Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» LA IMPOSIBILIDAD DE PASAR LOS TEST PSICOTECNICOS LABORALES
por eisoaleceia Hoy a las 18:30

» El lobo
por Bender96 Ayer a las 23:32

» Una poesía al día
por Albedrío? Ayer a las 17:21

» Pequeños momentos de felicidad
por Albedrío? Ayer a las 17:18

» Teoría del todo a través del MBTI
por Bender96 Ayer a las 00:23

» El número áureo
por Willy Vie Ene 19 2018, 21:50

» se puede pasar por el duelo de una muerte de un ser querido antes de que esta acontezca?
por Bender96 Vie Ene 19 2018, 15:47

» El hombre más inteligente del mundo
por Albedrío? Jue Ene 18 2018, 19:46

» PRESENTACIÓN
por anam Jue Ene 18 2018, 09:17

» El más bello de los ruidos
por MariaVi Miér Ene 17 2018, 23:05


Sobre la envidia y la ambicion.

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Atenea el Lun Abr 21 2014, 15:38

Siguiendo el primer post... opino lo mismo sobre las ambiciones de las masas. Sobre todo en España, con la crisis tan "profunda" que tenemos. Hace poco veía una entrevista a Pérez Reverte en Salvados, y plasmaba muy bien esta idea.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Lo que viene a decir es que lo que peor sienta a la gente de esta crisis es que no puede vivir como antes, como cuando "nos creíamos ricos", y al darse cuenta de la realidad, es ahora que está saliendo toda nuestra indignación. Y lo pienso es que las masas sobre todo necesitan cabezas de turco, es decir, alguien con quien desahogarse y echarle la culpa de todo (banqueros, políticos...) No es ninguna causalidad que ahora mismo se estén investigando un montón de casos de corrupción cuando en los tiempos de bonanza muchos sabían que existía, pero al tener pan y casa lo ignoraban.

Yo siempre he creído que la envidia es una declaración de impotencia, de inferioridad (parafraseando a Napoleón), de miedo en general. Y que la gente que no envidia es porque sabe que puede, y a la inversa.
avatar
Atenea

Puntos : 1467
Cantidad de envíos : 59
Fecha de inscripción : 03/04/2014

Volver arriba Ir abajo

SOBRE LA ENVIDIA Y LA AMBICION

Mensaje por J.R.T el Jue Abr 24 2014, 08:53

EMPEZARE POR EL PRINCIPIO, PRIMERO FUE EL VERBO...¡NO!! ES BROMA.
LA ENVIDIA SE BASA EN UN SENTIMIENTO DE INSIGNIFICANCIA QUE LA SOCIEDAD NOS PONE A TITULO DE PERSONAS,
EL SENTIMIENTO DE INSIGNIFICANCIA VIENE DE DE IDENTIFICARSE CON LA PERSONA QUE CADA UNO CREE SER,
YO ES LO QUE DIGO SI NO FUERA POR QUE NO SÉ, SERIA A DIVINO.
Y LA AMBICION DE SER ALGUIEN, ALGUIEN AUE NO SE ES, QUERER APARENTAR SER ALGO, ALGO QUE NO SE ES.
EN FIN...YO LO VEO TODO BIEN, SONRIO A LA VIDA Y LA VIDA ME SONRIE, DEBE SER DEBIDO A MI SOBERBIA ESTUPIDEZ,
MALDITA SOBERBIA ESTA HUMILDAD
QUIERE SABER, NO SABER NÁ.
MALDITA HUMILLACION EN ACCION, QUE NO HUMILDAD
POR QUE EL SOBERBIO HUMILLA, MAS NO ASI LA HUMILDAD. Smile 

avatar
J.R.T

Puntos : 1414
Cantidad de envíos : 38
Fecha de inscripción : 22/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Sobre la envidia y la ambición

