la separación del alma y del cuerpo? ¿Y que el estar muerto consiste en que el cuerpo, una vez separado del alma, queda a un lado solo en si mismo, y el alma a otro, separada del cuerpo, y sola en sí misma? ¿Es, acaso, la muerte otra cosa que eso?

-No - respondió - es eso.

-En tal caso, mi buen amigo, mira a ver si eres de la misma opinión que yo, pues a partir de vuestro asentimiento creo que adquiriremos mayor conocimiento sobre lo que consideramos. ¿Te parece a ti propio del filósofo el interesarse por los llamados placeres de la índole, por ejemplo, de los de la comida y la bebida?

-De ningún modo, Sócrates -respondió Simmias.

-¿Y de los placeres del amor?

-Tampoco.

-¿Y qué diremos, además, de los cuidados del cuerpo? ¿Te parece que los considera dignos de estimación un hombre semejante? Así, por ejemplo, la posesión de mantos y calzados distinguidos y los restantes adornos del cuerpo ¿te da la impresión de apreciarlos o despreciarlos, salvo en lo que sea de gran necesidad participar en ellos?

-A mí me parece que los desprecia -respondió-, al menos, el filósofo de verdad.

-¿Y no te parece -prosiguió- que en su totalidad la ocupación de un hombre semejante no versa sobre el cuerpo, sino, al contrario, en estar separado lo más posible de él, y en aplicarse al alma?

-A mí, si.

-¿Y en primer lugar, no está claro en tal conducta que el filósofo desliga el alma de su comercio con el cuerpo lo más posible y con gran diferencia sobre los demás hombres?

-Resulta evidente.

-Y, sin duda, Simmias, parécele al vulgo que la vida de aquel que no considera agradable ninguna de dichas cosas, ni toma parte en ellas, no merece la pena, y que es algo cercano a la muerte a lo que tiende quien no se cuida en nada de los placeres corporales.

-Es enteramente cierto lo que dices.

-¿Y qué decir sobre la adquisición misma de la sabiduría? ¿Es o no un obstáculo el cuerpo, si se le toma como compañero en la investigación? Y te pongo por ejemplo lo siguiente: ofrecen, acaso, a los hombres alguna garantía de verdad la vista y el oído, o viene a suceder lo que los poetas nos están repitiendo siempre, que no oímos ni vemos nada con exactitud? Y si entre los sentidos corporales éstos no son exactos, ni dignos de crédito, difícilmente lo serán los demás, puesto que son inferiores a ellos. ¿No te parece así?

-Así, por completo -dijo.

-Entonces -replicó Sócrates- ¿cuándo alcanza el alma la verdad? Pues siempre que intenta examinar algo juntamente con el cuerpo, está claro que es engañada por él.

-Dices verdad.

-¿Y no es al reflexionar cuando, más que en ninguna otra ocasión, se le muestra con evidencia alguna realidad?

-Sí.

-E indudablemente la ocasión en que reflexiona mejor es cuando no la perturba ninguna de esas cosas, ni el oído, ni la vista, ni dolor, ni placer alguno, sino que, mandando a paseo el cuerpo, se queda en lo posible sola consigo mismo y, sin tener en lo que puede comercio alguno ni contacto con él, aspira a alcanzar la realidad.

-Así es.

-¿Y no siente en este momento el alma del filósofo un supremo desdén por el cuerpo, y se escapa de él, y busca quedarse a solas consigo misma?

-Tal parece.

-¿Y qué ha de decirse de lo siguiente, Simmias: afirmamos que es algo lo justo en sí, o lo negamos?

-Lo afirmamos, sin duda, ¡por Zeus!

[continúa]

--------------------------------------------------------------

El argumento engarza con el resto del capítulo... pero ya es muy largo. El cómo se regula el "derecho" de suicidio es tal cual se argumenta. No tenemos el derecho, sino la obligación... así, en general.

Hemos visto en éste escrito a personas inteligentes razonando. Los agnósticos dirán que si lo uno que si lo otro... y finalmente querrán vender a Sócrates como al perfecto agnóstico. Cuando era un leal servidor de los dioses. Lean... y no se dejen manipular. No; no es una figura retórica... lo dice un hombre antes de su muerte. Ha compuesto un poema musicado para intentar obedecer a los dioses. Dicen:

---------------------------------------------------------

-¡Por Zeus!, Sócrates, que has hecho bien en recordármelo. Sobre esos poemas que has compuesto, poniendo en verso las fábulas de Esopo y el himno a Apolo, ya me han preguntado algunos, pero sobre todo Eveno, anteayer, por qué razón los hiciste una vez llegado aquí, cuando anteriormente jamás habías compuesto ninguno. Si te importa, pues, que yo pueda responder a Eveno cuando de nuevo me pregunte, porque bien sé que me preguntará, dime qué debo decir.