Mensaje por J.R.T el Jue Abr 24 2014, 11:24

 Up 
VIVA Wil Weathon...(no se como se escribe). Yo quiero decir que de pequeño era de los populares de la clase y
nunca he sido ni me han llamado nerd. Pero conozco ambos bandos bien: el de la envidia y la ambición y el de
ser envidiado y la redencion, soy un bicho raro, pero no de nacimiento, he sido toda mi vida un ignorante sin conocimiento
mas ahora non, nadie se hace a si mismo, llamalo natura, dios o llamalo John. Happy
avatar
J.R.T

Puntos : 1414
Cantidad de envíos : 38
Fecha de inscripción : 22/04/2014

Volver arriba Ir abajo

ACERCA DE LA ENVIDIA Y LA AMBICION

Mensaje por J.R.T el Jue Abr 24 2014, 11:36

Clapp y VIVA salvados... Jordi presidente  Happy
Y ALICIA, no te preocupes esa gente no existe y tu naturaleza sabe cuidar perfectamente de ti misma
hoy solo te puede parar la muerte... pero no va a ser la tuya, será la de las gentes ruines con mentes inferiores a la tuya
Aleluya... salúdate y mándate dos besos en el espejo al verte. ¡¡Suerte!! Cool 
avatar
J.R.T

Puntos : 1414
Cantidad de envíos : 38
Fecha de inscripción : 22/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por izurdesorkunde el Sáb Mayo 03 2014, 23:58

"Las personas con menos escrúpulos y menor empatía hacia los demás acostumbran a alzarse con los puestos de poder.
...
Solo los que compiten mejor, es decir, los que albergan menos barreras morales y emocionales a la hora de actuar en su propio beneficio alcanzan los puestos dirigentes.
...
Es difícil encontrar una colección de personajes más mediocres e incapacitados que los que han gobernado nuestro país en los últimos decenios.
...
Líderes sin carisma, sin estudios de nivel, ni talentos destacables; incapaces de hablar otro idioma que no sea el castellano sin correr el riesgo de caer en el más lamentable de los ridículos; politicuchos del tres al cuarto con una oratoria vulgar y que apenas dominan los rudimentos más básicos del que debería ser su oficio; personajillos lamentables que no saben ser ni estar y que no merecen ni la más breve reseña en los libros de historia.

En cualquier otro país la suya seria una existencia anodina y gris, imperceptible para el devenir del país, engullidos por la marea humana y disuelta su nula personalidad en el ácido de las masas.

Pero sin embargo, en España, llegan a presidentes del gobierno.
...

¿Qué sucede pues en España?

¿Qué extraños mecanismos llevan al poder a los mediocres y a los necios?

¿Es algo casual, se trata de una gran conspiración o es el reflejo de la degeneración psicológica de toda una sociedad?

No hace falta ser demasiado observador para ver que se trata de la tercera opción.

La recompensa del mediocre

Por alguna razón, digna de un análisis profundo, la sociedad española tiende, por naturaleza, a premiar al bruto, al cretino, al zafio y ante todo, al que hace bandera y exhibición de la más absoluta ignorancia.
...

Las televisiones están repletas de lamentables ejemplos de ello...

Las constantes e innumerables muestras de incompetencia de dirigentes y mandatarios, lejos de provocar oleadas de indignación que deriven en ceses de sus cargos, acaban convirtiéndose en motivo para el chascarrillo y la bromita fácil.
...
Toda indignación deriva así en risitas bajo el ostentoso lema de que “sabemos reírnos de nosotros mismos”, hasta el punto de convertir la lógica rabia inicial hacia el estafador en un entrañable sentimiento de proximidad y comprensión hacia él.
...

Es decir, a base de humor y chistes, en España se acaba premiando al incapacitado e incluso se hace gala de ello, como si fuera motivo de orgullo nacional.

Y llegados aquí, la pregunta que todos deberíamos hacernos es:

¿POR QUÉ EN ESPAÑA SE PREMIA LA MEDIOCRIDAD Y LA ESTUPIDEZ?

Y la respuesta no puede ser más desalentadora: se debe a que gran cantidad de españoles padecen un grave problema de indignidad personal, cuyas raíces son culturales.
...

La identidad de cualquier persona se conforma en base a una serie de factores tanto personales como externos.

Los personales, proceden de las propias características innatas y de las vivencias interiores de cada uno.

Los externos proceden de nuestro entorno familiar, social y cultural.

Podríamos decir que, a grandes rasgos, todos tenemos una parte de nuestra personalidad propia e individual y otra parte procedente del influjo cultural y étnico en el que hemos crecido.

Esto es lo que, por ejemplo, “diferencia a un Alemán de un Español” y da pie a todo tipo de tópicos identitarios, que a pesar de ser tremendamente inexactos e injustos en la mayoría de los casos, innegablemente reflejan ciertas tendencias que acaban moldeando la conducta de los individuos de cada lugar.

Es lo que podríamos calificar como nuestro “ADN cultural”.

Y por lo visto, el “ADN cultural” español lleva incorporada la promoción de la indignidad personal y el envilecimiento voluntario.

Dicho en otras palabras, el español tiende a rebajarse como individuo, hasta tener una visión deformada de sí mismo y de los demás.

Una cuestión de esfuerzo

Sean cuales sean las raíces culturales concretas del problema y sus orígenes, la gran diferencia entre vivir teniendo dignidad y vivir sin tenerla, radica en el esfuerzo que el individuo debe dedicar a su propia construcción personal.
Tener dignidad y decencia implica una lucha vital constante, pues el individuo digno debe esforzarse para estar a la altura de la visión que tiene de sí mismo y eso significa no dejarse pisotear por nada ni por nadie y defender sus derechos individuales contra viento y marea, cada segundo de su existencia y hasta el fin de sus días.

La dignidad y la decencia son contratos que uno hace consigo mismo con el fin de elevarse como ser humano y exigen las más altas cotas de autoexigencia y responsabilidad ante el juez más implacable de todos: la propia conciencia.

Por esta razón, y aunque parezca increíble, no tener dignidad personal resulta mucho más cómodo y confortable a la hora de vivir, pues aceptar la propia bajeza como algo natural, inherente e inevitable, implica no tener que esforzarse en absoluto ante uno mismo.

Éste es el resorte clave sobre el que se asienta todo este perverso mecanismo mental, que por razones culturales, infecta la mente de demasiados españoles.
Consecuencias a escala social

Evidentemente, cuando alguien cae en estas mecánicas de funcionamiento a escala psicológica profunda, lo último que quiere ver ante sí es a alguien con dignidad, luchando por mantenerla en alto, pues pone de relieve su propia vileza.

Así es como, gran cantidad de españoles, aquejados como están por este mal, tienden a celebrar la vulgaridad, la zafiedad y la idiotez de los más variopintos personajes, pues en el fondo se identifican con ellos, y al premiarlos por sus actitudes, de alguna manera recompensan con ello su propia bajeza y alivian así el resquemor que les produce su propia indignidad.
Y así, siguiendo estas dinámicas de identificación y reflejo en el indecente, en el obtuso, en el ignorante y en el que no se autoexige, en España acaban alcanzando el poder los personajes mas mediocres y torpes, rebajando con ello la dignidad del propio país como tal y reforzando y retroalimentando el propio envilecimiento voluntario de sus habitantes.

Se trata pues, de un mecanismo psicológico de raíz cultural, instalado en la mente de muchos ciudadanos españoles que, en base a lógicas bien simples, consigue deformar la conducta de toda una sociedad.

Así nace el deporte nacional

Pero aquí no terminan los desgraciados efectos que provoca esta terrible tara cultural.

Las consecuencias son aún mucho peores.

Pues no solo se premia la estupidez y la exhibición impúdica de la ignorancia.

Lo peor es que se genera una tendencia que castiga al digno, al decente, al capacitado, al inteligente y al talentoso.

Y lo hace a través del llamado “deporte nacional español”: la envidia.

Pero no se trata de la envidia relacionada con las posesiones materiales o físicas de las demás personas, sino de la auténtica envidia, la envidia profunda, la que tiene que ver con la esencia humana de los demás.

No es la envidia a “lo que tienen” los otros, sino a “lo que son”.