-Pues dile, Cebes -le contestó-, la verdad; que no los hice por querer convertirme en rival suyo ni de sus poemas, pues sabía que esto no era fácil, sino por tratar de enterarme qué significaban ciertos sueños, y también por cumplir con un deber religioso, por si acaso era ésta la música que me prescribían componer. Tratábase, en efecto, de lo siguiente: Con mucha frecuencia en el transcurso de mi vida se me había repetido en sueños la misma visión, que, aunque se mostraba cada vez con distinta apariencia, siempre decía lo mismo: ¡Oh Sócrates, trabaja en componer música! Yo, hasta ahora, entendí que me exhortaba y animaba a hacer precisamente lo que venía haciendo, y que al igual que los que animan a los corredores, ordenábame el ensueño ocuparme de lo que me ocupaba, es decir, de hacer música, porque tenia yo la idea de que la filosofía, que era de lo que me ocupaba, era la música más excelsa. Pero ahora, después de que se celebró el juicio y la fiesta del dios me impidió morir, estimé que, por si acaso era esta música popular la que me ordenaba el sueño hacer, no debía desobedecerle, sino, al contrario; hacer poesía; pues era para mí más seguro no marcharme de esta vida antes de haber cumplido con este deber religioso, componiendo poemas y obedeciendo al ensueño. Así, pues, hice en primer lugar un poema al dios a quien correspondía la fiesta que se estaba celebrando. Mas después de haber hecho este poema al dios caí en la cuenta de que el poeta, si es que se propone ser poeta, debe tratar en sus poemas mitos v no razonamientos; yo, empero, no era mitólogo, y por ello precisamente entre los mitos que tenía a la mano y me sabía - los de Esopo - di forma poética a los primeros que al azar se me ocurrieron. Dile, pues, esto a Eveno, Cebes, y que tenga salud, y que, si es hombre sensato, me siga lo más rápidamente posible. Me marcharé, según parece, hoy, puesto que lo ordenan los atenienses.
matorral
matorral

Puntos : 3603
Cantidad de envíos : 1331
Fecha de inscripción : 25/07/2013
Edad : 38
Localización : Barcelona. Cuando pueda iré a morir al bravo Aragón.

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Offi_baja_solicitada el Jue 6 Mar - 23:11

¡No dejaré que este tema muera...!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Offi_baja_solicitada
Offi_baja_solicitada

Puntos : 3490
Cantidad de envíos : 1457
Fecha de inscripción : 07/12/2013
Localización : Joputilandia

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por izurdesorkunde el Vie 7 Mar - 0:01

Angela escribió:¡No dejaré que este tema muera...!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Todo un alegato en favor de la vida
izurdesorkunde
izurdesorkunde

Puntos : 9865
Cantidad de envíos : 5380
Fecha de inscripción : 10/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Offi_baja_solicitada el Vie 7 Mar - 0:19

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Angela escribió:¡No dejaré que este tema muera...!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Todo un alegato en favor de la vida

La muerte habla tanto como la vida, los muertos no.
Offi_baja_solicitada
Offi_baja_solicitada

Puntos : 3490
Cantidad de envíos : 1457
Fecha de inscripción : 07/12/2013
Localización : Joputilandia

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Hyoga el Sáb 8 Mar - 4:17

Hay que estar para vivirlo. Yo solía pensar en el sucidio muchas veces por día. Eso fue ocacionado por un transtorno cuando era un niño. Ahora que he sanado disfruto mucho de la vida. Veo que valió la pena seguir adelante y no rendirme. Pero el dolor fue extremo, por eso comprendo a aquellos que se suicidan.
Hyoga
Hyoga

Puntos : 2962
Cantidad de envíos : 490
Fecha de inscripción : 18/09/2012
Edad : 43

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por ppda el Sáb 8 Mar - 16:11

En la cultura japonesa el suicidio se considera algo hermoso

ppda

Puntos : 4272
Cantidad de envíos : 934
Fecha de inscripción : 18/03/2010
Edad : 50

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Hyoga el Dom 9 Mar - 7:04

El suicidio es lo que pone a prueba la posibilidad de la sociedad de rehabilitar una persona.
Hyoga
Hyoga

Puntos : 2962
Cantidad de envíos : 490
Fecha de inscripción : 18/09/2012
Edad : 43

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Offi_baja_solicitada el Lun 27 Abr - 0:30

Retomando el tema que llevo arrastrando varios años:

La gente lo ve como una monstruosidad o enfermedad, y quizá lo sea para quien se ve nublado por sus emociones en un momento oscuro, pero para quién es parte de su ser -parte de su personalidad-; y dejar esa "ideación suicida" supone un cambio en lo más profundo de lo que es... ¿Realmente valdría la pena olvidarse de uno mismo con el único objetivo de evitar el suicidio? Es irónico, porque en la muerte se pierde la propia persona, aunque alcanzarla sea una reafirmación de ella.
Offi_baja_solicitada
Offi_baja_solicitada

Puntos : 3490
Cantidad de envíos : 1457
Fecha de inscripción : 07/12/2013
Localización : Joputilandia

Volver arriba Ir abajo

Re: El suicidio

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 11. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 9, 10, 11  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.