Y este tipo de envidia profunda, tan honda que es casi a “nivel espiritual”, solo puede nacer de alguien con un ínfimo nivel de dignidad personal y conciencia de sí mismo, tan incapaz de aceptar sus propios defectos, que intenta eliminar las virtudes de las personas que ponen de relieve su propia bajeza.

Y la sociedad española está especialmente aquejada por este mal.

La adoración al déspota

Pero se produce aún un efecto colateral adicional, que solo sirve para empeorar aún más las mecánicas sociales del país.

Y es que en su afán por mantenerse vivo, el sentimiento de indignidad eleva a los altares al orgulloso y al prepotente, es decir, al que aquejado por el mismo mal de la indignidad personal, necesita humillar a los demás con el fin de elevarse a sí mismo.

La sociedad española tiende por naturaleza a respetar y admirar este tipo de actitudes.

Ahí tenemos varios ejemplos mediáticos, aunque anecdóticos: los Mourinhos, los Ristos Mejides o los Chicotes, todos ellos con una característica en común: la más descarnada falta de respeto, que la masa indigna califica hipócritamente como “sinceridad sin tapujos”.

¿Habrían alcanzado tales niveles de popularidad mediática estos personajillos si trataran con consideración y cortesía a las demás personas?

Seguro que no.

El desprecio y el desdén que exhiben son la garantía de su éxito, pues sus invectivas hacia los demás son el reflejo del castigo y el desprecio que los propios indignos anhelan recibir en sí mismos.

Es un puro acto de sadomasoquismo y rendición servil a la autoridad despótica, al “líder fuerte que castiga”.

La base de todo fascismo.

Tras ello se oculta, de nuevo, ese mecanismo necesario de retroalimentación, propio del sentimiento de indignidad: nada mejor para rebajarse a uno mismo que ser menospreciado y vilipendiado sin piedad por alguien tan indecente que necesite hacerlo con el objetivo de sentirse superior y ocultar su propia vileza.

El indigno, así, se ve reflejado e identificado no solo con la víctima del menosprecio, sino con el ejecutor del abuso.

Una doble forma de reforzar el mecanismo psicológico.

La verdad es que duele aceptarlo.

Pero estas dinámicas profundas a escala psicológica son las que hacen de España el país que es en la actualidad y no el que podría haber sido.

Las pruebas están ahí y así lo estamos pagando todos.

Muchos autodenominados “patriotas” se llenan la boca de Españas, constituciones, himnos, toritos, banderitas, coronas y otras payasadas de tienda de souvenirs.

Quizás el primer paso que debería dar un “patriota” de verdad es recuperar su dignidad personal como individuo, no a través de la pose orgullosa, rancia y cerril tan propia de éstas tierras, sino recuperando la conciencia de lo que uno mismo es en esencia, como persona.

¿Qué “patria” surgiría en una sociedad formada por individuos así?

Seguro que no sería una gobernada por mediocres.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Me gustó el texto, aunque pueda resultar ofensivo y "duro" para muchos, pero dice verdades como catedrales, desde mi punto de vista. ¿Qué os parece el mensaje de fondo de este texto? (por favor, no os quedéis solamente en las "formas" empleadas, sino en su fondo).
avatar
izurdesorkunde

Puntos : 7852
Cantidad de envíos : 4616
Fecha de inscripción : 10/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Atenea el Dom Mayo 04 2014, 09:31

Yo añadiría que la mediocridad española ha llegado a otro nivel, también. El primero es la economía, claro está. Tan sólo hace falta recordar esa época en la que se especulaba con el tocho, cuando los paletas circulaban por la calle con coches BMW y Audi, y que luego van llorando a los bancos para que le salden las deudas que tienen ahora después de todo el chollo.

España siempre ha sido país de mendigos y de ladrones. Ya está grabado en el ADN de los españoles: vivir a cuestas del Estado, del cuento, a partir del esfuerzo mínimo, y si puede ser que alguien nos enchufe en una entidad pública o en una gran empresa, para seguir robando. Y mientras tanto, ir contando a los demás que hemos ido de vacaciones a Punta Cana o algún sitio de estos caribeños, o que nos hemos comprado un coche de alta gama. A esto también tenemos que añadir la chulería y el enaltecimiento de quién nos ha colocado donde estamos.

Tan sólo hace falta ver el poco soporte que tienen los emprendedores y los autónomos, que a mi parecer son de los pocos que no viven del cuento...

La mediocridad española, en segundo lugar, ahora se encuentra en las universidades. Profesores que se han sacado doctorados a partir de peloteos, que han llegado a cátedra por caer bien a los de su departamento, alumnos que sacan sobresalientes pero no tienen vocación alguna, rivalidades entre compañeros de clase, otros que se aprovechan del trabajo de otros o de sus ideas para hacerlas suyas... Una infinidad de cosas.

Coincido en que la mediocridad se fundamenta en la envidia, y la envidia nos lleva a la locura, a no tener principios para creernos alguien que nunca seremos. Me parece muy triste que algunos tan sólo tengan proyectos por envidia a otro que saben que tiene más talento. En definitiva: este es el país en que las personas se sienten grandes porque las demás son pequeñas.

Y ahora también voy a hacer una serie de preguntas retóricas:

¿Cómo nos van a dar una oportunidad en esta sociedad llena de complejos y estereotipos?

¿Cómo no vamos a sentirnos perseguidos por tener estas cualidades?

¿Cómo vamos a poder desarrollarnos en lo educativo, si siempre vendrá el chulillo de turno para apropiarse nuestros planes, o el típico profesor incompetente que no nos va a ayudar a desarrollarnos?

¿Cómo va a salir el país adelante si tenemos una casta de personas mediocres y que lo pagan así los fines de semana en el botellón?

¿Cómo vamos a tener unas buenas universidades si en ellas se encierran en el plano teórico y no trasladan casi nada a la práctica?

En conclusión: en un país en el que aparentemente estamos entrando en (o nos están imponiendo) el neoliberalismo, esa ideología que se basa en el esfuerzo individual, la meritocracia es para los débiles, puesto que todo el resto de lugares de trabajo va para el amiguito del jefe o la novia del director.
avatar
Atenea

Puntos : 1467
Cantidad de envíos : 59
Fecha de inscripción : 03/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Stendhal el Dom Mayo 04 2014, 19:34

En España no hay un microclima que condensa todo lo malo. Por lo menos cuando dan el tiempo no lo ponen. No somos los primeros ni los últimos en nada. Es cierto: la corrupción es rampante, la partitocracia atroz y la meritocracia no goza de los mejores adalides. Pero credme, hay cien mil sitios mucho peor precisamente en esos temas. Está muy bien combatir las injusticias y las lacras, pero es muy dañino y fatalista atribuirselas a una persona o a un colectivo por alguna especie de inevitabilidad.
avatar
Stendhal

Puntos : 2381
Cantidad de envíos : 857
Fecha de inscripción : 26/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Lucia_ el Dom Mayo 04 2014, 21:47

Totalmente de acuerdo

Lucia_

Puntos : 1634
Cantidad de envíos : 207
Fecha de inscripción : 08/03/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Morgana el Lun Mayo 05 2014, 17:59

El análisis psicológico que hace el autor de la personalidad de los españoles es una pura opinión personal sin ninguna base más allá de los estereotipos. Eso de que el ADN español lleva incorporado la promoción de la indignidad personal y el envilecimiento voluntario ¿de dónde se lo saca? Yo veo a padres y madres de familia llevando situaciones muy duras de paro, falta de recursos, enfermedades etc. con enorme dignidad. A mi parecer, esa misma gente utiliza a los bufones de la corte, las belenes esteban y demás, para poder tener algo de qué reírse, sin alcanzar a comprender que con su risa los promocionan y elevan por encima de sí mismos, los pobres con dignidad.
Esto "El desprecio y el desdén que exhiben son la garantía de su éxito, pues sus invectivas hacia los demás son el reflejo del castigo y el desprecio que los propios indignos anhelan recibir en sí mismos." parece sacado de algún libro freudiano, no creo que nadie se sienta identificado si le dicen que ver un programa de Risto Mejide es una señal de que en el fondo le gusta ser humillado y despreciado.
Y sobre el supuesto pecado nacional de la envidia, todavía estoy por encontrar a alguien que reconozca envidiar a alguien. Hace un rato le comentaba a mi hijo, que cada vez que alguien menciona la palabra "envidia" en un comentario de facebook, (qué envidia me das con esos viajes tan chulos que haces, por ejemplo) se siente obligado a añadir: "pero de la sana, eh!!"
O sea, que hay mucha gente que piensa que los demás son unos envidiosos, pero nadie lo piensa de sí mismo. Algo falla ¿no? O fallan las atribuciones que hacemos de los demás, o falla la percepción que tenemos de nosotros mismos. Las críticas a los bufones de corte, el paquirrín, la esteban y demás ¿no será también un problema de envidia?
avatar
Morgana

Puntos : 4831
Cantidad de envíos : 2450
Fecha de inscripción : 30/09/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Stendhal el Lun Mayo 05 2014, 19:28

Me ha entrado curiosidad por saber quien era el pavo que escribía eso y he entrado en su pàgina. Flipante. Corto y pego:

¿POR QUÉ GOOGLE CONTRATA A INVESTIGADORES GENÉTICOS BUSCANDO ALARGAR LA VIDA?

LO DICEN LOS PSIQUIATRAS: NO ESTAR CONFORME CON LA AUTORIDAD SERÁ CONSIDERADO ENFERMEDAD MENTAL

JACK PARSONS: EL CIENTÍFICO OCULTISTA QUE LA NASA NO QUIERE QUE CONOZCAS

No es que sonara desequilibrado, es que lo era.
avatar
Stendhal

Puntos : 2381
Cantidad de envíos : 857
Fecha de inscripción : 26/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Elisewin el Lun Mayo 05 2014, 19:29

No estar conforme con la autoridad será considerado enfermedad mental? vaya...

Pavada de demente.
avatar
Elisewin

Puntos : 6116
Cantidad de envíos : 4053
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Edad : 53
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Willy el Lun Mayo 05 2014, 20:13

Estoy leyendo a Vicente Simón y venía a decir, con sus palabras, que el ser humano, como colectivo, como conciencia global, se encontraba desde los últimos siglos en lo que denominaba "estado de conciencia egoica". Habría estado, en fases anteriores, en otros estados de conciencia más cercanos a lo tribal, mítico y mágico y que cambios en el modo de vida fueron favoreciendo la evolución hacia este estado en el que se encuentra ahora.
El caso es que hablamos de una conciencia global, pero lógicamente dependiendo del entorno biopsicosociodivergenticus el estado de conciencia "local" puede ser más o menos "egoico". La descripción general está ahí, y como dice Stendhal es un estado de conciencia generalizado, pero sí que es lógico pensar que pueda haber regiones más o menos egoicas. Ahora de ahí a decir que se transmite en los genes hay un trecho Laughing

Pena que no pueda pegaros un trozo del libro, es un ebook de esos que no se puede copiar texto (o yo no sé hacerlo, claro Laughing), porque se explica estupendamente.

Willy

Puntos : 9819
Cantidad de envíos : 6192
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Lucia_ el Lun Mayo 05 2014, 21:07

Pero, me pregunto, ¿ese estado de conciencia colectiva tiene fundamento? hace ya tiempo que decidí enterarme lo mínimo posible de la actualidad global (política, social, economía, acontecimientos... cosas de esas) y centrarme únicamente en la percepción local y cercana de la actualidad. Cuando oigo hablar de cosas globales sí que está siempre presente esa percepción pero no en lo cercano (algún caso aislado sí). No se, tiendo a pensar que el problema es nuevamente el sentido de pertenencia o, mejor dicho, la ausencia de él, por lo que casi todo el mundo es "el otro", algo que nunca dará nada por ti ni por los demás, algo a lo que temer, y que en el momento que las personas que te rodean ya no son "el otro" entonces ya no tienes la misma percepción de la situación, ya te son familiares, ya no las temes ni crees que todas sus intenciones son por beneficio propio.

Lucia_

Puntos : 1634
Cantidad de envíos : 207
Fecha de inscripción : 08/03/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Willy el Lun Mayo 05 2014, 21:38

Cuidado, cuando habla de "conciencia egoica" no habla sólo de personas faltas de ética sino en general de que el motor de la sociedad es la individualidad, el todo por el yo, el acumular bienes, matarse a currar pa ganar el dinero que lo mueve todo, casas coches, ropa, todo. Eso es lo que mueve el mundo, en general. A eso se refiere con estado de conciencia egoica global.

Willy

Puntos : 9819
Cantidad de envíos : 6192
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Lucia_ el Lun Mayo 05 2014, 21:44

Sí, sí, así lo había interpretado pero es que cuando conoces a las personas sabes que tienen otros intereses más allá de lo individual.

Lucia_

Puntos : 1634
Cantidad de envíos : 207
Fecha de inscripción : 08/03/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Atenea el Mar Mayo 06 2014, 20:18

Supongo que esto también viene condicionado por el auge del neoliberalismo. El fracaso de algunos Estados del bienestar (o de difusión de las ideas neoliberales, véase la época de Reagan o Thatcher), como puede ser España, en el que pagamos mucho y recibimos una sanidad y una educación cada vez más precarias nos ha conducido a esto, a que tengamos esta concepción de luchar sólo para lo nuestro y para los nuestros, y punto. Es como una especie de anarquía, en la que creemos que tenemos que trabajar sólo para nosotros y esconder bien lo que acumulamos por el temor a que algún día nos lo quiten.

El problema está en cómo combinamos el sentido de globalidad con el individualismo. Es muy sencillo: atribuimos algunas funciones a hacerlo a nivel individual y otras a un régimen común. En Finlandia, por ejemplo, la sanidad y la educación son del Estado, pero los planes de pensiones son privados. Y el problema concreto de España es que antes estábamos en una especie de anarquía (el ejemplo más gráfico es la Guerra Civil) y que, de repente, nos empezamos a encontrar con un Estado del bienestar "más o menos bien hecho", con lo cual se fomenta el chorizeo y el apalancamiento de mucha gente.

En conclusión: la falta de una cultura política y en la vida cotidiana, y el no saber relativizar lo individual con lo común nos han llevado a esta situación, la conciencia egoica. (Qué casualidad que todo esto me recuerde y mucho a Brave New World...)
avatar
Atenea

Puntos : 1467
Cantidad de envíos : 59
Fecha de inscripción : 03/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Lucia_ el Mar Mayo 06 2014, 23:13

Bueno y supongo que la falta de conocimientos históricos hace decir cosas así

Lucia_

Puntos : 1634
Cantidad de envíos : 207
Fecha de inscripción : 08/03/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Willy el Miér Mayo 07 2014, 07:57

KateParks escribió:Supongo que esto también viene condicionado por el auge del neoliberalismo. El fracaso de algunos Estados del bienestar (o de difusión de las ideas neoliberales, véase la época de Reagan o Thatcher), como puede ser España, en el que pagamos mucho y recibimos una sanidad y una educación cada vez más precarias nos ha conducido a esto, a que tengamos esta concepción de luchar sólo para lo nuestro y para los nuestros, y punto. Es como una especie de anarquía, en la que creemos que tenemos que trabajar sólo para nosotros y esconder bien lo que acumulamos por el temor a que algún día nos lo quiten.

El problema está en cómo combinamos el sentido de globalidad con el individualismo. Es muy sencillo: atribuimos algunas funciones a hacerlo a nivel individual y otras a un régimen común. En Finlandia, por ejemplo, la sanidad y la educación son del Estado, pero los planes de pensiones son privados. Y el problema concreto de España es que antes estábamos en una especie de anarquía (el ejemplo más gráfico es la Guerra Civil) y que, de repente, nos empezamos a encontrar con un Estado del bienestar "más o menos bien hecho", con lo cual se fomenta el chorizeo y el apalancamiento de mucha gente.

En conclusión: la falta de una cultura política y en la vida cotidiana, y el no saber relativizar lo individual con lo común nos han llevado a esta situación, la conciencia egoica. (Qué casualidad que todo esto me recuerde y mucho a Brave New World...)

Según el autor, el período de conciencia egoica comenzó hace unos 3000-4000 años y fue lo que posibilitó la evolución de las sociedades hacia lo que son ahora.

Willy

Puntos : 9819
Cantidad de envíos : 6192
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Atenea el Miér Mayo 07 2014, 08:19

Bueno, pues yo hablo de estos últimos 50 años
avatar
Atenea

Puntos : 1467
Cantidad de envíos : 59
Fecha de inscripción : 03/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Willy el Miér Mayo 07 2014, 09:36

KateParks escribió:Bueno, pues yo hablo de estos últimos 50 años

Lo que dices tiene su lógica, lo único que quería señalar es que la raíz de esa conciencia egoica se sitúa mucho más atrás en el tiempo, es decir, que los acontecimientos de los últimos 50 años son consecuencias, no causas.

En cuanto a la principal característica del llamado "estado de conciencia egoica"

'Vivir con plena atención', Vicente Simón escribió:
La principal característica de esa etapa es que la conciencia[...] estructura su manejo del mundo externo desde la perspectiva individual, desde esa entidad mental que concibe al individuo como una unidad de toma de decisiones y de actuación, unidad que existiría separada e independiente del resto del mundo.

Por último, habría que señalar que, como es lógico, la conciencia global sigue evolucionando y "no faltan indicios de que son cada vez más numerosos los individuos que se encuentran en los albores de un estado de conciencia diferente".

Willy

Puntos : 9819
Cantidad de envíos : 6192
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Morgana el Miér Mayo 07 2014, 17:16

Los "últimos siglos" no son 3000 o 4000 años, digo yo.
avatar
Morgana

Puntos : 4831
Cantidad de envíos : 2450
Fecha de inscripción : 30/09/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por José Luis el Miér Mayo 07 2014, 17:25

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Los "últimos siglos" no son 3000 o 4000 años, digo yo.

¿Qué son 30 ó 40 siglos de ná?
avatar
José Luis

Puntos : 11235
Cantidad de envíos : 7300
Fecha de inscripción : 18/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Atenea el Miér Mayo 07 2014, 18:00

Yo creo que esto de la conciencia egoica se ha ido dando pendularmente a lo largo de la historia, como bien indicas, puesto que las guerras, el hambre, han traído a la humanidad auténticos periodos de anarquía en los que, lo que tenías, te lo podían quitar cualquier día, o bien que algún miembro de tu familia la palmara por cualquier enfermedad derivada de la malnutrición.

Hace poco esto quedaba muy bien retratado en la serie esa que daban en Antena 3, La cúpula, en la cual se vive una situación de anarquía más o menos así, pero trasladada a nuestros tiempos.
avatar
Atenea

Puntos : 1467
Cantidad de envíos : 59
Fecha de inscripción : 03/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Yves el Miér Mayo 07 2014, 18:16

la anarquía no es eso que dices que es. Eso es egoísmo, la anarquía es otra cosa. La anarquía es un desorden ordenado, estructurado.

Yves

Puntos : 6026
Cantidad de envíos : 3721
Fecha de inscripción : 14/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Willy el Miér Mayo 07 2014, 19:05

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Los "últimos siglos" no son 3000 o 4000 años, digo yo.

Tiés toda la razón, mea culpa. "En los últimos siglos" no era muy exacto Laughing

Jose Luis escribió:
¿Qué son 30 ó 40 siglos de ná?

Aaaro, si es que es una cuestión de escalas joé. Qué quisquillosos.

Willy

Puntos : 9819
Cantidad de envíos : 6192
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la envidia y la ambicion.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.